El tabaquismo mata y nos cuesta mucho

Soy uno más de muchos ex fumadores. De los 12 a los 35 años consumí cigarros, puros y el tabaco que coloqué en los receptáculos de las pipas que coleccionaba. En una época me fumé hasta cuatro...

30 de mayo, 2014

Soy uno más de muchos ex fumadores. De los 12 a los 35 años consumí cigarros, puros y el tabaco que coloqué en los receptáculos de las pipas que coleccionaba.

En una época me fumé hasta cuatro cajetillas de cigarros al día. Usaba lo que quedaba del cigarro que estaba fumando para encender el siguiente. Fumaba durante todas las horas que pasaba despierto. Lo primero que hacía al abrir los ojos cada mañana era encender un cigarro; lo mismo hacía antes de cerrarlos para dormir. De repente un puro o una pipa servían para satisfacer mi adicción al tabaco.

Compraba cigarros y los guardaba en mi refrigerador para que se mantuvieran “frescos”. Si no había que fumar en casa o la oficina me ganaba la angustia e interrumpía lo que estuviera haciendo para ir a la tienda más cercana para hacerme del producto que me proporcionaba la droga a que estaba adicto.

Comprar cigarros ya entrada la noche o en la madrugada, cuando no había en la Ciudad de México tiendas que permanecieran abiertas las 24 horas del día, era toda una aventura. Era necesario localizar algún comercio que operara clandestinamente para adquirir ahí la nicotina que cada célula de mi cuerpo exigía para mantenerse tranquila.

Mis camisas, corbatas, pantalones y el asiento del coche que manejaba mostraban los estragos causados por las cenizas aún encendidas que sin darme cuenta cayeron sobre ellos. Mi casa, mi ropa, mi oficina, el interior de mi coche y todo lo que me rodeaba apestaba a tabaco.

Era un adicto totalmente dependiente de la nicotina que contiene el tabaco.

Lo peor de todo es que en esa época, cuando mis hijos mayores eran niños y se desconocían los efectos nocivos del tabaco de segunda mano sobre la salud de lo no fumadores, fumé miles de cigarros en la casa en donde vivían y otros miles dentro del coche cuando los llevaba en él.

Un día pensé que de seguir fumado como lo hacía no vería a mis hijos como adultos y menos a mis nietos. Me empecé a informar sobre los daños que fumar le causa a un cuerpo humano. Después de mi investigación no me ganó el miedo sino el terror y un buen día dejé de fumar para nunca volver a hacerlo.

Durante los 23 años que duró mi adicción fumé, si considero un promedio diario de dos cajetillas con 20 cigarros cada una, aproximadamente 335,800 cigarros. A precios actuales (45 pesos por una cajetilla de 20 cigarros) literalmente quemé aproximadamente 755,550 pesos. Además de lo que me costaron todas las prendas de vestir que eché a perder al quemarlas con las cenizas encendidas de cigarros, puros y pipas.

Afortunadamente, mi adicción al tabaco no me costó más. Décadas después de liberarme de la nicotina no sufren de daño alguno mis sistemas respiratorio o circulatorio. Mi corazón, pulmones y laringe son idénticos a los de una persona que nunca fumó.

Tuve suerte. Más de la que han tenido millones de fumadores alrededor del mundo alrededor del mundo que han muerto por alguna enfermedad causada por su tabaquismo o que han quedado, gracias al tabaco, de alguna manera impedidos para vivir una vida normal.

Porque me salvé de convertirme hace años en una estadística más celebraré mañana el Día Mundial sin Tabaco.

Si fumas, recuerda que el tabaquismo es una adicción que te cuesta mucho en dinero, salud y años de vida; una adicción que muy probablemente te matará de una manera nada agradable.

¡Feliz Día Mundial sin Tabaco!

Comentarios


La Suprema Corte debe declarar inconstitucional la prisión preventiva oficiosa

En marzo de 1981, México se adhirió al Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y a la Convención Americana sobre...

mayo 10, 2024

Los aranceles de Biden pueden ser oportunidades para México

En un esfuerzo desesperado por aumentar su baja popularidad entre los votantes que en noviembre decidirán si lo reeligen a él o...

mayo 15, 2024




Más de categoría

Votar en una democracia imperfecta es mejor que no votar o rendirse al autoritarismo

El 2 de junio, los mexicanos participaremos en una jornada electoral crucial para definir nuestro futuro. Votar no solo...

mayo 29, 2024

Entendiendo las discrepancias en las encuestas

Las encuestas de preferencias políticas son herramientas esenciales para medir la opinión pública y prever resultados electorales. Sin embargo,...

mayo 28, 2024
La 4T no ha sido realmente transformadora

La 4T no ha sido realmente transformadora

La Cuarta Transformación (4T) de Andrés Manuel López Obrador ha traído cambios significativos a México, pero ¿han sido realmente...

mayo 27, 2024
De Frente Y Claro | OAXACA: CRÓNICA DE UNA TRAICIÓN ANUNCIADA

Morena seguro en tres estados; posibles sorpresas en CDMX y GTO; monedas en el aire en cuatro

Así llegan los candidatos a las gubernaturas según las encuestas realizadas en nueve estados. Solo incluyo datos de los...

mayo 24, 2024