De Frontera a Frontera: Sed de Justicia

En primer año de haber terminado mi carrera, fui a trabajar al Distrito Federal con un periodista muy famoso, de él aprendí todo lo que...

26 de marzo, 2019

En primer año de haber terminado mi carrera, fui a trabajar al Distrito Federal con un periodista muy famoso, de él aprendí todo lo que no enseñan en la Universidad. Pero también, como todos los Novo egresados, era su “Secretario Particular”, así pues, en uno de los envíos y diligencias fui a dar a la Secretaría de Gobernación, ahí tenía que entregarle un sobre a una persona, en la antesala estaba Luis Donaldo Colosio Murrieta, lo reconocí, se me quedó viendo y se presentó acercando la mano abierta, me presenté y estreché su mano. En esa corta platica que tuvimos me preguntó de dónde era y qué hacía, y hablamos de Chiapas y de Tapachula. Hasta ahí.

Años después, los caminos de la vida me llevaron a Nogales, Sonora, donde ejercía algo de periodismo radial y mi actividad principal era un trabajo en una Agencia de Publicidad. Así pues, un día llegó una persona para pedir un encuadernado de unos documentos muy sensibles, el cliente pidió hablar conmigo. Resultó que el trabajo debía de hacerse y entregarse en Magdalena de Kino y me dieron una dirección. Nadie debía de ver el documento, fue la instrucción, así que lo cuidé porque iba a ser un buen pago del trabajo. Al tercer día del pedido, fui en mi automóvil a Magdalena de Kino a la dirección que me dieron. Al llegar toqué en la puerta de la casa y me recibió un joven y dije que traía un libro de una persona de Nogales… cual fue mi sorpresa que salió a recibirlo Luis Donaldo Colosio Murrieta, en tres segundos me dijo que iba por la Presidencia de la República y que me fuera a mi natal Tapachula porque ahí me iba a necesitar, acordándose de mi nombre y todo lo que habíamos hablado en Gobernación.

Para no hacerles larga la historia, el viaje de regreso De Frontera a Frontera fue una experiencia aleccionadora.

Ya en Tapachula, estaba preparado para la campaña, la instrucción era que lo esperara aquí, así que me preparé reviviendo viejas amistades que habían quedado en pausa por mis 12 años de ausencia en mi Tapachula. Así llegó el día del atentado. Mientras caminaba por la esquina de la 6ª avenida norte y 5ª calle poniente en una importadora que acababan de inaugurar, vi un montón de gente pegada al vidrio del aparador de la importadora… Así me enteré que había fallecido Luis Donaldo Colosio.

Sentí vacío y soledad, de ese vacío y soledad que se siente cuando tu vida cambia radicalmente. Lo que es la vida, Luis Donaldo Colosio me enseñó todo lo que sé de política, y me lo enseñó en los 15 minutos que duraron nuestros encuentros en total.

De ahí fui espectador de todas las porquerías que se dieron alrededor de su asesinato. Desde esa fecha todos los mexicanos tenemos Sed de Justicia que, por lo visto no llegará. Esto a pesar de los amagos de los políticos de hoy de reavivar el caso para seguir haciendo leña del árbol caído.




Espero que descanse en Paz él y su señora.

Pero la Sed de Justicia sigue, esa Sed si está viva y nos carcome diariamente. Porque los ciudadanos, pueblo o como usted quiera llamarle, está entre arrinconada en la pared por la envidia y el coraje de los políticos y simpatizantes que perdieron las pasadas elecciones.

En mi caso, ni voté por Andrés Manuel López, ni voté por el Dr. Oscar Gurria Penagos. Ganaron de buena ley con votos, así que como creo en la Vox Populi y tiene voz en esta columna, lo conducente es trabajar por mi país y por mi municipio.

En este trabajo, veo que el Sr. Presidente Municipal Oscar Gurria Penagos está trabajando con cosas que no implican el gasto de millones de pesos, sino que con acciones que se debieron de hacer desde hace muchísimo tiempo.

Lo más importante que veo es la precaución que tiene el Presidente Gurria en desazolvar y limpiar los drenes y canales que cruzan por nuestra ciudad. De acuerdo a expertos del clima a nivel mundial, el fenómeno del Niño viene recargado para este año y así como la sequía nos está pegando duro, la temporada de lluvias será torrencial, muy fuertes, porque lo que el trabajo de desazolves que realiza Oscar Gurria Penagos es de vital importancia para la seguridad de todos los ciudadanos, de los que lo apoyan (que son la gran mayoría) y del grupúsculo que no.

Paralelamente, el Presidente Municipal inició una intensiva plantación de árboles de “Huacal” una especie endémica de aquí de Tapachula, que tiene la peculiaridad este árbol de dar unos frutos redondos que al quitarles la pulpa y se ponen a secar al sol, agarran una dureza la corteza de la fruta que sirve para recipiente de agua llamado en esta zona Huacal.

