Cambios en Reforma Educativa (Parte 2)

Siguen las declaraciones y seguramente las seguirá habiendo, en torno a las nuevas o diferentes implementaciones… Siguen las declaraciones y seguramente las seguirá habiendo, en torno a las nuevas o diferentes implementaciones que se propone llevar a...

20 de agosto, 2018 reforma-educativa

Siguen las declaraciones y seguramente las seguirá habiendo, en torno a las nuevas o diferentes implementaciones…

Siguen las declaraciones y seguramente las seguirá habiendo, en torno a las nuevas o diferentes implementaciones que se propone llevar a cabo el próximo gobierno federal, en torno a los diferentes renglones que comprende la administración nacional, a cargo de la federación.

Renglón no menos importante que los otros, es el EDUCATIVO, en donde se han hecho públicas, tal vez, todos las declaraciones del potencial y futuro Secretario de Educación Pública, en donde llama la atención la salida de las oficinas centrales de esta secretaría, de la Ciudad de México, con rumbo a la ciudad de Puebla, que al parecer no se ha precisado un motivo en especial, salvo el de descentralizar los poderes hacia el resto del país, con todo y lo que en desventajas pudiera implicar para los empleados que ahí laboran, pero bueno, seguramente ya lo han de tener contemplado del cómo ha de reflejarse en la política de austeridad y eficiencia del gasto público y no se diga lo de la transparencia en el gasto de gobierno.

Dentro de lo que a LOS CAMBIOS DE LA REFORMA EDUCATIVA, pueda llevarse a cabo, está lo correspondiente a los ascensos administrativos, que corresponden al personal de base que es parte del SISTEMA EDUCATIVO NACIONAL, en donde no pudiera ser descabellada la idea, en el sentido de VOLVER AL SISTEMA ESCALAFONARIO, desde luego corrigiendo sus debilidades y aumentado sus fortalezas, con el fin de llevar a los desempeños directivos a personas verdaderamente IDÓNEAS, con base, en una realidad de lo que debe ser el MÉRITO, mismo que sea un acumulación de diversos componentes, adquiridos en momentos prolongados de su práctica laboral, en donde entre otros se pongan de manifiesto, como de cierta forma se ha hecho mención de ellos en espacios anteriores, relaciones humanas apropiadas, destacando el respeto, tolerancia, principalmente con los alumnos, vivencia de valores, conocimiento y dominio de la reglamentación  y desde luego el aspecto teórico, que tanto se ha tomado en cuenta en la todavía presente administración, todo lo anterior que venga a dar una amplia suma entre lo ACADÉMICO Y LO PRÁCTICO.

Tratando de complementar lo anterior, y pudiendo sumársele al proceso del escalafón, tal vez sea recomendable que dentro de las puntuaciones de mayor nivel, sean los convocados al concurso de ascenso, el cual pudiera iniciarse con un examen presencial a través de entrevistas personalizadas, para que sea ésta la forma de mayor significancia o puntuación que marque el derrotero para adjudicar la plaza de ascenso para que después de cubrir los tiempos señalados por la reglamentación laboral, se le entregue en propiedad la plaza por la cual se sometió a los exámenes correspondientes. Para este logro, deberán fijarse los tiempos de desempeño suficientes en el nivel inmediato inferior al que quiera ascender, así como cubrir los espacios de capacitación, actualización y superación profesional que tenga a bien incluirse en la nueva reglamentación para los ascensos laborales en el desempeño docente-directivo del nivel de educación básico y un tanto en otro ámbito. Puede ser algo similar en el nivel de educación medio superior.

Puede ser una forma, lo aquí expuesto, de llegar con una mayor y mejor preparación a los puestos administrativos de base, además de una buena elaboración reglamentaria, donde predomine realmente el MÉRITO PROFESIONAL, en todos los órdenes de los asuntos del desempeño escolar.

Es recomendable que, con la experiencia académica del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, (INEE) la parte sindical, con sus diferentes representaciones y niveles, así como académicos independientes, alumnos, conocedores e interesados en los asuntos de la educación, sean colaboradores o responsables, en conjunto, de llevar a cabo la elaboración de la reglamentación y formas en general de los lineamientos no sólo lo que corresponde a asuntos laborales de los maestros, como pueden ser el ingreso, permanencia, ascenso y requisitos para recepción y conservación de los estímulos económicos.

