Un gran ejemplo

Antonio G. Trejo nos muestra una clara evidencia del alto nivel de conciencia, percepción, inteligencia y análisis de riesgos y situaciones de los animales, en este caso, una manada de elefantes.

5 de diciembre, 2022

Desde nuestros primeros años en la escuela y en nuestra casa, todo lo que vemos y oímos está saturado con el concepto de que el hombre es el ejemplo máximo de la creación. Lo escuchas cientos de veces, pero no le prestas atención, le das, por cierto, simplemente no te importa y continúas creyéndolo hasta que tienes la oportunidad de convivir u observar detenidamente a algún animal. 

Es tanta nuestra ignorancia con respecto a los animales, que muchas personas todavía los consideran criaturas accesorias que no tienen otra función más que servir de distracción y adorno. Afortunadamente, algunos episodios de la vida diaria, experiencias científicas o incidentes de la vida real nos han mostrado que una gran diversidad de animales posee capacidades muy superiores a las nuestras, incluyendo las emocionales y las de percepción. Esto induce a pensar que no somos superiores sino simplemente diferentes.

En la porción sur de la India existen manadas de elefantes silvestres que deambulan libremente en los extensos llanos, gran parte de su sobrevivencia la pasan emigrando en búsqueda de mejores condiciones de vida y reproducción. Los protagonistas de este incidente son unos elefantes de la raza hindú que constituyen una manada de tamaño regular que está a punto de cruzar un afluente de poca profundidad. El cruce no ofrece mayores riesgos, la mayoría de estos elefantes tiene amplia experiencia en el cruce de estos ríos. De repente, sin que nadie lo esperase se escucha un bramido de alarma que inquieta a la población adulta. Uno de los pequeños elefantes ha caído en una estrecha fosa de mediana profundidad haciendo difícil el equilibrio y la tracción. El pequeño está muy espantado y no cesa de bramar, sus padres de inmediato acuden en su auxilio, pero se dan cuenta de la gran dificultad para liberarlo. Los líderes de la manada observan la falta de espacio para maniobrar y no aciertan a sugerir ninguna acción para liberar al pequeño, los bramidos, la angustia y la desesperación continúan, hasta que alguno de los elefantes mayores inicia un poderoso y alarmante bramido que pronto es secundado por el resto de la manada. El ruido es infernal, el resoplido es espectacular y se esparce en todas direcciones, inclusive es escuchado por los habitantes del pueblo cercano que empieza por preguntarse el origen y las causas de tan singular conmoción. Uno de los habitantes del pueblo, familiarizado con estos bramidos aclara que los ruidos provienen de los elefantes que deben estar en alguna situación de emergencia. 

Algunos de los lugareños intrigados por los bramidos deciden investigar y se dirigen al sitio del incidente. Al aproximarse, el ruido cesó y los elefantes fijaron su atención en los recién llegados. Prácticamente los animales les hicieron una valla para que pudieran apreciar mejor el problema. No había mucho que inspeccionar, la fosa era suficientemente profunda para cubrir el cuerpo del pequeño, el piso era muy lodoso, con trabajos permitía la posición vertical del volumen corporal, pronto oscurecería y sería muy necesaria la ayuda de una grúa y algunas herramientas. Los líderes rescatistas decidieron pedir una grúa, herramientas y la colaboración de las autoridades, pero tendría que ser hasta el siguiente día, no había manera de iniciar el rescate de inmediato. Al día siguiente, el grupo de pueblerinos ya estaba enterado del problema y habían acudido al sitio llevando alimentos suficientes para todos, inclusive habían llevado forraje y agua para el pequeño que estaba dando señales de agotamiento; pronto el rescate del elefantito se convirtió en un gran proyecto comunitario. La manada siempre permaneció en un lugar cercano al percance, todos quietos, muy disciplinados, siempre con gran presencia. La multitud de curiosos pronto aprendió la magnitud del problema y obedeció fielmente las instrucciones de los rescatistas, inclusive realizaron trabajo manual cuando fueron requeridos. 

Las ruidosas máquinas no alteraron la conducta de los animales, éstos solo se limitaron a observar atentamente la operación. Sin embargo, hubo un momento muy emocional cuando una brigada de los espectadores tomó las herramientas y comenzaron a cavar cerca uno de los límites de la fosa, de inmediato los elefantes adultos se aproximaron unos cuantos metros hacia el sitio, guardando siempre sus distancias para no estorbar. Esta fue una situación excepcional ya que los lugareños y los elefantes siempre guardan sus distancias, es decir, los elefantes desconfían de los humanos y éstos temen a cualquier agresión de los elefantes silvestres; de tal manera que estos dos grupos nunca habían estado tan cercanos.

Después de muchas maniobras surgió un problema eléctrico con una de las excavadoras, los mecánicos tardaron muchas horas en repararla, durante ese tiempo, humanos y animales solo se guarecían del calor y se observaban mutuamente; los elefantes renovaron sus esperanzas al intuir que la excavadora descompuesta había sido reparada.

Finalmente, los rescatistas lograron derrumbar una de las paredes de la fosa y extendieron un pasillo de terreno firme que permitiera la salida del pequeño. Cuando esto se logró hubo un estruendo de algarabía entre los humanos y una gran emoción entre los elefantes, algunos lugareños mencionan haber visto lágrimas en los ojos de varios elefantes*. 

Fue un gran sentimiento, una especie de doble satisfacción por haber logrado el éxito de un trabajo inesperado, la otra por haberle salvado la vida de un ser vivo que sin ninguna duda hubiera perecido si no hubiera sido por esta enorme ayuda.

Los elefantes celebraron la recuperación de su pequeño, acto seguido se formaron en una larguísima fila, todos con sus trompas levantadas y como si lo hubieran ensayado y comenzaron a cruzar el río al compás de unos armónicos ruidos de sus trompas, ruidos muy diferentes a los lamentables bramidos de alarma cuando descubrieron a su pequeño inmovilizado en ese foso lodoso.

Cada uno había terminado su tarea, todos volvieron sonrientes y con una historia por contar.

Las acciones de los elefantes mostraron un cuidadoso análisis del riesgo y del mortal peligro de un miembro de su manada. Determinaron su incapacidad para resolver el problema, pero solicitaron la ayuda oportuna del elemento que les podía ayudar a resolver el problema, cooperaron con su presencia y su positiva conducta durante todo el rescate y finalmente agradecieron la ayuda proporcionada.

Todos estos elementos y acciones son una clarísima evidencia de un elevado nivel de conciencia, percepción, análisis de riesgos y situaciones que al final se tradujo en el logro exitoso de su objetivo, rescatar al pequeño. 

 ¿Acaso necesitaremos más muestras para determinar la capacidad perceptiva y consciente de estas criaturas? 

Esta historia no es única, existen muchas otras que narran y describen muchos incidentes semejantes donde se muestra que los animales poseen la habilidad, la percepción y las dinámicas para resolver cualquier tipo de problemas pero que nosotros por vanidad y soberbia preferimos ignorarlos; simplemente porque seguimos considerándonos lo máximo de la creación.

Bien podría ser que el Homo sapiens que es el carácter binario que describe nuestro género y especie nos está quedando muy grande.

REFERENCIAS:

* Rebecca Marks. Un elefante bebé en problemas recibe ayuda inesperada. Tworeddots.com.  Junio 27, 2022.

Correo electrónico: [email protected].

