La Tremenda Corte de Injusticia

Durante los últimos años de la dictadura cubana de Fulgencio Batista brilló, con un resplandor que dura hasta nuestros días cuando se sigue transmitiendo, el… Durante los últimos años de la dictadura cubana de Fulgencio Batista brilló,...

31 de mayo, 2016
RHT
latremendacorte

Durante los últimos años de la dictadura cubana de Fulgencio Batista brilló, con un resplandor que dura hasta nuestros días cuando se sigue transmitiendo, el…

Durante los últimos años de la dictadura cubana de Fulgencio Batista brilló, con un resplandor que dura hasta nuestros días cuando se sigue transmitiendo, el programa radiofónico “La Tremenda Corte”, simulacro de juicio divertido que tiene mucho que enseñar a nuestros legisladores y juzgadores.

El ámbito legal es diferente a 60 años de distancia, pero posee una envidiable dosis de una cualidad que cada día escasea más en nuestro medio: el sentido común.

Son cuatro los personajes básicos: Tres Patines, incorregible delincuente consuetudinario; el juez, docto, culto, severo e implacable; Luz María Nananina, inquieta mujer en eterna búsqueda de nuevos negocios y Rudesindo Caldeiro y Escobiña, gallego inmigrante, algo rústico, emprendedor y frecuente víctima de las maquinaciones de Tres Patines.

La Tremenda Corte es un clásico del género cómico radiofónico. Equiparable al Derecho de Nacer, Chucho el Roto,  La Hora  Azul o el Doctor I Q, paradigmas de una época en la cultura popular.

Muestra fidedigna de la cultura de su tiempo y lugar: sencillez, inocencia, transparencia.




Vale la pena conocerla a través de la maravillosa tecnología de hoy. El programa de radio es el que vale, las versiones televisivas, tanto la gringa de Miami, como la mexicana de Monterrey no funcionan. Hay que oírla aunque tengamos que aprender un poco de cubano, fácil de traducir, por el contexto entenderemos qué es una gua-gua, una máquina, un reparto o una fruta bomba.

Lo relevante es la sencilla aplicación de la Justicia mediante el Sentido Común.

En un programa Rudesindo se queja con el juez de haber recibido un golpe de Tres Patines, a lo que el indiciado alega en su defensa que le asiste el derecho de extender libremente su brazo y el juez sentencia:

“Tres Patines: entienda usted que el derecho que tiene de extender su brazo termina donde empieza la mandíbula de Rudesindo.”

Dicha sentencia carece de la trascendencia de que “el respeto al derecho ajeno es la paz”, sin embargo, es mucho más accesible al grueso de la población y no requiere de la interpretación de cuál es el derecho ajeno y deja muy en claro la aplicación de la Justicia.

Hoy día el cúmulo de legislaciones establece un laberinto de recovecos donde se pierde la Justicia en aras del “Debido Proceso”, los juzgadores permiten que los árboles les impidan ver el bosque, los “Derechos Humanos” no saben jerarquizar las faltas perdiendo la brújula otorgando indemnizaciones millonarias, disculpas y libertad a secuestradores, asesinos y narcotraficantes por “quítame estas pajas”. No niego que se hayan cometido faltas contra de los procesados o que los procedimientos hayan dejado de seguirse adecuadamente, pero las sanciones a los infractores  deben darse y no por eso condonar las penas debidas a asesinos y secuestradores.

Participar activa o pasivamente en la amputación de dedos, agravada por el conocimiento del delito cuya no denuncia convierte al actor en cómplice y merecedor de la pena, no debe perdonarse por un error de proceso con un derecho reconocido con posterioridad a la comisión de la falta aplicado retroactivamente.

La información de que dispongo no me es suficiente para opinar  acerca de la localización de la falla, pero el sentido común me indica que algo está mal y creo que las fortunas que reciben legisladores y juzgadores los obligan a hacer su trabajo con honestidad y corrección y no lo están haciendo.

