Migrante, una invitación a quitar los muros culinarios

Para quienes desean disfrutar de platillos diferentes e innovadores, Migrante se convertirá en una gran opción, un restaurante que muy pronto abrirá sus puertas en el corazón de la colonia Roma Norte en la Ciudad de México. “Migrante no...

25 de septiembre, 2020 Restaurante Migrante

Para quienes desean disfrutar de platillos diferentes e innovadores, Migrante se convertirá en una gran opción, un restaurante que muy pronto abrirá sus puertas en el corazón de la colonia Roma Norte en la Ciudad de México.

“Migrante no es la reproducción de platillos de otros países, lo que haremos es utilizar técnicas e ingredientes de otras partes para lograr una cocina con identidad propia y complementar el lugar”, expresa el chef ejecutivo de Migrante, Fernando Martínez Zavala.

“Deseamos que todas las personas que vengan a visitarnos, ya sean de aquí o de otros países, se lleven un guiño de su gastronomía”, relata el chef.

Con un menú que explotará los sentidos gracias a sus ingredientes y técnicas, el chef originario de Uruapan, Michoacán, contó lo que representa Migrante:

“Queremos que Migrante tenga en cada uno de sus platos alguna técnica que hayamos descubierto en algún lugar donde viajamos o que sea de alguna otra cultura que sea única de algún estado y hablando de ingredientes que sean de temporada y tal vez de otro sitio, en pocas palabras, queremos lograr una cocina con mezclas de tradiciones y sin limitantes”.