Quiero destacar brevemente, la participación del alumnado, dentro de su nivel de maduración y participación, el hecho de que se involucre en estos diálogos, pues en ningún momento del discurso se ha escuchado de ello, simplemente, con propuestas de adultos se piensa en la elaboración de algo para quien será el receptor de ese producto, para que lo acepte tal cual. Puede ser un gran paso, esto de tomar en cuenta a los alumnos para su propia formación participativa, democrática y demás principios que a ella corresponden.

Se harán en colaboraciones venideras, algunas sugerencias a manera de comentarios, que puedan reflejar de manera positiva algunos CAMBIOS EN LA REFORMA EDUCATIVA.

Comentarios


object(WP_Query)#18058 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22362) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(22362) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17973 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17938 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17936 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "01-06-2022" ["before"]=> string(10) "29-06-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-01 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-06-29 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (22362) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(80154) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-22 10:31:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 15:31:19" ["post_content"]=> string(5291) "Analizar las acciones y dichos del presidente bajo la lupa del simbolismo heroico nos ayuda a entender situaciones que, de otra forma, carecerían de sentido (o, en el mejor de los casos, serían vistas como acciones políticas de poca relevancia). Para ello, hay que establecer que, por lo general, los mitos se conforman por los siguientes elementos: un héroe, una misión, un enemigo y, en la mayoría de las veces, un legado. La cultura occidental rebosa con ejemplos de esto: el mito del Rey Arturo o de Robin Hood, por ejemplo. Incluso, la cultura popular de los últimos años tiene su buena dosis de superhéroes, los cuales siguen el mismo patrón.  Es entonces cuando nos damos cuenta de esto, que las acciones presidenciales y sus obsesiones cobran sentido. En gran parte, la leyenda mitológica del héroe patrio mexicano, Andrés Manuel López Obrador, es narrada diariamente por el mismo protagonista a través de las conferencias matutinas. En ese ejercicio mediático encontramos todos los elementos del mito heróico al que hace referencia Joseph Campbell en su obra. En primer lugar, un héroe (el mismo López Obrador), cuyas virtudes (la mayoría de las veces atribuidas por él mismo) son demasiadas para un solo mortal: honestidad, valentía, rectitud y un pleno desapego por los placeres materiales. No es gratuita la referencia eterna a los doscientos pesos en su cartera y los dichos de la «pobreza franciscana». Un héroe no sería tal si no contara con una misión: aquí entra la famosa «Cuarta Transformación». Al igual que muchos mitos y leyendas, este supuesto movimiento encabezado por el héroe López busca limpiar a la nación de la oscuridad que se ciñe sobre ella. Pero no lo hará sólo, ya que sus más allegados (y fieles) «compañeros de lucha» son una especie de Caballeros de la Mesa Redonda modernos. Por ello, siempre sale a relucir la «lucha contra la corrupción» como si se tratase de una plaga espiritual que corrompe a todos los mexicanos.  Todo héroe necesita un enemigo (o adversarios, como tanto lo menciona López), que sean lo contrario a lo que él representa: si él es la luz y la virtud, sus adversarios (que, al igual que sus virtudes, son creados por él mismo), todos los que están en contra de sus acciones son seres llenos de maldad, oscuridad y mentiras, que deben ser enfrentados por todos los medios posibles. Ya sea España (por la Conquista), la Mafia del Poder (tan esquiva que pocos pueden definir quién forma parte de ella), la oposición o Felipe Calderón, nuestro héroe patrio no anda corto de enemigos a los cuales fustigar con su dedo flamígero en cada oportunidad que tiene. Ellos, a los ojos de los seguidores del prócer, son los verdaderos enemigos que impiden el avance de México.  Finalmente, un héroe no lo sería si no deja algo a las siguientes generaciones, ya sean obras faraónicas o sucesores dignos de su lucha. Al respecto, aquí encontramos todas las obras de infraestructura que, a pesar de costar miles de millones de pesos y cuya utilidad en el mejor de los casos es cuestionable, ha inaugurado López, como el AIFA. Dichas obras sirven como regalos a las generaciones por venir, pero más que su utilidad práctica y en la vida cotidiana de los ciudadanos, sirven como un recordatorio inerte de este simple hecho: México, entre 2018 y 2024 tuvo un héroe patriota llamado Andrés Manuel López Obrador. No sería raro que en algunos años nos encontráramos con canciones, escritas por juglares modernos, sobre las hazañas de López contra sus enemigos mortales y cómo logró vencer a todos y cada uno de ellos.  La narrativa de la  figura heroica de López Obrador, con todo y su parafernalia, es sólo eso: una ficción creada por el actual presidente y sus asesores. Mientras que esto puede cubrir una necesidad dentro de la sociedad mexicana carente de héroes de largo alcance (no quiero decir que no existan, sólo que no tienen la proyección que ha alcanzado López), a largo plazo mantener esta ficción como verdadera puede resultar contraproducente en el desarrollo político, económico y social del país. Al fin y al cabo, los países y las naciones, salvo casos excepcionales, deben ser gobernados por políticos, no por héroes. Es como si en 2018 hubiésemos votado por Luke Skywalker, para citar un ejemplo de héroe moderno, para llevar las riendas de México. Claro, puede vencer al Lado Oscuro, ¿pero qué tanto sabría sobre economía o seguridad pública? ¿O sobre servicios de salud? Sin embargo, cada día la narrativa presidencial parece ganar más adeptos, lo cual demuestra que la situación sigue siendo tan desesperada desde varios ángulos, que preferimos creer la historia de «López Obrador, el héroe patrio», que la historia, más cercana a la dolorosa realidad, de «López Obrador, el político expriista».  Cuando veamos al señor presidente a través de las gafas de la objetividad, puede que ya sea demasiado tarde para el país. " ["post_title"]=> string(69) "El mito de Andrés Manuel López Obrador, el héroe patrio (parte II)" ["post_excerpt"]=> string(211) "La construcción (o autoconstrucción) de Andrés Manuel López Obrador como un héroe patrio desde el año 2000 ha tenido efectos que se sienten hasta el día de hoy, ya en plena administración presidencial. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "el-mito-de-andres-manuel" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-22 12:27:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 17:27:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80154" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17870 (24) { ["ID"]=> int(79993) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content"]=> string(8558) "La narración utilizada como ejemplo produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad.  Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo. ¿Tú cómo la interpretas? Si te contara que existe una narración ficticia donde se cuenta la historia de un trasatlántico, el más grande jamás construido, al que se le colocó la etiqueta de “insumergible”, pero que, en su viaje inaugural choca con iceberg, se hunde, y, debido a la falta de botes salvavidas perece la mayor parte de su tripulación, me dirías que no te resulta en nada original porque es una calca de lo ocurrido con el Titanic. Yo tendría que darte la razón: incluso la falta de originalidad llegaría hasta el hecho de al barco de historia de ficción lo bautizaron con el nombre de “Titán”. Sin embargo, hay un pequeño detalle, muy inquietante por cierto, que lo cambia todo: la sinopsis relatada corresponde a la novela Futility o The Wreck of the Titan (El Naufragio del Titán o Futilidad) , escrita por Morgan Robertson en 1898; es decir que el hundimiento del “Titán” literario tiene lugar catorce años antes de la noche del 14 al 15 de abril de 1912, en que se hundió el verdadero transatlántico RMS Titanic.  Si recorremos la narración ficticia, las semejanzas entre la novela y la realidad ocurrida catorce años después resulta estremecedora. Por ejemplo, tanto el Titán como el Titanic se hundieron en el Atlántico Norte. Ninguno de los dos llevaba a bordo suficientes botes salvavidas para los pasajeros. También existe una impresionante similitud en cuanto al tamaño –267 metros el barco real y 244 metros el imaginario– y la velocidad capaz de desplegar –25 nudos para el Titán, 23 nudos para el Titanic–. Los dos operaban con tres hélices y dos mástiles; en ambos casos el casco estaba diseñado con un sistema de compartimentos semejante y los dos emprendieron su primer y único viaje en el mes de abril. Ambos naufragaron al chocar contra un iceberg en su viaje inaugural y ambos se hundieron  aproximadamente seiscientos kilómetros al sur de Terranova, aunque, en una de las diferencias más significativas entre la realidad y la ficción, el Titanic real navegaba de Europa a Estados Unidos, mientras trasatlántico literario lo hacía en sentido inverso.   ¿Cómo podemos explicar estas coincidencias? ¿Qué relación objetiva existe entre la historia de ficción escrita por Morgan Robertson en 1898 y el trasatlántico diseñado por Thomas Andrews Jr., bajo el auspicio de la naviera White Star Line y construido en los astilleros Harland & Wolff, y capitaneado, en su viaje inaugural, por experimentado capitán Edward Smith, que se hundió en abril de 1912? ¿De donde, entonces, pueden emerger semejantes similitudes? ¿La historia de Robertson influyó en el hundimiento del Titanic, o, al revés, el hundimiento del Titanic, en una realidad subjetiva y fuera del tiempo, en esa conciencia colectiva de la que hablaba Jung, influyó en la imaginación del autor con década y media de anticipación? ¿Son hechos aislados y las semejanzas entre ambas historias no son más que una extraña coincidencia?   