Comentarios


object(WP_Query)#18808 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86375) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-01-2023" ["before"]=> string(10) "04-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(2) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(86375) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "07-01-2023" ["before"]=> string(10) "04-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(20) "ciencia-y-tecnologia" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18812 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(2) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18810 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18811 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "07-01-2023" ["before"]=> string(10) "04-02-2023" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2023-01-07 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2023-02-04 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (86375) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (2) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(88062) ["post_author"]=> string(3) "198" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-23 10:34:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 15:34:38" ["post_content"]=> string(11013) "Un "disruptor" es alguien capaz de crear un producto, un servicio o una forma de hacer las cosas que, inicialmente, desplaza y luego acaba sustituyendo al líder del mercado. Se trata de emprendedores con creatividad y amantes de la innovación, aun cuando no sean expertos en el sector, sólo se dan cuenta de que hace falta algo para satisfacer una necesidad del mercado. El problema es que, cuando una persona se decide a emprender en un negocio disruptivo, se enfrenta a toda clase de retos y desafíos que ponen a prueba su carácter y determinación. Es entonces cuando aprende que emprender es una actitud ante la vida, fundamentada en la predisposición a convertir las ideas en realidad, y adoptando una conducta proactiva ante los retos que surgen día a día para buscar soluciones y alcanzar nuevas metas. Desde el nacimiento del proyecto hasta que éste se convierte en una empresa sostenible, el emprendedor se topará con problemas que no contaba y situaciones que le defraudarán, pero también se encontrará con éxitos. La tarea parece ser más difícil para el emprendedor de base tecnológica, cuyo gran reto es lograr poner en contacto a la oferta con la demanda, ya que muchas veces se trata de mercados no configurados en los que hay que explicar muy bien cuál es el beneficio de su producto o servicios. Pero quizá la parte más difícil para el emprendedor de base tecnológica es el financiamiento para su arranque.  No obstante, el emprendimiento de base tecnológica tiene un gran potencial, especialmente en los mercados emergentes: A medida que los gobiernos y las personas en estos mercados adoptan las innovaciones tecnológicas, surgen oportunidades y, quienes tienen la experiencia necesaria (en tecnología, emprendimiento o inversión), pueden exportar sus conocimientos para ayudar a resolver problemas internacionales. Un ejemplo de ello es lo que está sucediendo con las nuevas empresas tecnológicas en África en donde están socavando los problemas de pago aprovechando la penetración de Internet y la telefonía móvil. Si bien en el mundo desarrollado alrededor del 40 por ciento de los pagos se realizan a través de dispositivos móviles, la tasa se dispara hasta un 60 por ciento en ciertos mercados emergentes como Kenia y Filipinas. Quizá es por eso que en los últimos años, el fenómeno del emprendimiento tecnológico ha despertado el interés de investigadores y responsables políticos que reconocen su efecto positivo en el desarrollo económico. Basándose en una rica tradición de investigación, varios autores definen el emprendimiento tecnológico como la interfaz de dos campos bien establecidos, pero relacionados: el emprendimiento y la innovación tecnológica (Beckman, Gary. Universidad Estatal de Carolina del Norte).  Pero para cualquier startup, los eventos de financiamiento son estratégicos y requieren mucha disciplina, esfuerzo y previsión. (Véase el libro de Kawasaki The Art of the Start). ¿Cuáles son las opciones por las que puede optar un emprendedor de base tecnológica? Puede recurrir a capital de riesgo tradicional, inversionistas ángeles, las incubadoras, los préstamos bancarios, los fondos personales e incluso el bootstrapping (usar solo los recursos existentes, como ahorros y equipo e instalaciones personales) cuando sea necesario. En Estados Unidos, por ejemplo, existen más de 3000 programas de emprendimiento; entre ellos se encuentran los de las universidades, los aceleradores de startups como Y Combinator y MassChallenge, las iniciativas de desarrollo económico regional como Jumpstart Ohio, y los Small Business Development Centers (SCORE) locales para apoyar a los propietarios de empresas locales. Son programas que proporcionan una importante ayuda en la planificación empresarial, las operaciones y la administración del negocio. Los programas de aceleración también ayudan a validar la idea mediante estrategias de prueba de concepto, acercamiento a clientes potenciales para obtener comentarios y prácticas, y asegurar reuniones con posibles inversionistas o socios corporativos. Fuera de los Estados Unidos hay más de 1,000 aceleradores de startups que ayudan a lanzar empresas de alto crecimiento.  