EL CUENTO DE LOS OCAS

Perdón por mi ceguera, verá el respetable – valga el juego de palabras-, pero es que yo sigo creyendo que en verdad el Gobierno está actuando de buena fe y aspirando a solucionar problemas graves, desde la...

19 de enero, 2021

Perdón por mi ceguera, verá el respetable – valga el juego de palabras-, pero es que yo sigo creyendo que en verdad el Gobierno está actuando de buena fe y aspirando a solucionar problemas graves, desde la raíz de la mayor urgencia en nuestro país. Desde luego, no coincido con quienes aplauden a ciegas, ni con quienes critican hasta los menores detalles, ni con los que sacan conclusiones apresuradas y menos con los que creen que la burla es un mecanismo de diálogo; pero también me mantengo en la idea de que no hemos definido rumbo y que hay una dislocación grave entre el discurso, los hechos y la vida ciudadana en este momento histórico tan grave de la vida nacional.

Desde que se instaló el sistema de partido hegemónico en México, cuando la posrevolución comenzó a prohijar la idea del país progresista, sí, aquel del milagro, donde todo pintaba para más, a los perros los amarraban con longanizas y a los niños les enseñaban en las primarias públicas que México tenía la forma del cuerno de la abundancia, desde entonces, los mexicanos no estábamos contentos. Mire usted, al paso en que el crecimiento llegaba -como en el Porfiriato- se volvían a ampliar las brechas entre clases, la discriminación fue asentándose de manera tan silenciosa que nos preciábamos de ser un país libre de racismo y la violencia contra las mujeres se incubaba en malsanas prácticas familiares que resultaban de la identidad del patriarcado casero con el patriarcado público, el del Estado; así íbamos acumulando presiones y malestares. Con la riqueza a espuertas llegó también la práctica de la corrupción desmedida, claro, en aquellos días se fue adoptando una idea macabra que caló muy hondo en la idea general de que podríamos tener de la política y la administración (“está bien, que roben, pero que repartan”) la esperanza de tener un pariente en el gobierno que nos “eche una manita” sigue muy clavada en la cultura popular. Por último, el mismo modelo hegemónico y patriarcal establecía muy pocas rutas de diálogo, tan pocas, que en 1968 el presidente de la República le pidió a los padres de familia que controlaran a sus chamacos, así las cosas, porque el presidente y el partido eran el gran papá que lo mismo proveía que reprimía y al que no se le podían pedir cuentas. Total, si teníamos paz y estábamos creciendo, ¿qué más queríamos?

Y es que a partir de la década de los sesenta comienza un fenómeno que llamamos como “ciudadanización”, ¿qué es lo que queremos los ciudadanos?, lo mismo que los políticos: el poder, pero no lo entendemos de la misma manera ni lo deseamos de la misma forma. Los políticos quieren ejercerlo de manera personal, acumularlo, apostarlo e invertirlo; los ciudadanos, en cambio, lo queremos para que nos dejen vivir en paz y con la garantía de que no seremos atropellados en la marcha de la enorme maquinaria del Estado. A cada preocupación ciudadana correspondió una lucha particular, la primera autonomía de un organismo en el marco constitucional la obtuvo la UNAM, una adelantada porque tenía ya décadas de lucha en ese sentido; pero cuando en 1993 el Banco de México es declarado constitucionalmente autónomo, la tendencia no tenía retorno y es que los ciudadanos fuimos presionando de muchas maneras, desde las más burocráticas y académicas, hasta las más violentas y entregadas, vinieron el IFE, ahora INE, al que le correspondía un reclamo de elecciones limpias, indubitables, en las que el poder no fuera juez y parte, en la que participaremos los verdaderos actores de la elección, es decir, nosotros, los ciudadanos; después la CNDH, que acumulaba las quejas y penalidades de las formas más macabras y soterradas tanto de la represión como del ejercicio ilimitado del poder; vaya, es que hay que leer tantito nomás, decía Aristóteles, que la verdad de las cosas no está en su estado actual sino en la tendencia que manifiestan, cuidado con eso, digo, ahí tenemos a Trump y su circo del capitolio, así que los ciudadanos le fuimos arrancando pedazos al Estado para constituir instituciones que a cargo del gobierno no pudieran ser intervenidas por el poder en caso extremo, que pudieran defenderse a sí mismas en el ejercicio de sus funciones, tomar sus decisiones y oponerse, en lo técnico dentro de la esfera de sus atribuciones, a posibles errores tanto del gobierno como de los actores económicos.

