¿A quién beneficia todo este enredo? En la respuesta, está la respuesta

El poder tiende a corromper, y el poder absoluto tiende a corromper absolutamente todo. -John Acton La verdad es el bien más preciado que tenemos porque si la verdad muere, si el gobierno la asesina, nuestro espíritu,...

21 de agosto, 2020

El poder tiende a corromper, y el poder absoluto tiende a corromper absolutamente todo.

-John Acton

La verdad es el bien más preciado que tenemos porque si la verdad muere, si el gobierno la asesina, nuestro espíritu, nuestra esencia como pueblo morirá junto con ella. Cada mentira o verdad a medias, o a modo, que recibimos del gobierno, nos envenena poco a poco y nos hace más débiles como Nación, indefensos y a merced de lo que quieran.

La dramática circense pero cruel e incierta realidad nos obliga a hacernos las siguientes preguntas: ¿De qué está hecha la constitución que nos rige? ¿Cuál puede ser nuestro futuro cuando la ley se hace a un lado y sin el debido proceso ya se declaran culpables, porque los juicios son cada mañana en cadena nacional? 

Y ante ello, la justicia ni siquiera se inmuta… solo voltea hacia arriba para recibir nuevas instrucciones. ¿De qué valen nuestros derechos como ciudadanos cuando la mayor parte de las acciones del gobierno están envueltas siempre en circunstancias sospechosas? 

¿Alguien tiene constancia real de que E. Lozoya realmente esté en México? Y peor aún ¿alguien puede probar que efectivamente Lozoya haya dicho lo que dicen que dijo?  El pueblo, nosotros, no hemos visto ni una sola foto del acusador. ¿Dónde estaba Lozoya cuando toda esta corrupción inundaba las entrañas del poder? ¿Por qué se le da tanto poder la palabra de un malandrín “confeso”, que ni siquiera a pisado la cárcel? ¿Cuántos mexicanos más tienen que morir de Covid, o perder su empleo o ser víctimas de la violencia para que se haga algo, lo que sea, lo mínimo por todos nosotros?

La traición nunca prospera porque cuando lo hace, deja de ser traición y se le llama colaboración, por decirlo cordialmente. Todo lo que está sucediendo es parte de una conspiración planeada y ejecutada por fanáticos y disciplinados elementos en los más altos niveles del gobierno que juegan el papel de redentor y castigador de la corrupción. 

Qué bueno que se le haga pagar a todos aquellos que nos hicieron daño, que corrompieron y se corrompieron, que abusaron de su poder para enriquecerse; y qué malo que esa lucha contra quienes hoy conforman la parte acusadora sea invisible, tímida, silenciosa. Eso no es aplicar la justicia, es debilitar al adversario encubriendo al leal; es disminuir aún más la confianza en la correcta aplicación de la justicia; es un permiso para la impunidad.

No recuerdo haber visto al hoy presidente reclamando justicia y castigo para René Bejarano; ni para la Sra. Eva Cadena que aún pregunto inocentemente ¿no tendrá una bolsita?; ni para Gustavo Ponce que iba a Las Vegas a apostar como millonario a costillas de los impuestos, entre otros. 

 

No lo recuerdo (al presidente) así de intenso y combativo, impartiendo lecciones de moral, exigiendo justicia en estos casos. Y es que en México a la justicia desde hace mucho se le movió la banda de los ojos,  y resulta que no es ciega, sino tuerta porque  ve y juzga solamente lo que le conviene al poder en turno. Se suponía que esto iba a cambiar con la 4t, nada más falso, todo sigue igual, al tiempo sabremos si peor.

La verdad siempre puede ser manipulada, encubierta desde el poder. Un ejemplo es Japón que durante la Segunda Guerra Mundial  fueron derrotados en las Islas Midway; no obstante, solo se supo al final de la guerra, casi 4 años después.

Quienes aún tenemos libertad de pensamiento debemos ser la esperanza de hacer lo correcto. ¿A quién beneficia todo este enredo? En la respuesta, está la respuesta. La verdad continuamente es una amenaza para el poder, es por ello que debe ser deformada.

