20 drogas y cuánto dañan

La prestigiada revista británica especializada en temas médicos The Lancet publicó en noviembre de 2010 un estudio...

29 de enero, 2016

La prestigiada revista británica especializada en temas médicos The Lancet publicó en noviembre de 2010 un estudio intitulado “Los daños de las Drogas en el Reino Unido: Un análisis de decisión con base a múltiples criterios” (Drug Harms in the UK: A Multicriteria Decision Analysis), el cual clasificó a 20 drogas, desde el alcohol hasta la mariguana y el tabaco con base en sus factores dañinos.

El estudio explica que “el daño individual (tal como la dependencia, mortalidad o daño a la función mental) se incluyó bajo el rubro “daño a usuario”, mientras que el “daño a otros” (tales como crimen, daño ambiental y daño internacional) tomo en consideración el número y amplitud de otras personas que son dañadas por el uso individual de las drogas”.

Las conclusiones del estudio se graficaron en dos tablas. La primera muestra cuánto daña cada droga utilizando una escala de 100 puntos, en donde 100 indica el máximo daño y cero indica ningún daño. La segunda califica a cada droga de acuerdo a los daños totales que causa de acuerdo a 16 criterios: mortalidad específica, mortalidad relacionada, daño específico, daño relacionado, dependencia, daño específico a la función mental, daño relacionado a la función mental, pérdida de tangibles, pérdida de relaciones, heridas, crimen, daño ambiental, adversidades familiares, daño internacional, costo económico y comunidad.

Las drogas incluidas en el estudio fueron alcohol, heroína, cocaína crack, metanfetamina, cocaína, tabaco, anfetamina, cannabis (mariguana), GHB, benzodiacepinas, ketamina, metadona, mefedrona, butano, khat, esteroides anabólicos, éxtasis, LSD, buprenorfina y hongos alucinantes.

“El estudio determinó que el alcohol era la droga más dañina (72 de 100 puntos), seguido por la heroína (55 de 100) y la cocaína crack (54 de 100). Las drogas más dañinas para los usuarios fueron la cocaína crack, heroína y la metanfetamina (con calificaciones de 37, 34 y 32, respectivamente), mientras que el alcohol, la heroína y la cocaína crack fueron las más dañinas para otros (46, 21 y 17, respectivamente). La cannabis (también conocida como mariguana) obtuvo una calificación total de 20, lo que la coloca en el octavo lugar después de la anfetamina (también conocida como speed) y antes del GHB (también conocido como éxtasis líquido).

El tabaco, otra droga legalmente autorizada para su producción, comercialización y consumo masivo alrededor del mundo, obtuvo una calificación general de 26 puntos, un poco menos de los 27 que obtuvo la satanizada cocaína y tres más que la anfetamina, quedando en la sexta posición por el daño total que ocasiona.




Desde un punto de vista económico, no queda la menor duda que la droga más dañina (alcohol) y la sexta más dañina (tabaco) son legales porque generan grandes beneficios económicos a grandes empresas trasnacionales y al fisco de la mayoría de los países.

Si el alcohol y el tabaco son drogas tan dañinas y letales, ¿por qué se permite su venta mientras se prohíbe la de otras menos dañinas? No hay razón alguna que justifique esta situación. A menos que los que dominan a diversas industrias -como la alcoholera, la de las armas y la de servicios carcelarios, entre otras- estén convencidos de que la legalización de las drogas que hoy son ilegales pudiera afectar gravemente sus ingresos económicos y mermar su enorme poder político.