Siguieron el INEGI, la COFECE, el IFT, el CONEVAL y el INAI; porque si se observa con cuidado corresponden a áreas del conocimiento y de la actividad pública que nos tocan a los ciudadanos en muchos aspectos, pero todos, cada uno de ellos representan la postura del ciudadano frente al poder del Estado. Habrá otros más capacitados para medir su impacto presupuestal, su eficiencia, su desempeño; pero hay algo que sí podemos decir quienes vivimos este México que tiene que sobrevivir a la tragedia para reconstruirse: quienes tienen que protagonizar los cambios somos nosotros, los ciudadanos, que eliminar los autónomos es tanto como echar tierra a décadas de luchas sociales y de organizaciones que se la jugaron en su tiempo y que siguen haciéndolo, es mandar el mensaje de que un gran gobierno patriarcal y todopoderoso puede solucionarlo todo cuando en realidad, ya lo vemos en la pandemia, somos los ciudadanos los que al final del día, por muchos medios, acabamos, como decía mi abuela, sacando las castañas del fuego.

@cesarbc70

Comentarios


object(WP_Query)#16265 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60370) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(60370) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16269 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16267 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16268 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-09-2022" ["before"]=> string(10) "29-09-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-09-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (60370) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(83280) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-14 12:48:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 17:48:15" ["post_content"]=> string(4637) "En la plaza de las tres culturas en Tlatelolco hay un muro donde reza una leyenda: "El 13 de Agosto de 1521 heróicamente defendida por Cuauhtémoc cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés. No fue triunfo ni derrota, fue el doloroso nacimiento del pueblo mestizo que es el México de hoy". Tan solo a unos metros del lugar hay otro pequeño muro con los nombres de los caídos en la masacre del 2 de octubre de 1968, y debiera haber algún otro muro o monumento en memoria de las víctimas del terremoto del 19 de septiembre de 1985 (existe una plaza que los honra en el predio donde se encontraba el colapsado y emblemático Hotel Regis, "Plaza de la Solidaridad"). Ciertamente también debería de haber un monumento a los héroes anónimos, gente de todas las clases sociales, estudiantes, médicos, enfermeras, arquitectos, albañiles. El pueblo en suma fue el que puso un poco de luz entre las tinieblas de la espeluznante tragedia del terremoto de 1985. Se sacaron a relucir los valores más profundos del hombre y se  empezó a gestar el inicio de la transición democrática en México. A partir de esa hecatombe,  se impusieron nuevos reglamentos de construcción y novedosos conceptos urbanísticos en la gran Ciudad, así como nuevas formas de convivencia, organización y participación ciudadana y administración pública en todo el país. En suma, se puede afirmar que nació en los hechos nuestra sociedad civil, y la idea más clara de que el poder democrático debe ser la base del Estado.  En Nicaragua (1972) precisamente también un terremoto fue la gota que derramó el vaso, ya que el movimiento social que siguió al cataclismo devino, ni más ni menos, en una Revolución armada que removió al régimen somocista. En México el fenómeno natural dio paso a una Revolución también, pero no violenta sino más bien de las conciencias y encausada mal que bien dentro de las instituciones, por medio de tímidas, pero  graduales y sustanciosas reformas electorales.  