Se encuentra usted aquí

Trabajo colaborativo en las escuelas

Miércoles, 06 de Diciembre 2017 - 16:30

Autor

lilana_alvarado_web.jpg
Liliana Alvarado Baena

Compartir

trabajo-colaborativo-escuelas.jpeg

Recientemente, la OCDE publicó los resultados de la prueba PISA sobre Resolución de Problemas de manera Conjunta,[1] en la cual analizó por primera vez qué tan bien trabajan en equipo los estudiantes y sus actitudes respecto al trabajo colaborativo. Además de ésto, el reporte analiza si las características individuales de los estudiantes, como el género o el nivel socioeconómico se relacionan con sus habilidades colaborativas. Es por ello que esta semana analizaremos las características del trabajo colaborativo entre los estudiantes y su importancia.

¿Qué es el trabajo colaborativo y por qué es importante?

Los estudiantes de hoy en día se están desenvolviendo en un mundo hiperconectado y digitalizado. Para aquellos estudiantes que no estén lo suficientemente preparados y que no adquieran las habilidades necesarias, ésto puede significar una situación laboral precaria en un futuro. Por esta razón, las escuelas tienen el reto de preparar a los estudiantes para afrontar los constantes y rápidos cambios, para trabajos que aún no existen, para cambios sociales que aún no podemos imaginar, e inclusive para tecnología que aún no ha sido inventada.[2]

Actualmente, en las escuelas los alumnos suelen ser evaluados por sus logros individuales. Sin embargo, cada día el mundo se vuelve más interdependiente y las innovaciones son raramente producto de individuos trabajando en aislamiento. De hecho, las innovaciones hoy en día son producto de cómo movilizamos, compartimos e integramos el trabajo en el mundo laboral.[3]   

Estos cambios exigen que los alumnos adquieran habilidades colaborativas a la hora de resolver problemas, para así poder enfrentar algunas de las exigencias del tan cambiante mundo laboral. Resolver problemas colaborativamente significa que un individuo es capaz de compartir su conocimiento, destreza y esfuerzo junto a otros individuos para encontrar la solución a un problema.[4]

Es importante destacar que las características inherentes a la personalidad, como son las destrezas sociales, las emociones, las actitudes, entre otras, pueden influir en la capacidad de un individuo de resolver problemas colaborativamente. De la misma manera lo hacen las destrezas cognitivas, como la memoria y el razonamiento lógico.[5]

Trabajo colaborativo en las escuelas: principales resultados

La prueba PISA sobre resolución de problemas fue aplicada a 125 mil estudiantes de 15 años de edad en 52 países. Entre los resultados más importantes se encontró que, en la mayoría de los países, los estudiantes con competencias más sólidas en lectura o matemáticas suelen ser los que mejor resuelven problemas de forma colaborativa. Esto se debe a que estos estudiantes suelen tener mayor capacidad de razonamiento, así como más habilidades para  controlar e interpretar la información.

Por otro lado, la OCDE encontró que el género es un factor a considerar en las habilidades cooperativas de los estudiantes. En todos los países analizados se encontró que las mujeres tienen casi 2 veces más probabilidades que los niños de alcanzar los mejores resultados en la resolución colaborativa de problemas. De hecho,en una prueba realizada en 2012,[6] se detectó que los chicos tienen mejor rendimiento en resolución individual de problemas que las chicas.

En lo que respecta al nivel socioeconómico y los antecedentes de inmigración se refiere, no se encontró que estos factores son determinantes en la habilidad de trabajo colaborativo de los estudiantes. Sin embargo, se encontró que, en promedio, los estudiantes no inmigrantes se desempeñan mejor en aspectos de la prueba cuando asisten a escuelas con una proporción mayor de estudiantes inmigrantes.

Así mismo, la OCDE encontró que practicar deportes fomenta que los estudiantes tengan actitudes positivas hacia la colaboración. Mientras que, los estudiantes que prefieren jugar videojuegos suelen estar menos dispuestos a la resolución colaborativa de  problemas. Sin embargo, esto último no aplica a los estudiantes con acceso a internet o redes sociales, ya que ellos suelen tener mayor disposición al trabajo colaborativo que aquellos que no tienen acceso.

Finalmente, cabe destacar que México obtuvo una calificación de 433 puntos, muy por debajo del promedio de la OCDE (500 puntos). Lo que nos lleva a cuestionarnos las habilidades de trabajo colaborativo de nuestros estudiantes y su futura adaptabilidad al cambiante mundo laboral.


[1] PISA 2015 Results (Volume V): Collaborative Problem Solving http://bit.ly/2jbucYK

[2] PISA 2015 Results (Volume V): Collaborative Problem Solving http://bit.ly/2jbucYK

[3] PISA 2015 Results (Volume V): Collaborative Problem Solving http://bit.ly/2jbucYK

[4]  La resolución colaborativa de problemas http://bit.ly/2jzTNdS 

[5] La resolución colaborativa de problemas http://bit.ly/2jzTNdS 

[6] Marcos y pruebas de evaluación de PISA 2012: Resolución de problemas http://bit.ly/2Bzaq1t

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar