Bolivia: lección para los gobernantes que buscan eternizarse

Cayó Evo Morales después de ejercer la presidencia de Bolivia durante casi 14 años, del 22 de enero de 2006 hasta el 10 de noviembre...

12 de noviembre, 2019

Cayó Evo Morales después de ejercer la presidencia de Bolivia durante casi 14 años, del 22 de enero de 2006 hasta el 10 de noviembre de 2019.

En diciembre de 2005 ganó la presidencia con el 54% de los votos, convirtiéndose en el primer presidente indio de la República de Bolivia desde que el país se fundó en 1825. En 2009 fue electo como el primer presidente del recién fundado Estado Plurinacional de Bolivia y en 2014 fue reelecto con el 63% de los votos.

Nacionalizó los hidrocarburos y luego diversas empresas e industrias con el fin de que los empresarios invirtieran como socios, no como “patrones de los recursos naturales de los bolivianos”.

Contra lo que muchos supusieron, el socialismo que promovió dio resultados sorprendentes.

Entre 2006 y 2018 el producto interno bruto (PIB) creció sostenidamente, a un promedio anual del 4.8%. En 2006 el PIB era de 11 452 millones de dólares, en 2018 llegó a 40 288 millones; un aumento del 252%.

Y cayó el porcentaje de bolivianos pobres, del 60% al 35%, y el de la población que vive en pobreza extrema del 38% al 15%.




Pese a los grandes avances económicos que logró, Morales se vio obligado a renunciar el domingo pasado, menos de un mes después de que se declarara ganador de la elección del pasado 20 de octubre.

Sus problemas empezaron cuando en 2016 decidió buscar una tercera reelección a pesar de que la Constitución de 2009 lo prohíbe.

Para derogar el impedimento constitucional convocó a una consulta popular, pero en febrero de 2016, el 51% de los bolivianos votó en contra de tal derogación.

Morales ignoró el resultado de su consulta y logró que el Tribunal Constitucional determinara que tenía el “derecho humano” de tratar de reelegirse indefinidamente. Luego, el Tribunal Supremo Electoral autorizó que participara en las elecciones de octubre pasado.

La autoridad electoral lo declaró ganador con 47.1% de la votación total, más de 10 puntos porcentuales arriba del 36.5% que obtuvo su rival. Así evitó ir a una segunda vuelta electoral.

El hecho de que se “cayera el sistema” cuando Morales aventajaba a su rival por solo 7.1 puntos, generó que los resultados finales fueran cuestionados dentro y fuera de Bolivia.

El 23 de octubre, Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos apoyaron la realización de una segunda vuelta y la OEA sugirió no validar los resultados de la elección hasta que la organización los auditara.

Las protestas contra un probable fraude electoral se generalizaron en Bolivia. Los grupos policiacos se unieron a los manifestantes y las fuerzas armadas decidieron no intervenir.

En la mañana del 10 de noviembre, Morales aceptó la realización de nuevas elecciones, luego de que la OEA informara que hubo “graves irregularidades” en el proceso electoral y solicitara que se repitiera la elección.

Su decisión llegó demasiado tarde porque ese mismo día los comandantes del Ejército y de la Policía le sugirieron renunciar para así permitir “la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia”.

Ante la posibilidad de ser removido violentamente, Evo Morales prefirió renunciar.