Comentarios


object(WP_Query)#18015 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27790) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27790) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18019 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18017 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18018 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (27790) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18016 (24) { ["ID"]=> int(85871) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-21 12:56:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-21 17:56:41" ["post_content"]=> string(4034) "Si bien la belleza es algo que para muchos es subjetivo, es un valor que contagia porque provoca sentimientos que van desde la paz, el gozo, la alegría, hasta la depresión más profunda generada por su ausencia.  La ausencia de ésta genera la percepción de desorden, suciedad, caos, sobreviene la pérdida de la autoestima, la inseguridad, el riesgo. La belleza, en cambio, es  orden, limpieza, equilibrio y armonía. En este artículo se valorará el impacto de estos conceptos a nivel urbano La belleza de las ciudades se observa de muchas maneras. No es solo un tema de arquitectura, también lo es de cultura, de expresiones populares como el deleite de estar en el Centro del Puerto de Veracruz en un sábado en la noche bailando el tradicional danzón, o un paseo por la Av. Madero del centro histórico de Morelia donde el bullicio, la música, las luces, la arquitectura se conjugan para hacernos sentir, seguros, integrados al entorno, orgullosos y con la autoestima muy alta. Hace unos años, en los barrios populares en las zonas altas en la Ciudad de Pachuca las autoridades con las comunidades que ahí habitan hicieron un ejercicio de pintar sus fachadas en un programa que se denominó “aquí nos pintamos solos” el resultado fue sorprendente, no solo se embelleció el paisaje, con él, los vecinos orgullosos pusieron focos en sus fachadas y los niños volvieron a las calles y la incidencia delictiva se redujo. La belleza como un derecho Todos los habitantes de las ciudades, viéndola a ésta como un bien colectivo tienen el derecho a disfrutarla. Hablamos mucho del derecho a la ciudad, pero éste está cancelado para quienes viven en laderas, barrancas, lechos de arroyos, áreas de riesgo, porque ahí la autoridad no solo es y ha sido omisa, simplemente no existe o no se manifiesta. Rescatarlas del desorden, del caos de la suciedad es el gran reto. Si queremos que ahí exista seguridad, dotarlas de servicios, de sumar arquitectos, sociólogos y artistas que las hagan habitables es el primer paso. Parecería una misión imposible rescatar a esas zonas urbanas de la marginación y la violencia; sin embargo, cuando surgen iniciativas que estimulan experiencias estéticas entre los habitantes el proceso de cambio se nota. En Río de Janeiro (Brasil) un pequeño grupo de profesionales, arquitectos, sociólogos y artistas plásticos incluido un fotógrafo renombrado, en una favela de nombre “La mare”, impulsaron con éxito un concurso de fotografía de la favela para que los habitantes se vieran a sí mismos y a través de esta experiencia reflexionaran sobre el simbolismo y la naturaleza atemporal de las imágenes. La fotografía como expresión estética, compartida con la comunidad, despierta la imaginación y en muchos casos un anhelo de transformación. Con esas semillas del arte fotográfico surge un anhelo transformador que se convierte en un programa que con financiamiento del BID impulsado por el gobierno de Brasil de urbanización y de ordenamiento urbano en muchas favelas de Río de Janeiro, provocó cambios notables en el paisaje, en la conducta y en la seguridad de los sitios intervenidos. Saneamiento, movilidad, mejoramiento de vivienda, iluminación y alumbrado, acciones siempre desarrolladas de la mano de la comunidad, adecuación de sitios para la música, el baile, funciones de cine en plazas públicas, concursos para pintar en muros o bardas impulsando el arte urbano, hacen la diferencia. De la mano del mejoramiento y el embellecimiento crece la autoestima y con ella la seguridad, el sentido de pertenencia, el bullicio y la reducción significativa del delito." ["post_title"]=> string(41) "La belleza: un valor urbano indispensable" ["post_excerpt"]=> string(197) "La seguridad en las ciudades no solo depende del número de policías, patrullas o rondines, tiene mucho que ver con la belleza donde los ciudadanos con su presencia dan seguridad a los espacios. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "la-belleza-un-valor-urbano-indispensable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-21 12:56:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-21 17:56:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17988 (24) { ["ID"]=> int(86354) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-12-02 12:28:46" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 17:28:46" ["post_content"]=> string(7262) "Los individuos Tradicionales suelen encarnar a esa “mayoría silenciosa” que creé en Dios, en la patria, en la familia tradicional, que posee una moral que se traduce en una vida de esfuerzo y rectitud, sabiéndose en posesión de la única “verdad” posible. Sentir que los auténticos valores se diluyen es fuente de ansiedad y desasosiego.  Para el Metarrelato Tradicional, la realidad es una creación deliberada por parte de un Dios omnipotente y las verdades auténticas le son reveladas a través de un libro sagrado. También ocurre, cuando se trata de un sociedad tradicional de carácter laico, que “el mundo” emerge de una gesta guiada por un líder providencial y carismático que desempeña el papel del gran Padre terrenal y el lugar del libro sagrado es cubierto por alguna ideología totalitaria. Hay muchos casos donde se combinan ambas y mediante una dictadura de sesgo religioso, el gran líder se asume como la representación de Dios en la Tierra y por ello debe ser obedecido.    Se trata de una cosmovisión centrada en la obediencia a la ley, la conservación del orden y la pertenencia al grupo. Dentro de sus grandes ventajas está el hecho de que, al entender la realidad como algo dado, producto de la voluntad divina o de la ingeniería social y política a cargo del gran caudillo, el orden, la estabilidad y la certidumbre está garantizada. En un orden semejante no se requiere más que cumplir con los preceptos señalados y, de ser así, todo estará bien, ya sea en esta vida como consecuencia de formar parte de una nación excepcional, o en la vida eterna, en tanto parte del orden divino.  La solidez del grupo refuerza los códigos de conducta basados en principios absolutos y verdades eternas cuyo cuestionamiento deriva en severos castigos. El individuo construye su existencia en función al cumplimiento de las leyes, roles y funciones que den orden y estructura a la comunidad. El fundamento de esta cosmovisión está en saberse poseedores de la única y auténtica verdad que generosamente les ha sido revelada y en reconocer como infieles y enemigos a todos aquellos que no la compartan.  Las estructuras sociales son rígidas y jerárquicas. La comunidad está articulada por capas, por niveles, por clases, donde cada una de ellas cumple con una función y, puesto que el mundo fue creado por Dios tal y como es, se asume que está bien hecho, y que el estrato que le toque a cada quien es la prueba personal que la divinidad le ha encomendado. Puesto que la existencia de cada persona es parte del plan divino, el auténtico Tradicional acepta su lugar en la creación y lo vive según el rol que le tocó desempeñar.  La existencia terrenal-temporal del individuo carece de importancia; el énfasis está puesto en lo colectivo.  Los sacrificios y carencias que experimente el individuo en esta vida le serán recompensados en la eternidad. De este modo, entre más méritos coleccione, entre mejor cumpla con las normas establecidas, mayor será su premio.  El egoísmo, la ambición individual y los apetitos excesivos están vedados en este tipo de orden social. Incluso iría más allá: carecen de sentido, porque desafiar los designios de Dios los haría incurrir en la soberbia, ni más ni menos que el pecado capital cometido por Satanás.  La creación es producto del impulso arbitrario de la divinidad, que si bien le asignó ciertas reglas y principios a los que el individuo debe sujetarse, él puede alterarlos según su deseo lo que produce que la esperanza del milagro esté siempre encendida. Arriesgarse a la furia divina –o caer de la gracia del gran líder– es un asunto muy serio para quien habita esta cosmovisión ya que puede costarle no sólo la aniquilación de la vida física sino un castigo para la eternidad. En el paradigma Tradicional el individuo está supeditado a los caprichos de la élite y a la estabilidad del grupo. Más allá de sus intereses e impulsos personales está la familia, la pareja, la religión, la moralidad aceptada, las formas de estar, de vestir, de comportarse. Todo aquello que le otorga la aceptación social y le garantiza un lugar en la comunidad es prioritario, lo que conlleva que la meta fundamental de esta cosmovisión sea la pertenencia.  Los individuos Tradicionales suelen encarnar a esa “mayoría silenciosa” que creé en Dios, en la patria, en la familia tradicional, que posee una moral que se traduce en una vida de esfuerzo y rectitud, sabiéndose en posesión de la auténtica “verdad”. Manifiestan una profunda necesidad de encajar, de ser semejantes a todos, ser queridos y respetados. Sentir que los auténticos valores se diluyen es fuente de ansiedad y desasosiego. La vida tiene sentido, propósito existencial y dirección al tener resultados predeterminados y previsibles, como lo son alcanzar el cielo o vencer al enemigo de la patria. Tanto la libertad como la voluntad se ejercen en función de lograr estos objetivos. Este paradigma entiende la “normalidad” como aquello que su tradición defiende como tal, mientras que todo lo que no entre en esa visión está simplemente equivocado. Distinguir entre lo bueno y lo malo es sencillo, porque se conoce de forma clara y explícita. Los diez mandamientos son un buen ejemplo: si se cumple con ellos tendrás garantizada la salvación y si los incumples, el castigo eterno. No se requiere criterio o interpretaciones, pues la “verdad” es una y evidente. Lo correcto y lo incorrecto, lo justo y lo injusto está definido de antemano y el individuo no tiene más que someterse a las conductas que privilegien los valores reconocidos y apreciados.  El pensamiento Tradicional se caracteriza por una visión mítico-literal: los relatos de la Biblia, del Corán, de la historia oficial o las memorias heroicas del gran lider se asumen como hechos que sucedieron tal y como aparecen narrados. En los tiempos teístas bastaba con cumplir la ley terrestre y divina para que la salvación estuviera asegurada y sería en esa vida extraterrena donde llegaría la plena realización del alma. La autoridad religiosa y secular –que la mayor parte de las veces era la misma– determinaba unilateralmente el ejercicio de la ley y administraba las normas de convivencia basada en la liturgia y los dogmas de cada culto.    Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook:  Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(41) "La Verdad revelada: paradigma Tradicional" ["post_excerpt"]=> string(168) "El pensamiento tradicional concibe la realidad de manera disciplinada, normativa y doctrinal. Basta con cumplir la ley terrestre y divina para asegurar la salvación. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "la-verdad-revelada-paradigma-tradicional" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-12-02 12:28:46" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 17:28:46" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86354" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18016 (24) { ["ID"]=> int(85871) ["post_author"]=> string(2) "94" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-21 12:56:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-21 17:56:41" ["post_content"]=> string(4034) "Si bien la belleza es algo que para muchos es subjetivo, es un valor que contagia porque provoca sentimientos que van desde la paz, el gozo, la alegría, hasta la depresión más profunda generada por su ausencia.  La ausencia de ésta genera la percepción de desorden, suciedad, caos, sobreviene la pérdida de la autoestima, la inseguridad, el riesgo. La belleza, en cambio, es  orden, limpieza, equilibrio y armonía. En este artículo se valorará el impacto de estos conceptos a nivel urbano La belleza de las ciudades se observa de muchas maneras. No es solo un tema de arquitectura, también lo es de cultura, de expresiones populares como el deleite de estar en el Centro del Puerto de Veracruz en un sábado en la noche bailando el tradicional danzón, o un paseo por la Av. Madero del centro histórico de Morelia donde el bullicio, la música, las luces, la arquitectura se conjugan para hacernos sentir, seguros, integrados al entorno, orgullosos y con la autoestima muy alta. Hace unos años, en los barrios populares en las zonas altas en la Ciudad de Pachuca las autoridades con las comunidades que ahí habitan hicieron un ejercicio de pintar sus fachadas en un programa que se denominó “aquí nos pintamos solos” el