Las mejores lecciones

Desde la maceta de una planta de orégano  en casa, la naturaleza es capaz de convertirse en la mejor maestra de vida.

3 de mayo, 2022

La naturaleza, dueña original de un planeta  que ahora llamamos “nuestro”, no deja de filtrarse entre los elementos hechos por el hombre, para manifestarse en sus muy diversas formas.   Cuando evocamos nuestros primeros recuerdos de  infancia, invariablemente surgirán elementos naturales en patios, parques o pequeñas macetas en casa de la abuela.  La naturaleza con su variedad de colores, aromas y texturas, nos acompaña desde los primeros años de vida hasta el momento actual.  Sucede, sin embargo, que hemos dejado de apreciar sus características. Damos por hecho su existencia y así dejamos de apreciar su magnificencia.

Esta mañana salí a mi patio en el cual convive más de una docena de macetas con variedades de plantas de ornato o de olor a las que paso visita.  La gardenia comenzó a dar flores hace poco más de una semana.  A ratos me resisto a cortarlas y colocarlas en un florero en el interior de la casa.  Esta vez no me pude resistir; han proliferado tanto, que me traje tres de ellas que coloqué a un lado de mi ordenador. No deja de asombrarme la mansedumbre de estos seres vivos, que se someten a la voluntad del ser humano con total docilidad.

Conforme las poblaciones crecen y se diversifican, los seres vivientes adoptan un orden impuesto desde fuera.   Las plantas lo hacen, como lo hacen también las aves de corral o aquellos animales que preparamos para convertirlos en nuestras mascotas.  La pregunta sería: ¿Hasta qué punto tenemos la sensibilidad o la destreza para manejarlos de la mejor manera…?

Vivimos en un mundo posmoderno muy visual.  Tienen poca participación los sentidos más allá de la vista y el oído.  Tal vez no registremos estímulos que el olfato, el gusto o el tacto nos transmiten, y que finalmente enriquecen nuestras percepciones.  Dichos estímulos están en nuestro entorno inmediato, esperando ser descubiertos, pero son tantas las veces que el radio que abarcan  nuestros sentidos no alcanza a incluirlos.  De hecho, de esa forma nos estamos perdiendo gran parte de la fiesta de la vida.

Hace algunos días leí un fragmento que me agradó: En esta vida la dicha no depende de aquello que nos suceda, sino de cómo asumamos lo que nos sucede.   Como tantas otras situaciones en torno nuestro, a mayor apertura de los sentidos hacia el exterior, desarrollamos una oportunidad más amplia  para gozar por el camino.  Al contrario, entre más nos encerremos en nuestros propios asuntos, más se limita el panorama.  Hallamos un menor número de elementos capaces de provocar  sensaciones dignas de ser recordadas.

¡Qué maravilloso resulta hallarnos en la proximidad de la naturaleza, sea cual sea su extensión! Descubrir cómo interactúan unos elementos con otros para resultar en prodigios que se van sucediendo, uno tras otro, para nuestro goce.  Nuestros niños de brazos vienen con el equipo digital incluido; la pantalla captura su atención por la luz, el movimiento y el sonido.  Dichos elementos atrapan su atención a la vez que inhiben el desarrollo de la corteza prefrontal.  Desde bebés ellos se vuelven pasivos frente a lo que ocurre en su entorno y van restando importancia a la toma de decisiones en su día a día.  Avanzan a un punto de esperar que otros determinen por ellos, lo que se vuelve grave, tanto para su vida personal como colectiva.

A ratos, haciendo uso de la imaginación, intento comparar los aprendizajes de un ser humano antes y después del uso masivo de adminículos digitales.  Hallo que es una labor titánica trabajar en captar la atención de los pequeños cuando hay tantos distractores electrónicos.  Definitivamente la realidad presencial es mucho más rica que la virtual, así esta última se nos presente muy atractiva. Habrá, sin embargo, que entrenar a esos niños para utilizar los elementos que el mundo real nos ofrece.  El desarrollo de la sensibilidad y el cuidado frente a las diversas formas de vida permitirá que se organicen sociedades en las que la belleza, el respeto y la empatía lleven la batuta.  No se necesitan recursos extraordinarios: desde la maceta de una planta de orégano  en casa, la naturaleza es capaz de convertirse en la mejor maestra.

