Se encuentra usted aquí

Mis familiares chiapanecos, optimistas

Lunes, 26 de Noviembre 2018 - 18:40

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

mis_familiares_chiapanecos_optimistas.png

Ayer estuve en Chiapas, la tierra de mis antepasados, para asistir a la 60ª edición de La Ruizada, la comida que cada año reúne a miembros de la familia Ruiz que hace un par de siglos se asentó en Chiapa de Corzo, ciudad nombrada así en honor del prócer liberal chiapaneco Ángel Albino Corzo (1816-1897), cuya esposa Zaragoza Ruiz Pola fue hermana mayor de mi bisabuelo Sebastián Ruiz Pola, quienes a su vez fueron dos de los seis hijos de mi tatarabuelo Domingo Ruiz Molina, que fue dos veces gobernador liberal de Chiapas, en 1853 y 1856, durante una de las épocas más aciagas de la historia de nuestro país.

Este año nos reunimos en Chiapa de Corzo aproximadamente 1,800 personas que descendemos de los fundadores de la familia en una animada y ruidosa fiesta que por cuarta ocasión consecutiva fue organizada por mi primo Mario Ruiz Beltrán y, como en años anteriores, tuve la oportunidad de platicar ahí sobre política y economía con decenas de familiares.

A pesar de que el próximo gobernador, Rutilio Escandón Cadenas, es morenista, y tanto el congreso local como la mayoría de los municipios más poblados del estado están en manos de lopezobradoristas, Chiapas es un estado políticamente muy diverso.

Recordemos que en las elecciones federales del pasado 1 de julio el candidato de MORENA-PT-PES, Andrés Manuel López Obrador, obtuvo el 61.2% de los votos emitidos por lo chiapanecos, ocho puntos porcentuales más que el 53.2% que ganó a nivel nacional, y en lo que a los legisladores federales se refiere los candidatos de la coalición Juntos Haremos Historia se quedaron con las dos senadurías de mayoría y 16 de las 18 diputaciones de mayoría.

En las elecciones estatales Escandón Cadenas ganó la gubernatura con el 39.8% de los votos, los lopezobradoristas se quedaron con 13 de las 24 diputaciones de mayoría y 25 de las 122 presidencias municipales, entre ellas las de Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Tapachula, Comitán y Ocosingo. Sin embargo, el PRI y sus aliados PV, PNA, PCU y PMC obtuvieron 11 de las diputaciones locales y 74 de las presidencias municipales, entre ellas las de Chiapa de Corzo, Palenque, Tonalá y Villaflores.

Entre la mayoría de mis familiares Andrés Manuel es francamente popular así como sus propuestas para atraer inversiones y desarrollar económicamente al estado. Apoyan la construcción del Tren Maya pero les gustaría que la vía del ferrocarril no se detuviera en Palenque y llegara a Tuxtla y, ¿por qué no?, a San Cristóbal. Los primos y sobrinos que votaron por José Meade o Ricardo Anaya reconocen que no tenían la menor oportunidad de triunfar y acusan al PRI y al PAN de haber traicionado a los mexicanos.

Casi todos los que votaron a favor de Rutilio Escandón aceptan que lo hicieron solo porque fue el candidato lopezobradorista pero constaté que, tanto los que votaron o no por él, tienen la esperanza de que sea un buen gobernador en vista de que es cercano al próximo presidente de la república, tiene fama de ser honesto y posee una amplia trayectoria como servidor público.

En pocas palabras, mis parientes chiapanecos se muestran optimistas ante la llegada de AMLO a la presidencia y de Rutilio a la gubernatura.

El tiempo nos dirá si su optimismo está bien fundado.

www.ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy    

Facebook: Eduardo J. Ruiz-Healy

YouTube: ruizhealyoficial


Leer también


Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis