Las pequeñas cosas: reacciones

Yo tenía ya una mezcla interna de emociones porque resulta conmovedor que una persona mayor esté realizando labores físicas pudiendo estar disfrutando de la vida en otro lugar.

4 de julio, 2022

“Ahora no es el momento de pensar en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes hacer con lo que hay”.

 – Ernest Hemingway (1899 – 1961).

La semana pasada recibí un pedido realizado por Internet, la recepción ocurrió en la estación del metro Juárez, séptima estación de la línea tres del Sistema de Transporte Colectivo, mejor conocido como “Metro” en la Ciudad de México. El mensajero no llegó a tiempo así que tuve que esperar algunos minutos. En cuanto llegué al punto específico noté la presencia de una persona adulta mayor que realizaba labores de limpieza en las escaleras de dicha estación, por lo que cambié de lugar en tres ocasiones para permitirle el paso y no interrumpir su labor. 

Lo primero que llamó mi atención (aunque no mi sorpresa, pues es bien sabido que las empresas de limpieza contratan adultos mayores por razones poco decorosas que nada tiene que ver con ayuda real para ellos) fue la dedicación y la pulcritud de su trabajo porque se encontraba como en modo de meditación: el mechudo que empleaba para su labor entraba y salía de la cubeta llena de agua para luego ser exprimido por unas manos fuertes y seguras y posteriormente, el anciano trapeaba el piso casi con devoción, con una dedicación y empeño en que se viera realmente limpio. Durante el proceso, algunos usuarios pasaron y entonces fue que mi curiosidad se convirtió en experimento porque empecé a observar con cuidado las reacciones de quienes pasaban y lo que vi fue que más de la mitad pisaba aunque el piso estuviera mojado y hubiera riesgo de resbalar e incluso, a pesar de tener espacio para rodear la zona; pocos o nadie saludaba, algunos se molestaban porque el hombre les pedía no pasar por precaución y porque, además, ya le habían ensuciado y “tenía que volver a trapear” y otros más pasaban indiferentes tanto del piso mojado como del trabajador, abstraídos en vaya a saber qué pensamientos.

El señor limpió con todo esmero el área y cuando llegó nuevamente hacia mí no se abstuvo de comentarme: “Disculpe usted que la vuelva a mover”. Para entonces, yo tenía ya una mezcla interna de emociones porque resulta conmovedor que una persona mayor esté realizando labores físicas pudiendo estar disfrutando de la vida en otro lugar, pero también pensaba en las razones por las que se encontraría ahí. Capturé el momento con mi celular y subí la foto a Twitter con un comentario.

Hasta aquí parece anécdota usual; sin embargo, el día aún no terminaba cuando el tweet tenía ya doce mil likes y más de cien comentarios con juicios a favor, en contra, locales y extranjeros. Debo aclarar que mis tweets nunca llegan a más de dos likes ni son replicados, al día de hoy desconozco el motivo que originó tal comportamiento y tampoco me quita el sueño porque no soy influencer ni nada parecido. Lo que me sorprendió fue el impacto de la imagen porque a pesar de que el rostro de Don Mauricio (el señor en comento) no se ve en la foto, las reacciones fueron múltiples, lo que habla de que no somos del todo indiferentes ante la realidad, pero la miramos desde nuestra perspectiva y emitimos juicios desde nuestra verdad. 

No se sabe la edad ni las razones por las que don Mauricio todavía trabaja, porque no quise invadir su privacidad, aunque ya no es del todo anónimo y le he dado a conocer la cantidad de reacciones que tuvo mi tweet, así como los comentarios a favor que he recibido reconociendo su labor y su actitud ante el trabajo y la vida, a lo que él respondió con una franca sonrisa diciendo: “Dígales a todos ellos de mi parte, que les agradezco mucho”. Y con sus palabras, reforzó mi idea de que #laspequeñascosas de la vida son las que nos salvan de la pesadumbre y que si un tweet inofensivo tuvo tal impacto también debería tenerlo un llamado a la acción para transformar nuestra realidad aunque, esa es otra historia porque las redes sociales todavía tienen mucho qué enseñarnos sobre el impacto de una imagen en la actualidad.

A manera de colofón: miré a los ojos e intercambié algunas palabras con Don Mauricio. Me asombró la vitalidad en su mirada, la convicción de sus palabras al declarar que la empresa que los contrata “a duras penas” les paga y menos aún, les proporciona el material indicado para realizar su labor y en los casos en que sí lo hace, se los roban; sin embargo, él limpia cada centímetro de la estación como si le fuera la vida en ello. Por necesidad, por mantenerse activo, por mediocridad, por superación, por sobrevivencia o por cualquiera que sea su motivo es un digno ejemplo de que la diferencia está en la actitud ante la vida porque lo que es indigno para algunos, para otros, es la mayor forma de autorrealización, algo que también tiene que ver con la actitud de servicio y con aprovechar lo que hay, que no es poco.

