o Ruíz Healy Times

SARS-CoV-2, el ENEMIGO IMPLACABLE

Antonio G. Trejo.                                  Correo electrónico: octopus_951@msn.com Los tiempos actuales son críticos, difíciles, enigmáticos e inciertos, simplemente porque tenemos enfrente a un...

Antonio G Trejo   |  julio 23, 2020

Antonio G. Trejo.                                  Correo electrónico: octopus_951@msn.com

Los tiempos actuales son críticos, difíciles, enigmáticos e inciertos, simplemente porque tenemos enfrente a un enemigo singular que nos ha llevado de sorpresa en sorpresa, donde todavía no nos reponemos de una cuando es tiempo de enfrentar la otra. Además, es un enemigo invisible porque en muchos casos ignoramos su presencia y nos puede infectar en cualquier momento. 

En un principio, todos pensábamos que la infección proveniente de Wuhan pasaría pronto, un contagio común que no duraría más de las dos o tres semanas habituales. Sin embargo, la primera sorpresa: el virus pronto apareció en los países europeos causando una catástrofe en la población de la llamada tercera edad; además nos condujo a la segunda sorpresa expresada en una diferente y variada respuesta inmunológica. Muchos de los pacientes infectados murieron en el acto, otros después de dos días, una gran mayoría pasaron una o dos semanas con trastornos menores y otros más no mostraron ningún síntoma. Esta no es la respuesta característica de una infección, que siempre suele dejar una secuela de anticuerpos. Otro gran misterio, difícil de explicar, fue la selección natural, es decir: ¿qué o quienes determinaban las defunciones?, ¿cómo se producían los diversos tiempos de recuperación? etc. etc.

Hoy en día existen cientos de laboratorios estudiando los detalles de la estructura y las funciones de la familia Coronavirus en todo el mundo. Uno de los hallazgos más importantes que se han logrado es que la adhesión del virus a la célula humana  se realiza a través del receptor ACE2, localizado en la superficie de las células y que al parecer determinan la respuesta inmunológica (producción de anticuerpos). 

La producción de anticuerpos es importante porque es una señal de que ese individuo ha sido infectado por el virus y que debemos aislarlo y atenderlo por separado. El problema es que desafortunadamente, existen muchos individuos infectados que no producen los anticuerpos y eso es lo que ha causado mayor confusión. Recientemente, la dinámica de la infección ha empeorado porque se han detectado individuos que habiendo sido infectados por el virus, solo producen anticuerpos por uno o dos meses y después dejan de hacerlo. Esto ha sido catastrófico, pues no se sabe con certeza quién ha sido contagiado, no es posible situar al enemigo. Estos hallazgos tan enigmáticos de inmediato sugirieron la posibilidad del desarrollo de uno o varios mutantes que estuvieran causando tanta conmoción. Hace unas semanas, Egon Ozer y Judd Hultkist, investigadores de la Universidad Northwestern, descubrieron que había una gran mutación en el sitio 614 de la proteína que recubre el RNA viral. La mutación consiste en que el aminoácido llamado ácido aspártico (D) ha sido sustituido por el aminoácido glicina. El cambio altera ligeramente la estructura de la proteína, pero es suficiente para modificar o alterar la adhesión con las células del paciente. La mutación se llama: D614G. Este cambio en la estructura y función resultó haberle dado al virus una mayor capacidad infecciosa, es un cambio muy dominante que fue encontrado por vez primera en muestras fechadas en enero de 2020. Este doble hallazgo explica que, en efecto, hubo por lo menos una mutación importante y otra, que la cepa mutante produciría mayor cantidad de virus y que éstos se dispersarían con mayor facilidad en el medio ambiente.1 Otros investigadores han encontrado indicios de que nuestros receptores ACE2 son los factores que determinan la gravedad de los síntomas, pero habrá que esperar a evidencias más sólidas. 