El estudio aquí comentado puede leerse en www.sg.unimaas.nl/_old/oudelezingen/dddsd.pdf

Comentarios
object(WP_Query)#18215 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3561) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(37268) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3561) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(37268) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(16) "eduardoruizhealy" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(false) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18171 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3561) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3561) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18202 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18181 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "18-04-2021" ["before"]=> string(10) "16-05-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(465) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-04-18 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-05-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (37268) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3561) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18106 (24) { ["ID"]=> int(65192) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-11 08:29:56" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-11 13:29:56" ["post_content"]=> string(3562) "¿Qué tanto están sirviendo las encuestas para medir la popularidad de gobernantes, artistas o deportistas o para pronosticar los resultados de una próxima elección? De no mucho, si nos atenemos a la manera en que los encuestadores han fallado durante ya varios años en la mayoría de los países. Recordemos que, en la elección presidencial estadounidense de 2012, un buen número de encuestas señalaban que el ganador, por un muy estrecho margen, sería el republicano Mitt Romney. A fin de cuentas, la elección del 6 de noviembre de ese año la ganó el demócrata Barack Obama, quien se reeligió al ganar el 51.1% de los votos contra el 47.2% de Romney. Dos años después, las encuestas señalaban que el poderoso senador republicano por Kentucky, Mitch McConnell, perdería su escaño ante una joven y desconocida demócrata; sin embargo, en la elección del 4 de noviembre de 2014, McConnell se reeligió con el 56.2% de los votos. Ese mismo año, en Escocia, los encuestadores aseguraban que había un empate entre los votantes que estaban a favor y los que estaban en contra de que ese país se separara del Reino Unido. Pero, en el referendo realizado el 18 de septiembre de 2014, el 55.3% de los escoceses votó a favor de seguir siendo parte del Reino Unido. ¿Y qué decir de la elección presidencial estadounidense de 2016, la cual de acuerdo con los encuestadores iba a ganar la demócrata Hillary Clinton? Si bien ganó el 48.2% del voto popular contra el 46.1% del republicano Donald Trump, fue incapaz de obtener la mayoría de los votos electorales necesarios para triunfar; esos los ganó el ahora expresidente. En México las cosas han sido similares. En la elección presidencial de 2000, siete de ocho encuestadoras daban como ganador al priista Francisco Labastida; sin embargo, en la elección del 2 de julio de ese año, el panista Vicente Fox ganó con el 42.5% de los votos contra el 36.1% que obtuvo Labastida. Para la elección presidencial de 2006, siete encuestadoras le daban una mínima ventaja a Andrés Manuel López Obrador, el candidato de la Coalición por el Bien de Todos; cinco le otorgaban también una ventaja mínima al panista Felipe Calderón; una señalaba un empate entre ambos, y otra le daba una clara ventaja a AMLO. Los resultados del 2 de julio de ese año confirmaron que el de la ventaja mínima era Calderón, que ganó el 35.9% de los votos contra el 35.3% que obtuvo el entonces perredista. En 2012 las encuestadoras también fallaron al otorgarle al priista Enrique Peña Nieto ventajas que iban de entre 11 y 18 puntos porcentuales. El 1 de julio Peña ganó el 38.2% de los votos contra el 32.6% que obtuvo AMLO. Solo dos encuestadoras más o menos le atinaron al resultado. He querido hoy recordar algunos fiascos demoscópicos –y no, no olvidé el del referendo del Brexit de 2016– porque en los últimos días los candidatos a gubernaturas, presidencias municipales, alcaldías y otros cargos de elección popular difunden encuestas reales o ficticias que muestran que aventajan a sus oponentes. Lo hacen para motivar a sus seguidores y desmotivar a los de sus contrincantes, olvidándose que lo único que importa es por quien votaremos el 6 de junio. Mi consejo: ignoren las encuestas y voten por quien más los convenza. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(57) "Ignoren las encuestas y voten por quien más los convenza" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "ignoren-las-encuestas-y-voten-por-quien-mas-los-convenza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-11 08:29:56" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-11 13:29:56" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65192" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18107 (24) { ["ID"]=> int(64302) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2021-04-21 07:16:14" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-04-21 12:16:14" ["post_content"]=> string(3569) "¿Por qué aprueba leyes la mayoría morenista en el Congreso de la Unión sabiendo que uno o más de sus artículos van en contra de lo que señala la Constitución? Esta es una pregunta que debemos hacernos porque ya son varias las leyes promovidas por el presidente Andrés Manuel López Obrador o sus obedientes legisladores de MORENA y sus partidos satélites que, después de ser aprobadas en la Cámara de Diputados y el Senado, no pueden entrar en vigor porque un juez, un tribunal colegiado o la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinan que parte de su contenido es violatorio de uno o más artículos constitucionales. Y debemos hacérnosla porque tanto en la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, que dirige Julio Scherer Ibarra, como en las direcciones jurídicas de las secretarías de Estado y las principales dependencias del gobierno federal hay abogados que fácilmente pueden darse cuenta de cómo algunas de las iniciativas de ley que le envía el Ejecutivo al Legislativo contravienen de diversas maneras lo que mandata la Constitución. Hay varias respuestas que se me ocurren a la pregunta. Los abogados que trabajan para el gobierno federal: 1) no se atreven a decirle al presidente que sus iniciativas contienen elementos anticonstitucionales; o 2) deciden enviarlas al Congreso con la esperanza de que luego de ser aprobadas nadie las impugne ante los tribunales y entren en vigor; o 3) las someten al Congreso esperando que, luego de ser aprobadas, sean impugnadas y frenadas por un juez o una mayoría de los magistrados que integran un tribunal federal o de ministros de la SCJN. De ser lo primero, los abogados están fallándole al pueblo que les paga sus sueldos y, peor aún, están rompiendo su juramento de guardar y hacer guardar la Constitución y las leyes que de ella emanan. De ser lo segundo, además de fallarle al pueblo y romper su juramento, están actuando activamente con el fin de socavar a la misma Constitución. De ser lo tercero, no solo están fallándole al pueblo y procediendo en contra de la Constitución, sino que participan en una campaña orquestada por la Presidencia con el fin de desprestigiar aún más al Poder Judicial de la Federación al darle a AMLO motivos para oponerse públicamente a las resoluciones de los juzgadores, para acusar a estos de ser corruptos por oponerse a reformas legales diseñadas para beneficiar al pueblo y acotar los fueros de los poderosos, y para afirmar que sus poderosos adversarios utilizan a los tribunales para colocar a las leyes por encima de la justicia. No es casualidad que la mayoría de los principales constitucionalistas del país, tanto académicos como postulantes, se manifiesten constantemente en contra de algunas de las reformas legales que aprueba la mayoría morenista en el Congreso. Tampoco es casual que gran parte de la opinión pública se vuelque a favor del popular presidente y su partido cuando éste se va en contra de los juzgadores que, por ceñirse a lo que dicen la Constitución y las leyes, detienen temporal o permanentemente la entrada en vigor de algunas de sus reformas legales. Otra pregunta obligada es: ¿seguirán aguantando los juzgadores las presiones que reciben de AMLO para que dejen de frenar las reformas anticonstitucionales que aprueba el Congreso? Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(52) "¿Seguirán aguantando las presiones los juzgadores?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(48) "seguiran-aguantando-las-presiones-los-juzgadores" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-04-21 09:09:56" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-04-21 14:09:56" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=64302" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18106 (24) { ["ID"]=> int(65192) ["post_author"]=> string(1) "8" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-11 08:29:56" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-11 13:29:56" ["post_content"]=> string(3562) "¿Qué tanto están sirviendo las encuestas para medir la popularidad de gobernantes, artistas o deportistas o para pronosticar los resultados de una próxima elección? De no mucho, si nos atenemos a la manera en que los encuestadores