, ,

¿Feliz Navidad?

Los adornos de Navidad son de Navidad y se promocionan en diciembre, no antes. Si hablamos del espíritu navideño, dicen que la gente “pierde” tradiciones… Los adornos de Navidad son de Navidad y se promocionan en diciembre,...

24 de noviembre, 2015
payaso

Los adornos de Navidad son de Navidad y se promocionan en diciembre, no antes. Si hablamos del espíritu navideño, dicen que la gente “pierde” tradiciones…

Los adornos de Navidad son de Navidad y se promocionan en diciembre, no antes. Si hablamos del espíritu navideño, dicen que la gente “pierde” tradiciones y sensibilidad y es la mercadotecnia que se encarga de corromper las emociones. Este año desde septiembre salieron a relucir los adornos, que imagino, quedaron del año anterior y los estantes se llenaron de esferas y escarchas o guirnaldas junto a los disfraces de Halloween, las banderas y rehiletes del Día de la Independencia y las calaveritas del Día de Muertos. Poco recuerdo el nombre de cada objeto necesario para arreglar una casa en la temporada navideña, fue hace siglos que adorné una pared y no recuerdo cuándo fue que puse el último arbolito.

Hacer remembranzas y volver a la siempre nueva vieja frase de “en otros tiempos”, me parece tan añejo como el espíritu de Navidad. Cierto, todo cambia y los que van llegando adoptan y se adaptan a sus nuevos mejores tiempos; el problema está en que la prioridad de las fiestas decembrinas se centra en la economía y la modernidad material, ya no las otras cosas que quienes las vivimos podemos sonreír hacia adentro pensando que todo era mejor. No, no es mejor, es diferente y el tiempo de hoy será el mejor tiempo de quienes empujan de prisa, sacando poco a poco las nostalgias de un pasado de reuniones familiares en donde había mucho más que regalos de compromiso y derroche de publicidad.

De qué valdría decir cómo se esperaban las Navidades, el tiempo pasaba lento y el año en verdad tardaba trecientos sesenta y cinco días, no 365 rápidamente. Aquel tiempo era una eternidad y aunque la hora sigue teniendo 60 minutos y los meses siguen siendo 12, hoy es como si todo sucediera de la noche a la mañana viviendo de prisa y esperando lo que aún no llega. “No goza de lo que tiene por ansia de lo que espera” reza el encabezado del periódico que sostiene el payaso pintado en un puente rumbo a la línea internacional en Tijuana, aviso que no todos leen porque van de prisa ansiando cruzar a Estados Unidos sin atender lo interesante que pueda suceder alrededor. Así el año entero les pasa muchas veces con más pena que gloria, ya ni de las cabañuelas en enero se habla y cuando lo recuerdo me suena a que soy la única que lo sabe; por supuesto, insisten que es un invento mío y no tengo a quien acreditarlo porque no recuerdo quién lo dijo primero. Todavía anoto en el calendario el clima de cada uno de los primeros 12 días de enero, aunque ha dejado de ser infalible porque parece que ni la naturaleza sabe a dónde va.

El recuento de aquellos diciembres empieza en los primeros días con la compra de las esferas en la fábrica de vidrio soplado “Santo del Monte” en Tlalpujahua, Michoacán (que ahora tiene nombre francés “Saint Du Mont” y los compradores son en su mayoría extranjeros). Cada uno podía elegir el modelo de esfera que más le gustara para colgarla en la rama del árbol que podía alcanzar. Después, un día de paseo al casi olvidado bosque del Kilómetro 23 en la carretera Mil Cumbres para recolectar las piñas caídas de los pinos, arrancarle heno a los árboles y cortar musgo fresco a la vera del camino junto al río, material perfecto para armar el nacimiento. Por último, al mercado a comprar el árbol que cada año parecía más pequeño -todo se vuelve pequeño cuando uno crece- y quedaba adornado con las piñas y un montón de cosas de muchos colores, nada de elegancias que combinaran y nunca adornos del mismo color.