Tlatelolco, el barrio del Anáhuac que impresionó a los conquistadores españoles por su limpieza y ejemplar organización en su imponente mercado, parece ser la sala de dolorosos partos donde nuestro México nace, muere y renace. Tres fechas clave, 1521, 1968 y 1985, sin dichos sucesos en ese barrio acontecidos, sin más, no se explicaría el México de hoy. Revisando algunos diarios de los días subsecuentes al terremoto de 1985, llaman la atención algunos acontecimientos que no trascendieron al ser opacados aplastantemente por la desgracia en la capital, como el que el sismólogo estadounidense Charles Ricther, inventor en 1935 de la escala que lleva su apellido y que permite medir y clasificar los sismos según su fuerza y energía liberada de los grados 1 al 10, falleció tan solo once días después del temblor en México a los 85 años de edad. El terremoto de México fue el último gran evento objeto de estudio para su profesión. Sin duda el Señor Ricther se sorprendería de todos los aprendizajes que dejó aquel terremoto, ya que él siempre participó en programas de concientización y prevención ciudadana; tal vez no daría crédito al ver el eficaz sistema de alerta sísmica que da casi un minuto para desalojar las edificaciones antes de un gran movimiento telúrico en el valle de México.  Otro hecho notable por aquellos días fue el hecho de que en Jalisco, Ciudad Guzmán para ser precisos, el temblor dejó cuantiosos daños, más de 30 muertos, cerca de mil heridos, 33 mil damnificados e incuantificables inmuebles derruidos. Toda esta tragedia ha sido prácticamente ignorada por la opinión pública, dadas las dimensiones de las repercusiones en el entonces Distrito Federal (en 35 mil fallecidos, números extraoficiales, se calculan las pérdidas humanas). Otro hallazgo más, registrado en los periódicos de aquellos días, son las caricaturas hechas por los más renombrados moneros que circularon en las principales publicaciones de la prensa de entonces. A continuación, en esta fotogalería, podemos apreciar algunos (14, para ser exactos) de estos dibujos: " ["post_title"]=> string(48) "1985: Tlatelolco, los Monteros y Charles Richter" ["post_excerpt"]=> string(145) "Cual Ave Fénix, la Ciudad de México resurgió de sus cenizas luego del terremoto de 1985, dando paso a importantes transformaciones sociales. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "1985-tlatelolco-los-monteros-y-charles-richter" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-14 12:48:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 17:48:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83280" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16247 (24) { ["ID"]=> int(83473) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-19 10:33:10" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 15:33:10" ["post_content"]=> string(4475) "El lunes se conmemoran 37 y 5 años de los devastadores sismos que sufrió la CDMX. El más reciente impactó severamente también a 12 municipios de Morelos, Jojutla fue el más afectado: se reportaron 71 muertos y muy severos daños materiales, incluyendo sitios de gran valor histórico y patrimonial. Ese sismo de 7.1 grados en la escala de Richter se dio solo 12 días después de uno de 8.2 grados con epicentro en Chiapas que dejó diversos daños materiales en esa entidad y en Puebla, con un saldo de 70 personas fallecidas. Así, los sismos de septiembre del 2017, además de los 70 fallecimientos en Chiapas y Puebla, se registraron decenas de heridos y cientos de casas dañadas. El sismo del día 19 resultó más devastador. Causó 370 muertos, 7289 personas heridas en la CDMX además de millonarias pérdidas por daños a 434 inmuebles con riesgo de colapso y más de 1000 que tuvieron que ser desocupados para revisión y reconstrucción en su caso. ¿Qué avances ha tenido el país a causa de esos fenómenos? En la CDMX desde 1985 hubo un profundo replanteamiento de las normas y reglamentos de construcción. Sabemos mucho más de los diversos tipos de suelo que prevalecen en la ciudad, sus capacidades de carga, sus limites geográficos, los procedimientos para cimentar y estructurar las edificaciones. Surgió la figura de los directores responsables de obra y corresponsables en diseño estructural y de instalaciones. Sin duda, sin ese aprendizaje los daños en 2017 hubieran sido de mayor cuantía, pero…. ¿Por qué en 2017 se dañaron gravemente edificios construidos bajo las nuevas normas? Porque como siempre nos sucede, empezaron hacerse evidentes diversas anomalías que los hicieron vulnerables, menciono algunos: 
  • Colocación en las azoteas de antenas para retransmitir señales de telefonía móvil, algo que desde el año 2010 estaban prohibidas en la CDMX.
