¡Esto es puro teatro!

Le doy la bienvenida a mi columna y usted disculpe el título tan aparatoso. Y no, no me refiero a nuestra hermosa y benemérita Cámara...

8 de diciembre, 2015

Le doy la bienvenida a mi columna y usted disculpe el título tan aparatoso. Y no, no me refiero a nuestra hermosa y benemérita Cámara de Diputados al decir que es puro teatro, aunque también aplica.

En esta ocasión le quiero hacer un resumen de las grandes obras que tuvimos la oportunidad de tener en México gracias a productores independientes y corporativos. Principalmente musicales.

[[{“fid”:”5532″,”view_mode”:”default”,”fields”:{“format”:”default”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“alt”:”teatro-1.png”,”title”:”teatro-1.png”,”class”:”image-style-none media-element file-default”}}]]            

 [[{“fid”:”5533″,”view_mode”:”default”,”fields”:{“format”:”default”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“alt”:”teatro-2.png”,”title”:”teatro-2.png”,”class”:”image-style-none media-element file-default”}}]]     

[[{“fid”:”5534″,”view_mode”:”default”,”fields”:{“format”:”default”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“alt”:”teatro-3.png”,”title”:”teatro-3.png”,”class”:”image-style-none media-element file-default”}}]]

Seguramente estará pensando: ¡qué flojera, teatro! Y tiene razón. Gracias a nuestro sistema de “educación pública” que data del Paleolítico, cuando éramos niños nos mandaron a ver obras aburridas y sin chiste. Dele las gracias a los Secretarios de Educación y a finísimas personas como Elba Esther, siempre preocupadas por la calidad en las escuelas.




Tampoco piense que el teatro musical es para “afeminados”, de hecho ese es un término muy ofensivo. Mejor relacione a las asociaciones de ultra derecha con ese concepto. Bien, aclarado el tema, le invito a comenzar.

Desde el 2014 y a inicios de 2015 tuvimos el goce de tener en la oferta teatral un musical que es glorioso en sí mismo y lleva más de 10 años en Broadway. Se trata de Wicked, una creación de Stephen Schwartz y que es la precuela de la historia que conocemos de El Mago de Oz. Esta obra es brillante ya que muestra que la bruja mala, no es mala y todo fue un invento precisamente de El Mago porque le resultaba incómoda al saber que de mago no tenía nada. Tiene una connotación social impresionante además de que mueve las fibras sentimentales con su música.

En México, la producción corrió a cargo de Morris Gilbert, quien se caracteriza por traer los grandes montajes y hacer obras de altísima calidad.

Mención aparte merece la protagonista de este musical, Danna Paola. Ella venía de hacer telenovelas y varios discos con un éxito de figura televisiva. Nadie daba un peso por ella para lograr el personaje de Elphaba (la bruja mala) en Wicked… Pero no solo lo logró, sino que superó las expectativas y se posicionó en el tercer lugar mundial como la mejor intérprete de dicho personaje. Nos calló la boca a todos. Wicked contó con un gran elenco: Ceci de la Cueva (chica súper talentosa de teatro musical y televisión), Jorge Lau, Anahí Allué, Paco Morales, Estíbalitz Ruíz, Marisol Meneses, Adam Sadwing, Beto Torres, entre otros.

Está bien, sí, ya le hice una apología a Wicked. Vamos con otra obra que me encantó y fue un éxito…

Rock of Ages es una producción muy difícil de realizar ya que se basa en éxitos del Rock estadounidense y la adaptación en español era casi misión imposible. Bien, Gerardo Quiroz y todo su equipo lo logró haciendo una puesta en escena brillante, espectacular y bien hecha. Mucho mejor que en Estados Unidos y mire que eso, sí está difícil.

Se notaba la gran producción desde que uno entraba al teatro. En el recibidor, había una banda de rock tocando en vivo y poniendo el ambiente. En la tercera llamada, la guitarra eléctrica vibraba y el narrador nos contaba la historia de una chica pueblerina que busca conquistar a Los Ángeles. Me refiero a la Ciudad de Los Ángeles, no a los Ángeles Azules o ese tipo de bandas.

Primero, el papel estelar fue interpretado por Dulce María, quien lo hizo muy bien y posteriormente tomó el papel Lorena Vignau, una chica muy talentosa. La sorpresa fue Vadhir Derbez, quien evitó parecerse al Lonje Moco de su papá (Eugenio Derbez) e hizo una gran interpretación del estelar masculino y demostró que sabe cantar ¡y bien!

Aplausos para Gerardo Quiroz, quien de forma independiente y con su empresa Quiroz Producciones ha logrado muchos éxitos como Cats y la anteriormente mencionada Rock of Ages… Además, cuidado: ahí viene en 2016 con el éxito español “Marta Tiene un Marcapasos” que es un musical basado en las canciones de la banda Hombres G y que tendrá a quien fuese la protagonista de esta obra en España: Gloria Aura, talento mexicano y será la Directora Residente.

Otro musical que fue un éxito se llama “Hoy No Me Puedo Levantar”, producido por Alejandro Gou. Aunque se trata de la versión deslactosada, descafeinada y light de lo que vimos en 2006, logró unir a grandes talentos como Alan Estrada, Melissa Barrera, Juan Solo y Danna Paola (no es que sea mi favorita, pero sí). También, mención aparte a Regina Blandón, ya que se llevó las risas de todos al igual que Rogelio Suárez. Ambos, brillantes y grandes actores con un carisma que va de aquí a China y de regreso.

Las canciones de Mecano vuelven loco al público y aunque esta versión es un robo a mano armada de parte del productor español Ángel Suárez al creador de la obra: Nacho Cano, sin duda que aportó mucho al teatro musical y es valioso que haya un escaparate para los talentos jóvenes, tal y como lo hace Gou Producciones.

En cuanto a teatro de género (dije: “de-ESPACIO-género” y con acento en la “e”), encontramos formatos geniales que nos atraen sí o sí: Microteatro y Teatro en Corto. Ambos conceptos son muy simples pero admirables. Se trata de una casa grande, hay 8 salas, uno elige a cual quiere entrar y ve una obra de 15 minutos. Esto da oportunidad de ver mucho teatro en un solo día con grandes actores de calidad que si me pongo a mencionar a cada uno, seguramente se me olvidará alguna persona y luego ahí le encargo los recordatorios que me mandan sobre mi madre.

Lo que sí le recomiendo es que se dé una vuelta en ambos sitios porque disfrutará de obras de gran calidad y tendrá a los actores frente a sus narices (literal).

[[{“fid”:”5535″,”view_mode”:”default”,”fields”:{“format”:”default”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“alt”:”teatro-4.png”,”title”:”teatro-4.png”,”class”:”image-style-none media-element file-default”}}]]      [[{“fid”:”5536″,”view_mode”:”default”,”fields”:{“format”:”default”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“alt”:”teatro-5.png”,”title”:”teatro-5.png”,”class”:”image-style-none media-element file-default”}}]]                                    

La Fierecilla Tomada fue una obra divertidísima donde vimos una sátira de “clase alta” producida por Guillermo Wiechers y Juan Torres con un reparto de lujo (así les debió de salir la nómina). Fue un éxito total y cerró telón con los aplausos a Héctor Bonilla, Chantal y Jaqueline Andere, Roberto Blandón, Moisés Suárez entre otras grandes figuras. Es de elogiar también que a dichos productores, no les ha importado mucho el arriesgarse y hacer producciones independientes ya que cada obra que hacen, funciona con éxito.

[[{“fid”:”5537″,”view_mode”:”default”,”fields”:{“format”:”default”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“alt”:”teatro-6.png”,”title”:”teatro-6.png”,”class”:”image-style-none media-element file-default”}}]]

No puedo dejar de mencionar la obra más cara en la historia de México pero que curiosamente siempre está a reventar de público: El Rey León. Otro gol de Morris Gilbert y un éxito probado porque viene, ahí nomás, desde Disney. Si la película fue padrísima y la música de Elton John le pone los pelos de punta, ahora esta obra lo dejará con la boca abierta. Buen momento para tomarse una selfie: con los pelos de punta y la boca abierta. Súbala a Facebook y no le ponga filtros, le suplico.