Comentarios


object(WP_Query)#17934 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78564) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-06-2022" ["before"]=> string(10) "02-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(3) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(78564) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "04-06-2022" ["before"]=> string(10) "02-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(11) "vivir-mejor" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17941 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(3) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17926 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17924 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "04-06-2022" ["before"]=> string(10) "02-07-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(502) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-06-04 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-07-02 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (78564) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (3) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#286 (24) { ["ID"]=> int(79891) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 11:46:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:46:35" ["post_content"]=> string(4844) "Los mexicanos estamos más gordos que nunca. No lo digo yo, lo dice la OMS. En las últimas cuatro décadas hemos pasado de vivir en un país en el que el número de personas con bajo peso doblaba al de los obesos a uno en el que hay más obesos que personas con delgadez extrema. Así lo dice también el Imperial College de Londres (Reino Unido) en un estudio recientemente publicado en la revista científica The Lancet, y que alerta sobre la epidemia mundial de obesidad que tendrá consecuencias para la salud de magnitudes indescriptibles. México ocupa el 5to. lugar de obesidad en el mundo, se estima que la cifra aumente en 35 millones de adultos para la siguiente década, advirtió la federación mundial de obesidad. De acuerdo con el Atlas Mundial de Obesidad más de mil millones de personas en todo el mundo vivirán con obesidad para 2030, a su vez el 13% de los niños y adolescentes se verán afectados. La cifra se duplicará con creces en los países de bajos ingresos en dicho periodo. La pregunta del millón: ¿Por qué en un país multidiverso como lo es México, en el que se pueden consumir frutas, verduras y alimentos naturales todo el año, los mexicanos seguimos alimentándonos de comida procesada y alimentos chatarra? Si además la economía de las familias  apunta a que comer en la calle es mucho más caro que consumir alimentos preparados en casa. ¿A qué debemos nuestros malos hábitos alimenticios? Cuando la dieta de los mexicanos estaba basada en maíz, frijol, chile y verduras, todo de origen  natural y sin grasa. Desde hace ya varias décadas la única oferta alimenticia para los niños en las escuelas y la única fuente de hidratación son botanas chatarra y refrescos y bebidas azucaradas, eso ha repercutido gravemente en nuestra salud, el significativo aumento de peso, es mucho más grave de lo que suponemos y va mucho más allá de ser un problema estético, siendo esto algo aprendido; lo que no es aprendido es la repercusión en la mala circulación, la afectación a los huesos, la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión, problemas de hígado, de corazón  y otras enfermedades además del bajo rendimiento que se sufre cuando la persona vive con obesidad. Tememos una dieta pobre y poco variada, no comemos lo suficiente en calidad ni en valor nutritivo, lo que nos ocasiona una deficiencia de calcio, hierro y por difícil que parezca de creer padecemos sobre peso y anemia al mismo tiempo. No tener dinero y a la vez sufrir sobrepeso puede resultar contradictorio. En México 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 5 niños padecen sobrepeso. Según la organización mundial de la salud y la nutrición, las personas en condición de pobreza tienden a buscar alimentos de bajo contenido nutricional y altos en grasa y azúcares, para satisfacer el hambre de forma rápida y a un bajo costo. La desnutrición de los primeros años programa el metabolismo para toda la vida, para un ambiente de escasez y desnutrición. Los costos a la economía no son menos graves. Se estima que el costo por atender las enfermedades ocasionadas por la obesidad superan los 120 millones de pesos anuales, un dato gravísimo para un país que no sufre por problemas de clima ni por falta de oferta alimenticia saludable. No existen hambrunas sin desequilibrio social, siendo la gastronomía mexicana patrimonio de la humanidad, somos una de las sociedades peor alimentadas del mundo. Otro engaño al que nos enfrentamos en los últimos años es el mal llamado “Body Positive”, término acuñado a la filosofía de dejar de pelear contra tu cuerpo y aceptarlo tal y como es, esto se ha vuelto una peligrosa trampa, porque si bien es cierto que nuestro cuerpo es único y perfecto y debemos amarlo a pesar y por encima de sus “Defectos”, este término se refería en un principio más a dejar de buscar la perfección y sentirnos fatal por no tener un cuerpo con medidas perfectas, de tratar de esconder nuestros “Defectos” que no son otra cosa que características del cuerpo de cada quién. A este término nos debemos prácticamente el total de la población ya que ninguno de nosotros de alguna u otra manera  encajamos en los inalcanzables estándares de belleza perfecta que propone la industria de la moda y la publicidad. El problema es que disfrazando de positivismo y aceptación estamos disculpando problemas que mucho más allá de lo estético nos están condenando a problemas irreversibles de salud. No es lo mismo una talla  extra grande de ropa que una talla extragrande de intestino u estómago o un cuerpo curvy, que unas arterias o un corazón curvy. No se trata de no aceptarnos, amarnos es proveer la mejor alimentación a nuestro organismo a la vez que ver con cariño y admiración nuestro reflejo en el espejo." ["post_title"]=> string(35) "“BODY POSITIVE”  ¿UNA TRAMPA?" ["post_excerpt"]=> string(121) "México padece una crisis de obesidad que empieza desde la infancia. Las consecuencias a nuestra salud son incalculables." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "body-positive-una-trampa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 11:57:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:57:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79891" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17864 (24) { ["ID"]=> int(80560) ["post_author"]=> string(2) "92" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-01 13:29:52" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-01 18:29:52" ["post_content"]=> string(5203) "Hace unos días, el 24 de junio terminó la semana de la eutanasia que se realizó en la Cámara de diputados en donde se expusieron las posturas respecto a legislar una ley sobre el tema. No deja de ser interesante que se plantee una ley de eutanasia en un país como el nuestro que tiene niveles de pobreza muy elevados y una cobertura médica insuficiente. Las personas pobres tienen riesgos de vulnerabilidad mayor en la atención a la salud. En ese contexto, las personas que tienen menos acceso a cuidados al final de su vida (cuidados paliativos), como el control del dolor y un acompañamiento psicológico y espiritual adecuado, podrían producir peticiones de eutanasia por desesperación. Las personas que tienen acceso a mejores cuidados médicos, como personas de mayor ingreso, tendrían más posibilidad de tomar decisiones apropiadas en el caso, por ejemplo, de una enfermedad terminal. ¿Realmente es un bien escaso los cuidados paliativos en nuestro país? El incremento de la población y el envejecimiento han incrementado las situaciones de presencia de enfermedades crónicas o incurables que plantean el reto del cuidado. Así la diabetes y sus complicaciones, cáncer, enfermedades crónicas cardiovasculares, entre otras, se suelen presentar en personas de todas las edades y sobre todo en mayores.  Por otra parte, en cuanto a la oferta, los cuidados paliativos, tienen una historia joven. En México la primera unidad de cuidados paliativos se estableció en 1992 y en total se disponían en 2020 de 120 unidades en todo el país (1) lo que hace suponer que faltan muchas más para dar una atención justa a las personas considerando, que otros países de Latinoamérica, con mucho menos población, disponen de más unidades de cuidados paliativos, como es el caso de Argentina o mejor proporción de recursos asistenciales por millón de habitantes, como en Chile (1).  