Se encuentra usted aquí

Los principales errores que cometen los emprendedores al iniciar su negocio

Jueves, 02 de Noviembre 2017 - 16:00

Autor

foto_veronica_romero.jpg
Verónica Romero

Compartir

errores-emprendedores.jpg

Muchos emprendedores se lanzan a la aventura de crear una empresa sin tener claros diversos aspectos que son de gran trascendencia para el éxito de un negocio.

Un gran número de ellos no logran definir realmente los objetivos que desean alcanzar en el proyecto que quieren materializar. Es decir, puede ser que para algunos, poner un negocio es una forma de “hacer mucho dinero”, o un medio para dejar de ser empleado. Para otros puede ser una forma de ganar un ingreso extra y conservan su empleo. Pero para muy pocos es una vía para cumplir un sueño y para darle vida a una empresa que les permita hacer lo que verdaderamente les apasiona y que los hará aprender y potencializar sus talentos.

Algunos de los errores más comunes en los que incurren los emprendedores cuando inician negocio son:

  • Escoger socios inadecuados. Muchas veces, los emprendedores se asocian con personas en las que confían y que tienen el mismo deseo de  incursionar en el mundo de los negocios, sin preguntarse si entre ellos existe una visión conjunta de hacia dónde quieren llegar, si es su deseo dedicarle el tiempo necesario para desarrollar e implementar estrategias comerciales que posibiliten la evolución de la nueva empresa y sin analizar qué competencias tienen cada uno de ellos para aprovecharlas y convertirlas en factores de crecimiento para el negocio.
  • No contar con un Plan de negocios ni con una investigación del mercado que desean abordar.
  • Empiezan a generar ventas a través de sus familiares y amigos, sin tomar en cuenta que deben de elaborar planes de ventas y marketing para comenzar a posicionar su marca.
  • Toman como oportunidad muchas situaciones que en apariencia resultan atractivas, sin evaluar si éstas van a generar verdaderos beneficios a su empresa.
  • En muchas ocasiones, al ver que su inversión no está dando los resultados esperados durante el primer año, se empiezan a llenar de miedo. Esto los puede llevar a tomar decisiones apresuradas y a perder la confianza en sí mismos.
  • Ven a las caídas, a los errores y a los momentos difíciles como una confirmación de que se equivocaron al emprender, sin entender que el fracaso es una parte fundamental en el progreso de cualquier negocio, y hay que aprender y levantarse con más fuerza.
  • No delegan. Todo emprendedor debe aprender a trabajar en equipo y ceder responsabilidades. De ésta manera, tendrá tiempo para pensar en nuevas ideas y estar menos estresado.
  • Se rehúsan a modificar e innovar su modelo de negocio inicial. No consideran el constante cambio en los mercados, en la tecnología y en los gustos de los consumidores, y por lo tanto, no evolucionan.
  • No escuchan los consejos de experimentados empresarios y se dejan guiar por profesionales que aunque tienen una gran trayectoria laboral, no son dueños de una empresa y por lo tanto desconocen los retos a los que habitualmente se enfrentan los emprendedores.
  • No se actualizan y pierden liderazgo en el mercado por falta de nuevos conocimientos que los hagan reflexionar sobre la operación de su empresa para mejorarla o reestructurarla.   
  • Son engañados fácilmente por gente que se dedica a visitar nuevos negocios para sacar dinero con el argumento de que pertenecen a instituciones gubernamentales y solicitan documentos, muchos de ellos que son innecesarios o que incluso no existen, y el emprendedor al no tener el conocimiento adecuado en la materia, accede a dar dinero por miedo a que le cierren su negocio o incluso a pagar para que éstas mismas personas lo ayuden a tramitarlos.

Negar la existencia de los desaciertos no soluciona los problemas y limita la posibilidad de aprender de cada experiencia.

Todos cometemos errores, pero lo importante es identificarlos y convertirlos en una plataforma que nos impulse a ser mejores en aquello a lo que nos dedicamos.

Recuerda que “El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor.” Confucio.

ruiz-healy_times_num_12_page_1.jpeg
Número 12 - noviembre 2017
Descargar