Que lo que sucedió en Bolivia sirva de lección para todos aquellos gobernantes que tratan de eternizarse en el poder después de modificar las leyes a su favor.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Comentarios
object(WP_Query)#18132 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3561) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(44067) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-04-2021" ["before"]=> string(10) "17-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3561) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(44067) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-04-2021" ["before"]=> string(10) "17-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(16) "eduardoruizhealy" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18070 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3561) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3561) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18145 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18077 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-04-2021" ["before"]=> string(10) "17-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(465) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-17 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (44067) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3561) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18156 (24) { ["ID"]=> int(64265) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-20 08:18:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-20 13:18:12" ["post_content"]=> string(3674) "Hasta el 8 de agosto del año pasado 87 000 trabajadores del sector salud habían enfermado de COVID-19 y de este total habían muerto 1171. Lo anterior de acuerdo con el reporte semanal de esa misma fecha que emitió la Secretaría de Salud, que en su primera página explica que “La información que se presenta corresponde al análisis de la variable “ocupación” del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad Respiratoria Viral (SISVER). El análisis refleja los casos que refirieron desempeñar una ocupación relacionada a la salud (dentista, enfermero, laboratorista, médico u otro trabajador de la salud)”. Increíblemente, también anota que “Es importante precisar que la información recabada en SISVER no permite identificar si el contagio sucedió en el lugar de trabajo, en el hogar o la comunidad, tampoco establecer si el personal de salud se encuentra laborando actualmente en una unidad de atención médica”. Y digo increíblemente porque se supondría que, para efectos epidemiológicos, sería importante conocer dónde enfermó cada uno de ellos y cuáles de los que murieron fueron infectados mientras atendían a algún paciente. Transcurrieron 35 semanas y en cada uno de los reportes semanales se mostró iba en aumento el número de trabajadores de salud infectados y fallecidos. En el reporte del 7 de septiembre ya eran 106 956 casos acumulados con 1435 defunciones; en el del 5 de octubre, 122 041 casos con 1646 defunciones; en el del 9 de noviembre, 144 083 casos con 1924 defunciones; en el del 7 de diciembre, 164 196 casos son 21798 defunciones. Llegó 2021 y cada semana se emitieron los reportes que señalaban que médicos, dentistas, enfermeras, laboratoristas, y otros trabajadores de la salud seguían enfermando y muriendo después de contraer la enfermedad. El reporte más reciente que aparece en el sitio https://www.gob.mx/salud/documentos/informes-sobre-el-personal-de-salud-covid-19-en-mexico corresponde al 12 de abril pasado y en se anota que hasta ese día habían enfermado 234 066 trabajadores y que 3764 habían sucumbido frente al virus SARS-CoV-2 o alguna de sus variantes. Lo anterior significa que en las 35 semanas que transcurrieron desde el primer reporte, el del 8 de agosto del año pasado, hasta el lunes de la semana pasada, el número de personal de salud que enfermó aumentó en 268.9% y el de fallecidos en 321.3%. También significa que hasta ahora es en México en donde más personal de salud ha muerto durante la pandemia, porque los 3764 fallecidos superan a los 3600 que han perdido la vida en Estados Unidos. En vista de que el reporte no permite identificar donde ocurrió el contagio es imposible establecer cuántos de los enfermos y fallecidos contrajeron la enfermedad en un hospital o consultorio particular. Al negarse a vacunar a decenas de miles de médicos, dentistas, enfermeras y demás trabajadores de la salud que trabajan en el sector privado, el presidente Andrés Manuel López Obrador actúa como si estuviera convencido de que el coronavirus puede leer gafetes y distinguir entre quienes trabajan en el sector público y el privado. De paso olvida que una mayoría de los pacientes y familiares de estos trabajadores de la salud muy probablemente no votarán por MORENA el 6 de junio venidero.   Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(53) "¿Creerá AMLO que el coronavirus puede leer gafetes?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "creera-amlo-que-el-coronavirus-puede-leer-gafetes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-20 08:18:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-20 13:18:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64265" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18057 (24) { ["ID"]=> int(64567) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-27 08:13:39" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:13:39" ["post_content"]=> string(3640) "El 1 de diciembre de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador pronunció un discurso después de asumir su cargo. Lo primero que dijo fue: “Aquí en el Zócalo de la Ciudad de México, principal plaza pública del país, luego de recibir el bastón de mando de los pueblos originarios de nuestra gran nación, reafirmo el compromiso de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”. Desde entonces ha ofrecido casi 600 conferencias de prensa matutinas y pronunciado miles de discursos en donde ha hablado y opinado de infinidad de temas y respondido las preguntas que le han hecho periodistas de verdad y de mentiras. Durante las 587 conferencias de prensa matutinas que ofreció del 3 de diciembre de 2018 hasta el 15 de abril pasado, hizo 50 324 “afirmaciones no verdaderas”, de acuerdo con el reporte más reciente de SPIN-Taller de Comunicación Política, una empresa ubicada en la CDMX que entre sus servicios está el de analizar las conferencias con el objetivo de “proveer a la opinión pública de información sólida que permita evaluarlas objetivamente (…) como herramientas de comunicación política”. En www.spintcp.com, SPIN explica que “Sobre el discurso del Presidente durante sus conferencias, SPIN estudia las frases repetitivas, las afirmaciones no verdaderas, los señalamientos frecuentes y el impacto mediático de los mensajes iniciales”. El director general de SPIN, Luis Estrada, explica que las “afirmaciones no verdaderas” se clasifican en cuatro categorías: 1) promesas “cuya veracidad se verificaría después de un tiempo”; 2) compromisos o “acuerdos con la fuente de reporteros, que posponen la presentación de evidencia y que no siempre se les da seguimiento”; 3) no falsables, que son “imposibles verificar si son verdad o mentira”, y; 4) falsas o “refutadas por evidencia”. 50 324 son muchas “afirmaciones no verdaderas” y más si provienen del jefe del Estado mexicano. Equivalen a 86 por cada conferencia de prensa. Parafraseando al mismo AMLO: “¡Ni Trump!”. La más reciente de esas “afirmaciones no verdaderas”, que puede categorizarse como falsa, la dijo ayer al referirse a la cuarta ola de la pandemia que afecta a la India. Explicó que ese país iba a enviar a México millones de dosis de la vacuna anticovid AstraZeneca, pero que “ya les mandamos a decir que no las vamos a necesitar, que comprendemos la situación de ellos. Entonces, es una forma de expresar nuestra solidaridad”. El presidente no pudo haberles mandado decir nada porque el 25 de marzo, hace un mes, el gobierno indio informó que para vacunar a más de sus propios ciudadanos detendría las exportaciones de la vacuna a más de 70 países, entre ellos el nuestro. O sea, AMLO presumió un acto de solidaridad que a su gobierno le es imposible cumplir. ¿No hubiera sido mejor que nos dijera la verdad? ¿Que India suspendió sus envíos para enfrentar su propia crisis de COVID? ¿Que México sí se necesita esas vacunas porque apenas se han aplicado poco menos de 17 millones de las 180 millones de dosis que tienen que suministrarse para alcanzar el 70% de la población y lograr el efecto de rebaño? A todos debe preocuparnos que de la boca de AMLO salgan tantas “afirmaciones no verdaderas” porque no tenemos manera de saber cuáles de ellas se cree él mismo. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(63) "¿Cuáles de sus “afirmaciones no verdaderas” se cree AMLO?