Las tiendas se encendían de colores, luces y música de castañuelas y campanas solo iniciado diciembre en preparación a la primera posada del día 16, ahora ya hay pre-pre-posadas ¡he sido invitada a una para el día 4! En fin, los recuerdos dejan de ser bilis negra porque también se pierden las ganas de hacer tiradero por toda la casa para llenarla de cosas por unos días y como el tiempo pasa tan rápido, apenas se cuelgan los focos, se funden y ya se tienen que quitar.

Cada año la mercadotecnia junta tanto las festividades que terminaremos por celebrar un día amontonando todas al mismo tiempo, así el reguero por la casa quedará tan psicodélico que no sabremos en qué tipo de mundo vivimos, por supuesto que para los pequeños y para los que van llegando serán los mejores tiempos y quizá de grandes piensen que ese tiempo desordenado era más divertido.

Si todos quieren ir corriendo, me adelanto a desearles que tengan un excelente fin de año, iré preparando mi cartita para los Reyes Magos porque ya sé qué les voy a pedir y mientras, disfruto con calma lo que queda de noviembre.

Comentarios
object(WP_Query)#17671 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(7908) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-09-2021" ["before"]=> string(10) "21-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(7908) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "23-09-2021" ["before"]=> string(10) "21-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17670 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17690 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17691 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "23-09-2021" ["before"]=> string(10) "21-10-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(462) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-09-23 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-10-21 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (7908) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17667 (24) { ["ID"]=> int(70811) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-24 09:48:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 14:48:44" ["post_content"]=> string(4559) "Querida Tora: Estoy deprimido. Me enteré de la historia del vecino del 59, y caí en la depresión. Hasta estoy dudando de contártela, no te vaya a pesar lo mismo. Pero no. Eres fuerte. Ahí te va. Este señor trabajaba en una armadora de coches, y tenía un puesto regularcito. Pero era flojo, y el día que cumplió 50 años decidió que se había cansado de trabajar, y se puso a pensar qué hacer para no trabajar más. Inventó muchas cosas, pero ninguna le satisfizo. Hasta que se le ocurrió algo muy efectivo: sacarse un ojo. Claro que no era cosa de jalarlo y cortar el nervio óptico con tijeras ni de clavarse un cuchillo, porque se vería la intención. Tenía que parecer un verdadero accidente. Lo pensó un poco, pero no fue tan difícil: trabajaba en la sección de ensamblado, y había que soldar muchas piezas, así que lo que hizo fue fingir un tropezón y dirigir la punta de la soldadora al ojo. Le dolió hasta el alma, y los gritos que lanzó fueron de verdad. Pasó algún tiempo hospitalizado y tardó unas semanas en vencer la burocracia, pero al fin logró que le dieran una indemnización por el accidente “clarísimo” que lo había incapacitado. Y salió de las oficinas de la empresa con un jugoso cheque y un parche negro en el ojo que le daba aspecto de pirata, pensando en organizar un “chupe” de toda la noche con los cuates para celebrar el triunfo. Pero en la puerta lo alcanzó un funcionario, para decirle que al día siguiente tenía que presentarse a trabajar, porque la pensión no se había autorizado, ya que “con un ojo podía ver lo mismo que con dos”, y eso no le impedía trabajar. No sabes el coraje que hizo. El “chupe” ya no fue con los cuates, sino de él solito, y al día siguiente se lo descontaron porque no se presentó a trabajar. Los compañeros le reprochaban haber sacrificado un ojo; pero él se empeñaba en que había hecho bien, pero que no había contado con  la rapacidad de la empresa, que era incapaz de auxiliar a un obrero caído en la desgracia. Y así estuvo como un año, maldiciendo todos los días a la empresa. Pero ¿qué crees? Que en el ojo sano le empieza a salir una catarata (en este caso, catarata no es una caída de agua en el campo, no te espantes; es una especie de mancha que aparece en el ojo y que crece, y puede llegar a causar ceguera). Todo el mundo le daba remedios caseros y de los otros para curarse, y el médico de la empresa le aconsejó operarse. Pero él dijo que nones, que qué tal si al operarlo le desgraciaban el ojo, y lo dejaban ciego. Y empezó a documentarse, para saber qué podía comer que acelerara el crecimiento de la catarata, y se dedicó a comer exclusivamente eso (no te digo qué, porque allá no lo tenemos; pero acepta mi palabra de que hay cosas que aceleran ese proceso). Total, que ya ve muy poco; y dentro de nada (de nadita de nada, como dice él) tendrá que dejar de trabajar. En la empresa le ordenaron (así como lo oyes: le ordenaron) que se operara; pero él pidió ayuda a un abogado, quien amenazó a la empresa por querer obligarlo a atentar contra la integridad de su cuerpo. Total, que el abogado dijo tantas cosas que la empresa pensó que era más barato pensionarlo que gastar en abogados y juicios, y le dieron  la pensión.  Ahora, el del 59 está completamente ciego, y muy contento en su casa, recibiendo todos los meses su pensión y siendo atendido por la esposa. Pero no puede ver lo que la mujer hace con el leguleyo que lo defendió, quien no quedó a gusto con lo que le pagó y le exige una “compensación” a la señora (que ella le da muy a gusto); y tampoco puede ver lo que le roban sus hijos de los ahorros que tiene debajo del colchón ni lo que lo hacen los amigos cuando van a visitarlo (que no sé por qué, cada semana tiene más visitas). Pero él está muy satisfecho “porque doblegó a la empresa a hacer su voluntad”, y siempre que hay oportunidad se pone como ejemplo de lo que debe hacer un obrero que se respete. ¿Te deprimiste? A mi me parece horrible lo que este hombre hizo. Y todo por la pura flojera. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 242" ["post_excerpt"]=> string(201) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-242" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-24 09:49:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 14:49:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70811" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17600 (24) { ["ID"]=> int(70923) ["post_author"]=> string(2) "35" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-28 12:40:01" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:40:01" ["post_content"]=> string(5974) "En el tiempo verbal, visual y personal, todos los chistes, cuentos e historias empiezan con una palabra o una anécdota; en el espacio virtual, con un clic. Los enlaces entre un sitio y otro nos lanzan a un contenido por lo general muy diferente al que buscábamos, esto hace que conozcamos de muchas cosas entre varios canales. No soy experta jugadora ni coleccionista de juegos de naipes. He visto jugadores de ocio, conozco empedernidos y apostadores. Crecí viendo a mi mamá y sus amigas en las reuniones de “té canasta” y con esos naipes nos enseñó juegos simples como entretenimiento infantil. Mi tía Lucila, sus primas y hermanas tienen su cita de cartas los jueves y sábados, apuestan un peso o cinco; cuando pierden, no pierden porque las monedas que ganan las guardan cada una en su monedero para la siguiente tarde. Tuve un primo que apostaba y platicaba que perdía más veces de las que contaba que había ganado, otro primo que decía que siempre ganaba (¿?).  Yo veía las cartas como un pasaje del entretenimiento, no como una creación artística. Fue hace un par de meses que, en un clic, conocí al artista Ten Hundred (Peter Robinson), diseñador gráfico y muralista de Michigan. En su canal de YouTube descubrí lo interesante que resulta la historia de los naipes desde su origen. Cada carta tiene su historia, un porqué de cada personaje en las cartas mayores y la importancia de la impresión de los diseños y el color en cada una. Ten Hundred, dijo, tenía el sueño de un día, crear su propia marca de naipes con los personajes que lo caracterizan en todas sus pinturas. El día llegó e invitó a sus seguidores a interactuar con los diseños.  