Estas suelen tener un peso de entre 5 y 20 toneladas y que obviamente no fueron considerados en el diseño original.
  • Colocación de anuncios espectaculares.
Estas marquesinas tienen un peso de entre 5 y 7 toneladas que afectan gravemente la estabilidad de los edificios, su altura y peso equivale a agregar dos niveles adicionales al edificio.
  • Edificios a los que al margen de lo autorizado y en franco contubernio con autoridades centrales (SEDUVI) y delegacionales, les agregan uno o dos pisos adicionales sin rediseñar las estructuras para las que fueron autorizados.
  • Remodelación de edificios que estando desahuciados por las autoridades después de 1985, al no ser demolidos entonces obtuvieron permisos para remodelación y se revendieron como edificios de lujo en las colonias Condesa y la Roma principalmente (sin reparar en que su situación estructural era inadecuadamente).
Un caso que causó gran revuelo fue el de la escuela primaria Enrique Rébsamen en Tlalpan donde murieron 19 niños y 8 adultos. La probable causa: la construcción sin permiso en la azotea de un departamento donde vivía la dueña de la escuela. Situación actual de muchos de los afectados a 5 años de distancia: entre la reconstrucción y la pandemia El titular de la Comisión de Reconstrucción de la CDMX, Cesar Cravioto, reportó un avance global de 90%, lo que implica que los trabajos continuarán en 2023…. Mientras en SEDATU, pese haber señalado que los trabajos de reconstrucción en los Estados de Morelos, Chiapas y Puebla concluirían este año, se están solicitando recursos en el PEF del 2023 por 1128 MDP para reconstrucción de viviendas afectadas hace ya 5 años.  " ["post_title"]=> string(70) "Una conmemoración más de los sismos del 19 de septiembre 1985 y 2017" ["post_excerpt"]=> string(200) "19 de septiembre es la fecha fatídica en la que se conmemoran los terremotos de 1985 y 2017, pero también ha sido una fecha para aprender y mejorar normas de construcción y protocolos de seguridad." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(68) "una-conmemoracion-mas-de-los-sismos-del-19-de-septiembre-1985-y-2017" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-19 10:33:10" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-19 15:33:10" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83473" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16266 (24) { ["ID"]=> int(83280) ["post_author"]=> string(2) "42" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-14 12:48:15" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 17:48:15" ["post_content"]=> string(4637) "En la plaza de las tres culturas en Tlatelolco hay un muro donde reza una leyenda: "El 13 de Agosto de 1521 heróicamente defendida por Cuauhtémoc cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés. No fue triunfo ni derrota, fue el doloroso nacimiento del pueblo mestizo que es el México de hoy". Tan solo a unos metros del lugar hay otro pequeño muro con los nombres de los caídos en la masacre del 2 de octubre de 1968, y debiera haber algún otro muro o monumento en memoria de las víctimas del terremoto del 19 de septiembre de 1985 (existe una plaza que los honra en el predio donde se encontraba el colapsado y emblemático Hotel Regis, "Plaza de la Solidaridad"). Ciertamente también debería de haber un monumento a los héroes anónimos, gente de todas las clases sociales, estudiantes, médicos, enfermeras, arquitectos, albañiles. El pueblo en suma fue el que puso un poco de luz entre las tinieblas de la espeluznante tragedia del terremoto de 1985. Se sacaron a relucir los valores más profundos del hombre y se  empezó a gestar el inicio de la transición democrática en México. A partir de esa hecatombe,  se impusieron nuevos reglamentos de construcción y novedosos conceptos urbanísticos en la gran Ciudad, así como nuevas formas de convivencia, organización y participación ciudadana y administración pública en todo el país. En suma, se puede afirmar que nació en los hechos nuestra sociedad civil, y la idea más clara de que el poder democrático debe ser la base del Estado.  