Pero todo depende del tipo de empresa, de producto, y del nivel de arranque o desarrollo en que se encuentre. Si bien el capital riesgo puede ser adecuado para reforzar algunas empresas, existen otros modelos que pueden contribuir al financiamiento de una startup de base tecnológica como son el financiamiento de ingresos y beneficios, o las subvenciones estratégicas. Los modelos de financiamiento de ingresos y beneficios son una opción que bien podría ser apoyada por los gobiernos estatales y locales que buscan hacer crecer su ecosistema tecnológico. Se trata de estructuras similares a la deuda, que apoyan a los emprendedores cuyas empresas se financian en gran medida con clientes de pago y toman capital sólo cuando es necesario. Este modelo ha crecido en importancia en los años recientes en virtud de que algunos empresarios rechazan las expectativas de crecimiento, la dilución y los constantes ciclos de recaudación de fondos que conlleva la obtención de capital riesgo. Este modelo generalmente busca ingresos constantes y recurrentes, márgenes brutos saludables y flujos de caja estables.  Un ejemplo del mismo es el empleado por el Calm Company Fund (antes Earnest Capital) enfocada en apoyar a emprendedores a través de capital y asesoría, que opera mediante un acuerdo de ganancias compartidas actuando como sustituto de una estructura similar a la de las acciones, en la que un inversionista aporta un capital inicial y recibe un porcentaje de las ganancias de los emprendedores (esencialmente beneficios), hasta un tope. Otro ejemplo es el de financiamiento basado en los ingresos, como el ofrecido por Lighter Capital, el mayor proveedor de capital de deuda para empresas emergentes, que proporciona a los emprendedores capital de crecimiento en forma de préstamo a cambio de un porcentaje de los ingresos mensuales hasta un tope de reembolso, pagado de forma flexible en función de los resultados de la empresa.  A diferencia de un modelo de fondo de capital de riesgo en fase inicial, que depende de una minoría de empresas en cartera que generan la mayor parte de los rendimientos del fondo a través de un evento de salida, los modelos de ingresos y beneficios compartidos se basan en un mayor número de empresas en cartera que proporcionan rendimientos moderados sin presión de salida, alineando así los incentivos de los emprendedores con los de las inversionistas para construir empresas rentables, duraderas y de crecimiento constante sin la presión del crecimiento a toda costa y el alto riesgo de fracaso. Hay quienes consideran que, para aprovechar los mecanismos de financiamiento de los ingresos y los beneficios, los gobiernos deberían considerar la posibilidad de proporcionar un apoyo financiero equivalente a los fondos emergentes que utilizan estos enfoques. Tradicionalmente, este tipo de participación gubernamental se ha utilizado para atraer capital de riesgo a lugares que esperan hacer crecer los ecosistemas tecnológicos.  Un ejemplo de este modelo, que muchos piensan deberían adoptar los gobiernos, es Israel: en 1993 este país arrancó la iniciativa Yozma con 100 millones de dólares, para desarrollar su incipiente industria de capital de riesgo; a través de esa iniciativa, el gobierno aportó hasta el 40% del capital obtenido por inversionistas externos para desarrollar fondos e invertir en empresas emergentes israelíes con fondos dirigidos por inversionistas privados e internacionales. El éxito de muchos fondos Yozma atrajo a nuevos gestores de fondos y, a finales de los años 90, gran parte de la participación inicial del gobierno fue adquirida por inversionistas privados, a medida que el ecosistema tecnológico y de inversión se hacía autosuficiente.  Tradicionalmente, este tipo de participación gubernamental se ha utilizado en el espacio del capital riesgo para hacer crecer los ecosistemas tecnológicos.  Las subvenciones directas son otra opción. Éstas, otorgadas por los gobiernos, pueden ser un mecanismo fundamental de financiamiento temprano para apoyar a las empresas que operan en sectores cruciales para los intereses nacionales o regionales. Son una forma de complementar el capital de riesgo para empresas que operan en sectores como la fabricación avanzada, que tienen dificultades para obtener capital de riesgo debido a las elevadas necesidades de gasto inicial.  Uno de los programas de subvenciones es, por ejemplo, el Programa de Investigación para la Innovación en la Pequeña Empresa (SBIR), que anima a las empresas a participar en los esfuerzos federales de investigación y desarrollo fundamentales para el gobierno de los Estados Unidos. Este programa funciona en tres fases: En la primera, se establece el mérito técnico, la viabilidad y el potencial comercial; en la segunda, se apoyan los esfuerzos de investigación y desarrollo basados en los resultados del programa de la primera fase, y, finalmente, se entra a la fase de continuidad a los objetivos de comercialización de las fases anteriores. El apoyo federal continuado a estos programas, así como la ampliación de los programas de subvención a las industrias críticas que impulsan las economías regionales, pueden proporcionar el financiamiento inicial necesario para demostrar la solidez técnica y la demanda comercial necesarias para atraer capital de riesgo. 

