Se encuentra usted aquí

¿Habrá congruencia en el próximo gobierno?

Miércoles, 11 de Julio 2018 - 15:30

Autor

enrique_rodriguez-cano_ruiz.jpg
Enrique Rodríguez-Cano Ruiz

Compartir

foto_1_articulo_11_de_juio_de_2018.jpg

Congruencia: "Relación lógica entre dos acciones o entre elementos de un discurso”.

Las mentadas y cuestionadas encuestas que daban como ganador al famoso Andrés Manuel López Obrador estaban en lo correcto y los indecisos aparentemente respaldaron la candidatura del próximo presidente de México. La guerra en las redes sociales acabó por desorientar al elector.

El hecho es que Andrés Manuel y su partido MORENA —que son lo mismo— arrollaron en un proceso electoral transparente, inédito. Sorprendente.

Dicho sea, con todo respeto, sí Brad, mi perro —se llama así porque tiene alguna cruza de Pit Bull—se hubiera postulado para diputado por MORENA, ya le hubieran entregado su constancia de mayoría; el hartazgo y rechazo al gobierno actual y a la “mafia del poder” fue patente y es un hecho que la gran mayoría de las personas que conozco estamos hasta el gorro de la situación. Así se explica el fenómeno que creó Andrés Manuel. Sí, es la esperanza de México. Ojalá que “Juntos hagamos Historia”.

El diagnóstico es claro y contundente. El próximo presidente de México va a poder gobernar con holgura y para que logre el desarrollo acelerado del país que todos anhelamos, vamos a depender de la congruencia de sus decisiones. El exitoso discurso de campaña quedó atrás y vaya que resultó triunfante pero una cosa es la campaña y otra sentarse a gobernar, haciendo valer las instituciones existentes y adecuando o creando otras nuevas, empezando claro por cumplir los mandatos de la Constitución y las leyes que de ella emanan. Una pregunta al margen, ¿cuántas modificaciones a la Carta Magna vamos a tener este sexenio?

Hace unos días, el presidente electo ofreció no imponer su santa voluntad para lograr consensos ¿Un nuevo pacto? Empezó a tambor batiente y está en la etapa de convencer y busca encontrar —dirían los esotéricos— una tercera fuerza: “la Santa Reconciliación” entre los mexicanos. Me da gusto y esperanza, aunque… me preocupa. Encuentro poca congruencia en algunas declaraciones y lo digo por lo siguiente:

A diez días de resultar electo, los servidores públicos que acompañarán a Andrés Manuel en su encargo —los designados— empiezan a dar declaraciones. A esbozar el panorama.

Las propuestas económicas propuestas por Carlos Manuel Urzúa, futuro secretario de Hacienda, suenan bien, a decir de los especialistas. Respeto a la autonomía del Banco de México. El alza de la gasolina irá con la inflación, etcétera.

La designada secretaria de Gobernación, doña Olga Sánchez Cordero dijo que habría Fiscalías Independientes. Antier, don Andrés se inclina por no reformar el artículo 102 constitucional que proporciona los lineamientos de cómo se elige al Fiscal General. El ejecutivo propone a tres candidatos y el Senado lo aprueba, lo que quiere decir que Andrés Manuel lo va a imponer. Simple y llanamente lo va a escoger, aunque asegura —y no lo dudo— que serán personas de inmaculada trayectoria y honestidad.

El debate sobre quienes deberán ser los fiscales es amplio, pero no muy complicado. Sí el presidente designa a los encargados de sistema de procuración de justicia, pues le responden a él. Si son propuestos de forma independiente pues teóricamente le responden a … ¿la nación?

En el fondo lo que se requiere es que los fiscales —y todos los servidores públicos— sean conocedores, incorruptibles y que respondan a su encargo, sin aceptar presiones —que siempre las hay— y que consignen las demandas sin chistar, sin dormir el sueño de los justos.

foto_2_del_articulo_del_11_de_julio_de_2018.png

De esa misma forma hay muchas cuestiones de la forma y estilo de gobernar que pueden preocupar de Andrés Manuel por venir.

¿Va en serio desplazar las dependencias del gobierno a otros estados? Ufff…  estoy cierto que el proyecto tendría que implementarse a paso de tortuga por el costo que implica: la movilización de miles de servidores públicos que allí trabajan, etcétera.

Y así están muchos temas controversiales. Se anunció que la reforma educativa se deroga ¿Qué está tan mal la aprobada? El hecho es que el sistema educativo es un desastre y no se puede aplazar. Cambiar por cambiar no es una buena política pública.

Sigue la idea de vender la flotilla de los aviones de la Presidencia, ¿Pues en que va a viajar?, claramente es tema de seguridad nacional y su seguridad personal no la puede dejar al cuidado “el pueblo”.

No, los mexicanos queremos ver acciones llenas de sensatez y congruencia, que le den estabilidad al país. El populismo se lo puede regalar a Donald Trump, Nicolás Maduro y Compañía.

acrord32_2018-09-18_14-50-29.jpg
Número 21 - septiembre 2018
Descargar