Comentarios


object(WP_Query)#16258 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29645) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-09-2022" ["before"]=> string(10) "02-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(29645) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-09-2022" ["before"]=> string(10) "02-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16262 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16260 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16261 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-09-2022" ["before"]=> string(10) "02-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-02 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (29645) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16259 (24) { ["ID"]=> int(83707) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-26 11:08:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-26 16:08:13" ["post_content"]=> string(6951) "Una cosa es cierta, a la gran mayoría nos encanta hablar, contar sobre nuestras cosas, problemas, planes, logros, etc… pero prácticamente nadie sabe escuchar, no porque seamos malos en eso, sino porque nadie nos ha enseñado cómo hacerlo.  Podemos encontrar por todas partes libros, videos, conferencias que nos dicen cómo influenciar a las personas, cómo hablar elocuentemente, cómo argumentar, cómo ser un buen orador, pero casi nadie nos dice cómo ser un buen oyente. Nos gusta que nos escuchen, pero nos cuesta mucho trabajo escuchar.  Según los estudiosos del tema dicen que hay cuatro razones fundamentales que no nos permiten escuchar a los demás:
  1. Pensamos que ya conocemos perfectamente a las personas más cercanas de nuestra vida.
“Muchas veces los secretos no son revelados en palabras, sino que quedan ocultos en el silencio entre ellas o en la profundidad de lo indecible entre dos personas”. -John O´Donohue Mediante diversas investigaciones se ha llegado a descubrimientos irónicos relacionados con la conexión humana. Cuanto mayor es el grado de parentesco, como parejas, familia, amigos íntimos, etc… menor es la probabilidad de escucharlos con atención. Cuanto más cercanas son las personas en nuestra vida, existe la tendencia a creer que las conocemos perfectamente y ya sabemos lo que piensan y van a decir. Es exactamente lo que sucede cuando ya estamos acostumbrados a hacer algo y lo hacemos en automático sin poner más atención a los detalles, puede ser cualquier aspecto de nuestra vida, desde caminar o manejar por algún lugar por el que pasamos diariamente y no nos damos cuenta de los detalles o de los cambios, o cualquier situación de nuestro día a día. A esto se le llama “Sesgo de la comunicación selectiva”. Algunas investigaciones de Boaz Keysar han comprobado que muchas veces el entendimiento entre personas cercanas es mucho peor que entre personas totalmente desconocidas.  Una de las consecuencias negativas de esto, es que cuando nos sentimos juzgados por personas cercanas que creen que nos conocen, perdemos las ganas de compartir con ellas nuestros problemas. Varias investigaciones en Estados Unidos confirman que muchas personas prefieren contarles sus problemas a desconocidos. Cuando decimos que “conocemos a alguien” es porque ya tenemos una idea, opinión, una imagen y memoria fija de esa persona. Todas estas memorias representan el pasado y no el presente de las personas, considerando que somos mutables, cambiamos segundo a segundo. Toda vez que interactuamos con alguien, no podemos olvidar que detrás de esa comunicación, de cada palabra, existen sentimientos y emociones sutiles; si no estamos en atención plena en el momento presente, corremos el riesgo de perder la conexión con las personas que amamos. Es importante aprender a silenciar nuestras opiniones preestablecidas que tenemos de las personas para descubrir que son mucho más que nuestras proyecciones limitadas.
  1. No tenemos curiosidad de entender.
“La mayoría de las personas no oye con la intención de entender, sino con la intención de responder”. -Stephen R Covey ¿Cuántas veces nosotros mismos empezamos a contar algo e inmediatamente fuimos interrumpidos por alguien más y empezó a contar su anécdota? o ¿Cuántas veces ya lo hicimos con alguien? Difícilmente nos hemos deparado con personas curiosas e interesadas en lo que decimos sin interrumpirnos, al contrario, nos incentivan a seguir hablando. Nos sentimos queridos y valorizados por alguien que nos entiende y, naturalmente, nos permitimos escucharlas también. 
  1. Tenemos una reputación que defender.