resultado fue sorprendente, no solo se embelleció el paisaje, con él, los vecinos orgullosos pusieron focos en sus fachadas y los niños volvieron a las calles y la incidencia delictiva se redujo. La belleza como un derecho Todos los habitantes de las ciudades, viéndola a ésta como un bien colectivo tienen el derecho a disfrutarla. Hablamos mucho del derecho a la ciudad, pero éste está cancelado para quienes viven en laderas, barrancas, lechos de arroyos, áreas de riesgo, porque ahí la autoridad no solo es y ha sido omisa, simplemente no existe o no se manifiesta. Rescatarlas del desorden, del caos de la suciedad es el gran reto. Si queremos que ahí exista seguridad, dotarlas de servicios, de sumar arquitectos, sociólogos y artistas que las hagan habitables es el primer paso. Parecería una misión imposible rescatar a esas zonas urbanas de la marginación y la violencia; sin embargo, cuando surgen iniciativas que estimulan experiencias estéticas entre los habitantes el proceso de cambio se nota. En Río de Janeiro (Brasil) un pequeño grupo de profesionales, arquitectos, sociólogos y artistas plásticos incluido un fotógrafo renombrado, en una favela de nombre “La mare”, impulsaron con éxito un concurso de fotografía de la favela para que los habitantes se vieran a sí mismos y a través de esta experiencia reflexionaran sobre el simbolismo y la naturaleza atemporal de las imágenes. La fotografía como expresión estética, compartida con la comunidad, despierta la imaginación y en muchos casos un anhelo de transformación. Con esas semillas del arte fotográfico surge un anhelo transformador que se convierte en un programa que con financiamiento del BID impulsado por el gobierno de Brasil de urbanización y de ordenamiento urbano en muchas favelas de Río de Janeiro, provocó cambios notables en el paisaje, en la conducta y en la seguridad de los sitios intervenidos. Saneamiento, movilidad, mejoramiento de vivienda, iluminación y alumbrado, acciones siempre desarrolladas de la mano de la comunidad, adecuación de sitios para la música, el baile, funciones de cine en plazas públicas, concursos para pintar en muros o bardas impulsando el arte urbano, hacen la diferencia. De la mano del mejoramiento y el embellecimiento crece la autoestima y con ella la seguridad, el sentido de pertenencia, el bullicio y la reducción significativa del delito." ["post_title"]=> string(41) "La belleza: un valor urbano indispensable" ["post_excerpt"]=> string(197) "La seguridad en las ciudades no solo depende del número de policías, patrullas o rondines, tiene mucho que ver con la belleza donde los ciudadanos con su presencia dan seguridad a los espacios. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(40) "la-belleza-un-valor-urbano-indispensable" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-21 12:56:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-21 17:56:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85871" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(52) ["max_num_pages"]=> float(26) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "caacb73479f8ff978ff439bdfea56eec" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
La belleza: un valor urbano indispensable

La belleza: un valor urbano indispensable

La seguridad en las ciudades no solo depende del número de policías, patrullas o rondines, tiene mucho que ver con la belleza...

noviembre 21, 2022
La Verdad revelada: paradigma Tradicional

La Verdad revelada: paradigma Tradicional

El pensamiento tradicional concibe la realidad de manera disciplinada, normativa y doctrinal. Basta con cumplir la ley terrestre y divina para asegurar...

diciembre 2, 2022




Más de categoría
La Verdad revelada: paradigma Tradicional

La Verdad revelada: paradigma Tradicional

El pensamiento tradicional concibe la realidad de manera disciplinada, normativa y doctrinal. Basta con cumplir la ley terrestre y...

diciembre 2, 2022

Los riesgos de la egocracia

Los populismos se caracterizan en gran parte por debilitar las democracias y las instituciones que las sustentan. 

diciembre 2, 2022

La “celebración” de López: el narcisismo presidencial. Parte 1

Me hubiese gustado ser el primero en expresar la siguiente afirmación, pero muchos me la ganaron casi de inmediato:...

diciembre 1, 2022

¡Todos al Ángel!

Hasta el momento pareciera que la oposición no entiende que no entiende el sentido del voto de castigo que...

diciembre 1, 2022