En Nicaragua (1972) precisamente también un terremoto fue la gota que derramó el vaso, ya que el movimiento social que siguió al cataclismo devino, ni más ni menos, en una Revolución armada que removió al régimen somocista. En México el fenómeno natural dio paso a una Revolución también, pero no violenta sino más bien de las conciencias y encausada mal que bien dentro de las instituciones, por medio de tímidas, pero  graduales y sustanciosas reformas electorales.  Tlatelolco, el barrio del Anáhuac que impresionó a los conquistadores españoles por su limpieza y ejemplar organización en su imponente mercado, parece ser la sala de dolorosos partos donde nuestro México nace, muere y renace. Tres fechas clave, 1521, 1968 y 1985, sin dichos sucesos en ese barrio acontecidos, sin más, no se explicaría el México de hoy. Revisando algunos diarios de los días subsecuentes al terremoto de 1985, llaman la atención algunos acontecimientos que no trascendieron al ser opacados aplastantemente por la desgracia en la capital, como el que el sismólogo estadounidense Charles Ricther, inventor en 1935 de la escala que lleva su apellido y que permite medir y clasificar los sismos según su fuerza y energía liberada de los grados 1 al 10, falleció tan solo once días después del temblor en México a los 85 años de edad. El terremoto de México fue el último gran evento objeto de estudio para su profesión. Sin duda el Señor Ricther se sorprendería de todos los aprendizajes que dejó aquel terremoto, ya que él siempre participó en programas de concientización y prevención ciudadana; tal vez no daría crédito al ver el eficaz sistema de alerta sísmica que da casi un minuto para desalojar las edificaciones antes de un gran movimiento telúrico en el valle de México.  Otro hecho notable por aquellos días fue el hecho de que en Jalisco, Ciudad Guzmán para ser precisos, el temblor dejó cuantiosos daños, más de 30 muertos, cerca de mil heridos, 33 mil damnificados e incuantificables inmuebles derruidos. Toda esta tragedia ha sido prácticamente ignorada por la opinión pública, dadas las dimensiones de las repercusiones en el entonces Distrito Federal (en 35 mil fallecidos, números extraoficiales, se calculan las pérdidas humanas). Otro hallazgo más, registrado en los periódicos de aquellos días, son las caricaturas hechas por los más renombrados moneros que circularon en las principales publicaciones de la prensa de entonces. A continuación, en esta fotogalería, podemos apreciar algunos (14, para ser exactos) de estos dibujos: " ["post_title"]=> string(48) "1985: Tlatelolco, los Monteros y Charles Richter" ["post_excerpt"]=> string(145) "Cual Ave Fénix, la Ciudad de México resurgió de sus cenizas luego del terremoto de 1985, dando paso a importantes transformaciones sociales. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(46) "1985-tlatelolco-los-monteros-y-charles-richter" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-14 12:48:15" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-14 17:48:15" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83280" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(55) ["max_num_pages"]=> float(28) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5cab4f74f7bd7dc6a2f9b03090616e81" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

1985: Tlatelolco, los Monteros y Charles Richter

Cual Ave Fénix, la Ciudad de México resurgió de sus cenizas luego del terremoto de 1985, dando paso a importantes transformaciones sociales. 

septiembre 14, 2022

Una conmemoración más de los sismos del 19 de septiembre 1985 y 2017

19 de septiembre es la fecha fatídica en la que se conmemoran los terremotos de 1985 y 2017, pero también ha sido...

septiembre 19, 2022




Más de categoría

Caso Ayotzinapa

Recientemente se cumplieron ocho años de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de la Escuela Normal Rural de...

septiembre 29, 2022

Lo Mejor de la 4T

El primer informe como presidente municipal de la primera mujer que gana una elección en el municipio trae la...

septiembre 29, 2022

INDEP, sumando fracasos de la 4T

Graves anomalías se han presentado en el INDEP al grado que ya lleva su tercer Director y los problemas...

septiembre 29, 2022

Violencia. ¿Tiene solución?

La atención a las causas que generan la violencia es todavía una deuda que como sociedad debemos realmente atender.

septiembre 29, 2022