“Necesitas suspender tu reacción cuando quieras defenderte, oír cuando quieras golpear, preguntar en lugar de forzar las respuestas, crear puentes en vez de imponer tu forma de ser”. -William Ury (negociador de conflictos). De la misma forma que creemos conocer al otro, creemos que ya nos conocemos, tenemos una imagen fija de nosotros mismos. Siempre que nuestra imagen es amenazada, intentamos defenderla en vez de oír. Cuando nos critican, en vez de ser humildes y escuchar, intentamos justificarnos en vez de saber las razones del otro y desarmar el conflicto. Dentro de una situación de conflicto mientras más se habla hay menos entendimiento pues ambas partes quieren tener la razón y no hay disposición de escuchar al otro. La única cosa que puede funcionar en ese momento, es que una de las partes desista de tener la razón e intentar entender el otro lado. Olvidarnos de la idea de que uno tiene que ganar y el otro tiene que perder.
  1. No me escucho y por eso no escucho.
 “Cuanto más nos conocemos, más claridad existe. El autoconocimiento no tiene fin, no se conquista, no se llega a una conclusión. Es como un río sin fin”. -J. Krishnamurti Todas las reacciones que nos impiden escuchar como: interrumpir, juzgar, no estar de acuerdo, sentirse ofendido y defenderse, son actividades inconscientes y automáticas de nuestro ego.  El secreto está en desarmar una reacción externa con atención interna a nuestras emociones y reacciones y entender cómo se manifiestan en nuestro cuerpo. Toda emoción deja una marca en nuestro cuerpo: dolor de estómago, de cabeza y dolor de pecho son las áreas con más reacciones biológicas a las emociones, según una investigación hecha en Estados Unidos a 700 personas. Tenemos que aprender a escucharnos a nosotros mismos para poder escuchar al otro. La meditación es una herramienta poderosa, es un espacio de silencio donde podemos encontrar la conexión entre mente y cuerpo. El principal obstáculo de estas cuatro razones es el egocentrismo. Oír es una capacidad de nuestro cuerpo, escuchar es un arte, es escuchar a sí mismo y todo lo que la vida nos presenta. Es el alma del autoconocimiento. ¿Te consideras un buen oyente?  " ["post_title"]=> string(31) "¿Por qué no sabemos escuchar?" ["post_excerpt"]=> string(107) "“No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente”. -Charles Chaplin " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "por-que-no-sabemos-escuchar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-26 11:08:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-26 16:08:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83707" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16234 (24) { ["ID"]=> int(83713) ["post_author"]=> string(1) "5" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-26 11:50:47" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-26 16:50:47" ["post_content"]=> string(4125) ""No hay que ser optimistas ni pesimistas, hay que ser realistas.” -Eduardo Ruiz-Healy en el Congreso Nacional Marketing Digital / 2022.  Leo lo suficiente (que no es mucho ni poco) como para enterarme apenas de lo que ocurre en mi entorno. Me declaro incompetente en muchos temas e ignorante de tantos más, pero intento mantenerme actualizada en todo aquello que tiene que ver con servicio al cliente porque es parte elemental de mi principal fuente de ingresos actualmente. Leo en los pocos ratos libres que me quedan entre lo maternal, lo laboral, lo del hogar y lo personal y principalmente, en Internet porque es lo que tengo “a la mano” de una estación del metro a la otra o lo que dura un ciclo completo de lavado y secado de ropa. Leo por costumbre, leo porque de no hacerlo, me siento en la penumbra y mucho más ignorante de lo que soy, leo porque mi padre me enseñó tal hábito desde que cumplí cinco años y leo por una sed constante de conocimiento, de aprendizaje y de descubrir cosas nuevas o reforzar otras. Entre las lecturas, la semana pasada me encontré un tweet que decía: “La gente hoy en día no compra lo que uno hace, compra el por qué lo hace”. La publicación fue desde el perfil de @Merca20 y las palabras de Manuel Medina, director de Marketing en Hisense, en el marco del Congreso Nacional de Marketing Digital. Seguí leyendo hasta encontrarme con la frase que encabeza este texto y a partir de ahí, mil ideas vinieron a mi mente porque unas de las ramas de la comunicación que me habría gustado seguir es precisamente la de publicidad por todas las posibilidades que tiene, por el ingenio, por la soltura y por ser quienes marcan tendencia en todo.  