La realidad es que no hay forma de saber, con el conocimiento que tenemos hoy, si existe o no alguna relación ya sea causal o sincrónica entre ambos eventos, sin embargo resulta muy sugerente considerar que la posibilidad de que, en algún sustrato de la realidad ambos acontecimientos –imaginación del novelista y la materialización del evento con la participación de un sinnúmero de gente y circunstancias de todo tipo– estén vinculados de alguna manera.  La gran pregunta es si se trata de una enorme coincidencia o de una auténtica sincronicidad. No hay duda que el ejemplo señalado –y se podría dar cuenta de infinidad de historias extrañas y sorprendentes– produce inquietud y desasosiego al resaltar lo misterioso e inescrutable que puede resultar el tejido del que está hecha la realidad. Ante coincidencias de semejante calado, permanecemos estupefactos sin saber a ciencia cierta qué pensar o cómo interpretarlo.  Si tuviera que aportar una opinión personal diría que lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales sabemos el funcionamiento de una parte de ellas mientras desconocemos aun muchas otras; y por ello, sacar una conclusión definitiva de lo que es la realidad y cuáles son los límites del tiempo o las fronteras entre el cosmos material y objetivo y el universo de subjetividad y creatividad, del que apenas conocemos la punta del iceberg, es aventurado. Sin embargo, habitamos el mundo y requerimos de ciertos criterios de validez que, si bien están sujetos a modificarse conforme aparezcan nuevos conocimientos, es razonable que los consideremos como principios orientadores de la experiencia existencial.  Quizá la principal diferencia entre una casualidad y una sincronicidad está en que de la primera no podemos obtener un bagaje simbólico que aporte significado en nuestra vida, mientras que la segunda, la transforma.  Pensemos en alguien que no tenía que haber subido a un avión, y lo hace. El avión cae, él es el único sobreviviente, que además resulta ileso y todo ocurre en circunstancias inverosímiles, mientras que la persona que efectivamente debía haber subido al avión, se resbala en la regadera de su apartamento, se rompe la cervical y se queda en una silla de ruedas por el resto de su vida.  Si yo, desde fuera, me entero de esta historia, sin duda quedaría impactado, pero no podría interpretarla como otra cosa que una serie de casualidades impresionantes, pero que, en el tejido de mi existencia carecerán de significado profundo. Sin embargo, tanto para el individuo que salió ileso del accidente aéreo como para el accidentado en la regadera, los hechos serán sincronicidades que aportarán símbolos y significados existenciales muy profundos. La vida presente, pasada y futura de ambos será necesariamente reinterpretada a través del tamiz de esa experiencia. Como se ve, el mismo hecho tiene interpretaciones y significados distintos, dependiendo, como decía Jung, de la cercanía e intensidad emocional con que se viva. Vista desde fuera es una casualidad sorprendente que carece de significado. Vista desde dentro en una experiencia que provoca que la vida se bifurque en un antes y un después de ese acontecimiento.  Por eso, una sincronicidad sólo lo es para quien el acontecimiento posee significación, sentido y deja un sedimento que trastoca a la vida futura.    En casos menos dramáticos, como el ejemplo ya mencionado en el artículo anterior de la persona que, luego de recordarla, nos encontramos en la calle luego de años de no saber de ella, tiene que ver con el momento existencial y las consecuencias que ese evento extraño acarree. Si no pasa de un encuentro fortuito será distinto de si recibimos el nombre y teléfono del especialista que salve a nuestro hijo de un padecimiento grave. Aprender a separar el paja del trigo, y con ello las casualidades sugerentes de las verdaderas sincronicidades que transforman nuestra vida, puede ser la diferencia entre encontrar sentido a nuestra existencia o vivir en piloto automático, presos de un mundo chato y sombrío.  Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(53) "¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante" ["post_excerpt"]=> string(200) "Lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y variables de los cuales solo sabemos el funcionamiento de una parte. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "sincronicidad-o-casualidad-un-ejemplo-inquietante" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-17 10:05:39" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-17 15:05:39" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79993" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17969 (24) { ["ID"]=> int(80154) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-22 10:31:19" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 15:31:19" ["post_content"]=> string(5291) "Analizar las acciones y dichos del presidente bajo la lupa del simbolismo heroico nos ayuda a entender situaciones que, de otra forma, carecerían de sentido (o, en el mejor de los casos, serían vistas como acciones políticas de poca relevancia). Para ello, hay que establecer que, por lo general, los mitos se conforman por los siguientes elementos: un héroe, una misión, un enemigo y, en la mayoría de las veces, un legado. La cultura occidental rebosa con ejemplos de esto: el mito del Rey Arturo o de Robin Hood, por ejemplo. Incluso, la cultura popular de los últimos años tiene su buena dosis de superhéroes, los cuales siguen el mismo patrón.  