Te puede inbteresar:

Crecimiento de 0.9% afectará planes de AMLO y elecciones de 2023 y 2024

" ["post_title"]=> string(66) "Capital de riesgo en emprendimientos tecnológicos (primera parte)" ["post_excerpt"]=> string(191) "Los modelos de financiamiento de ingresos y beneficios son una opción que bien podría ser apoyada por los gobiernos estatales y locales que buscan hacer crecer su ecosistema tecnológico. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "capital-de-riesgo-en-emprendimientos-tecnologicos-primera-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-23 10:34:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 15:34:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88062" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18774 (24) { ["ID"]=> int(88145) ["post_author"]=> string(2) "23" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-25 11:43:17" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-25 16:43:17" ["post_content"]=> string(5426) "El mundo digital se está convirtiendo en el espacio de convivencia para los jóvenes en el mundo. Se calcula que pueden pasar hasta 9 horas diarias en él, donde pueden dedicar una tercera parte de este tiempo para interactuar en sus redes sociales y el resto en el celular. Los padres y adultos hemos sido testigos de cambios en el comportamiento de los jóvenes que dedican importantes lapsos de tiempo al celular, por ejemplo. Vemos cómo se genera un especie de dependencia adictiva al mismo, cómo logran gobernar sus emociones, al grado de abstraerse de la realidad de las personas y circunstancias que los rodean. Hay muchas dudas y preocupaciones y pocos estudios que científicamente analicen esta nueva realidad. Por ello quiero destacar el reciente estudio dado a conocer por la Universidad de Carolina del Norte, realizado por un grupo de renombrados neurocientíficos. Este estudio se realizó  en Estados Unidos ¨escaneos cerebrales sucesivos a estudiantes de entre 12 y 15 años, en un periodo en el que el desarrollo cerebral es especialmente rápido¨ (bit.ly/3GPouqh). El estudio fue ¨étnicamente diverso con 169 estudiantes de sexto y séptimo grado de una escuela en la zona rural de Carolina del Norte. Los dividió en grupos de acuerdo con la frecuencia con la que, según informaron los mismos estudiantes, revisaban sus redes¨. Los resultados hablan por sí mismos:
  • ¨Los adolescentes que consultaban con frecuencia las redes sociales mostraban una mayor sensibilidad a los comentarios de sus compañeros; la causa de los cambios no está clara.
  • Descubrieron que los jóvenes que de manera habitual revisan sus redes sociales alrededor de los 12 años mostraban una trayectoria distinta, en la que su sensibilidad a las recompensas sociales de sus compañeros se incrementaba con el tiempo. Los adolescentes con menos participación en las redes sociales siguieron el camino opuesto: un interés cada vez menor en las recompensas sociales.
  • Los adolescentes que suelen revisar sus redes sociales muestran cambios bastante dramáticos en la forma en que sus cerebros responden, lo que podría tener consecuencias a largo plazo hasta bien entrada la edad adulta, y de cierta manera sentar las bases para el desarrollo cerebral con el tiempo.
  • Los usuarios habituales informaron revisar sus redes 15 o más veces al día; los usuarios moderados consultaban entre una y 14 veces; y los usuarios no habituales revisaban sus redes menos de una vez al día. Los usuarios frecuentes mostraron una activación creciente de tres áreas del cerebro: los circuitos de procesamiento de recompensas, los cuales también responden a experiencias como ganar dinero o asumir riesgos; las regiones cerebrales que determinan la relevancia, es decir la selección de lo que destaca en el entorno; y la corteza prefrontal, la cual ayuda con la regulación y el control.
  • Mientras realizaban sus tareas en la red, ¨los usuarios frecuentes mostraron una activación creciente de tres áreas del cerebro: los circuitos de procesamiento de recompensas, los cuales también responden a experiencias como ganar dinero o asumir riesgos; las regiones cerebrales que determinan la relevancia, es decir la selección de lo que destaca en el entorno; y la corteza prefrontal, la cual ayuda con la regulación y el control.
  • Los resultados mostraron que “los adolescentes que crecen revisando las redes sociales con más frecuencia se están volviendo hipersensibles a las respuestas de sus compañeros”.
Aunque los autores del estudio dejan en claro que sus conclusiones no son definitivas por sus limitaciones, sus hallazgos empiezan a arrojarnos elementos del probable impacto en el comportamiento y el cerebro humano de la exposición creciente al mundo digital. También avivan el debate de poner límites al uso de la tecnología en el caso de niños y jóvenes, para evitar riesgos en su salud mental. Ante el crecimiento del mundo digital es importante seguir realizando estudios más profundos de sus implicaciones y consecuencias. Podemos estar incubando cambios importantes en nuestros cerebros que no siempre serán deseables o positivos. Frente a ello, la moderación, el acompañamiento y los límites pueden ser una buena medida de protección y prevención mientras tanto.   Contacto: www.marcopaz.mx, [email protected], Twitter @marcopazpellat, www.facebook.com/MarcoPazMX, www.ForoCuatro.tv y www.ruizhealytimes.com.  " ["post_title"]=> string(56) "¿Las redes sociales alteran el cerebro de los jóvenes?" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(52) "las-redes-sociales-alteran-el-cerebro-de-los-jovenes" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-25 11:43:17" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-25 16:43:17" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88145" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18809 (24) { ["ID"]=> int(88062) ["post_author"]=> string(3) "198" ["post_date"]=> string(19) "2023-01-23 10:34:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 15:34:38" ["post_content"]=> string(11013) "Un "disruptor" es alguien capaz de crear un producto, un servicio o una forma de hacer las cosas que, inicialmente, desplaza y luego acaba sustituyendo al líder del mercado. Se trata de emprendedores con creatividad y amantes de la innovación, aun cuando no sean expertos en el sector, sólo se dan cuenta de que hace falta algo para satisfacer una necesidad del mercado. El problema es que, cuando una persona se decide a emprender en un negocio disruptivo, se enfrenta a toda clase de retos y desafíos que ponen a prueba su carácter y determinación. Es entonces cuando aprende que emprender es una actitud ante la vida, fundamentada en la predisposición a convertir las ideas en realidad, y adoptando una conducta proactiva ante los retos que surgen día a día para buscar soluciones y alcanzar nuevas metas. Desde el nacimiento del proyecto hasta que éste se convierte en una empresa sostenible, el emprendedor se topará con problemas que no contaba y situaciones que le defraudarán, pero también se encontrará con éxitos. La tarea parece ser más difícil para el emprendedor de base tecnológica, cuyo gran reto es lograr poner en contacto a la oferta con la demanda, ya que muchas veces se trata de mercados no configurados en los que hay que explicar muy bien cuál es el beneficio de su producto o servicios. Pero quizá la parte más difícil para el emprendedor de base tecnológica es el financiamiento para su arranque.  No obstante, el emprendimiento de base tecnológica tiene un gran potencial, especialmente en los mercados emergentes: A medida que los gobiernos y las personas en estos mercados adoptan las innovaciones tecnológicas, surgen oportunidades y, quienes tienen la experiencia necesaria (en tecnología, emprendimiento o inversión), pueden exportar sus conocimientos para ayudar a resolver problemas internacionales. Un ejemplo de ello es lo que está sucediendo con las nuevas empresas tecnológicas en África en donde están socavando los problemas de pago aprovechando la penetración de Internet y la telefonía móvil. Si bien en el mundo desarrollado alrededor del 40 por ciento de los pagos se realizan a través de dispositivos móviles, la tasa se dispara hasta un 60 por ciento en ciertos mercados emergentes como Kenia y Filipinas. Quizá es por eso que en los últimos años, el fenómeno del emprendimiento tecnológico ha despertado el interés de investigadores y responsables políticos que reconocen su efecto positivo en el desarrollo económico. Basándose en una rica tradición de investigación, varios autores definen el emprendimiento tecnológico como la interfaz de dos campos bien establecidos, pero relacionados: el emprendimiento y la innovación tecnológica (Beckman, Gary. Universidad Estatal de Carolina del Norte).  Pero para cualquier startup, los eventos de financiamiento son estratégicos y requieren mucha disciplina, esfuerzo y previsión. (Véase el libro de Kawasaki The Art of the Start). ¿Cuáles son las opciones por las que puede optar un emprendedor de base tecnológica? Puede recurrir a capital de riesgo tradicional, inversionistas ángeles, las incubadoras, los préstamos bancarios, los fondos personales e incluso el bootstrapping (usar solo los recursos existentes, como ahorros y equipo e instalaciones personales) cuando sea necesario. En Estados Unidos, por ejemplo, existen más de 3000 programas de emprendimiento; entre ellos se encuentran los de las universidades, los aceleradores de startups como Y Combinator y MassChallenge, las iniciativas de desarrollo económico regional como Jumpstart Ohio, y los Small Business Development Centers (SCORE) locales para apoyar a los propietarios de empresas locales. Son programas que proporcionan una importante ayuda en la planificación empresarial, las operaciones y la administración del negocio. Los programas de aceleración también ayudan a validar la idea mediante estrategias de prueba de concepto, acercamiento a clientes potenciales para obtener comentarios y prácticas, y asegurar reuniones con posibles inversionistas o socios corporativos. Fuera de los Estados Unidos hay más de 1,000 aceleradores de startups que ayudan a lanzar empresas de alto crecimiento.  Pero todo depende del tipo de empresa, de producto, y del nivel de arranque o desarrollo en que se encuentre. Si bien el capital riesgo puede ser adecuado para reforzar algunas empresas, existen otros modelos que pueden contribuir al financiamiento de una startup de base tecnológica como son el financiamiento de ingresos y beneficios, o las subvenciones estratégicas. Los modelos de financiamiento de ingresos y beneficios son una opción que bien podría ser apoyada por los gobiernos estatales y locales que buscan hacer crecer su ecosistema tecnológico. Se trata de estructuras similares a la deuda, que apoyan a los emprendedores cuyas empresas se financian en gran medida con clientes de pago y toman capital sólo cuando es necesario. Este modelo ha crecido en importancia en los años recientes en virtud de que algunos empresarios rechazan las expectativas de crecimiento, la dilución y los constantes ciclos de recaudación de fondos que conlleva la obtención de capital riesgo. Este modelo generalmente busca ingresos constantes y recurrentes, márgenes brutos saludables y flujos de caja estables.  Un ejemplo del mismo es el empleado por el Calm Company Fund (antes Earnest Capital) enfocada en apoyar a emprendedores a través de capital y asesoría, que opera mediante un acuerdo de ganancias compartidas actuando como sustituto de una estructura similar a la de las acciones, en la que un inversionista aporta un capital inicial y recibe un porcentaje de las ganancias de los emprendedores (esencialmente beneficios), hasta un tope. Otro ejemplo es el de financiamiento basado en los ingresos, como el ofrecido por Lighter Capital, el mayor proveedor de capital de deuda para empresas emergentes, que proporciona a los emprendedores capital de crecimiento en forma de préstamo a cambio de un porcentaje de los ingresos mensuales hasta un tope de reembolso, pagado de forma flexible en función de los resultados de la empresa.  A diferencia de un modelo de fondo de capital de riesgo en fase inicial, que depende de una minoría de empresas en cartera que generan la mayor parte de los rendimientos del fondo a través de un evento de salida, los modelos de ingresos y beneficios compartidos se basan en un mayor número de empresas en cartera que proporcionan rendimientos moderados sin presión de salida, alineando así los incentivos de los emprendedores con los de las inversionistas para construir empresas rentables, duraderas y de crecimiento constante sin la presión del crecimiento a toda costa y el alto riesgo de fracaso. Hay quienes consideran que, para aprovechar los mecanismos de financiamiento de los ingresos y los beneficios, los gobiernos deberían considerar la posibilidad de proporcionar un apoyo financiero equivalente a los fondos emergentes que utilizan estos enfoques. Tradicionalmente, este tipo de participación gubernamental se ha utilizado para atraer capital de riesgo a lugares que esperan hacer crecer los ecosistemas tecnológicos.  Un ejemplo de este modelo, que muchos piensan deberían adoptar los gobiernos, es Israel: en 1993 este país arrancó la iniciativa Yozma con 100 millones de dólares, para desarrollar su incipiente industria de capital de riesgo; a través de esa iniciativa, el gobierno aportó hasta el 40% del capital obtenido por inversionistas externos para desarrollar fondos e invertir en empresas emergentes israelíes con fondos dirigidos por inversionistas privados e internacionales. El éxito de muchos fondos Yozma atrajo a nuevos gestores de fondos y, a finales de los años 90, gran parte de la participación inicial del gobierno fue adquirida por inversionistas privados, a medida que el ecosistema tecnológico y de inversión se hacía autosuficiente.  Tradicionalmente, este tipo de participación gubernamental se ha utilizado en el espacio del capital riesgo para hacer crecer los ecosistemas tecnológicos.  Las subvenciones directas son otra opción. Éstas, otorgadas por los gobiernos, pueden ser un mecanismo fundamental de financiamiento temprano para apoyar a las empresas que operan en sectores cruciales para los intereses nacionales o regionales. Son una forma de complementar el capital de riesgo para empresas que operan en sectores como la fabricación avanzada, que tienen dificultades para obtener capital de riesgo debido a las elevadas necesidades de gasto inicial.  Uno de los programas de subvenciones es, por ejemplo, el Programa de Investigación para la Innovación en la Pequeña Empresa (SBIR), que anima a las empresas a participar en los esfuerzos federales de investigación y desarrollo fundamentales para el gobierno de los Estados Unidos. Este programa funciona en tres fases: En la primera, se establece el mérito técnico, la viabilidad y el potencial comercial; en la segunda, se apoyan los esfuerzos de investigación y desarrollo basados en los resultados del programa de la primera fase, y, finalmente, se entra a la fase de continuidad a los objetivos de comercialización de las fases anteriores. El apoyo federal continuado a estos programas, así como la ampliación de los programas de subvención a las industrias críticas que impulsan las economías regionales, pueden proporcionar el financiamiento inicial necesario para demostrar la solidez técnica y la demanda comercial necesarias para atraer capital de riesgo. 