Los datos mundiales no son tampoco favorables. Según la OMS: “Se estima que anualmente 40 millones de personas necesitan cuidados paliativos; el 78% de ellas viven en países de ingreso bajo e ingreso mediano. Actualmente, a nivel mundial, tan solo un 14% de las personas que necesitan asistencia paliativa la reciben” (2, s.p.). Es verdad que los cuidados paliativos ya están reconocidos en la Ley General de Salud y que incluye el tomar medidas contra el ensañamiento terapéutico. El ensañamiento significa que ante una enfermedad incurable se sigan administrando tratamientos que resultan inútiles para modificar la enfermedad y que suelen producir sufrimiento a los pacientes. El eliminar el ensañamiento implica que en ciertas circunstancias es lícito suspender tratamientos que son muy gravosos para el paciente. ¿Es eso “eutanasia”? No. La eutanasia hace alusión al aceleramiento de la muerte del paciente con su consentimiento o no, por aliviarle de los sufrimientos de una enfermedad. También puede definirse de modo más preciso como “Acciones (u omisión de acciones) deliberadas llevadas a cabo por personal sanitario (o con su ayuda) para terminar con la vida de un paciente que sufre por su enfermedad que dadas sus condiciones de salud, su vida se valora indigna de ser vivida” (3, pp.16-17).  No obstante, la solución no consiste en que los que sufren por una enfermedad opten por la eutanasia, sino que se ofrezcan las opciones y atenciones de cuidados paliativos. Por supuesto, se ha sostenido que los cuidados paliativos son muy caros y es mucho más económica la eutanasia. Del mismo modo, se podría argumentar, que combatir la pobreza en sus problemas de fondo es más difícil de resolver que dar dádivas. Lo anterior muestra que ese razonamiento de “ahorro” es falaz. El camino del bien a veces es difícil, pero no por eso menos obligatorio. El ofrecer cuidados paliativos de calidad y oportunos es el paso, que aunque sea mucho más complejo de alcanzar, debe ofrecerse como camino de respeto a la dignidad humana.   Referencias   Pastrana T, De Lima L, Sánchez-Cárdenas M, Van Steijn D, Garralda E, Pons JJ, Centeno C (2021). Atlas de Cuidados Paliativos en Latinoamérica 2020 (2ª ed.). Houston: IAHPC Press. Disponible en: https://cuidadospaliativos.org/uploads/2021/8/Atlas%20de%20Cuidados%20Paliativos%20en%20Latinoamerica%202020.pdf OMS (2020). Cuidados paliativos. Disponible en: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/palliative-care Gómez, J.E. (2003). La eutanasia. México: Universidad Anáhuac. " ["post_title"]=> string(39) "La eutanasia y los cuidados paliativos" ["post_excerpt"]=> string(133) "El filósofo José Enrique Gómez Álvarez explora las implicaciones bioéticas de la eutanasia en un contexto como el de México. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "la-eutanasia-y-los-cuidados-paliativos" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-01 13:29:52" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-01 18:29:52" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=80560" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#286 (24) { ["ID"]=> int(79891) ["post_author"]=> string(3) "189" ["post_date"]=> string(19) "2022-06-14 11:46:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:46:35" ["post_content"]=> string(4844) "Los mexicanos estamos más gordos que nunca. No lo digo yo, lo dice la OMS. En las últimas cuatro décadas hemos pasado de vivir en un país en el que el número de personas con bajo peso doblaba al de los obesos a uno en el que hay más obesos que personas con delgadez extrema. Así lo dice también el Imperial College de Londres (Reino Unido) en un estudio recientemente publicado en la revista científica The Lancet, y que alerta sobre la epidemia mundial de obesidad que tendrá consecuencias para la salud de magnitudes indescriptibles. México ocupa el 5to. lugar de obesidad en el mundo, se estima que la cifra aumente en 35 millones de adultos para la siguiente década, advirtió la federación mundial de obesidad. De acuerdo con el Atlas Mundial de Obesidad más de mil millones de personas en todo el mundo vivirán con obesidad para 2030, a su vez el 13% de los niños y adolescentes se verán afectados. La cifra se duplicará con creces en los países de bajos ingresos en dicho periodo. La pregunta del millón: ¿Por qué en un país multidiverso como lo es México, en el que se pueden consumir frutas, verduras y alimentos naturales todo el año, los mexicanos seguimos alimentándonos de comida procesada y alimentos chatarra? Si además la economía de las familias  apunta a que comer en la calle es mucho más caro que consumir alimentos preparados en casa. ¿A qué debemos nuestros malos hábitos alimenticios? Cuando la dieta de los mexicanos estaba basada en maíz, frijol, chile y verduras, todo de origen  natural y sin grasa. Desde hace ya varias décadas la única oferta alimenticia para los niños en las escuelas y la única fuente de hidratación son botanas chatarra y refrescos y bebidas azucaradas, eso ha repercutido gravemente en nuestra salud, el significativo aumento de peso, es mucho más grave de lo que suponemos y va mucho más allá de ser un problema estético, siendo esto algo aprendido; lo que no es aprendido es la repercusión en la mala circulación, la afectación a los huesos, la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2, hipertensión, problemas de hígado, de corazón  y otras enfermedades además del bajo rendimiento que se sufre cuando la persona vive con obesidad. Tememos una dieta pobre y poco variada, no comemos lo suficiente en calidad ni en valor nutritivo, lo que nos ocasiona una deficiencia de calcio, hierro y por difícil que parezca de creer padecemos sobre peso y anemia al mismo tiempo. No tener dinero y a la vez sufrir sobrepeso puede resultar contradictorio. En México 7 de cada 10 adultos y 3 de cada 5 niños padecen sobrepeso. Según la organización mundial de la salud y la nutrición, las personas en condición de pobreza tienden a buscar alimentos de bajo contenido nutricional y altos en grasa y azúcares, para satisfacer el hambre de forma rápida y a un bajo costo. La desnutrición de los primeros años programa el metabolismo para toda la vida, para un ambiente de escasez y desnutrición. Los costos a la economía no son menos graves. Se estima que el costo por atender las enfermedades ocasionadas por la obesidad superan los 120 millones de pesos anuales, un dato gravísimo para un país que no sufre por problemas de clima ni por falta de oferta alimenticia saludable. No existen hambrunas sin desequilibrio social, siendo la gastronomía mexicana patrimonio de la humanidad, somos una de las sociedades peor alimentadas del mundo. Otro engaño al que nos enfrentamos en los últimos años es el mal llamado “Body Positive”, término acuñado a la filosofía de dejar de pelear contra tu cuerpo y aceptarlo tal y como es, esto se ha vuelto una peligrosa trampa, porque si bien es cierto que nuestro cuerpo es único y perfecto y debemos amarlo a pesar y por encima de sus “Defectos”, este término se refería en un principio más a dejar de buscar la perfección y sentirnos fatal por no tener un cuerpo con medidas perfectas, de tratar de esconder nuestros “Defectos” que no son otra cosa que características del cuerpo de cada quién. A este término nos debemos prácticamente el total de la población ya que ninguno de nosotros de alguna u otra manera  encajamos en los inalcanzables estándares de belleza perfecta que propone la industria de la moda y la publicidad. El problema es que disfrazando de positivismo y aceptación estamos disculpando problemas que mucho más allá de lo estético nos están condenando a problemas irreversibles de salud. No es lo mismo una talla  extra grande de ropa que una talla extragrande de intestino u estómago o un cuerpo curvy, que unas arterias o un corazón curvy. No se trata de no aceptarnos, amarnos es proveer la mejor alimentación a nuestro organismo a la vez que ver con cariño y admiración nuestro reflejo en el espejo." ["post_title"]=> string(35) "“BODY POSITIVE”  ¿UNA TRAMPA?" ["post_excerpt"]=> string(121) "México padece una crisis de obesidad que empieza desde la infancia. Las consecuencias a nuestra salud son incalculables." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(24) "body-positive-una-trampa" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-06-14 11:57:06" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-06-14 16:57:06" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=79891" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(14) ["max_num_pages"]=> float(7) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "dc8358a6ab96f18bcba91d41f4b1ba1a" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

“BODY POSITIVE”  ¿UNA TRAMPA?

México padece una crisis de obesidad que empieza desde la infancia. Las consecuencias a nuestra salud son incalculables.

junio 14, 2022
eutanasia y los cuidados paliativos

La eutanasia y los cuidados paliativos

El filósofo José Enrique Gómez Álvarez explora las implicaciones bioéticas de la eutanasia en un contexto como el de México.

julio 1, 2022




Más de categoría
eutanasia y los cuidados paliativos

La eutanasia y los cuidados paliativos

El filósofo José Enrique Gómez Álvarez explora las implicaciones bioéticas de la eutanasia en un contexto como el de...

julio 1, 2022

Enfrenta tus monstruos

Cuando estamos solos,  el silencio nos obliga a enfrentarnos a nuestros propios pensamientos y a los miedos que alimentan...

junio 30, 2022
¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

¿Aún no sabes cómo el Smart Working puede mejorar tu vida laboral?

La rigidez está quedando atrás para dar cabida a procesos más flexibles.

junio 30, 2022

Las pequeñas cosas | Barbecho

Me persigue la idea de que la vida es un ratito y se debe disfrutar al máximo aun frente...

junio 27, 2022