Es entonces cuando nos damos cuenta de esto, que las acciones presidenciales y sus obsesiones cobran sentido. En gran parte, la leyenda mitológica del héroe patrio mexicano, Andrés Manuel López Obrador, es narrada diariamente por el mismo protagonista a través de las conferencias matutinas. En ese ejercicio mediático encontramos todos los elementos del mito heróico al que hace referencia Joseph Campbell en su obra. En primer lugar, un héroe (el mismo López Obrador), cuyas virtudes (la mayoría de las veces atribuidas por él mismo) son demasiadas para un solo mortal: honestidad, valentía, rectitud y un pleno desapego por los placeres materiales. No es gratuita la referencia eterna a los doscientos pesos en su cartera y los dichos de la «pobreza franciscana». Un héroe no sería tal si no contara con una misión: aquí entra la famosa «Cuarta Transformación». Al igual que muchos mitos y leyendas, este supuesto movimiento encabezado por el héroe López busca limpiar a la nación de la oscuridad que se ciñe sobre ella. Pero no lo hará sólo, ya que sus más allegados (y fieles) «compañeros de lucha» son una especie de Caballeros de la Mesa Redonda modernos. Por ello, siempre sale a relucir la «lucha contra la corrupción» como si se tratase de una plaga espiritual que corrompe a todos los mexicanos.  Todo héroe necesita un enemigo (o adversarios, como tanto lo menciona López), que sean lo contrario a lo que él representa: si él es la luz y la virtud, sus adversarios (que, al igual que sus virtudes, son creados por él mismo), todos los que están en contra de sus acciones son seres llenos de maldad, oscuridad y mentiras, que deben ser enfrentados por todos los medios posibles. Ya sea España (por la Conquista), la Mafia del Poder (tan esquiva que pocos pueden definir quién forma parte de ella), la oposición o Felipe Calderón, nuestro héroe patrio no anda corto de enemigos a los cuales fustigar con su dedo flamígero en cada oportunidad que tiene. Ellos, a los ojos de los seguidores del prócer, son los verdaderos enemigos que impiden el avance de México.  Finalmente, un héroe no lo sería si no deja algo a las siguientes generaciones, ya sean obras faraónicas o sucesores dignos de su lucha. Al respecto, aquí encontramos todas las obras de infraestructura que, a pesar de costar miles de millones de pesos y cuya utilidad en el mejor de los casos es cuestionable, ha inaugurado López, como el AIFA. Dichas obras sirven como regalos a las generaciones por venir, pero más que su utilidad práctica y en la vida cotidiana de los ciudadanos, sirven como un recordatorio inerte de este simple hecho: México, entre 2018 y 2024 tuvo un héroe patriota llamado Andrés Manuel López Obrador. No sería raro que en algunos años nos encontráramos con canciones, escritas por juglares modernos, sobre las hazañas de López contra sus enemigos mortales y cómo logró vencer a todos y cada uno de ellos.  La narrativa de la  figura heroica de López Obrador, con todo y su parafernalia, es sólo eso: una ficción creada por el actual presidente y sus asesores. Mientras que esto puede cubrir una necesidad dentro de la sociedad mexicana carente de héroes de largo alcance (no quiero decir que no existan, sólo que no tienen la proyección que ha alcanzado López), a largo plazo mantener esta ficción como verdadera puede resultar contraproducente en el desarrollo político, económico y social del país. Al fin y al cabo, los países y las naciones, salvo casos excepcionales, deben ser gobernados por políticos, no por héroes. Es como si en 2018 hubiésemos votado por Luke Skywalker, para citar un ejemplo de héroe moderno, para llevar las riendas de México. Claro, puede vencer al Lado Oscuro, ¿pero qué tanto sabría sobre economía o seguridad pública? ¿O sobre servicios de salud? Sin embargo, cada día la narrativa presidencial parece ganar más adeptos, lo cual demuestra que la situación sigue siendo tan desesperada desde varios ángulos, que preferimos creer la historia de «López Obrador, el héroe patrio», que la historia, más cercana a la dolorosa realidad, de «López Obrador, el político expriista».  Cuando veamos al señor presidente a través de las gafas de la objetividad, puede que ya sea demasiado tarde para el país. " ["post_title"]=> string(69) "El mito de Andrés Manuel López Obrador, el héroe patrio (parte II)" ["post_excerpt"]=> string(211) "La construcción (o autoconstrucción) de Andrés Manuel López Obrador como un héroe patrio desde el año 2000 ha tenido efectos que se sienten hasta el día de hoy, ya en plena administración presidencial. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "el-mito-de-andres-manuel" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-22 12:27:28" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-22 17:27:28" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80154" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(48) ["max_num_pages"]=> float(24) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "73000f4d23b4ea0590368ac25f4d9369" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

