Se encuentra usted aquí

Gestiona el cambio en tu empresa a través del Liderazgo situacional

Jueves, 22 de Febrero 2018 - 15:00

Autor

foto_veronica_romero.jpg
Verónica Romero

Compartir

liderazgo.jpg

Actualmente, las empresas se mueven en un ambiente cada vez más versátil. Este entorno cambiante, genera importantes desafíos para los dueños y directivos de las organizaciones, ya que hace necesario que éstos desarrollen un tipo de gestión que se adapte a las necesidades de la empresa y que le permita mantenerse en el mercado, además de impulsar su crecimiento.

El Liderazgo situacional es una herramienta altamente eficaz a la hora de gestionar al capital humano de una empresa y funciona en base a su nivel de desarrollo.

En éste tipo de Liderazgo, se establecen dos niveles de comportamiento:

1.    Directivo. El líder centra su atención en la definición de las tareas y define qué, cuándo y cómo se van a realizar.

2.    A través del apoyo: El líder se concentra en el progreso de su equipo y fomenta la participación de todos sus miembros.

El líder situacional actúa según las circunstancias de su equipo. Algunas de las acciones que realiza al interior de la empresa son: 

  • Identifica y evalúa las habilidades y competencias de sus colaboradores.
  • Conoce el nivel de capacitación que tienen los empleados bajo su cargo.
  • Determina las funciones que debe realizar su equipo en diferentes áreas, para lograr los objetivos trazados por la empresa.
  • Evalúa el desempeño de su equipo y su nivel de motivación.
  • Potencia la creación de equipos de trabajo de alto desempeño.

Este estilo de Liderazgo se caracteriza por su flexibilidad. El líder se adapta constantemente a los empleados y atiende sus requerimientos para que trabajen de una forma más productiva.

El líder situacional es capaz de delegar actividades, así como de apoyar, dirigir y capacitar a sus colaboradores.

Dentro del Liderazgo situacional existen cuatro estilos de liderazgo:

  • A través del control. El líder requiere ejercer un alto nivel de comportamiento directivo y bajo de apoyo. Define los roles y labores de cada empleado. El líder toma las decisiones. 
  • Supervisando. El líder ejerce un alto nivel de comportamiento directivo pero solicita sugerencias y nuevas ideas a su equipo. Reconoce los avances y la mejora continua. 
  • Asesorando. El líder requiere ejercer un alto nivel de apoyo y un comportamiento directivo bajo. El líder y el equipo participan en la toma de decisiones y se practica el control de manera conjunta. 
  • Delegando. La presencia del líder disminuye y la responsabilidad cae sobre el equipo. 

Por un lado, el líder situacional se adapta a las circunstancias y desarrolla diferentes estrategias que atienden a diversos escenarios; mantiene un feedback constante con su equipo y enriquece el proceso de colaboración entre sus subordinados.

Por otro lado, planifica tomando en cuenta las capacidades y motivaciones de sus empleados para optimizar los procesos productivos, para implementar un efectivo clima laboral en la empresa y lograr su expansión.

Recuerda que “Un hombre no mide su altura en los momentos de confort, sino en los de cambio y controversia”. Martin Luther King.



Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis