La retinopatía diabética

En el último reporte de la ONU publicado en junio del 2013 México es el líder de países más obesos del mundo superando a los Estados Unidos.

26 de mayo, 2015

En el último reporte de la ONU publicado en junio del 2013 México es el líder de países más obesos del mundo superando a los Estados Unidos. Esta alza de obesidad va de la mano con la epidemia de diabetes que esta sufriendo el país. Un 25% de los hombres y un 33% de las mujeres en México son obesos, esto se debe a nuestra dieta y a nuestro estilo de vida sedentario. En México la prevalencia de diabetes mellitus es cercana al 11%, actualmente contamos con unos 8 millones de diabéticos diagnosticados y se cree que hay cerca de otros 3 millones que no saben que padecen la enfermedad. México ocupa el noveno lugar de prevalencia de diabetes en el mundo y sexto lugar en el número de personas con diabetes, cifras las cuales han ido y seguirán aumentando debido a la epidemia de obesidad que tenemos. Se cree que para el 2025 ocupemos el séptimo lugar mundial. Cada hora se diagnostican 38 casos nuevos de diabetes en el país. El aumento de casos de diabetes y su aparición a edades cada vez más tempranas elevan el número y la gravedad de las complicaciones diabéticas en las personas. Sólo una pequeña fracción de los afectados acude regularmente a los servicios de salud y de éstos solo entre un 25 a 40% tienen un control metabólico de la enfermedad. Actualmente la diabetes mellitus es la primera causa de muerte en México, cada 2 horas mueren 5 personas por complicaciones de la enfermedad, ocasionando más de 80,000 muertes al año. La diabetes ocasiona una gran variedad de problemas a nivel de los vasos pequeños del cuerpo como los que se encuentran en los riñones, el corazón y los ojos. Debido a esto es que sus más severas complicaciones son la insuficiencia renal (1/2 de casos secundarios a diabetes), los infartos agudos al miocardio (1/3 son secundarios a diabetes) y la ceguera.

La diabetes ocupa el primer lugar como causa de ceguera adquirida e irreversible en nuestro país (2 de cada 5 personas con diabetes quedarán ciegos debido a la enfermedad). Actualmente hay cerca de 100,000 personas ciegas debido a la diabetes e innumerables más con baja visual secundaria a esta enfermedad. Sin embargo, se sabe que si los pacientes tienen un manejo adecuado con un médico oftalmólogo, y de preferencia con un especialista de retina, alrededor de un 90% de estos casos de ceguera y baja visual se podrían prevenir. La principal causa de ceguera en los diabéticos es la retinopatía diabética y en especial lo que se llama edema macular. La mácula es la zona en el centro de la retina que se encarga de percibir nuestra visión central colorida, detallada y definida. El resto de la retina se encarga de captar la visión periférica indefinida. Cuando los vasos pequeños de la mácula son dañados por los niveles elevados de azúcar en la sangre, éstos empiezan a perder su capacidad de retener los líquidos en la sangre, y se comienza a fugar a las células de la mácula. Estas células hinchadas pierden su capacidad de funcionar adecuadamente, lo cual ocasiona una baja visual muy importante en estos pacientes. Recientemente se han desarrollado nuevos medicamentos que se inyectan directamente en la cavidad posterior del ojo, los cuales son capaces de frenar la fuga de este líquido y de disminuir el grosor de el área macular mejorando significativamente la visión en estos casos. La segunda causa de disminución de la visión en estos pacientes es la retinopatía diabética proliferativa. Cuando la diabetes afecta los vasos dentro del ojo se conoce como retinopatía diabética, complicación que se presenta en cerca de un 50% de los pacientes diabéticos después de 10 años de evolución de la enfermedad y en un 90% de los pacientes a los 20 años de evolución. Los pacientes con retinopatía diabética que no son atendidos y tratados de forma oportuna tienen baja visual que en muchas ocasiones ya es irreversible. La etapa proliferativa se refiere a cuando hay presencia de vasos nuevos de mala formación que ocasionan sangrados y proliferación de tejidos anómalos adentro del ojo. Estos sangrados bloquean la entrada de la imagen al ojo por lo cual baja la visión de forma importante y se pueden acompañar de desprendimentos de retina. En estas etapas los pacientes usualmente requieren de cirugía intraocular llamada vitrectomía para remover los sangrados y tejidos anormales y tratar la retina con rayo láser. Si se descubren estos vasos nuevos antes de que sangren el tratamiento en esos casos es con rayos láser.

A pesar de todas estas complicaciones por la diabetes en el ojo, los pacientes que tienen un control y tratamiento oportuno pueden mantener una visión adecuada durante toda su vida. Es esencial que los pacientes diabéticos acudan con su médico oftalmólogo y de preferencia con un retinólogo antes de cumplir un año de su diagnóstico inicial y acudir a revisión periódicas con una frecuencia mínima de un año entre estas.

Comentarios

En el último reporte de la ONU publicado en junio del 2013 México es el líder de países más obesos del mundo...

enero 1, 1970

En el último reporte de la ONU publicado en junio del 2013 México es el líder de países más obesos del mundo...

enero 1, 1970




Más de categoría

Cuidado ocular en el verano

El inicio de la primavera y verano es una época en la que tenemos días más largos, con más...

julio 22, 2015

La retinopatía diabética

En el último reporte de la ONU publicado en junio del 2013 México es el líder de países más...

mayo 26, 2015

Ojo Rojo

Existen muchas causas distintas de ojo rojo, ya sea unilateral o bilateral, y aunque en ocasiones se puede ver...

abril 1, 2015

Errores refractivos

Los errores refractivos son la miopía, la hipermetropía, el astigmatismo y la presbicie. Estas enfermedades son básicamente alteraciones en...

febrero 5, 2015