han fallado durante ya varios años en la mayoría de los países. Recordemos que, en la elección presidencial estadounidense de 2012, un buen número de encuestas señalaban que el ganador, por un muy estrecho margen, sería el republicano Mitt Romney. A fin de cuentas, la elección del 6 de noviembre de ese año la ganó el demócrata Barack Obama, quien se reeligió al ganar el 51.1% de los votos contra el 47.2% de Romney. Dos años después, las encuestas señalaban que el poderoso senador republicano por Kentucky, Mitch McConnell, perdería su escaño ante una joven y desconocida demócrata; sin embargo, en la elección del 4 de noviembre de 2014, McConnell se reeligió con el 56.2% de los votos. Ese mismo año, en Escocia, los encuestadores aseguraban que había un empate entre los votantes que estaban a favor y los que estaban en contra de que ese país se separara del Reino Unido. Pero, en el referendo realizado el 18 de septiembre de 2014, el 55.3% de los escoceses votó a favor de seguir siendo parte del Reino Unido. ¿Y qué decir de la elección presidencial estadounidense de 2016, la cual de acuerdo con los encuestadores iba a ganar la demócrata Hillary Clinton? Si bien ganó el 48.2% del voto popular contra el 46.1% del republicano Donald Trump, fue incapaz de obtener la mayoría de los votos electorales necesarios para triunfar; esos los ganó el ahora expresidente. En México las cosas han sido similares. En la elección presidencial de 2000, siete de ocho encuestadoras daban como ganador al priista Francisco Labastida; sin embargo, en la elección del 2 de julio de ese año, el panista Vicente Fox ganó con el 42.5% de los votos contra el 36.1% que obtuvo Labastida. Para la elección presidencial de 2006, siete encuestadoras le daban una mínima ventaja a Andrés Manuel López Obrador, el candidato de la Coalición por el Bien de Todos; cinco le otorgaban también una ventaja mínima al panista Felipe Calderón; una señalaba un empate entre ambos, y otra le daba una clara ventaja a AMLO. Los resultados del 2 de julio de ese año confirmaron que el de la ventaja mínima era Calderón, que ganó el 35.9% de los votos contra el 35.3% que obtuvo el entonces perredista. En 2012 las encuestadoras también fallaron al otorgarle al priista Enrique Peña Nieto ventajas que iban de entre 11 y 18 puntos porcentuales. El 1 de julio Peña ganó el 38.2% de los votos contra el 32.6% que obtuvo AMLO. Solo dos encuestadoras más o menos le atinaron al resultado. He querido hoy recordar algunos fiascos demoscópicos –y no, no olvidé el del referendo del Brexit de 2016– porque en los últimos días los candidatos a gubernaturas, presidencias municipales, alcaldías y otros cargos de elección popular difunden encuestas reales o ficticias que muestran que aventajan a sus oponentes. Lo hacen para motivar a sus seguidores y desmotivar a los de sus contrincantes, olvidándose que lo único que importa es por quien votaremos el 6 de junio. Mi consejo: ignoren las encuestas y voten por quien más los convenza. Twitter: @ruizhealy Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy Instagram: ruizhealy Sitio: ruizhealytimes.com" ["post_title"]=> string(57) "Ignoren las encuestas y voten por quien más los convenza" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "ignoren-las-encuestas-y-voten-por-quien-mas-los-convenza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-11 08:29:56" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-11 13:29:56" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65192" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "28c7d43a4c74b27ae8137e689a507d7d" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Ignoren las encuestas y voten por quien más los convenza

¿Qué tanto están sirviendo las encuestas para medir la popularidad de gobernantes, artistas o deportistas o para pronosticar los resultados de una...

mayo 11, 2021

¿Seguirán aguantando las presiones los juzgadores?

¿Por qué aprueba leyes la mayoría morenista en el Congreso de la Unión sabiendo que uno o más de sus artículos van...

abril 21, 2021




Más de categoría

Déjà vu

Álvaro Obregón gobernó México de 1920 a 1924 y luego se retiró a la vida privada en su rancho...

mayo 14, 2021

La democracia según AMLO podría confundirse con autocracia

Democracia es una de las palabras que más pronuncia el presidente Andrés Manuel López Obrador. El 14 de abril...

mayo 13, 2021

¿Qué delito es más grave, el electoral o el sexual?

“… la fiscalía abrió una investigación en contra de dos candidatos al gobierno de Nuevo León. Yo apoyo esa...

mayo 12, 2021

Ignoren las encuestas y voten por quien más los convenza

¿Qué tanto están sirviendo las encuestas para medir la popularidad de gobernantes, artistas o deportistas o para pronosticar los...

mayo 11, 2021