Cuentas alegres en programa Médico en Tu Casa. Realidad escalofriante en hospitales del GDF

Sin lugar a dudas, después de la seguridad y tener un empleo, la salud es una de las principales preocupaciones...

21 de enero, 2016

Sin lugar a dudas, después de la seguridad y tener un empleo, la salud es una de las principales preocupaciones y demandas de la población en cualquier parte del mundo. La Ciudad de México no es la excepción y desde hace 17 años en que el PRD llegó a mal administrarla, ha sido uno de sus mayores problemas, el déficit en atención a sus más de 4 millones de habitantes que en promedio asisten a esos hospitales al año. Destacándose los graves problemas de no tener en los hospitales a cargo del GDF, personal necesario y suficiente, material quirúrgico y medicamentos. Es por ello que llama mucho la atención las declaraciones del Secretario de Salud, Armando Ahued, del programa “El Médico en tu Casa”, de un balance del programa que lleva funcionando un año cuatro meses: fueron atendidas 23 mil embarazadas, 7 mil 300 no tenían control prenatal y 2 mil 920, tenían un embarazo de alto riesgo; 92 por ciento de ellas dieron a luz y no se registró ninguna muerte. Se han visitado 84% de hogares de la ciudad, lo que significa 2 millones 60 mil viviendas. Entre las acciones que ha logrado el gobierno con las visitas médicas a domicilio, servicio a 170 mil personas en estado vulnerable, atención médica a 145 mil adultos mayores que la requieren, así como a mil 800 personas postradas.

Todo parece bien, hasta que se analizan los números y las cuentas alegres que presumen, no resultan tan creíbles, vemos porque: afirman que han atendido en 316 mil 800 personas en sus casas,en 16 meses que equivalen a 485 días, deberían atender a 653 personas aproximadamente por día. Destacan visitado 2 millones 64 mil viviendas, lo que equivaldría a 4 mil 255 por día en 16 meses. Fueron atendidas de embarazo, 23 mil, que representa 47 diarias si hubiera un parto por día, sin olvidar que son 31 hospitales pero no todos atienden partos, lo cual hace subir el número de pacientes en cada hospital. Tal parece que los números no cuadran, dado que solamente se refieren al programa médico en tu casa. Y pregunto y las más de cuatro millones de personas que asisten a los 31 hospitales del GDF también son atendidas? Porque de ser así, cuanto personal requieren tener para lograrlo. Mencionan que sólo para este programa destinan 3,600 médicos, pregunto, cuanto les cuesta esa nómina? Si pueden destinar ese número para un sólo programa, de cuantos médicos es su plantilla? Y si a esto le sumamos la enorme cantidad de quejas por falta de atención en sus hospitales, como fue denunciado en el 2015, año en que se supone aplicaron dicho programa al respecto, esto se difundió en un diario de circulación nacional. Con un presupuesto de 10 mil 980 millones de pesos para el 2015, más los recursos federales del Seguro Popular, los 31 hospitales del Sistema de Salud del Gobierno del D.F., que encabeza desde hace 8 años Armando Ahued, mantienen una serie de deficiencias, originadas por el poco o nulo mantenimiento tanto a las instalaciones, algunas de las cuales tienen en promedio más de cinco décadas de antigüedad, como al equipo; faltan insumos y hay una gran demanda de servicio, para atender a 4 millones de personas. Enfrentan rezagos los nosocomios que han sido remodelados y/o ampliados, como Xoco, Rubén Leñero o Milpa Alta, entre otros, o los construidos en los pasados tres lustros, entre ellos los hospitales generales Dr. Enrique Cabrera, Belisario Domínguez, Ajusco Medio y el Materno Infantil Emiliano Zapata. Un día pueden estar funcionando los tomógrafos y el aparato de rayos X, pero al otro no, hay que esperar que haya presupuesto para su reparación; en tanto, se manda al usuario a otras unidades o se le pide que regrese otro día, señala personal médico y de enfermería de los distintos hospitales.

Gustavo Leal, profesor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, aseveró que Marcelo Ebrard, cuando fue jefe del GDF, se dedicó a fomentar la incoherente edificación de infraestructura de segundo nivel con recursos privados, careciendo de una política integrada para vincularlos de manera correcta al primer nivel, y que el desde ese entonces secretario de Salud local, Armando Ahued Ortega, no ha modernizado. Entre 2007 y 2012, el secretario de Salud recibió del gobierno federal para el Seguro Popular casi 9 mil 500 millones de pesos. Su pobre rendición de cuentas impide precisar cuánto subroga a establecimientos privados y cuánto destina a la salud pública. En 2013, Ahued Ortega dispuso de 6 mil 121 millones de pesos para la Secretaría de Salud y 3 mil 571 millones de pesos correspondientes a los servicios de salud pública del D.F., en total: 9 mil 692 millones. Un año después, contó con 10 mil 123 millones de pesos, y para 2015, sumó 10 mil 980 millones de pesos, más los recursos federales del Seguro Popular. Durante un recorrido por diversos hospitales, el reclamo de los médicos es la falta de mantenimiento a instalaciones, las cuales en época de lluvias tienen goteras, o de plano se inundan algunas de sus áreas. Mientras quienes acuden a los servicios de urgencia aseguraron que han llegado a pasar más de 24 horas en una camilla, porque no hay camas, y escasez de medicamentos. Cuando alguna autoridad los visita, pintan y lavan los pisos, y hasta aparecen por arte de magia cobijas y sábanas nuevas, cuando en realidad pasan semanas sin medicamentos tan básicos como los que se requieren para estabilizar a un diabético. En el Hospital General Xoco, construido hace 53 años, la prioridad han sido los cambios cosméticos en su estructura, con remiendos, ya que sólo cuentan con lo elemental para operar, mientras que al interior hay camas y mobiliario que datan de la época de su fundación, se pueden ver baños y áreas de sépticos (donde se guardan los cómodos) sin puertas, así como aparatos que no sirven. Aquí atendemos a muchos pacientes politramautizados y existe, por ejemplo, un aditamento que nos permitiría salvar más vidas y lograr una recuperación más rápida del enfermo. No lo tenemos, aunque lo hemos pedido, comentó un neurocirujano. Señalaron que, hasta hace poco, los cubículos –estancias en donde se distribuyen seis camas– de los tres pisos de hospitalización no tenían iluminación. Actualmente sin lámparas se encuentra el primer piso destinado a cirugía general y neurocirugía. Imagínese cómo trabajan en el turno nocturno, advirtieron. El Hospital General Enrique Cabrera se puso en operación en noviembre de 2006. La pasada temporada de lluvias aparecieron goteras y hubo que cerrar algunos cubículos, porque el agua comenzó a filtrarse por las paredes. En el Materno-Infantil Milpa Alta se inunda el área de urgencias. Una doctora del Hospital de Especialidades Belisario Domínguez, inaugurado en 2005, aseguró que la unidad no cuenta con monitores suficientes, los ventiladores no sirven, tampoco hay barómetros. Sin embargo, añadió, hay una fuga de agua en el segundo piso, ocasionada por un aparato descompuesto que tiene más de dos años de haber sido reportado. El agua ya empezó a filtrarse al piso de abajo, donde se encuentra el área de cirugía, es un riesgo, pero no hacen nada. En el Hospital General Ajusco Medio, abierto en abril de 2010, hay equipo, pero no hay insumos suficientes ni personal para operarlos. El Hospital General Rubén Leñero, que se fundó en 1957, estuvo prácticamente cerrado unos ocho años, en remodelación constante. Esas obras provenían de gobiernos anteriores al de Cuauhtémoc Cárdenas y costaron tres o cuatro veces más que si se hubiera vuelto a construir. En el caso de los hospitales nuevos, que han tenido un abastecimiento de equipo, enfrentan problemas de operación por los insumos que se necesitan, en algunos casos para las radiografías, tomografías o reactivos del laboratorio. Funcionan, pero hay un déficit.

Y para finalizar el tema, 23 denuncias de mujeres que no fueron atendidas por embarazo en estos hospitales del GDF. 23 casos de violencia obstétrica documentados por la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) en la recomendación 3/2015 dirigida a la Secretaría de Salud del DF que encabeza Armando Ahued. En nueve de los 23 casos, las mujeres alumbraron cuerpos sin vida y más de la mitad tenía 38 semanas de gestación. A tres se les extirpó total o parcialmente el útero y a una se le impuso un método anticonceptivo definitivo sin su consentimiento. En la recomendación fueron señalados como los lugares donde se violaron los derechos de las mujeres los hospitales materno infantil de Tláhuac, Cuautepec, Magdalena Contreras, Inguarán y Cuajimalpa, éste último derribado por la explosión del 29 de enero. Los hospitales generales Dr. Enrique Cabrera, Iztapalapa, Ticomán y Dr. Gregorio Salas Flores, así como el Ajusco Medio, el de Especialidades Dr. Belisario Domínguez. La recomendación 3/2015 se suma a las siete que ha emitido la CDHDF contra la Sedesa en los últimos años: una en 2002, dos en 2006, una en 2009 y tres entre 2011 y 2014. Con todo esto ¿podemos creer en esos “supuestos resultados” del Programa “Médico en Tu Casa”, usted que piensa estimado lector?.

Comentarios

Sin lugar a dudas, después de la seguridad y tener un empleo, la salud es una de las principales preocupaciones...

enero 1, 1970

Sin lugar a dudas, después de la seguridad y tener un empleo, la salud es una de las principales preocupaciones...

enero 1, 1970




Más de categoría

De Frente Y Claro | MÁS CORRUPCIÓN EN LA CUARTA TRANSA-FORMACIÓN

Día con día conocemos más hechos de Corrupción en personas que laboran en la administración de López y con...

julio 23, 2020

De Frente Y Claro | UNA MENTIRA MÁS DE LOPEZ, EL COMBATE A LA CORRUPCIÓN

La mayor de las mentiras con que López convenció a 30 millones de ilusos, si es que no hubo...

julio 16, 2020

De Frente Y Claro | CREACIÓN DE MILICIAS POPULARES, UN RIESGO Y PELIGRO PARA MÉXICO

Siguen las ocurrencias y caprichos en la pésima administración de López, ahora con una propuesta por más descabellada, torpe...

julio 9, 2020

De Frente Y Claro | AEROPUERTO EN SANTA LUCIA: UN DESPILFARRO Y FRACASO MÁS (Segunda Parte)

Continuamos con la segunda y última parte de la ocurrencia, capricho de López y su aeropuerto en Santa Lucía....

julio 3, 2020