El mito de Andrés Manuel López Obrador, el héroe patrio (parte II)

La construcción (o autoconstrucción) de Andrés Manuel López Obrador como un héroe patrio desde el año 2000 ha tenido efectos que se...

junio 22, 2022
¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante

¿Sincronicidad o casualidad?; un ejemplo inquietante

Lo que entendemos por realidad, lejos de ser un monolito sólido y previsible, es más bien una misteriosa amalgama de factores y...

junio 17, 2022




Más de categoría

La predicción del lopezobradorismo por parte de Carlos Fuentes

En una entrevista, allá por los años 70 para la televisión española, Carlos Fuentes hablaba acerca de la Revolución...

junio 29, 2022

En mayo, Puebla sumó cinco meses con mayor tasa de ocupación

El indicador es mejor que el reportado en el mismo mes de 2021 CIUDAD DE PUEBLA, Pue. – En...

junio 28, 2022
La corrupción en México: un recuento del retroceso

La corrupción en México: un recuento del retroceso

Liliana Alvarado nos comparte los puntos más destacables que señala el informe de Combate a la Corrupción en México...

junio 28, 2022

La Marcha

Bárbara Lejtik nos comparte su experiencia en la marcha de la diversidad LGBTTTIQA+ del sábado pasado.

junio 28, 2022