El viaje de esta creación lo registró en una Serie de videos y en cada uno, coleccionistas, magos y expertos jugadores de todo el mundo opinaron. Por otro lado, personas como yo aprendimos que esto de jugar cartas es mucho más que tirarlas sobre una mesa. En el primero video, nos platica que no sabe aún cómo es que va a poner su creación al público para su venta y distribución; poco a poco las ideas entre todos surgen y decide que sea la financiadora Kickstarter el escalón para que el sueño sea palpable. Estableció una meta de diez mil dólares que él mismo dudaba pudiera conseguir en treinta días.  Fully funded in 3 mins! It's been an hour and we are nearly at $200k. OH MY GOD you guys, thank you so much FROM THE BOTTOM OF MY HEART. I AM FREAKING OUT! THANK YOU!” TenHundred. Tres minutos le bastaron para conseguir la meta. Tres minutos que son un récord en la historia de la financiadora Kickstarter. Es el primer proyecto de Ten Hundred y es la primera vez que casi 15 000 nuevos patrocinadores apoyamos un proyecto en esta empresa. La emoción se siente cuando los números incrementan y no deja de moverse el contador de dinero y de personas que aumenta por cientos cada hora. La campaña termina el próximo 4 de octubre y para entonces, con seguridad se habrán rebasado los dos millones de dólares. Las cartas son una belleza y la campaña, para quienes somos primerizos en Kickstarter, ha sido una verdadera alegría ver y vernos aumentar los números.  En un principio, Ten Hundred avisó que el envío de lo adquirido sería a mitad de diciembre de este año, cosa que no creo le sea posible por la cantidad impresionante de producto que va a tener que elaborar, firmar y empaquetar; supongo que será en 2022 que pueda presumir mi adquisición con la historia que empezó con un clic y si tengo suerte, me toca la edición especial dorada de la que solo se imprimirán 1000 juegos y serán repartidos de manera aleatoria en los envíos.  Primer proyecto de Ten Hundred y primera vez que conozco de la historia original del juego de naipes, de Kickstarter y de una comunidad de más de 20 000 personas alrededor del mundo que ni nos conocemos y nos felicitamos como si fuéramos nosotros quienes tuviéramos los casi dos millones de dólares en la bolsa. kickstarter vivid kingdoms https://www.biggercake.com/projects/661339977/vivid-kingdoms-playing-cards/ https://www.tenhundredart.com/  " ["post_title"]=> string(35) "Ten Hundred. La historia en un clic" ["post_excerpt"]=> string(175) "La historia del diseñador gráfico Peter Robinson (Ten Hundred) es un buen ejemplo de cómo se pueden emprender proyectos originales con ayuda de una comunidad virtual.   " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(34) "ten-hundred-la-historia-en-un-clic" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-28 12:46:31" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-28 17:46:31" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70923" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17667 (24) { ["ID"]=> int(70811) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-09-24 09:48:44" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 14:48:44" ["post_content"]=> string(4559) "Querida Tora: Estoy deprimido. Me enteré de la historia del vecino del 59, y caí en la depresión. Hasta estoy dudando de contártela, no te vaya a pesar lo mismo. Pero no. Eres fuerte. Ahí te va. Este señor trabajaba en una armadora de coches, y tenía un puesto regularcito. Pero era flojo, y el día que cumplió 50 años decidió que se había cansado de trabajar, y se puso a pensar qué hacer para no trabajar más. Inventó muchas cosas, pero ninguna le satisfizo. Hasta que se le ocurrió algo muy efectivo: sacarse un ojo. Claro que no era cosa de jalarlo y cortar el nervio óptico con tijeras ni de clavarse un cuchillo, porque se vería la intención. Tenía que parecer un verdadero accidente. Lo pensó un poco, pero no fue tan difícil: trabajaba en la sección de ensamblado, y había que soldar muchas piezas, así que lo que hizo fue fingir un tropezón y dirigir la punta de la soldadora al ojo. Le dolió hasta el alma, y los gritos que lanzó fueron de verdad. Pasó algún tiempo hospitalizado y tardó unas semanas en vencer la burocracia, pero al fin logró que le dieran una indemnización por el accidente “clarísimo” que lo había incapacitado. Y salió de las oficinas de la empresa con un jugoso cheque y un parche negro en el ojo que le daba aspecto de pirata, pensando en organizar un “chupe” de toda la noche con los cuates para celebrar el triunfo. Pero en la puerta