Esta situación da vigencia a la afirmación Paulina en “2 Cor  3-6 porque lo escrito da muerte, mientras el Espíritu da vida”.

Sentido común, vivencia de valores, Espíritu bíblico, ausencias que nos remiten a la situación actual donde pululan los políticos inmaduros que nos llenan de leyes basura a la voz de “debería haber una ley que…” y así nos saturamos de letras muertas e inaplicables que nos están dando muerte como sociedad mientras permanecemos en la inacción mirando como la corriente arrastra la basura del desastre.

No dejemos de  pensar que a este paso esa corriente va a arrastrarnos también a nosotros.

Seamos conscientes de la realidad tecnológica que vivimos.

Partamos del respeto irrenunciable a los Derechos Humanos que tantas vidas ha costado. Creo en el la libertad de expresión que me permite comunicar mis pensamientos mediante este maravilloso medio, creo en la libertad de manifestación por encima de la represión, creo en la libertad de tránsito y quiero creer en la buena voluntad de los gobernantes.

Pero también creo en la inteligencia del hombre y en la capacidad de encontrar caminos que hagan compatibles los respetos a los diferentes derechos. Disponemos de medios que llevan a la obsolescencia las manifestaciones con palos y piedras, ¡estamos en el siglo XXI!, actuemos conforme esta cultura.

Debemos retirar el rostro de Rudesindo del alcance del brazo de Tres Patines, sin prohibir a éste extender su brazo a su total extensión.

Firmemos un

PACTO EN PRO DE LA MANIFESTACIÓN CIBERNÉTICA.

Creando un sitio de  acceso libre acceso, donde concentremos las quejas de quienes hoy las expresan en las calles, donde las autoridades den respuesta a dichas quejas, no necesariamente las resuelvan, pero informen a los quejosos las gestiones que se están haciendo, donde el público en general se entere de las situaciones que le afecten o interesen. 

Integrando todas las fuerzas vivas que intervienen en una manifestación:

  • Manifestantes: que en número razonable y con causa justificada presenten sus quejas a autoridades y pueblo.
  • Autoridades: tendrán aquí una inmejorable área de oportunidad transparentando su actuación para ser sometida al escrutinio público.
  • Ciudadanía: hará valer su derecho a la libertad de tránsito, podrá dar seguimiento a los asuntos de su interés, se dará cuenta de la actuación de los funcionarios para censura o apoyo,  podrá apoyar o rebatir las demandas de los quejosos.
  • Medios impresos: podrán publicar una sección de quejas vigentes y estado de avance de las mismas.
  • Medios Electrónicos: podrán dedicar un tiempo a los asuntos destacados, el mismo que hoy dedican a informar de marchas y plantones como la plaga que son, y será un servicio social hasta negociable con el tiempo obligatorio.
  • Redes sociales: podrán incluir detalladamente quejas, respuestas, comentarios en apartados especiales,

Sin duda el éxito del Pacto dependerá de la atención que se de a los quejosos por parte de los funcionarios.

La Sinergia que se genere  vendrá del sincero interés de todos por mejorar la vida de la Ciudad utilizando el sentido común, será una oportunidad para los legisladores de justificar las fortunas que se autoasignan, quitará pretextos a los juzgadores para liberar vándalos y se podrá ir acotando el “Debido Proceso” en aras de la justicia.

Cambiemos el signo de la libertad de expresión, que hoy es un tema que nos divide y que de esta manera puede contribuir a conocernos mejor y unirnos como humanos que somos.

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a ser una ‘V’,...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo de la ópera...

·




Más de categoría

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·

Piedra Ibarra demostró ignorancia, desinterés o partidización

“¿Han asesinado periodistas? Yo he visto y vi lo que pasó en todos los sexenios pasados y es algo...

·
eydie-gorme-01_1

En notas musicales – Eydie Gormé

10 de Agosto – Eydie Gormé (16 de agosto de 1928 – 10 de agosto de 2013, 84 años)...

·