Te puede inbteresar:

Crecimiento de 0.9% afectará planes de AMLO y elecciones de 2023 y 2024

" ["post_title"]=> string(66) "Capital de riesgo en emprendimientos tecnológicos (primera parte)" ["post_excerpt"]=> string(191) "Los modelos de financiamiento de ingresos y beneficios son una opción que bien podría ser apoyada por los gobiernos estatales y locales que buscan hacer crecer su ecosistema tecnológico. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "capital-de-riesgo-en-emprendimientos-tecnologicos-primera-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2023-01-23 10:34:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2023-01-23 15:34:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=88062" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(13) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "e6a742f92065ec1b769a525a11246fde" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
Capital de riesgo en emprendimientos tecnológicos

Capital de riesgo en emprendimientos tecnológicos (primera parte)

Los modelos de financiamiento de ingresos y beneficios son una opción que bien podría ser apoyada por los gobiernos estatales y locales...

enero 23, 2023
un cerebro humano con iconos de redes sociales y de contacto

¿Las redes sociales alteran el cerebro de los jóvenes?

El mundo digital se está convirtiendo en el espacio de convivencia para los jóvenes en el mundo. Se calcula que pueden pasar...

enero 25, 2023




Más de categoría
Twitter

Twitter: medio válido para peticiones ciudadanas

Valida Corte peticiones ciudadanas a autoridades vía Twitter.  Si, lo leyó usted correctamente. Valida Corte peticiones ciudadanas a autoridades...

febrero 3, 2023
Capital de riesgo en emprendimientos tecnológicos

Capital de riesgo en emprendimientos tecnológicos (segunda parte)

El espíritu empresarial no consiste sólo en obtener beneficios económicos personales. Se trata de elaborar un plan para toda...

enero 30, 2023
ChatGPT – Un experimento en una de las más modernas inteligencias artificiales

ChatGPT – Un experimento en una de las más modernas inteligencias artificiales

Parte de este texto ha sido escrito completamente por una inteligencia artificial (ChatGPT) con base en instrucciones simples ofrecidas...

enero 27, 2023
ChatGPT es únicamente la punta del iceberg

ChatGPT es únicamente la punta del iceberg

Lo usé y me voló la cabeza… me es imposible pasar por alto esta nota.

enero 27, 2023