lo alcanzó un funcionario, para decirle que al día siguiente tenía que presentarse a trabajar, porque la pensión no se había autorizado, ya que “con un ojo podía ver lo mismo que con dos”, y eso no le impedía trabajar. No sabes el coraje que hizo. El “chupe” ya no fue con los cuates, sino de él solito, y al día siguiente se lo descontaron porque no se presentó a trabajar. Los compañeros le reprochaban haber sacrificado un ojo; pero él se empeñaba en que había hecho bien, pero que no había contado con  la rapacidad de la empresa, que era incapaz de auxiliar a un obrero caído en la desgracia. Y así estuvo como un año, maldiciendo todos los días a la empresa. Pero ¿qué crees? Que en el ojo sano le empieza a salir una catarata (en este caso, catarata no es una caída de agua en el campo, no te espantes; es una especie de mancha que aparece en el ojo y que crece, y puede llegar a causar ceguera). Todo el mundo le daba remedios caseros y de los otros para curarse, y el médico de la empresa le aconsejó operarse. Pero él dijo que nones, que qué tal si al operarlo le desgraciaban el ojo, y lo dejaban ciego. Y empezó a documentarse, para saber qué podía comer que acelerara el crecimiento de la catarata, y se dedicó a comer exclusivamente eso (no te digo qué, porque allá no lo tenemos; pero acepta mi palabra de que hay cosas que aceleran ese proceso). Total, que ya ve muy poco; y dentro de nada (de nadita de nada, como dice él) tendrá que dejar de trabajar. En la empresa le ordenaron (así como lo oyes: le ordenaron) que se operara; pero él pidió ayuda a un abogado, quien amenazó a la empresa por querer obligarlo a atentar contra la integridad de su cuerpo. Total, que el abogado dijo tantas cosas que la empresa pensó que era más barato pensionarlo que gastar en abogados y juicios, y le dieron  la pensión.  Ahora, el del 59 está completamente ciego, y muy contento en su casa, recibiendo todos los meses su pensión y siendo atendido por la esposa. Pero no puede ver lo que la mujer hace con el leguleyo que lo defendió, quien no quedó a gusto con lo que le pagó y le exige una “compensación” a la señora (que ella le da muy a gusto); y tampoco puede ver lo que le roban sus hijos de los ahorros que tiene debajo del colchón ni lo que lo hacen los amigos cuando van a visitarlo (que no sé por qué, cada semana tiene más visitas). Pero él está muy satisfecho “porque doblegó a la empresa a hacer su voluntad”, y siempre que hay oportunidad se pone como ejemplo de lo que debe hacer un obrero que se respete. ¿Te deprimiste? A mi me parece horrible lo que este hombre hizo. Y todo por la pura flojera. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 242" ["post_excerpt"]=> string(201) "Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, quien lo espera en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-242" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-09-24 09:49:49" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-09-24 14:49:49" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=70811" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(16) ["max_num_pages"]=> float(8) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "a658740547b4be59ea784e9ede9fbccb" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

CARTAS A TORA 242

Un alienígena arriba a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora,...

septiembre 24, 2021

Ten Hundred. La historia en un clic

La historia del diseñador gráfico Peter Robinson (Ten Hundred) es un buen ejemplo de cómo se pueden emprender proyectos originales con ayuda...

septiembre 28, 2021




Más de categoría
Entrevista con Actor y Director de la obra de teatro Almacenados

Entrevista con Actor y Director de la obra de teatro Almacenados

Almacenados es una obra teatral que toca temas centrales de las relaciones humanas. Claudia Blix nos presenta una entrevista...

octubre 15, 2021

¡Escriba, por favor!

La escritura es una de las actividades más creativas, liberadoras y terapéuticas que podemos hacer. A continuación se especifican...

octubre 14, 2021

El Nobel para Gurnah, la cumbre del mestizaje

La Academia Sueca premió a Abdulrazak Gurnah con el Nobel de Literatura. Con ello no solo se otorga un...

octubre 13, 2021

32   AÑOS

Ginés Sánchez nos relata un cuento de misterio situado en la CDMX.

octubre 13, 2021