HAGAMOS CONCIENCIA CREAMOS O NO. RESPETEMOS A LOS DEMÁS

En estos momentos es muy difícil no tocar el tema del coronavirus o Covid-19. Estuve pensando sobre qué tema abordar para esta colaboración y la...

24 de marzo, 2020

En estos momentos es muy difícil no tocar el tema del coronavirus o Covid-19. Estuve pensando sobre qué tema abordar para esta colaboración y la verdad es muy difícil estar ajenos o evitar este tema. Entonces lo abordaré en el sentido social y cultural de nuestro país y basado en la educación y las costumbres. 

Solemos decir que los mexicanos somos muy solidarios, que nos unimos en los problemas de magna importancia y que hasta, incluso, el gobierno en esos momentos difíciles se pone las pilas y realiza actos coherentes que los ciudadanos reconocemos.  Lamentablemente, en esta ocasión, el gobierno federal ha mostrado tomas de solución muy tibias y sin ningún protocolo. En realidad, los que cambiaron fueron funcionarios de alto y medio nivel, como se dice en el argot de la política: “La tropa sigue siendo la misma”. El problema es que no hay una dirección con orden o bases sólidas. Es un total caos y una total crisis.  Y cuando sucede eso, normalmente la población toma el control y hace su mejor esfuerzo. Pero en esta ocasión, los ciudadanos hemos reaccionado muy tarde y muy apáticos (ignoro si esto es porque nos tomó totalmente de sorpresa o no dimensionamos la magnitud del problema).

Esperamos demasiado tiempo para reaccionar en vez de tomar las medidas de previsión y atender las recomendaciones de lo que estaba pasando en otros países. Nosotros aprovechamos la situación para la fiesta. Por ejemplo, en este puente, celebrado por el natalicio de Benito Juárez, mucha gente salió hacia lugares de playa o de esparcimiento. Solo en el puerto de Acapulco se reportó una ocupación hotelera de más del 90%. 

Socialmente no tenemos la capacidad de ver las consecuencias de este problema porque la situación crítica estaba en China y Europa, y ante la aparente lejanía, nos valió madres.

Los mexicanos no tenemos la cultura de la previsión. Todo, todo lo dejamos para el final: si tenemos que ir al doctor, lo dejamos hasta que ya estamos bastante mal, o si tenemos que ir al dentista, actuamos de la misma manera. Hacemos lo mismo con el mecánico. En fin, pudiera escribir muchos ejemplos sobre esa acción. 

La cultura de la previsión se inculca en una educación en casa y en la academia. Pero en la educación académica nos la pasamos ignorando a los profesores y a ellos tampoco les importa. Y la educación en casa es totalmente nula, si es que nunca nos inculcaron la cultura de la previsión. 




Esto se repite de igual forma en la etapa laboral: nunca nos capacitan. Pero, eso sí, cuando surge algún problema, los superiores nos condenan y nos sentencian. 

Hemos aprendido sobre la previsión en un evento de terremoto porque llevamos más de treinta años educándonos y aprendiendo en el camino. Pero sobre un problema de pandemias no tenemos demasiadas referencias. La más cercana fue la de la influenza H1N1. 

Otro punto en contra pudieran ser los llamados usos y costumbres que hay en todo el país. No tiene que ser en una sola región del país. Esto lo tenemos en todo México. En algunos lugares más arraigado que en otros, pero es en todos los estados. 

¿A qué voy con esto? A que por esos usos y costumbres, ya sean endémicos o familiares pensamos que algo divino nos va a proteger o que somos inmunes a tal o cual cosa, o simplemente, decimos “a mí no me va a dar o no me va a pasar” como si fuéramos seres superiores. Pero no es así: todos somos factibles a que nos sucedan situaciones. Y debemos aprender y educarnos sobre la cultura de la previsión y seguir sus reglas. Es por el beneficio, primero de uno mismo, después de las personas de nuestro entorno y luego hacía los demás. Y si supiéramos respetarnos los unos a los otros, seguiríamos las indicaciones y reglas no solo para este problema de la pandemia del Covid-19, sino en todo lo demás de nuestra viva cotidiana. 

Creo que todavía no tenemos pérdida la partida. Estamos todavía en momento de ser conscientes y empezar a respetar a los demás seres humanos de este país tan hermoso y generoso que ha sido con nosotros. Sigamos los ejemplos y recomendaciones que vemos en los países que tienen este problema. Aprendamos de lo bueno y, sobre todo, de lo malo que hicieron ellos, para que así nosotros podamos salir lo más pronto posible de la contingencia y sin sufrir demasiado daño y con el menor número de decesos. Transitemos este problema con calma, pero con prisa. No lleguemos al punto de un final donde terminemos dolidos por los que se fueron y lamentando lo que hubiéramos podido evitar. Tomemos este asunto con la seriedad que merece y dejemos la política a los políticos; la sinrazón a los amargados y frustrados de la vida. Y si es cierto que los mexicanos siempre podemos, pues es hora de demostrarlo. No solo vociferemos y gritemos al vacío. Actuemos y seamos pre-activos. 

Hasta hoy que estoy escribiendo esta colaboración, solo se han ido dos personas. No dejemos que sean mucho más. 

Dejemos que nuestro gobierno haga o intente hacer lo propio y lo más adecuado. Pero si no es así, hagamos nuestra parte sin dejar de exigir a este gobierno ya sea municipal, alcaldía, estatal o federal. Exijamos que los centros de salud estén debidamente equipados y en los estándares del nivel que necesitamos. En ese punto no aflojemos. Nunca

Con mis más sinceros ánimos y queriendo mucho a mi país, les pido que reaccionemos. Deseo que nos podamos leer en mi próxima colaboración. Les mandó mis mejores vibras. Para que salgamos pronto de esta crisis

Y, por favor, sigamos las recomendaciones de higiene y salubridad que nos indique las diferentes instituciones tanto de nuestro país como internacionales.

 

Comentarios

En estos momentos es muy difícil no tocar el tema del coronavirus o Covid-19. Estuve pensando sobre qué tema abordar para esta...

enero 1, 1970

En estos momentos es muy difícil no tocar el tema del coronavirus o Covid-19. Estuve pensando sobre qué tema abordar para esta...

enero 1, 1970




Más de categoría

SIGNIFICADOS DE VIDA

Es terrible ver a tantas personas que no ven por sus semejantes. Por ello ahora no voy a expresar...

julio 16, 2020

MANUEL ANTONIO DEL ROSARIO CARREÑO MUÑOZ EN ESTAS ÉPOCAS HUBIERA MUERTO DE INFARTO

Qué frustrante es ver a tanta gente inadaptada, con gran ignorancia a las que se les pregunta por qué...

julio 9, 2020

LES QUEDÓ GRANDE EL PAÍS

Sigue habiendo manifestaciones en todas partes. Y como siempre, México se cuelga de las manifestaciones que hay en otros...

junio 18, 2020

¿CONFRONTAMIENTO POR UNA PERSONA QUE NI DE MI FAMILIA ES?

Me llama mucho la atención el comportamiento que se está teniendo en todo el país. Por un lado, lo...

junio 4, 2020