¡Ganamos!

No me cabe la menor duda, como Humanidad, en estos Juegos Olímpicos de Rio, ¡Ganamos! No me cabe la menor duda, como Humanidad, en estos Juegos Olímpicos de Rio, ¡Ganamos! A Gloria de Salvador Díaz Mirón dice:...

25 de agosto, 2016
RHT
olimpicos-humanidad

No me cabe la menor duda, como Humanidad, en estos Juegos Olímpicos de Rio, ¡Ganamos!

No me cabe la menor duda, como Humanidad, en estos Juegos Olímpicos de Rio, ¡Ganamos!

A Gloria de Salvador Díaz Mirón dice: "Hay plumajes que cruzan el pantano y no se manchan… ¡mi plumaje es de esos!"

Reconcilia con el género humano observar la gran parvada multicolor que nos ofrecieron los juegos y constatar la calidad de esos plumajes procedentes de todos los confines del mundo, plumajes que rechazan los contadísimos intentos de mancharlos, como el del egipcio que no quiso dar la mano a su vencedor israelí y que fue devuelto de inmediato a su país por sus jefes.

En el pantano global en el que nos movemos, donde a diario recibimos malas nuevas desde los cuatro puntos cardinales, tenemos la oportunidad de disfrutar electrónicamente de la esplendorosa fiesta deportiva que une los pueblos de todo el orbe.

Los anfitriones aportan su hospitalidad, endrogándose hasta la tercera y cuarta generación, castigando a sus ineptos y corruptos gobernantes de izquierda, que no contaban con el desplome de los precios del petróleo, que los dejaron sin margen para robar y al final, ni para pagar lujos innecesarios, descuidando aspectos sociales.




Los brasileños nos contagian su alegría, música, baile, ritmo, calidez, embriaguez selvática salpicada de tecnología, despreocupación del momento concentrada en el sentimiento de hermandad, solidaridad vibrante, indiscriminada, mañana tendrán que pagar con el justificante tan latino-americano de “lo bailao nadie me lo quita” y su plumaje permaneció impoluto.

También le dijo Díaz Mirón a Gloria: "¡confórmate mujer! …… tú, como la paloma, para el nido, y yo, como el león, para el combate."

Repasar estos versos y comparar la realidad actual me permite reconocer el crecimiento de la mujer en un siglo, hoy combate al lado del hombre, además de ser la creatura más bella que Dios puso enfrente de los ojos masculinos, representada en toda la gama de excelencias de cada uno de los grupos que integramos la aldea global, la esplendente modelo de la inauguración, las reinas del carnaval, las rollizas bailaoras de la clausura, las engalanadas alumnas de las escuelas de samba; hoy hacen realidad la afortunada frase que Vinicius de Moraes, donde confiesa que tan gran belleza no sólo le pertenece a él sino al mundo entero, que se llena de gracia con su balanceo cuando camina hacia el mar.

Afortunadamente todas las deportistas captan el mensaje y nos comparten sus bellezas y lucen las voleibolistas de playa, gimnastas, nadadoras, clavadistas, corredoras, saltadoras, incluyendo las diferentes, a quienes sólo ahora podemos apreciar como las luchadoras, pentatletas y dejo de escribir porque sin lugar a dudas todas tienen su gracia.

Los hombres no cantan mal las rancheras, de acuerdo a las opiniones femeninas que he recibido, tanto los musculosos como los correosos.

Sin embargo, la  mayor belleza de estos juegos se da en la convivencia limpia y honesta con las magníficas expresiones de ella, los fraternales abrazos de todos los medallistas en el podio, los reconocimientos y felicitaciones entre vencedores y vencidos, acompañar a la compañera lastimada a riesgo de perder la calificación propia, enjugar las lágrimas de la rival y hermana deportiva, disfrutar sin fijarse en raza, credo, nacionalidad o preferencia sexual, no desde una tribuna política, sino frente a frente, mano con mano, hombro con hombro, pie con pie, con verdad.

Ese conjunto de plumajes impolutos me enseña que todavía hay esperanza en este mundo del cual tanto nos quejamos. Lo confirmo: como humanidad hemos ganado.

¿Y como país? Pues pan con lo mismo. Decía Don Alberto Einstein: “Si buscas resultados diferentes, no hagas siempre lo mismo” pero no salimos de asignar ingentes presupuestos que se utilizan como medio de distribución de chambas para los cuates y los cuates de los cuates, en eterno conflicto con el COM, satrapías denominadas como federaciones, impunidad y corrupción en todo su esplendor. Lucimientos estatales a conveniencia política del momento.

Las honrosas excepciones son las que nos tienen en el medallero y la fiesta olímpica opaca la decepción nacional. Con certeza al noviero cuate de Peña no lo van a correr y el deporte nacional seguirá ocupando los mediocres lugares a que nos vamos acostumbrando, gracias a excepcionales esfuerzos individuales.

Cansado de quejas espero que cada quien aportemos algo en beneficio del país. Fuera de la deseable depuración de funcionarios públicos y privados. Va una idea:

Entre los deportistas relevantes en estos juegos, destacan miembros de nuestros institutos militares y universitarios; de allí podemos inferir que la disciplina y supervisión es un buen caldo de cultivo para deportistas triunfadores.

Por otro lado estamos saturados de ”ninis”, jóvenes que ni estudian ni trabajan, moviéndose en el pantano de la holganza, caldo de cultivo para la drogadicción y delincuencia. Nuestro estado sobreprotector y castrante ofrece demasiadas facilidades para evadir el Servicio Militar Nacional, que permite sea cumplido con deporte universitario.

¿Qué les parece revitalizar el SMN con un año de deporte obligatorio?

Bien llevado, con disciplina militar y apoyo universitario. Olvidarse del apapacho sobreprotector y castrante, ofreciendo una vivencia de disciplina obligatoria y bien organizada, aprovechando los fines de semana las instalaciones de los campus o de las canchitas de cualquier pueblo, teniendo viveros dónde descubrir algunos garbanzos de a libra que hoy pasan desapercibidos y dando un beneficio generalizado a tantos jóvenes que llegan a pagar por no hacer nada, brincándose una etapa formativa del carácter en su propio perjuicio.

Tenemos que proponer y dejar de quejarnos; si te agrada, difunde y promueve la idea, si no, pues aporta otra.

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·