Parece poquito… pero cuenta mucho

Muy diferente a como viven ustedes en las grandes ciudades, en la costa chiapaneca y en Chiapas en general...

26 de junio, 2017

Muy diferente a como viven ustedes en las grandes ciudades, en la costa chiapaneca y en Chiapas en general el centro de las vidas de la gran mayoría de la población transcurre alrededor del campo.

Casi en su totalidad los chiapanecos están ligados a la tierra, viven de ella o surgieron de ella para irse a las ciudades o a la capital del estado. Pocas son las industrias o los comercios, los cuales invariablemente están ligados al campo de una u otra manera, pero están ligados. Por lo que, en el estado de Chiapas, si al campo le va mal a todos les va mal.

Esto tal vez ustedes en las grandes ciudades no lo vean, viven de sus trabajos en las grandes empresas donde en mayor o menor medida les satisfacen sus necesidades fruto del trabajo que realizan. Llueva, truene o relampagueé ustedes reciben sus sueldos.

Aquí en Chiapas estamos a merced de las inclemencias del tiempo, a merced de los coyotes que nos mal pagan las cosechas. Se preguntarán ¿por qué no las venden en otro lado? Porque simplemente no hay a quien, por lo cual en lugar de que se pudra en el suelo, mejor se vende. Esto ha sucedido por años y “sesudos” planes estatales van y vienen, pero han llevado al campo chiapaneco al precipicio.

Paralelamente el tiempo pasa y la renovación generacional se da inexorable, los viejos mueren y se llevan solamente entre las manos un poco de la tierra que tanto trabajaron. Atrás quedan las deudas de créditos que pasan a sus herederos que, por lo mismo, no pueden despegar haciendo producir al campo.

Es un círculo vicioso que por ende, hereda a los que le sobreviven al campesino o al pequeño productor, el estrés de deber, el remordimiento de no poder producir una tierra que está esperando darnos lo mejor de si para beneficio de los mexicanos.




En este contexto, el presidente Enrique Peña Nieto a través de Hacienda Federal y en apoyo al campo mexicano inició un programa dirigido a todos los deudores de BANCRISA y BANCO RURAL DEL ISTMO, para rescatar toda o la gran mayoría de la cartera vencida desde hace decenas de años.

El programa operado por el SAE (Servicio de Administración y Enajenación de Bienes) está dando un respiro a los campesinos y los pequeños propietarios, ya que debido a este problema de deuda los campesinos y pequeños propietarios no podían acceder a mecanismos financieros especiales para apoyar la producción en el campo.

¡Un regalote de Peña! Decía Doña Matilde López mientras levantaba sus manos al aire, pequeña productora de 70 años de edad, que con el rostro curtido y bañado en lágrimas contaba a los que ahí nos encontrábamos, mientras esperábamos nuestro turno para pasar a “arreglar nuestro problema”, como durante años su rancho se ha venido abajo y no había podido con su esposo (finado) pagar la deuda y no quería dejársela a sus hijos.

La mayoría de los que estábamos esperando nuestro turno, somos la generación que quedo endeudada, pero como dijo otro deudor “buscamos honrar la palabra dada por nuestros padres”. Este foro no tenía ni tuvo difusión en los medios, no es una nota impactante, dirían los versados, pero este pequeño detalle de Enrique Peña Nieto abre una gran puerta de posibilidades de desarrollo a los que hoy han resuelto su problema de deuda.

Otro gran detalle del Gobierno de Enrique Peña Nieto es la reciente entrega de 41 Carpetas Agrarias a Comisariados Ejidales y a sus Órganos de Representación a 12 municipios en la región del Soconusco en la costa Chiapaneca.

En este evento el delegado de la Procuraduría Agraria Ezequiel Orduña Morga, dijo que están trabajando para acercarse a todas las comunidades de Chiapas y brindarles certeza jurídica. Estas carpetas, acreditan al ejido legalmente constituido; además, le da personalidad jurídica al núcleo agrario y la legal posesión de los terrenos.

Comentó que la instrucción del presidente Enrique Peña Nieto a la Titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, es salir al encuentro de la población, atenderlos en sus lugares de origen y que se consoliden los acuerdos para otorgarles certeza jurídica y puedan tener acceso a los beneficios de los programas del Gobierno de la República.

Se han beneficiado a 41 ejidos de los municipios de Acapetahua, Escuintla, Acacoyagua, Mapastepec, Huehuetán, Tuzantán, Huixtla, Villacomaltitlán, Cacahoatán, Suchiate, Tapachula y Mazatán.

Todos estos impulsos del presidente de la Republica Enrique Peña Nieto encontraron buen eco en la persona de Ezequiel Orduña Morga, el cual ha buscado hacer mucho con los pocos recursos que se cuentan para realizar las acciones que verdaderamente le cambien la vida a los Chiapanecos. Como me dijo una Ejidataria en el Ejido El Edén, “Cheque” (Ezequiel) Orduña no nos abandona y ahora nos trae este regalote del presidente Peña Nieto.

Son acciones que no se cuentan, pero que cuentan mucho por estos lares.

Comentarios

Muy diferente a como viven ustedes en las grandes ciudades, en la costa chiapaneca y en Chiapas en general...

enero 1, 1970

Muy diferente a como viven ustedes en las grandes ciudades, en la costa chiapaneca y en Chiapas en general...

enero 1, 1970




Más de categoría

Apuntes variados…

Que mal se vieron el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, y el Secretario de Hacienda Arturo...

julio 24, 2020

Todos parejo, Sr. Presidente

Deleznable la actitud del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de no darle atención a la mamá...

julio 23, 2020

No todo está mal en la 4T

Desde que tomó el control de Tapachula la 4ª Transformación, el orden de las cosas ha imperado, así como...

julio 22, 2020

Minimizar todo, Mentiras disfrazadas

Ya vemos la luz al final del túnel, dijo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al...

julio 21, 2020