Jerarquía de valores

¿Puede un americanista aplaudir a las Chivas rayadas del Guadalajara? ¿Puede un americanista aplaudir a las Chivas rayadas del Guadalajara? Un fanático recalcitrante contestará que no, que es imposible aplaudir al odiado enemigo, que de contendiente deportivo...

3 de mayo, 2018
RHT
ultras-futbol-valores

¿Puede un americanista aplaudir a las Chivas rayadas del Guadalajara?

¿Puede un americanista aplaudir a las Chivas rayadas del Guadalajara?

Un fanático recalcitrante contestará que no, que es imposible aplaudir al odiado enemigo, que de contendiente deportivo se ha transformado en enemigo de vida, que rechaza lo que implique hacer cualquier concesión para los colores rojiblancos en cualquier plano, en todos los aspectos de la vida.

Una persona que disfruta de la vida integralmente y que da a la sana pasión por el deporte el lugar que le corresponde en su vida contestará que sí, en especial cuando Chivas disputa la final de la Concachampions contra el Toronto o juega la Libertadores contra Boca Juniors o hasta cuando participa en el mundial de clubes sin que se le concedan probabilidades positivas de superar al Real Madrid o a quien se le parezca.

En el futbol las hordas de recalcitrantes, barras, porras, causan verdaderos problemas que han dado al traste con el deporte, el espectáculo y hasta con países. Es un mal generalizado que identifica a los hooligans, tifosi, hinchas, torcedores, porristas, etc.

Su actuación descontrolada ha causado desde molestias hasta tragedias; memorables son las broncas en una final de la Copa de Europa entre el Juventus italiano y el Liverpool inglés que los dejó fuera de competencias europeas por mas de tres años o la que sostuvieron las selecciones de Honduras y El Salvador cuando participaban en una eliminatoria para el mundial México 70 que terminó con una guerra de 100 horas.




La pasión en el deporte es positiva y ayuda a descargar la adrenalina, la descarga emocional después de la obtención de un gol esperado, decisivo, ha sido calificada de orgasmo colectivo y centro motivacional de la afición a este deporte. La posibilidad de este evento es la que llena los estadios.

Labor imposible es intentar convencer al fan de un equipo de abandonar sus colores y pasarse a la afición rival.

Cuando se tienen los valores personales correctamente jerarquizados ponemos el valor de nacionalidad por encima del de parcialidad o regionalidad y como consecuencia apoyamos a cualquier equipo mexicano que se enfrenta a un extranjero.

Se da el fenómeno que teníamos cuando en familias grandes alguien agredía a un miembro todos salíamos en su defensa dejando de lado las diferencias internas.

La situación política que vivimos en la actualidad nos enfrenta a un enemigo común y con serias diferencias internas, la decisión que tomemos trascenderá seriamente en nuestra vida nacional.

La disyuntiva se presenta entre una vida de lucha, de esfuerzo que puede llevarnos a tomar un mejor lugar en el concierto de las naciones, avanzando paso a paso como en el turismo internacional que ya nos tiene en un decoroso 6° lugar y que promete a mediano plazo enlistarnos en el grupo de las potencias mundiales y una vida inspirada en el pasado que tiende a idealizar políticas que han demostrado su ineficacia para el bienestar de sus pueblos.

La primera opción pasa por la escalada de lugares en educación, salud, seguridad, justicia, economía, nivel de vida, igualdad de oportunidades y muchas mas facetas de esta joya que es nuestro país.

Urgentes son las medidas para tomar acciones que mejoren la seguridad, la justicia, la honestidad.

La corrupción se ha encontrado con un techo y es prioritario implementar estrategias que alimenten eficazmente las instituciones que hoy ya aparecen en el papel marginando cualquier sombra de duda o de parcialidad.

La segunda opción está ciega a las realidades de la URSS y los países de la cortina de hierro, el fracaso de Yugoslavia, Rumania, Etiopía, Cuba, Venezuela y aseguran “aquí no nos va a pasar”.

Aprovechan el hartazgo de la población por la corrupción que está dando, espero, patadas de ahogado y engañan ofertando una honestidad y trabajo esforzado que conocen por referencias bibliográficas pero que desconocen su vivencia en carne propia.

Lo malo del momento histórico que vivimos estriba en que han conseguido hacerse de hordas fanatizadas incapaces de razonar, llover sobre mojado argumentar contra esos seres irracionales que difícilmente se acercan a estas líneas y quiero:

Dirigirme a ti, quien tienes la cordura e interés patriótico de enterarte de las diferentes opiniones, haz un esfuerzo con quienes están cercanos a ti por convencerlos de impedir que el siguiente sexenio nos lleve hacia abajo por el gobierno dictatorial de AMLO.

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a ser una ‘V’,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·