Comentarios


object(WP_Query)#18049 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80586) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(80586) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18047 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18016 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18011 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "12-07-2022" ["before"]=> string(10) "09-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-12 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-09 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (80586) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18050 (24) { ["ID"]=> int(81303) ["post_author"]=> string(3) "167" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-22 11:52:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-22 16:52:03" ["post_content"]=> string(4469) "No es más que mera redundancia indicar que la pandemia por el virus SARS-CoV-2 modificó de manera radical la manera en la que nos comportamos como seres humanos, desde los pequeños conocidos popularmente como “pandemials”, hasta las empresas que adoptaron por tiempo indefinido el teletrabajo. Pero, a poco más de dos años y medio desde las primeras noticias que indicaban una enfermedad de preocupación descubierta en Wuhan, ¿qué hemos aprendido como humanidad? He aquí cinco reflexiones.
  1. La ciencia con recursos funciona. La relevancia que tuvo el gremio científico en la pandemia, por la misma naturaleza del acontecimiento, fue indispensable para que hoy en día, a pesar de que el número de casos diarios de infectados rompe records, la tasa de mortalidad se mantiene en niveles mínimos en gran parte de los países. Muchos países, hasta antes de 2020 veían la ciencia como un lujo, recortando programas, el PIB ofrecido a la investigación y los limitados puestos laborales ofrecidos a científicos. Hoy en día, se hace notar que la ciencia es una necesidad, dado que el aporte a nuevos descubrimientos y conocimientos es indispensable para la detección, diagnóstico y tratamiento oportuno (y por supuesto efectivo) de cualquier enfermedad o padecimiento desconocido.
  2. Las vacunas previenen muertes. A mitad de 2020, los llamados “grupos anti vacuna” tuvieron relevancia en el escenario internacional de la incertidumbre. Dichas organizaciones “velando por los intereses de la libertad” satanizaban las vacunas, colocando en su estandarte supuestas muertes causadas por los biológicos y que fueron “ocultados del ojo público”, reclamando su ineficacia contra la enfermedad y “revelando” que el motivo de las vacunas era el control de masas. Hoy, seguimos comprobando día con día, que las vacunas han salvado innumerables vidas, requieren rigurosos procesos de fabricación e investigación, y han provocado que, a fecha de julio de 2022, el COVID-19 no parece ser ya la amenaza que en 2020 y 2021 parecía incontenible.
  3. No estamos listos para una nueva pandemia. Las instituciones que parecían incorruptibles, líderes en el conocimiento y dirigidas a un estable y correcto manejo de un evento de importancia de salud pública, fallaron a nivel nacional e internacional. La discordancia de información entre una institución a otra, la débil respuesta de éstas a la par de los nuevos conocimientos, la desigualdad en la distribución de pruebas, vacunas y acceso a la salud; y el imperioso ego de políticos que sostuvieron ideologías erróneas con tal de no admitir sus fallos, culminaron en que una enfermedad viral originada en Wuhan se convirtiera en un punto de inflexión en la historia moderna de la humanidad.
  4. Somos egoístas. Todos conocemos a alguien que por estar vacunado dejó de usar cubrebocas, alguien que fue a otro estado de la República con un comprobante de domicilio de un familiar o modificado para vacunarse, alguien que, contagiado por la enfermedad, no realizaba su periodo de cuarentena y generaba el riesgo para contagiar a demás personas, o a alguien que falsificaba su comprobante o prueba COVID. Todos estos eventos concluyeron en el aumento de casos y la extensión del periodo pandémico por más de 2 años, y hasta el día de hoy.
  5. No somos una especie tan inteligente como pensábamos. El mundo de desinformación originado tras las teorías conspirativas, las fake news, las pseudociencias y la desconfianza de la población hacia la nueva información generada, ocasionaron eventos tan surreales como escasez de papel higiénico, violencia hacia el personal de salubridad, destrucción de torres de comunicación con tecnología 5G, marchas en contra de los confinamientos y la realización de fiestas y reuniones clandestinas. Lo anterior, representa el nivel de crítica que tenemos como especie y lo distante que estamos de ser capaces de reunirnos en pro de una causa que amenaza nuestra integridad.
" ["post_title"]=> string(29) "Aprendizajes en la quinta ola" ["post_excerpt"]=> string(202) "Sin duda alguna la pandemia ha implicado grandes retos a nivel global. De nosotros dependerá que como humanidad aprovechemos las lecciones que esta adversidad nos ha dejado para mejorar nuestro futuro." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "aprendizajes-en-la-quinta-ola" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-26 10:06:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-26 15:06:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81303" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17945 (24) { ["ID"]=> int(81468) ["post_author"]=> string(3) "187" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-27 10:12:58" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-27 15:12:58" ["post_content"]=> string(3234) "Nos pasamos la vida pidiendo a los demás y a nosotros mismos cambiar nuestros pensamientos, deshacernos de los negativos, de los que no nos hacen bien. Pero, ¿por qué nos cuesta tanto trabajo, por qué no lo logramos?  La respuesta está en estas dos frases:
  1. Aquello que recibe tu atención se magnifica
  2. Lo que resistes, persiste
Al empeñarte en deshacerte de los pensamientos que no te aportan en realidad sigues pensando en ellos, aunque sea para alejarlos; si haces esto una y otra vez lo único que consigues es darles poder pues todo aquello a lo que le das tu atención se magnifica ¿La solución? Deja de intentar sacar algo de tu mente y simplemente lleva tu atención hacia otra cosa que te cause agrado, sin una intención, solo ve a eso que te causa bienestar al pensarlo/hacerlo. ¿Recuerdas la técnica que se usa para distraer a los bebés cuando dan señales de que quieren comenzar a llorar o hacer berrinche? Le acercas algún juguete u objeto de su agrado y ¡ya está! el nene deja su intención primera para sonreír al ver y recibir eso que le está gustando. ¡Haz lo mismo! También enfócate en el punto dos, no te resistas, no te vuelvas loco queriendo “apagar” esos pensamientos que te sumergen en un estado caótico. Es imposible apagar la mente, esto solo sucede con la muerte. Cuando te descubras teniendo pensamientos que no te aportan o te arrastran hacia la tristeza, desesperación, etc., solo déjalos donde están y haz lo que expliqué arriba, entre más pronto lo hagas, mejor.  Para aplicar esta técnica simple es necesario un ingrediente más: ser conciente. Mantente alerta y vigila lo más seguido posible tu manera de pensar/actuar. Al inicio te costará trabajo pero poco a poco te acostumbrarás a supervisar lo que hay en tu mente. Recuerda: tú no eres tu mente. Visualízate como un supervisor que desde afuera vigila constantemente lo que hay ahí dentro; si logras cachar enseguida lo que no te gusta tienes la oportunidad de transformarlo para sentirte mucho mejor, pero no echándolo a patadas ni luchando, sino restándole importancia y poder para que solito se desvanezca.  Gracias por leerme, por darme una parte de tu atención y tiempo. Te animo a que compartas este texto para que más gente pueda aplicar estas ideas y sentirse mejor.  Te dejo un enlace para que conozcas más de mí: https://nancy-fuentes.webnode.mx/" ["post_title"]=> string(82) "¿Quieres deshacerte de tus pensamientos negativos pero solo te estalla la cabeza?" ["post_excerpt"]=> string(66) "Te comparto dos secretos para dar un giro positivo de 180 grados. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(79) "quieres-deshacerte-de-tus-pensamientos-negativos-pero-solo-te-estalla-la-cabeza" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-27 10:15:30" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-27 15:15:30" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81468" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18050 (24) { ["ID"]=> int(81303) ["post_author"]=> string(3) "167" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-22 11:52:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-22 16:52:03" ["post_content"]=> string(4469) "No es más que mera redundancia indicar que la pandemia por el virus SARS-CoV-2 modificó de manera radical la manera en la que nos comportamos como seres humanos, desde los pequeños conocidos popularmente como “pandemials”, hasta las empresas que adoptaron por tiempo indefinido el teletrabajo. Pero, a poco más de dos años y medio desde las primeras noticias que indicaban una enfermedad de preocupación descubierta en Wuhan, ¿qué hemos aprendido como humanidad? He aquí cinco reflexiones.
  1. La ciencia con recursos funciona. La relevancia que tuvo el gremio científico en la pandemia, por la misma naturaleza del acontecimiento, fue indispensable para que hoy en día, a pesar de que el número de casos diarios de infectados rompe records, la tasa de mortalidad se mantiene en niveles mínimos en gran parte de los países. Muchos países, hasta antes de 2020 veían la ciencia como un lujo, recortando programas, el PIB ofrecido a la investigación y los limitados puestos laborales ofrecidos a científicos. Hoy en día, se hace notar que la ciencia es una necesidad, dado que el aporte a nuevos descubrimientos y conocimientos es indispensable para la detección, diagnóstico y tratamiento oportuno (y por supuesto efectivo) de cualquier enfermedad o padecimiento desconocido.
