¡Auxilio! ¡Estudié Comunicación!

Es en serio. Le pido su ayuda. En calidad de urgente.

4 de enero, 2016

Es en serio. Le pido su ayuda. En calidad de urgente. ¡Por favor! Mire, le cuento: Cuando iba en la “prepa”, mi máximo siempre fue entrar a una prestigiosa universidad para estudiar Ciencias de la Comunicación y poder a su vez, ingresar a los medios más reconocidos de México… Pero a los grandes.

Hice todo al igual que muchos de mis colegas Comunicólogos y terminé la carrera. Tristemente me di cuenta de que el 80% de mis maestros jamás habían trabajado en medios de comunicación; sino que terminando su carrera, estudiaron una maestría y se regresaron a la misma escuela a dar clases. Pero bueno, ya ni modo. Mis papás pagaron cerca de 600 mil pesos por el chistecito.

Salí al mundo real y me dijeron que fuera a Televisa. Tomé el coche prestado de mi papá y fui a las gloriosas instalaciones de San Ángel a pedir trabajo. Una vez que dejé el coche con el elegante servicio de valet parking (unos chavos humildes ajenos a Televisa que se ganan la vida estacionando coches y dando mordidas a los policías de la zona para que no “levanten” a sus clientes), tomé camino hacia la puerta.

Una vez ahí, le dije a un amable, encantador y amigable cavernícola de seguridad con cara de pocos amigos que iba a buscar trabajo. Se me quedó viendo y no supo qué decir. Después de 5 minutos en lo que su cerebro (quiero pensar que tiene) procesó lo que dije, me preguntó: “¿a qué producción viene?”. No pues, ni idea – le dije. Simplemente vengo a entregar mi Currículum.

Se dirigió a un compañero igual de amigable y sonriente, el cual me pidió que me retirara. Así que después de más o menos 10 minutos, me sacaron porque tenía que entrar la fila de gente que iba a ver la joya maestra de esta televisora: “Laura”.

Eso no impidió que se bajara mi ánimo. Si la televisora de San Ángel no me quería, iba a buscar otras alternativas. ¿Qué otra, habiendo tantas y tantas televisoras?




Ajá, fui a TV Azteca. Ahí la gente de seguridad fue mucho más amable pero con sus limitaciones… Tampoco podía pasar. Pedí por alguien de Recursos Humanos y tampoco. Grité como loco “Paty Chapoy, Paty Chapoy” a ver si la señora me escuchaba desde dentro pero lamentablemente no fue así. Si usted conoce a la Sra. Chapoy, por favor háblele de mí y dígale que soy muy bueno. Saqué las mejores calificaciones.

Bueno, tampoco se me acabó el mundo. Tenía que ser más inteligente que ellos… ¡Buscaría una radiodifusora! Fui a varias y en todas me dejaron pasar. ¡Vaya, Aleluya, pues! A la hora de hablar de trabajo, me decían que si tenía entre 50 mil pesos y 200 mil pesos para pagar una hora de tiempo aire a la semana, entonces estaba dentro.

Inmediatamente me metí a ver mi cuenta bancaria por internet y me percaté de que era pobre. Pues si no tenía trabajo… ¿De dónde iba a sacar dinero? De hecho tenía un saldo negativo, sabrá Dios por qué.

Tuve que darles las gracias y retirarme. Mi ánimo no lo iba a bajar nadie.

¿Qué hago, qué hago? ¡Ya sé! Voy a abrir mi propio canal de YouTube para darme a conocer. Seré igual de famoso que Werevertumorro o Yuya y entonces ¡pum! De que me contratan en algún medio, me contratan.

Abrí mi canal pero me encontré con la pequeña sorpresa de que actualmente ningún canal prospera si no está inscrito en una “network”, o sea, compañías que manejan tu canal y conforme tú subas contenidos, se monetiza; pero ellos se llevan una buena lana. Para poderte incorporar a una network, debes de tener un mínimo de 30 mil visitas en tus videos. O sea, una tercera parte del Estadio Azteca. ¿Qué tanto es tantito?

Otro pequeño problema es que YouTube está lleno, saturado… ¡Saturadísimo! Hay miles y miles de personas haciendo el intento de realizar contenidos y llamar la atención. Ya abrí mi canal y llevo 344 visitas y 4 suscriptores. ¡Ahí la llevo!

Mientras tanto, busqué hacer televisión por internet. ¡Ahí sí tuve suerte! Una pareja muy amable, torpe para los negocios, pero amable, me dio trabajo. Yo era el Productor General del canal de televisión por internet menos visto de México. Bueno, de hecho nadie sabe que existe.

Cuando dije que la adorable pareja era torpe para los negocios, es porque me di cuenta de que si abres un canal de televisión por internet y tienes programas en horarios determinados y no bajo demanda, pues resulta que estás compitiendo con Televisa, TV Azteca y todos los canales de paga juntos. El glorioso rating (nivel de audiencia) del canal era de menos de mil personas a la semana. Me salí y espero que esta pareja que me dio el empleo no se terminen suicidando al no tener la más mínima ganancia.

Hoy en día, le cuento, desistí de la idea de participar en medios de comunicación y estoy mandando mi currículum a todas las empresas que publican vacantes de comunicación organizacional (3 o 4 vacantes por mes). Siento que la edad ya pasó en mí, tengo compromisos, deudas y posiblemente tenga pronto una familia. Prefiero tener estabilidad económica y abandonar mi sueño.

Prefiero tener una quincena que realización personal. En serio.