Con el tiempo de confinamiento y la pandemia, el mundo sin duda, cambió y también los hábitos consumistas de todos (o de gran parte de la población) y la mercadotecnia sabe de lo suyo, no se equivoca y por eso es que se hace importante mantenerse actualizado si se quiere ser un emprendedor (que no empresario) exitoso (con la medida de éxito que cada quien tenga), pues el panorama puede no ser alentador pero tampoco es fatalista y la mercadotecnia tiene las mejores alternativas y respuestas para seguir adelante en una realidad en la que más de uno ha tenido que poner algo a la venta o brindar un servicio porque las familias han perdido los niveles de vida a los que estaban acostumbrados antes de la pandemia, así que ir a la plaza sigue siendo la forma más honesta de ganarse el sustento diario (aunque hay de plazas a plazas). Ser realistas parece ser una de #laspequeñascosas para mantenernos a flote en un mundo cada vez más caótico, carente de sentido y sin ley pero que nos presenta la oportunidad de ir por todo y con todo hacia adelante, pelear por la excelencia, por la calidad, por el bien hacer las cosas y no quedarnos a medias. Hemos vivido tiempos difíciles, pero aquí seguimos y como se dice en teatro: la función debe continuar.  A manera de colofón: el pasado lunes 19 tuvimos simulacro y sismo, en este mismo espacio declaré mi repudio a ambos sucesos y la vida se encargó de ponerme de frente a las dos experiencias en el mismo día. Desde entonces se habla de la ley de la atracción, del poder de la energía, de las coincidencias en las fechas y los sucesos, de las contradicciones entre especialistas de rango y comentaristas de pasquín; lo cierto es que seguimos sin estar preparados (ya sé que la anécdota aislada no hace estadística) o al menos, eso percibí en un contexto universitario con una población de alrededor de quinientas personas al sur de la Ciudad de México mientras mi pensamiento y mi corazón estaban en que mi hijo estuviera tranquilo y bien porque perdí toda comunicación al quedarme sin red telefónica en mi dispositivo móvil. Cosas de la vida. " ["post_title"]=> string(38) "Las pequeñas cosas: golpe de realidad" ["post_excerpt"]=> string(118) "Con el tiempo de confinamiento y la pandemia, el mundo sin duda, cambió y también los hábitos consumistas de todos." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(36) "las-pequenas-cosas-golpe-de-realidad" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-26 12:38:40" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-26 17:38:40" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83713" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16259 (24) { ["ID"]=> int(83707) ["post_author"]=> string(3) "190" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-26 11:08:13" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-26 16:08:13" ["post_content"]=> string(6951) "Una cosa es cierta, a la gran mayoría nos encanta hablar, contar sobre nuestras cosas, problemas, planes, logros, etc… pero prácticamente nadie sabe escuchar, no porque seamos malos en eso, sino porque nadie nos ha enseñado cómo hacerlo.  Podemos encontrar por todas partes libros, videos, conferencias que nos dicen cómo influenciar a las personas, cómo hablar elocuentemente, cómo argumentar, cómo ser un buen orador, pero casi nadie nos dice cómo ser un buen oyente. Nos gusta que nos escuchen, pero nos cuesta mucho trabajo escuchar.  Según los estudiosos del tema dicen que hay cuatro razones fundamentales que no nos permiten escuchar a los demás:
  1. Pensamos que ya conocemos perfectamente a las personas más cercanas de nuestra vida.
“Muchas veces los secretos no son revelados en palabras, sino que quedan ocultos en el silencio entre ellas o en la profundidad de lo indecible entre dos personas”. -John O´Donohue Mediante diversas investigaciones se ha llegado a descubrimientos irónicos relacionados con la conexión humana. Cuanto mayor es el grado de parentesco, como parejas, familia, amigos íntimos, etc… menor es la probabilidad de escucharlos con atención. Cuanto más cercanas son las personas en nuestra vida, existe la tendencia a creer que las conocemos perfectamente y ya sabemos lo que piensan y van a decir. Es exactamente lo que sucede cuando ya estamos acostumbrados a hacer algo y lo hacemos en automático sin poner más atención a los detalles, puede ser cualquier aspecto de nuestra vida, desde caminar o manejar por algún lugar por el que pasamos diariamente y no nos damos cuenta de los detalles o de los cambios, o cualquier situación de nuestro día a día. A esto se le llama “Sesgo de la comunicación selectiva”. Algunas investigaciones de Boaz Keysar han comprobado que muchas veces el entendimiento entre personas cercanas es mucho peor que entre personas totalmente desconocidas.  Una de las consecuencias negativas de esto, es que cuando nos sentimos juzgados por personas cercanas que creen que nos conocen, perdemos las ganas de compartir con ellas nuestros problemas. Varias investigaciones en Estados Unidos confirman que muchas personas prefieren contarles sus problemas a desconocidos. Cuando decimos que “conocemos a alguien” es porque ya tenemos una idea, opinión, una imagen y memoria fija de esa persona. Todas estas memorias representan el pasado y no el presente de las personas, considerando que somos mutables, cambiamos segundo a segundo. Toda vez que interactuamos con alguien, no podemos olvidar que detrás de esa comunicación, de cada palabra, existen sentimientos y emociones sutiles; si no estamos en atención plena en el momento presente, corremos el riesgo de perder la conexión con las personas que amamos. Es importante aprender a silenciar nuestras opiniones preestablecidas que tenemos de las personas para descubrir que son mucho más que nuestras proyecciones limitadas.
