El canto de las sirenas

Ulises, Rey de Itaca, ha participado exitosamente en la Guerra de Troya, colaborando al éxito de los vencedores… Ulises, Rey de Itaca, ha participado exitosamente en la Guerra de Troya, colaborando al éxito de los vencedores al...

23 de mayo, 2018
RHT
ulysses-and-the-sirens-1891

Ulises, Rey de Itaca, ha participado exitosamente en la Guerra de Troya, colaborando al éxito de los vencedores…

Ulises, Rey de Itaca, ha participado exitosamente en la Guerra de Troya, colaborando al éxito de los vencedores al sugerir la treta del Caballo de Troya.

Después de 10 años de sitio emprende el regreso a su casa donde le esperan su esposa Penélope y su hijo Telémaco y su viaje está lleno de aventuras que se describen en La Odisea.

Sirva la referencia para quienes conocen la obra y despierte la curiosidad de quienes no hayan tenido el placer.

Una de las aventuras se da cuando tiene que superar el paso marítimo controlado por las sirenas, cuyo canto subyuga a quien lo escucha atrayéndolo irrefrenablemente a un destino fatal, engañado por la belleza del canto y la promesa de placer eterno, cosa que Ulises previene tapándole los oídos con cera a su tripulación y ordenando a sus segundos que lo aten al mástil de la nave a fin de impedirle acudir al traicionero llamado de las sirenas.

En el momento decisivo que vivimos en nuestro país, los jóvenes que inclinarán el fiel de la balanza están escuchando el canto de las sirenas que los atraen hacia un utópico paraíso que no es tal y alejándolos de un infierno que tampoco es tal.




El mundo que estamos entregando a la nueva generación dista mucho de ser el mejor posible, parafraseando a Sócrates con su “yo sólo sé que no se nada, ya que cuanto más aprendo mejor me doy cuenta de que es más lo que ignoro que lo que sé”

Los avances que en ciencia y tecnología hemos tenido en el más reciente siglo nos permiten aprender más y mejor cada día y en consecuenci,a nos damos cuenta de que nuestra ignorancia crece con cada descubrimiento o avance.

Por otro lado, al mundo es mucho, pero muchísimo, mejor que el que enfrentamos nosotros, la paleta de colores se ha ampliado casi al infinito y los pinceles se han diversificado de igual manera, el acceso a la información, las posibilidades de educación, las facilidades para la titulación, el procesamiento de datos, los destinos educacionales, los intercambios, las becas, los transportes, alojamientos, oportunidades de establecimiento o empleo, los créditos, los apoyos, las asesorías, las tecnologías, las hubiéramos deseado en aquel tiempo.

No, no es el mejor mundo que pudimos haberles dejado, pero es con mucho mejor que el que recibimos.

Una de las primeras traducciones que de la escritura hierática se hizo auxiliándose de la piedra Rosetta sentenciaba que el futuro de la humanidad carecía de esperanza dada la falta de calidad de los jóvenes perezosos, ignorantes e irresponsables que integraban la siguiente generación.

Esa generación floreció, y otra, y otras; unas mejor que otras, pero aquí estamos.

La diferencia entre las generaciones que progresaron y las que no, se encuentra en sus mismos miembros, en la capacidad que tienen de continuar el ritmo progresista o buscan caminos diferentes.

Para caminar con firmeza es necesario hacerlo paso a paso, plantando con seguridad el pie de apoyo y seleccionando adecuadamente el lugar donde ha de posarse el pie de avance. Cuando se intenta avanzar ambos pies en forma simultánea a fin de acelerar la velocidad de marcha, se corre el riesgo de caer o de desviarse al buscar lugar para posar ambos pies.

Es necesario valorar el lugar donde se encuentra el pie de apoyo, que de una u otra manera ha dado el sustento para llegar hasta donde se está, apreciar lo que se ha conseguido hasta este momento y tener la mirada fija en el lugar al que se quiere llegar, sin prisa, pero sin pausa, dando paso a paso se llegará a esa meta.

Esta acción continuada se convierte en una actitud, la constancia en esa actitud se convierte en valor, respeto, ese valor en virtud y el uso de las virtudes garantiza el progreso y la obtención de los resultados.

El camino diferente lleva a la soberbia, se muestra en toda la escala social y cultural cuando denosta a quien piensa diferente y se muestra con una superioridad que es signo de inferioridad y lleva a la desunión y decadencia.

Hoy es momento de dar un paso decisivo, esperemos que nuestras fuerzas vivas no se dejen guiar por el canto de las sirenas, como lo hicieron las fuerzas británicas que llevaron a su país al Brexit y los avances que hagamos sean con valores y serenidad, con humildad y sin soberbia.

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el emperador corso Napoleón....

·
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés, la cual estará...

·




Más de categoría
Tour de Cine Francés

La edición número 24 del Tour de Cine Francés llega a México

A partir del ocho de octubre de este año, dará inicio la edición 24 del Tour de Cine Francés,...

·

El Meollo del Asunto | Divide y Vencerás, no siempre

La máxima con su variante, “divide e impera”, fueron frases utilizadas por el gobernante romano Julio César y el...

·

De nuevo: yo tengo otros datos

“Yo propuse que iba a ser un efecto de caída pronta, pero también de recuperación rápida, que iba a...

·
Verdi

Para los amantes de Verdi, cinco óperas para disfrutar

Sin duda alguna, uno de los gigantes de la ópera, Giuseppe Verdi, contribuyó con más obras maestras al mundo...

·