Se encuentra usted aquí

Oficinistas con licenciatura: los próximos desempleados en masa

Jueves, 08 de Diciembre 2016 - 16:30

Autor

caludine-moya_.png
Claudine Moya Ponce

Compartir

4-revolucion-industrial.jpg

En las sociedades modernas es muy común pensar que contar con una buena formación universitaria y experiencia laboral, pueden asegurar tener trabajo. Tan es así que muchos padres hacen grandes sacrificios para que sus hijos vayan a estudiar a universidades de prestigio, a la par que éstas se promueven mostrando las tasas de empleabilidad de sus graduados.

Si bien hay cifras que permiten afirmar que a mayor preparación mayores ingresos, voces en el Foro Económico Mundial y ministros del trabajo europeos estiman que en 10 o 15 años desaparecerán casi todos los puestos administrativos y financieros. La causa: la 4ª revolución industrial.

Una revolución industrial es un cambio tecnológico significativo al grado que genera transformaciones socio-económicas. La primera de ellas se dio en el Siglo XVIII con la invención de las máquinas, la segunda a finales del Siglo XIX con la producción en masa y la electricidad; la tercera a partir de la década de 1970 con la electrónica y las tecnologías de la información; la cuarta surge en esta década por la aplicación de avances en la interconexión digital y la inteligencia artificial en las empresas.

La 4ª revolución industrial no solo es una mayor automatización de la industria, que reducirá aún más la presencia humana en los procesos de producción, también implica el uso de algoritmos que sustituirán a personas que se dedican a la toma de decisiones o a la recopilación y análisis de la información. Actualmente se utilizan algoritmos que deciden cuándo comprar o vender acciones, sustituyendo a los corredores de bolsa; -según Bill Gates, las transacciones financieras son indispensables, los bancos no-. En Silicon Valley se está desarrollando software que recopila los datos de la empresa y con ellos genera análisis y reportes para toma de decisiones, lo que dejaría sin trabajo a gran parte de quienes conforman las áreas administrativas y financieras.

Por si fuera poco, la interconexión de operaciones en red permitirá que un cliente haga un pedido por internet, que los robots y computadoras de la empresa contacten a los proveedores, manejen el almacén, planeen la producción y envíen el producto terminado sin la intervención humana –salvo quien supervise el correcto funcionamiento de estos sistemas-. Esto significa el despido de quienes realizan actividades de compra, manejo de inventarios, pedidos, facturación, cotización y logística.

Los alcances de la 4ª revolución industrial indican que no solo están en riesgo los puestos de personal con nivel técnico, sino también los de aquellos con licenciaturas, posgrados y años de experiencia en labores de gestión, análisis y toma de decisiones.

Cuando el destino nos alcance

En entrevista para Forbes México Eduardo Bartolomé, Director de comunicación y asuntos gubernamentales Mesoamérica de Siemens, afirmó que la Industria 4.0 estará plenamente en México en 5 o 10 años. Expertos europeos afirman que aquellos que pierdan su empleo tendrán que reinventarse e iniciar nuevas carreras en ámbitos donde las máquinas no pueden competir con el humano. Por ejemplo, actividades creativas, de creación de conocimiento, innovación y humanidades.

Lo anterior implica que dos tercios de la población mundial (que es la que se estima quedará sin empleo) deberá transformarse en empresaria, obligándose a adquirir nuevos conocimientos y habilidades, así como un cambio de mentalidad.

Más que alarmarnos, debemos aceptar el cambio y prepararnos, pues éste va a llegar nos guste o no (si no llega, el país se condena al sub-desarrollo). ¿Cómo prepararnos?

  1. Informándonos con mayor detalle sobre lo que es la 4ª revolución industrial y el tipo de negocios del futuro o negocios 4.0 (ver http://www3.weforum.org/docs/WEF_Future_of_Jobs.pdf).
  2. Buscando capacitación en emprendimiento y evaluando oportunidades de negocio 4.0.
  3. Capacitándonos en tecnologías o en lo que se requiera para llevar a cabo el emprendimiento seleccionado.

Quienes tengan familiares o conocidos menores de 30 años, pueden hacer un plan de emprendimiento familiar o comunal donde padres y tíos sean los inversionistas del negocio 4.0 que operen los más jóvenes.

Todo cambio trae retos y oportunidades. Nuestro bienestar depende de cómo reaccionemos. Bien decía Darwin: no sobrevive el más fuerte ni el más inteligente [preparado o experimentado], sino el que mejor se adapta.

__________________________________________________________

Referencias:

Celis, F. (octubre, 2016) La Industria 4.0 cambiara por completo a los negocios. Recuperado el 2 de diciembre de 2016 de http://www.forbes.com.mx/la-industria-4-0-cambiara-por-completo-a-los-negocios/

Martens, K. (3.11.2016) Relevo de turno: los robots se hacen cargo. Recuperado el 2 de diciembre de 2016 de: http://dw.com/p/2S56g

acrord32_2018-08-21_15-27-12.jpg
Número 20 - agosto 2018
Descargar