Agradecer

Hoy cumplo 51 años de haberme graduado del bachillerato en la Universidad La Salle de Benjamín Franklin 47, Tacubaya. Cuatro años antes, ingresé al Colegio Benavente en Puebla, gracias a lo cual, mi vida dio un giro...

26 de agosto, 2020

Hoy cumplo 51 años de haberme graduado del bachillerato en la Universidad La Salle de Benjamín Franklin 47, Tacubaya. Cuatro años antes, ingresé al Colegio Benavente en Puebla, gracias a lo cual, mi vida dio un giro lleno de bendiciones.

Mi conmemoración de esta fecha no significa que solamente una vez al año me acuerde y agradezca lo que ser Lasallista ha  significado en mi vida. Mi llegada al internado del Benavente fue radicalmente distinta de mi experiencia en Linton Hall Military School en Bristow, Virginia algunos años antes.

El “internado” del Benavente era más bien como una residencia de estudiantes en la que disfrutábamos gran libertad; podíamos salir todos los días a la ciudad con la sola condición de dejar apuntado el sitio al que iríamos, y la hora a la que íbamos a regresar.

Todos los viernes mis abuelitos y mi mamá iban por mí, y todos los lunes regresaba yo temprano para reanudar las actividades ordinarias en el colegio. Recuerdo con gran cariño al Señor Rubén Gómez, que era el encargado de nuestro  dormitorio y nuestro prefecto.

¡La lista de grandes señores que fueron mis maestros desde el Benavente hasta La Salle de Tacubaya, es impresionante! En el Benavente nuestro director fue Don Emilio Reversat; un hombre verdaderamente  santo y dedicado con genuina vocación a educar y formar jóvenes y niños.

En la Universidad La Salle, especialmente en el tercer año de preparatoria (área cuatro, de disciplinas sociales), entre mis maestros figuran Don Samuel Vargas Montoya, autor de muchos y muy importantes libros de Psicología y Filosofía; gran maestro y brillante expositor dotado de un finísimo sentido de humor.




Don Guillermo Amat, maestro de Doctrinas Filosóficas, que posteriormente fundó instituciones  como  el Centro Educativo  Albatros y la Universidad del Nuevo Mundo. Don Agustín Monroy Enriquez, que impartía Sociología y Derecho Positivo Mexicano; gracias a él cuando comencé la carrera de abogado en la Escuela Libre de Derecho, tenía yo una razonablemente clara idea de lo que se trataba la carrera. Debo decir que a la fecha, aparte del conocimiento ganado con la experiencia, las enseñanzas del Maestro Monroy en materia de juicio de amparo,  me han servido toda la vida.

Don Tarsicio de Jesús Santiago López, “Tacho”, fue nuestro titular en tercer año. Se condujo siempre como un padre con todos nosotros y yo, lo recuerdo con gratitud y afecto. Don Sergio Howland Bustamante (autor de varios libros), nos impartió Literatura Universal; Sarita Cánovas Fuello era nuestra joven maestra de latín,  gracias a cuyas enseñanzas, pude entender mejor Derecho Romano.

La pléyade de extraordinarios profesores Lasallistas, verdaderamente nos preparó para cursar nuestras carreras con relativa facilidad. A pesar de lo reconocidamente difícil que era la Escuela Libre de Derecho, donde me hice abogado, nunca tuve que estudiar tanto como en la preparatoria en La Salle.

Por eso celebro que desde el primer párrafo de mi tesis profesional, hice un reconocimiento a mis maestros lasallistas junto con mi padre, mi abuelo materno y los mexicanos que defendieron nuestra fe Católica contra la persecución de Plutarco Elías Calles y Álvaro Obregón.

Debo destacar que mi tesis fue escrita en 1976,  en homenaje al 50 aniversario del inicio de la Guerra Cristera, en la que mi padre participó. Mi tesis profesional se titula “Trayectoria Intervencionista del Estado Mexicano en Materia Educativa”  y se trata de un proyecto de  artículo tercero constitucional que es el que aborda precisamente el derecho a una educación libre y sin cortapisas ni influencias del estado.

Desde que traspuse el umbral del Colegio Benavente de Puebla convirtiéndome en Lasallista, mi vida cambió de una forma que este espacio no me alcanza para explicar.

Para mí, un testimonio imborrable de lo que significa ser Lasallista, puede verse en una placa de bronce que conmemora la inauguración del auditorio del Colegio Benavente, en la que dice: “A los maestros y alumnos lasallistas de ayer, de hoy, de mañana y de siempre. La Generación Lasallista de 1956, dedica este auditorio como un homenaje a su memoria”.

Mientras exista una institución y una comunidad como es la de San Juan Bautista De Lasalle, México puede y podrá seguir contando con hijos patriotas que restauren la fe, la dignidad nacional,  el respeto por los valores sagrados de nuestra nacionalidad, y nuestro espíritu Guadalupano.

Desde 1966 hasta la fecha, siempre tengo presentes en mi gratitud a quienes les debo la oportunidad que dio comienzo en la Avenida 25 Oriente,  número 9, en Puebla de los Ángeles: A los señores Enrique Pérez Benítez y Juan García de Acevedo.

Celebro poder repetir en estas líneas,  lo que dije hace mucho tiempo: Se puede ser exalumno Lasallista, pero ser ex Lasallista, jamás. 

                                                    INDIVISA MANENT 

                                                      SIEMPRE UNIDOS

        _______________________________________

[email protected]

 

Esquina bajan, a las maquinitas

Hace ya sus buenos cuarenta años que en México se abrieron algunos establecimientos en los que la generación de niños nacidos en...

·

UNIVERSIDAD DE LA SALUD, FORTALECERÁ SISTEMA DE ATENCIÓN EN PUEBLA Y MÉXICO: MIGUEL BARBOSA

El Gobernador Miguel Barbosa Huerta destacó que la Universidad de la Salud está pensada para fortalecer el sistema de atención, y evitar...

·




Más de categoría

Era Covid: La educación, otra gran damnificada

Los programas educativos no habrán de restablecerse antes de finalizar 2021, lo que implica una crisis educativa muy profunda....

·

Sistema de salud: ¿Hacia dónde vamos?

Desde hace más de un mes me he convertido en testigo presencial de las carencias que hay en el...

·

FRENAAA quiere frenar a AMLO

El Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAAA) inició sus movilizaciones desde el sábado 19 de septiembre con un solo objetivo: derrocar...

·

Un SOS por la Tierra

El consenso es a nivel mundial, como el tamaño del problema: el medio ambiente del planeta tierra ha entrado...

·