  1. No tenemos curiosidad de entender.
“La mayoría de las personas no oye con la intención de entender, sino con la intención de responder”. -Stephen R Covey ¿Cuántas veces nosotros mismos empezamos a contar algo e inmediatamente fuimos interrumpidos por alguien más y empezó a contar su anécdota? o ¿Cuántas veces ya lo hicimos con alguien? Difícilmente nos hemos deparado con personas curiosas e interesadas en lo que decimos sin interrumpirnos, al contrario, nos incentivan a seguir hablando. Nos sentimos queridos y valorizados por alguien que nos entiende y, naturalmente, nos permitimos escucharlas también. 
  1. Tenemos una reputación que defender.
“Necesitas suspender tu reacción cuando quieras defenderte, oír cuando quieras golpear, preguntar en lugar de forzar las respuestas, crear puentes en vez de imponer tu forma de ser”. -William Ury (negociador de conflictos). De la misma forma que creemos conocer al otro, creemos que ya nos conocemos, tenemos una imagen fija de nosotros mismos. Siempre que nuestra imagen es amenazada, intentamos defenderla en vez de oír. Cuando nos critican, en vez de ser humildes y escuchar, intentamos justificarnos en vez de saber las razones del otro y desarmar el conflicto. Dentro de una situación de conflicto mientras más se habla hay menos entendimiento pues ambas partes quieren tener la razón y no hay disposición de escuchar al otro. La única cosa que puede funcionar en ese momento, es que una de las partes desista de tener la razón e intentar entender el otro lado. Olvidarnos de la idea de que uno tiene que ganar y el otro tiene que perder.
  1. No me escucho y por eso no escucho.
 “Cuanto más nos conocemos, más claridad existe. El autoconocimiento no tiene fin, no se conquista, no se llega a una conclusión. Es como un río sin fin”. -J. Krishnamurti Todas las reacciones que nos impiden escuchar como: interrumpir, juzgar, no estar de acuerdo, sentirse ofendido y defenderse, son actividades inconscientes y automáticas de nuestro ego.  El secreto está en desarmar una reacción externa con atención interna a nuestras emociones y reacciones y entender cómo se manifiestan en nuestro cuerpo. Toda emoción deja una marca en nuestro cuerpo: dolor de estómago, de cabeza y dolor de pecho son las áreas con más reacciones biológicas a las emociones, según una investigación hecha en Estados Unidos a 700 personas. Tenemos que aprender a escucharnos a nosotros mismos para poder escuchar al otro. La meditación es una herramienta poderosa, es un espacio de silencio donde podemos encontrar la conexión entre mente y cuerpo. El principal obstáculo de estas cuatro razones es el egocentrismo. Oír es una capacidad de nuestro cuerpo, escuchar es un arte, es escuchar a sí mismo y todo lo que la vida nos presenta. Es el alma del autoconocimiento. ¿Te consideras un buen oyente?  " ["post_title"]=> string(31) "¿Por qué no sabemos escuchar?" ["post_excerpt"]=> string(107) "“No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente”. -Charles Chaplin " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(27) "por-que-no-sabemos-escuchar" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-26 11:08:13" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-26 16:08:13" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83707" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "1141b9fdff519452b34bd4528ddb705e" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

¿Por qué no sabemos escuchar?

“No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente”. -Charles Chaplin

septiembre 26, 2022

Las pequeñas cosas: golpe de realidad

Con el tiempo de confinamiento y la pandemia, el mundo sin duda, cambió y también los hábitos consumistas de todos.

septiembre 26, 2022




Más de categoría

¡Saca provecho de las malas experiencias!

Dale un giro a tu situación a partir de cuatro ideas. 

septiembre 28, 2022

Las pequeñas cosas: golpe de realidad

Con el tiempo de confinamiento y la pandemia, el mundo sin duda, cambió y también los hábitos consumistas de...

septiembre 26, 2022

Caliente o frío

Todos los días debemos tomar muchas decisiones en diferentes ámbitos. Esta es una de las tareas que exigen preparación...

septiembre 26, 2022

¿Por qué no sabemos escuchar?

“No esperes a que te toque el turno de hablar: escucha de veras y serás diferente”. -Charles Chaplin

septiembre 26, 2022