RECONOCIMIENTO AL EJÉRCITO CIVIL

En estos momentos, en México, estamos por entrar en la fase 3 de la pandemia mundial del Covid-19. Las autoridades nos informan que es la...

16 de abril, 2020

En estos momentos, en México, estamos por entrar en la fase 3 de la pandemia mundial del Covid-19. Las autoridades nos informan que es la etapa más difícil. Hay que reconocer a las personas, mujeres y hombres, que están dando lo mejor de sí para combatir esta complicada situación. 

Así como cualquier país tiene su ejército para prepararse cuando entre en guerra, y así como hay diferentes divisiones de ataque (fuerza aérea, batallón de mar y tierra), de igual manera, en esta “guerra” que se esta llevando acabo con un enemigo casi invisible, también tenemos nuestro “ejército” civil que, aunque en realidad no están totalmente adiestrados para un evento de tal magnitud, todos ellos están dando su mejor esfuerzo.

En la primera línea tenemos a médicos, enfermeras y enfermeros, personal administrativo, personal de limpieza y demás personas que se encuentran en los hospitales. 

Después de ellos viene todo un ejército que está peleando en las calles, arriesgándolo todo sin la mínima protección, como personal de limpieza, que corre el riesgo de contagiarse con todos los objetos que recogen; sus generales los han olvidado porque no cuentan con tapabocas, googles ni guantes adecuados para llevar acabo su labor. Y no se diga sobre uniformes o sitios donde llegan y puedan bañarse para quitarse todo lo que en el trascurso del día se fueron impregnando en su cuerpo.

Atrás de ellos siguen las personas que nos proveen de seguridad, las que tratan de mantener el orden público en nuestro país y a las cuales muchos de los “ciudadanos” no le tienen ni el más mínimo respeto. Pero ahí están de igual manera, tratando de cumplir. También como a todos los anteriores, no cuentan con equipo de protección adecuado para atender alguna situación de contacto que se les llegue a presentar.

Como también a todas esas personas que ya siendo de un gobierno municipal, alcaldía, estatal o federal que tienen la necesidad de tener y atender las necesidades de la población, como personal de luz, agua, etc. Creo que hablo por la mayoría de la población: gracias, muchas gracias por todo su empeño y, sobre todo, su coraje por poner lo mejor de ustedes. Sin tener contacto físico, pero sí verbal con muchas de estas personas que están en varios frentes que he nombrado, me han comentado su precaria situación ante esta pandemia.




He pedido dialogar con médicos, enfermeras, personal de aseo de hospitales, personal de limpieza, gente que está haciendo reparaciones de la red de luz, personas de limpieza y de protección civil. Lo que me platican todos coincide en una misma situación: la falta de equipo adecuado y también de protocolos básicos para enfrentar todo esto. A pesar de que se tuvo algo de tiempo para prepararse y se vieron las experiencias que tuvieron los primeros países que sufrieron esta pandemia, nuestro gobierno no se preparó ni en lo más básico.

He tenido comentarios como éstos:

– Si la gente en verdad supiera como es estar aquí adentro (hospital) como paciente, nadie se atrevería a salir de casa o de vacaciones, ni de irse de farra con amigos, ni ir hacer bola a ningún mercado.

–  Aquí adentro (hospital) parece que estamos en la NASA, todos con tajes de astronauta, parece una película de terror.

–  Es impresionante ver gente mayor y jóvenes que están luchando por su viva. Como una mujer que dio a luz y que supongo que se infectó durante el trabajo de parto, en el hospital.

O estos otros comentarios: 

– Nosotros en limpieza en el hospital, la verdad solo nos dan un tapaboca por día y los guantes son los que siempre hemos utilizado. Y de repente no contamos con bolsas especiales para separar los artículos que desecha el personal médico. Y nos sentimos en mucho riesgo, pero estamos aquí como cualquier otro elemento del hospital.

–  Nos mandan a ser reparaciones por problemas de alumbrado público o de fugas de agua y que tenemos que estar en contacto con personas que se acercan para preguntar o solo para ver qué estamos haciendo y la mayoría ni guarda la sana distancia, ni utilizan nada de protección.

– O como también cuando llegamos al trabajo, estamos varios compañeros, algunos sí traen protecciones, pero otros no. Y se corre riesgo.

Y así podría escribir muchos comentarios que me han hecho.

Pero también hay que darles un gran reconocimiento a todos aquellos ciudadanos que al ver todo esto han aportado con equipamiento improvisado, pero de muchísima utilidad. Hay familias enteras que están aportando su gran grano de arena. Ya sea fabricando equipo o comprándolo para dárselo a todos ellos en lo medida de sus posibilidades. Muchas gracias a todos esos anónimos que están aportando su esfuerzo.

Por eso creo que es un justo reconocimiento a tanta gente que esta exponiendo su vida y dejando a su familia, para estar en el frente de esta guerra. Cuando todo esto termine sería muy merecido darles un justo homenaje a todos ellos.

Por mi parte, de corazón pido que no se pierdan tantas vidas de estos guerreros y que al final sigan su vida y, sobre todo, que disfruten de todos sus seres queridos, porque ellos también son madres, padres, hermanos e hijos, que los esperan en casa.

Hay que reconocer que aunque no les están proporcionando las armas adecuadas para combatir en esta guerra, están ahí peleando con todo. No quiero ni imaginarme qué pasaría si llegara a presentarse una guerra y que el ejército mexicano careciera del armamento adecuado porque el gobierno no los abastece. ¿Qué sería de México?

Porque, como toda guerra, todos aquellos que la organizaron o que decidieron que se participara están detrás de las trincheras, dando órdenes a diestra y siniestra y en la mayoría de los casos no toman las mejores decisiones. En realidad los que ganan una guerra son los soldados y los mandos medios.

Y hay que afectarnos para afectar en la esperanza y en la vida de todos nosotros.

Como siempre, les deseo lo mejor y, sobre todo, mucha salud. Nos vemos en la próxima.

 

Comentarios

En estos momentos, en México, estamos por entrar en la fase 3 de la pandemia mundial del Covid-19. Las autoridades nos informan...

enero 1, 1970

En estos momentos, en México, estamos por entrar en la fase 3 de la pandemia mundial del Covid-19. Las autoridades nos informan...

enero 1, 1970




Más de categoría

SIGNIFICADOS DE VIDA

Es terrible ver a tantas personas que no ven por sus semejantes. Por ello ahora no voy a expresar...

julio 16, 2020

MANUEL ANTONIO DEL ROSARIO CARREÑO MUÑOZ EN ESTAS ÉPOCAS HUBIERA MUERTO DE INFARTO

Qué frustrante es ver a tanta gente inadaptada, con gran ignorancia a las que se les pregunta por qué...

julio 9, 2020

LES QUEDÓ GRANDE EL PAÍS

Sigue habiendo manifestaciones en todas partes. Y como siempre, México se cuelga de las manifestaciones que hay en otros...

junio 18, 2020

¿CONFRONTAMIENTO POR UNA PERSONA QUE NI DE MI FAMILIA ES?

Me llama mucho la atención el comportamiento que se está teniendo en todo el país. Por un lado, lo...

junio 4, 2020