  2. Las vacunas previenen muertes. A mitad de 2020, los llamados “grupos anti vacuna” tuvieron relevancia en el escenario internacional de la incertidumbre. Dichas organizaciones “velando por los intereses de la libertad” satanizaban las vacunas, colocando en su estandarte supuestas muertes causadas por los biológicos y que fueron “ocultados del ojo público”, reclamando su ineficacia contra la enfermedad y “revelando” que el motivo de las vacunas era el control de masas. Hoy, seguimos comprobando día con día, que las vacunas han salvado innumerables vidas, requieren rigurosos procesos de fabricación e investigación, y han provocado que, a fecha de julio de 2022, el COVID-19 no parece ser ya la amenaza que en 2020 y 2021 parecía incontenible.
  3. No estamos listos para una nueva pandemia. Las instituciones que parecían incorruptibles, líderes en el conocimiento y dirigidas a un estable y correcto manejo de un evento de importancia de salud pública, fallaron a nivel nacional e internacional. La discordancia de información entre una institución a otra, la débil respuesta de éstas a la par de los nuevos conocimientos, la desigualdad en la distribución de pruebas, vacunas y acceso a la salud; y el imperioso ego de políticos que sostuvieron ideologías erróneas con tal de no admitir sus fallos, culminaron en que una enfermedad viral originada en Wuhan se convirtiera en un punto de inflexión en la historia moderna de la humanidad.
  4. Somos egoístas. Todos conocemos a alguien que por estar vacunado dejó de usar cubrebocas, alguien que fue a otro estado de la República con un comprobante de domicilio de un familiar o modificado para vacunarse, alguien que, contagiado por la enfermedad, no realizaba su periodo de cuarentena y generaba el riesgo para contagiar a demás personas, o a alguien que falsificaba su comprobante o prueba COVID. Todos estos eventos concluyeron en el aumento de casos y la extensión del periodo pandémico por más de 2 años, y hasta el día de hoy.
  5. No somos una especie tan inteligente como pensábamos. El mundo de desinformación originado tras las teorías conspirativas, las fake news, las pseudociencias y la desconfianza de la población hacia la nueva información generada, ocasionaron eventos tan surreales como escasez de papel higiénico, violencia hacia el personal de salubridad, destrucción de torres de comunicación con tecnología 5G, marchas en contra de los confinamientos y la realización de fiestas y reuniones clandestinas. Lo anterior, representa el nivel de crítica que tenemos como especie y lo distante que estamos de ser capaces de reunirnos en pro de una causa que amenaza nuestra integridad.
" ["post_title"]=> string(29) "Aprendizajes en la quinta ola" ["post_excerpt"]=> string(202) "Sin duda alguna la pandemia ha implicado grandes retos a nivel global. De nosotros dependerá que como humanidad aprovechemos las lecciones que esta adversidad nos ha dejado para mejorar nuestro futuro." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "aprendizajes-en-la-quinta-ola" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-26 10:06:23" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-26 15:06:23" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81303" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(15) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "57d5235b4163ded1afcd1c32716c3bf2" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
ola covid

Aprendizajes en la quinta ola

Sin duda alguna la pandemia ha implicado grandes retos a nivel global. De nosotros dependerá que como humanidad aprovechemos las lecciones que...

julio 22, 2022
Quieres deshacerte de tus pensamientos negativos pero solo te estalla la cabeza

¿Quieres deshacerte de tus pensamientos negativos pero solo te estalla la cabeza?

Te comparto dos secretos para dar un giro positivo de 180 grados.

julio 27, 2022




Más de categoría
¿Bailamos?

¿Bailamos?

Como cada lunes, Saúl Homero Montoya nos comparte una pequeña reflexión de vida.

agosto 8, 2022
Las pequeñas cosas: Mnemósine

Las pequeñas cosas: Mnemósine

Valdría la pena hacer un recorrido por nuestra memoria y revisar qué secretos guarda, cuáles nos revela y cuáles...

agosto 8, 2022
Una vida plena es posible y sencillo

Una vida plena es posible y sencillo

Aprende a descubrir qué suma y qué resta en tu camino, así te enfocas en lo que te engrandece....

agosto 3, 2022

SATISFECHO

Estar satisfechos con nosotros mismos, con nuestras acciones es el principio de una vida feliz y saludable.

agosto 1, 2022