Después de todo lo anterior… ¡Desperté! ¡Me di cuenta de que sería mi peor pesadilla! Pero lamentablemente es lo que viven miles de graduados de la carrera de Ciencias de la Comunicación sin importar en qué escuela estudiaron.

Tenemos una cerrazón terrible especialmente en televisión. Televisa implementó un maravilloso y brillante sistema llamado “intelectus” en el cual sus empleados firman un contrato por una breve temporada. Una vez terminado el contrato, firman su carta de renuncia voluntariamente a fuerza y les quitan el acceso a las instalaciones. A partir de ese momento son “exempleados” y esta gloriosa empresa les cierra sus puertas. Eso fue idea de Recursos InHumanos. Y de prestaciones, aguinaldo o seguro… ¡Mejor ni hablamos!

Lo anterior no aplica si te apellidas Azcárraga, Gómez, Bastón o Murguía.

Durante 2015 la empresa que tanto quería “El Tigre” Azcárraga y que ahora su hijo vino a administrar cuidando siempre el capital humano, despidió a más de 24, 000 personas. Ahora multiplique usted esa cifra por la cantidad de gente que dependía de los “exempleados”.

Pero “todo es mejor en familia”, ¿o no? Si hasta sacaron a punta de patadas a una institución de la televisión como Chabelo porque ya no era negocio, imagínese qué le puede esperar a un recién graduado de la carrera.

En TV Azteca, aunque no lo admiten, se les cayó feo el negocio. O más bien, según sus cifras, no fue negocio. Recortaron la producción lo más posible y solamente estarán comprando latas. No, no de atún. Así se le llaman a programas y telenovelas de otros países. Sale más barato y de esa forma podrán ponerse en un punto de equilibrio. El resto de la programación será la misma.

Cadena 3 o Canal 28 suspendió transmisiones para tomar la licitación oficial como tercer cadena nacional. En lo que arman sus foros, equipo técnico, ventas, patrocinios, relaciones públicas y un sinfín de aspectos que involucran semejante compromiso, pues obviamente no están contratando gente.

Carlos Slim está en la batalla por ganar una licitación, pero Televisa, siempre con su gran ética, logró que el gobierno de México considerara a Telmex como empresa preponderante: o sea que según esto Telmex es un monopolio y como tal no puede hacer televisión ni ofrecer servicios de telefonía e internet juntos.

Obviamente Televisa no es un monopolio. Solamente tiene Grupo Televicentro, Proyectos Especiales Televisa, Televisa Deportes, Televisa Espectáculos, Cablevisión, Izzi, Sky, Blue to Go, Producciones Nacionales Televisa, Televisa Networks, VeoTV, Televisa Home Entertainment, las filiales de provincia y una que otra empresa satélite (como 20).

Si la ley no permite que una empresa ofrezca televisión, internet y telefonía, ¿entonces qué diablos es “izzi”? ¡Que alguien me explique!, diría mi ex jefe Eugenio Derbez.

Mi punto es que los chavos que van saliendo de la carrera y que no tienen la fortuna de contar con palancas, no se deben desanimar. Estamos en una época de crisis de medios de comunicación causada por leyes chuecas y aunque una empresa quiera abrir nuevos proyectos y nuevos espacios, le resulta imposible porque no cuenta con el presupuesto para ello. ¡Pero eso es un nicho de oportunidad! Cada crisis hace que nos volvamos creativos y busquemos otras opciones que, de vez en cuando, resultan mucho mejores que las que teníamos pensadas.

Le invito a que si tiene conocidos que van saliendo de la universidad, les pase el siguiente tip: no busquen trabajo. Ofrezcan su trabajo. Creen ideas, aterrícenlas y pónganlas en papel. Toquen puertas sin desesperarse.

Hagan videoblogs, podcasts, páginas web, cuentas de Facebook y Twitter interesantes y que llamen la atención. Todo esto actualmente tiene valor curricular. Ya no serán anónimos nunca más.

Aunque realmente es una pena ver la cantidad de gente que deserta de buscar su sueño en Comunicación y acaba haciendo algo completamente diferente en una empresa que nada tiene que ver con producción o comunicación organizacional, porque tenemos esa cochina costumbre de comer 3 veces al día… siempre se puede lograr la meta propuesta con creatividad y perseverancia. Esta crisis de medios, como toda crisis, terminará y comenzarán a surgir oportunidades. Estoy convencido de que será muy pronto, ya que la gente busca cada vez más contenidos inteligentes y tanto radio como televisión tendrán que adaptarse así como abrir la puerta a nuevos talentos y conjugarlos con la experiencia de la gente que tiene el conocimiento práctico.

Por último, le quiero pedir otro gran favor: si Televisa, TV Azteca, Cadena 3 o cualquier otro medio se enoja por lo que escribí en esta columna… ¿Les podría decir que me vale gorro?

Ya de paso, dígale sus verdades usted también. ¿Se anima?

Comentarios

Es en serio. Le pido su ayuda. En calidad de urgente.

enero 1, 1970

Es en serio. Le pido su ayuda. En calidad de urgente.

enero 1, 1970




Más de categoría

Ingobernable

¡Imperdible y majestuosa!

marzo 27, 2017

La Bella y La Bestia, además “Love” de Netflix

Dos historias de amor muy diferentes.

marzo 20, 2017

¿Quieren monólogo?

¡Adal Ramones la sigue rompiendo!

marzo 13, 2017

Conan O’Brien: Hecho En México

El miércoles pasado viví una experiencia fuera de órbita.

febrero 27, 2017