Los investigadores de la Universidad Northwestern siguiendo la secuencia de sus propios hallazgos, de inmediato se dispusieron a analizar innumerables muestras colectadas en diferentes fechas y lugares y a mediados de marzo encontraron que el virus chino original había mutado por lo menos en dos ocasiones. El origen y la localización de sus diferentes versiones virales fueron:

  • La cepa predominante en los pacientes de New York;
  • la cepa predominante en el asilo de ancianos en Everett, Washington;
  • la cepa original de Wuhan.

En cuanto a los tiempos, el virus de Wuhan (cepa original) se mantuvo y empezó a mutar entre finales de febrero e inicios de marzo, la segunda mutación fue la que invadió Italia y España hacia la mitad de marzo y se volvió extremadamente infecciosa del primero de abril al 18 de mayo. La cepa que invadió los Estados Unidos fue la que invadió Europa y que después adquirió una desmesurada capacidad de infección.2

Las incógnitas aún no están despejadas, las compañías farmacéuticas están investigando arduamente todos los aspectos que contribuyan a la detección y el tratamiento de este colosal enemigo. Ellos saben que uno de los problemas más urgentes es el desarrollo de un tipo de pruebas que logren detectar los anticuerpos u otra molécula que evidencie el contagio del paciente, solo así se evitaran pruebas inciertas y falsos negativos.

La cuestión de la vacunación es muy incierta y una falsa esperanza en la que no debemos confiar. A la fecha se han identificado por lo menos tres mutantes, ¿quién nos asegura que en un futuro cercano no aparecerán otras dos mutantes? 

Sería muy difícil producir una vacuna eficiente que nos protegiera ante tantos mutantes y situaciones imprevistas. Una de las compañías más éticas y profesionales, la Oxford AstraZeneca, está en su 2ª y 3ª fases de la investigación, le falta la etapa más crítica que son los bioensayos con voluntarios humanos. De acuerdo con los especialistas europeos, esta fase empezaría a realizarse hasta mediados o finales de diciembre de este año. Si todo marcha bien, tendríamos una vacuna confiable hasta el octavo o noveno mes del próximo año, ya para entonces habría que contar las bajas por millones, especialmente en los países subdesarrollados.

Los gobiernos de algunos países, entre ellos el nuestro, han venido anunciando en forma irresponsable y criminal que la vacuna estará lista en unos cuantos meses. Esto es una desafortunada mentira que los medios de comunicación han venido repitiendo todos l

os días, como si fuera una obsesión contratada o una telenovela chusca como las que suele montar nuestro desgobierno.

Aun cuando tuviésemos la oportunidad de adquirirla, ¿ustedes creen que nuestros administradores van a vacunarnos con un producto que sin duda va a tener un precio inaccesible para la mayoría de la población? 

REFERENCIAS.

  1. Sarah Kaplan, Joel Achenbach. The coronavirus mutation has taken over the world. Scientists are trying to understand why. The Washington Post. July

 2nd, 2020.

  1. Stephanie Pappas. A new coronavirus mutation is taking over the world. Here’s what that means. LIVESCIENCE. July 9th, 2020.
Vigilancia digital

Vigilancia digital, en el centro de la guerra tecnológica EEUU-China

Las redes sociales se han convertido en el nuevo espacio de interacción social del siglo XXI. Actualmente, uno de cada dos habitantes...

Un futuro con menos población y diferente

Durante muchos años, hemos dado por válido el pronóstico de la Organización de Naciones Unidas (ONU), de que la población mundial en...


Más de categoría

Un futuro con menos población y diferente

Durante muchos años, hemos dado por válido el pronóstico de la Organización de Naciones Unidas (ONU), de que la...

La pobreza se acabará en 2030: Informe Repensar la Humanidad

Es común escuchar a diferentes expertos, analistas y políticos, principalmente los denominados populistas, hablar de que vivimos un mundo...

Cubrebocas

¿Es seguro usar el cubrebocas?

Más y más estudios muestran que los cubrebocas mantienen a todos a salvo. Además, protegen a otras personas si estás infectado pero no...

SARS-CoV-2, el ENEMIGO IMPLACABLE

Antonio G. Trejo.                                 ...