Se encuentra usted aquí

El renacimiento de la Maestra Gordillo

Lunes, 07 de Mayo 2018 - 15:00

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

captura_de_pantalla_2018-05-07_13.18.08.png

¿Por qué aceptó Andrés Manuel López Obrador (AMLO) el acercamiento con la maestra Elba Esther Gordillo? La maestra Gordillo tiene menos fuerza de la que se podría suponer y en realidad no lo puede hacer ganar ni él necesita de ella para lograrlo. En el 2012, López Obrador acusó que la célebre maestra era parte de la mafia del poder. No fue la única vez que la incluyó en su lista negra. Si no la necesita para ganar, entonces ¿para qué este acercamiento del que hay varios indicios sólidos? Va una especulación.

La ex líder sindical pertenece a la misma especie que Carlos Romero Deschamps, líder de los trabajadores petroleros. Son impresentables, se han enriquecido al amparo de la política para garantizar el control de sus representados. Sin embargo, Romero es una carga para el PRI, Meade o Peña Nieto, pero Gordillo no le hace efecto a AMLO, en gran parte porque éste se ha cuidado de que su acercamiento sea indirecto y porque, por desgracia, a los y las ciudadanos parece importarle menos la corrupción de lo que los expertos suponen.

Es conveniente recordar que la maestra Gordillo llegó al poder sindical mediante el apoyo del odiado enemigo de AMLO, Carlos Salinas de Gortari, ayudado por el finado Manuel Camacho y Marcelo Ebrard. La líder se enemistó con el presidente Ernesto Zedillo, pero le sobrevivió para conocer buenos tiempos con los gobiernos del cambio, el de los panistas Fox y Calderón. Todo parece indicar que también sobrevivirá al presidente Peña Nieto para vivir tiempos mejores con un político más hecho a las maneras de la líder. Por lo pronto, su yerno, su nieto y colaboradores cercanos suyos están trabajando en favor de López Obrador.

El tabasqueño está usando una buena estrategia, falta de ética, pero efectiva: convertir en aliados a los afectados por los cambios en el sistema político, sean Elba Esther Gordillo, Manuel Espino, Marcelo Ebrard, Napoleón Gómez Urrutia, etc. Cualquiera que no tenga un costo político para él. La Gordillo no representó ni siquiera tres puntos porcentuales en sus mejores tiempos. Si todo evoluciona como va, López Obrador ganará con holgura, pero un aliado más es un adversario menos. La estrategia, tan parecida a la del viejo PRI que prefería cooptar que reprimir, está funcionando a las mil maravillas.

Sin embargo, hay un problema de fondo. De ganar AMLO, ¿qué hará con todo este grupo de resentidos políticos ahora en el poder o cercanos al poder? Tendrá que tener un gran control político para que el país no se vea sumergido en una serie de revanchas, pero podría optar por dejarlos a su arbitrio y que se encarguen del trabajo sucio. No es ilógico suponer que con la reforma educativa tirada a la basura, de paso se quiera garantizar el control político de los maestros. Por supuesto, no sería de la mano de la vieja líder, pero podría ser de alguien cercano a ella y confiable. No está mal, tener el control del magisterio a cambio de lealtad al presidente. ¿Dónde hemos visto esto?

revista_mayo_2018.jpg
Número 18 - mayo 2018
Descargar
-