Bien decía el bien ponderado y recordado Don Rubén Guizar García “El Huacal es la vida de los Huacaleros… Debemos de sembrar más” nadie lo escuchó y hoy años después de su muerte el Dr. Oscar Gurria Penagos está “Sembrando Vida y Futuro” para los Tapachultecos.

Al publicar la nota el Periódico Malak Chiapaneco en un sitio “Huacalero” de Tapachula una persona, solo una persona, le mentó la madre al Sr. Presidente Gurria Penagos e insultó a los que estaban sembrando un árbol de Huacal con él.

Insensato, por decir lo menos, el mundo, México y Chiapas necesitan de los árboles, ya que estos crean las condiciones para la vida humana tan importantes como el aire que respiramos. Además, ayudan a retener el agua en el subsuelo, agua que después todos y cada uno de ellos la tomarán y se refrescarán y vivirán. Tendrán la seguridad de que vivirán, aunque sea para mentar madres de manera ignorante.

“Sembrar Futuro” es “Sembrar vida” para los que estamos aquí y para los que vendrán. Es “Sembrar vida” para que sigan haciendo en libertad sus protestas el grupúsculo de Tapachultecos que buscan frenar el trabajo de miles de Tapachultecos que quieren un bien para Tapachula.

Hay cosas que no me gustan del gobernar del Dr. Oscar Gurria, pero mejor es una gota de miel que de hiel. Mejor es construir, edificar y trabajar sin estorbar.

Si no es así, acabaremos dañándonos entre todos. Cuando estaba Samuel Chacón todas sus obras las vieron mal, nadie tuvo los “tamaños para denunciarlo debidamente” solo eran rumores sin sustento, lo bueno que él trabajo y sacó en su gran mayoría las obras que le dieron una imagen más seria de ciudad a Tapachula. Cuando Neftalí del Toro estuvo en la Presidencia, también recibió “rumores” “insultos” todo infundado, pero lo bueno que Neftalí del Toro no los escuchó y dejó una buena huella en Tapachula que la reafirmó como una gran ciudad.

Hoy que Oscar Gurria Penagos está ganando y recuperando los espacios públicos que las verdaderas mafias del ambulantaje le habían arrebatado a los Tapachultecos ¡Ahh no! Mal. Que Tapachula está transitable en el centro… ¡Ahh no! Mal. Que se están haciendo obras que los estudios fueron criticados en los tiempos de Neftalí del Toro… ¡Ahh no! Mal ¿Entonces que quieren? Si no pudieron convencer a los votantes Tapachultecos en las pasadas elecciones Tapachultecas.

¿Quieren que gobierne una “Activista” que viene del PRI, ¿luego saltó al PAN y luego se fue a meter a MORENA y que después se cambió de bando de nuevo al PRI y que no quería en sus propuestas que se siguiera haciendo la Zona Económica Especial de Puerto Chiapas?

Nadie es infalible al error, todo nos equivocamos… algún día lo pagaremos.

Gobernar a Tapachula no es fácil. Muchos actores políticos creen saberlo todo, creen tener la fórmula para solucionar todo… ¡Pero no, no es así! La tarea de gobernar a Tapachula y a México es trabajo de todos. No te pelan en la nueva administración, créate tu nicho de trabajo y produce para ti y tu familia, así producirás para Tapachula y si tienes éxito tu trabajo será reconocido.

Con mentadas de madre, pensamientos negativos, berrinches de que todo lo ve mal, criticas disfrazadas de constructivas, solamente van a llevar a Tapachula a perder otros 3 años. Tres años de tu vida que no regresarán.

Una cosa que me enseñó Luis Donaldo Colosio Murrieta es que para saciar la “Sed de Justicia” hay que beber vida trabajando juntos, volteando a ver al otro y tender la mano en el nivel de nuestras posibilidades, dar una sonrisa y seguir trabajando. Esto en solo 15 minutos a través de tres años.

 

 

Comentarios

En primer año de haber terminado mi carrera, fui a trabajar al Distrito Federal con un periodista muy famoso, de él aprendí...

enero 1, 1970

En primer año de haber terminado mi carrera, fui a trabajar al Distrito Federal con un periodista muy famoso, de él aprendí...

enero 1, 1970




Más de categoría

Apuntes variados…

Que mal se vieron el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, y el Secretario de Hacienda Arturo...

julio 24, 2020

Todos parejo, Sr. Presidente

Deleznable la actitud del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, de no darle atención a la mamá...

julio 23, 2020

No todo está mal en la 4T

Desde que tomó el control de Tapachula la 4ª Transformación, el orden de las cosas ha imperado, así como...

julio 22, 2020

Minimizar todo, Mentiras disfrazadas

Ya vemos la luz al final del túnel, dijo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al...

julio 21, 2020