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(53) "cuales-de-sus-afirmaciones-no-verdaderas-se-cree-amlo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-27 08:14:04" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-27 13:14:04" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64567" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18156 (24) { ["ID"]=> int(64265) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-20 08:18:12" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-20 13:18:12" ["post_content"]=> string(3674) "Hasta el 8 de agosto del año pasado 87 000 trabajadores del sector salud habían enfermado de COVID-19 y de este total habían muerto 1171. Lo anterior de acuerdo con el reporte semanal de esa misma fecha que emitió la Secretaría de Salud, que en su primera página explica que “La información que se presenta corresponde al análisis de la variable “ocupación” del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedad Respiratoria Viral (SISVER). El análisis refleja los casos que refirieron desempeñar una ocupación relacionada a la salud (dentista, enfermero, laboratorista, médico u otro trabajador de la salud)”. Increíblemente, también anota que “Es importante precisar que la información recabada en SISVER no permite identificar si el contagio sucedió en el lugar de trabajo, en el hogar o la comunidad, tampoco establecer si el personal de salud se encuentra laborando actualmente en una unidad de atención médica”. Y digo increíblemente porque se supondría que, para efectos epidemiológicos, sería importante conocer dónde enfermó cada uno de ellos y cuáles de los que murieron fueron infectados mientras atendían a algún paciente. Transcurrieron 35 semanas y en cada uno de los reportes semanales se mostró iba en aumento el número de trabajadores de salud infectados y fallecidos. En el reporte del 7 de septiembre ya eran 106 956 casos acumulados con 1435 defunciones; en el del 5 de octubre, 122 041 casos con 1646 defunciones; en el del 9 de noviembre, 144 083 casos con 1924 defunciones; en el del 7 de diciembre, 164 196 casos son 21798 defunciones. Llegó 2021 y cada semana se emitieron los reportes que señalaban que médicos, dentistas, enfermeras, laboratoristas, y otros trabajadores de la salud seguían enfermando y muriendo después de contraer la enfermedad. El reporte más reciente que aparece en el sitio https://www.gob.mx/salud/documentos/informes-sobre-el-personal-de-salud-covid-19-en-mexico corresponde al 12 de abril pasado y en se anota que hasta ese día habían enfermado 234 066 trabajadores y que 3764 habían sucumbido frente al virus SARS-CoV-2 o alguna de sus variantes. Lo anterior significa que en las 35 semanas que transcurrieron desde el primer reporte, el del 8 de agosto del año pasado, hasta el lunes de la semana pasada, el número de personal de salud que enfermó aumentó en 268.9% y el de fallecidos en 321.3%. También significa que hasta ahora es en México en donde más personal de salud ha muerto durante la pandemia, porque los 3764 fallecidos superan a los 3600 que han perdido la vida en Estados Unidos. En vista de que el reporte no permite identificar donde ocurrió el contagio es imposible establecer cuántos de los enfermos y fallecidos contrajeron la enfermedad en un hospital o consultorio particular. Al negarse a vacunar a decenas de miles de médicos, dentistas, enfermeras y demás trabajadores de la salud que trabajan en el sector privado, el presidente Andrés Manuel López Obrador actúa como si estuviera convencido de que el coronavirus puede leer gafetes y distinguir entre quienes trabajan en el sector público y el privado. De paso olvida que una mayoría de los pacientes y familiares de estos trabajadores de la salud muy probablemente no votarán por MORENA el 6 de junio venidero.   Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(53) "¿Creerá AMLO que el coronavirus puede leer gafetes?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(49) "creera-amlo-que-el-coronavirus-puede-leer-gafetes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-20 08:18:47" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-20 13:18:47" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64265" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "3496531963ed0063d4676cc340357c19" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Creerá AMLO que el coronavirus puede leer gafetes?

Hasta el 8 de agosto del año pasado 87 000 trabajadores del sector salud habían enfermado de COVID-19 y de este total...

abril 20, 2021

¿Cuáles de sus “afirmaciones no verdaderas” se cree AMLO?

El 1 de diciembre de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador pronunció un discurso después de asumir su cargo. Lo primero...

abril 27, 2021




Más de categoría

¿Es DVN la indicada para el peritaje de la Línea 12?

La empresa noruega DNV fue contratada por el gobierno de la CDMX para determinar las causas del colapso de...

mayo 17, 2021

Déjà vu

Álvaro Obregón gobernó México de 1920 a 1924 y luego se retiró a la vida privada en su rancho...

mayo 14, 2021

La democracia según AMLO podría confundirse con autocracia

Democracia es una de las palabras que más pronuncia el presidente Andrés Manuel López Obrador. El 14 de abril...

mayo 13, 2021

¿Qué delito es más grave, el electoral o el sexual?

“… la fiscalía abrió una investigación en contra de dos candidatos al gobierno de Nuevo León. Yo apoyo esa...

mayo 12, 2021