[[{“fid”:”5538″,”view_mode”:”default”,”fields”:{“format”:”default”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“alt”:”teatro-7.png”,”title”:”teatro-7.png”,”class”:”image-style-none media-element file-default”}}]]

El Rey León es una obra ganadora de todo lo ganable y realmente lo merece. El vestuario es espectacular, la escenografía, las voces, las actuaciones… ¡Todo! Lo único malo es el estacionamiento del teatro porque es muy confuso y uno da muchas vueltas. Le recomiendo que cuando esté perdido en dicho estacionamiento, se ponga a cantar “Hakuna Matata”.

Recién se estrenó una obra que bien podría representar una reunión con todos los gobernadores del país: La Jaula de las Locas. Producida por Juan Torres y presentando a Roberto Blandón al lado de Mario Iván Martínez, se conjugan grandes talentos para contarnos una historia que fue totalmente revolucionaria en su tiempo y nos hace entender el por qué no debemos poner etiquetas ya que las personas valemos lo mismo (a salvedad de Nicolás Maduro y Hugo Chávez, ambos semi-dioses). Actualmente sigue en cartelera y le recomiendo que vaya. Si es usted miembro de la Vela Perpetua, le recomiendo intensamente que asista; porque hay de dos: entiende el mensaje de la obra y se vuelve de mente abierta o le da un infarto. En ambos casos, la sociedad sale ganando.

[[{“fid”:”5539″,”view_mode”:”default”,”fields”:{“format”:”default”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“alt”:”teatro-8.png”,”title”:”teatro-8.png”,”class”:”image-style-none media-element file-default”}}]]

[[{“fid”:”5540″,”view_mode”:”default”,”fields”:{“format”:”default”,”field_file_image_alt_text[und][0][value]”:””,”field_file_image_title_text[und][0][value]”:””},”type”:”media”,”link_text”:null,”attributes”:{“alt”:”teatro-9.png”,”title”:”teatro-9.png”,”class”:”image-style-none media-element file-default”}}]]

Una buena opción para reírse, no es el informe de gobierno de Miguel A. Mancera, sino “Los Locos Suárez”.

Por primera vez Don Héctor Suárez y Héctor Suárez Gomiz se juntan para hacer un stand up muy divertido y que estará de gira por varios estados. Si su estado es etílico, le recomiendo no asistir hasta que se le baje.

En fin, siempre nos quejamos de que el teatro es caro, pero algo que no entiendo es ¿por qué diablos siempre hay dinero para la cerveza, la copita, los cigarros, la ida al antro… pero no para el teatro?

Le invito a que no se deje llevar por la impresión que nos dieron de niños llevándonos a ver Edipo Rey en su versión más aburrida que se usaba como somnífero y se anime a ir a cualquier opción que usted elija.

Este tipo de teatro es mucho mejor que el que le hace su mujer cuando usted se acaba la quincena o cuando su marido llega borracho diciendo cualquier cantidad de perjurios.

¿O no?

Comentarios

Le doy la bienvenida a mi columna y usted disculpe el título tan aparatoso. Y no, no me refiero a nuestra hermosa...

enero 1, 1970

Le doy la bienvenida a mi columna y usted disculpe el título tan aparatoso. Y no, no me refiero a nuestra hermosa...

enero 1, 1970




Más de categoría

Ingobernable

¡Imperdible y majestuosa!

marzo 27, 2017

La Bella y La Bestia, además “Love” de Netflix

Dos historias de amor muy diferentes.

marzo 20, 2017

¿Quieren monólogo?

¡Adal Ramones la sigue rompiendo!

marzo 13, 2017

Conan O’Brien: Hecho En México

El miércoles pasado viví una experiencia fuera de órbita.

febrero 27, 2017