Era Covid: Liderazgo⁠  e Incertidumbre 

“El mundo ya no era sólido e infalible, sino poroso e incierto”. -Margaret Atwood, Los Testamentos. El universo humano es cada vez más complejo y cambiante, lo que lo hace progresivamente impredecible. Día con día crecen exponencialmente...

9 de abril, 2021

“El mundo ya no era sólido e infalible, sino poroso e incierto”.

-Margaret Atwood, Los Testamentos.

El universo humano es cada vez más complejo y cambiante, lo que lo hace progresivamente impredecible.

Día con día crecen exponencialmente el número de variables potenciales y también la imposibilidad de controlarlas. Por ello el líder necesita aprender a gestionarse en la incertidumbre, otra de las caras ineludibles de la auténtica “nueva normalidad”. 

En los últimos artículos hemos especulado acerca de qué características debe tener un líder para encarar los retos a los que nos somete el siglo XXI. Un líder1 de la Era Covid y Post-Covid, sin despreciar las propiedades de los liderazgos tradicionales, requiere además cuatro características que para los tiempos por venir lucen indispensables: 

1.- Comprensión profunda del carácter global de la civilización humana. 

2.- Capacidad de cambio, adaptación y rectificación.

3.- Entereza y ecuanimidad para lidiar con un mundo progresivamente incierto. 

4.- Consciencia de Ejemplaridad. 

Hoy toca el turno a la tercera:

Entereza y ecuanimidad para lidiar con un mundo progresivamente incierto

Desconocemos el futuro, pero es posible intuir algunas de sus potenciales características si ponemos atención en los antecedentes que nos ofrece el pasado y las tendencias en que están inmersos los acontecimientos del presente. 

Como bien apunta Daniel Innerarity, en su libro Pandemocracia: “Esta crisis no es el fin del mundo, sino el fin de un mundo. Lo que se acaba (se acabó hace tiempo y no terminamos de aceptar su fallecimiento) es el mundo de las certezas, el de los seres invulnerables y el de la autosuficiencia. Entramos en un espacio desconocido, común y frágil, es decir un mundo que tiene que ser pensado sistémicamente y con una mayor aceptación de nuestra ignorancia irreductible2 …”.

El universo humano, más allá del mero crecimiento demográfico de la población, es cada vez más complejo, cada vez más dinámico, más inestable y más cambiante, pero sobre todo, cada vez más impredecible. Esta tendencia se ha sostenido constante a lo largo del siglo XX y en lo que va del XXI no ha hecho otra cosa que acentuarse y acelerarse. La propia pandemia, con sus cambios y mutaciones, se ha ceñido a las características de los tiempos. Por ello no hay motivo para suponer que esta propensión a un devenir impredecible no continuará en el futuro.

No se trata de un autoengaño sin fundamento. Conforme el escenario humano se amplía y se complejiza, crecen exponencialmente el número de variables posibles, pero también, ante la emergencia de nuevas tecnologías, de transformaciones sociales, éticas y culturales, crecen también las posibilidades potenciales de cada una. Pensemos en tres jóvenes de veinte años, nacidos en París, Londres, Nueva York o la Ciudad de México. Los tres habitan un entorno urbano y gozan de las posibilidades para cursar la educación estándar de su tiempo. Ahora imaginemos que uno nació en 1800, otro en 1900 y el tercero en el año 2000. Los tres son humanos biológicamente idénticos, nacieron en el mismo planeta y en la misma ciudad; sin embargo, los tres habitan mundos objetivamente distintos en todos los ámbitos lo que conlleva experiencias existenciales radicalmente distintas. 

Mientras el chico nacido en 1800 tiene prácticamente definido el entorno donde habrá de desarrollarse: conoce con enorme certeza sus posibles actividades profesionales que está habilitado por sus capacidades, orígenes familiares y circunstancias específicas, tiene muy claro cómo y dónde relacionarse con sus pares, tiene tatuado en el ADN social cómo, cuándo y dónde buscar a la pareja con que deberá fundar una familia, etcétera. Resumiendo, el chico nacido en 1800, con todo y sus escasos veinte años, puede determinar con una certeza muy alta cómo se desarrollará el resto de su vida. 

En el caso del chico nacido en 1900, aun cuando el escenario es relativamente semejante al anterior, desciende significativamente el nivel de certidumbre. La posibilidad de viajar en automóvil en vez de carreta de caballos, de que la luz eléctrica le transforme la vida, de encontrar nuevas profesiones, de alterar, así fuera ligeramente, el modelo familiar en uso haría que sus posibilidades potenciales fuesen más amplias y diversas que las de su predecesor de 1800. Se trata de posibilidades objetivamente nuevas que unas décadas atrás simplemente no existían. El mundo de 1900 era mucho más dinámico y complejo que un siglo atrás. 

Ahora veamos el escenario de futuro para un chico de veinte años, nacido en el año 2000 en una gran ciudad de occidente. El incremento de variables en todos los ámbitos de su existencia es delirante. Mientras su predecesor de 1800 apenas tenía un puñado de opciones y el de 1900 quizá 10 o 15 posibles carreras universitarias para escoger, el chico del año 2000 tiene decenas, quizá centenas si sumamos especialidades y variantes específicas en cada caso. El chico nacido en el año 2000 puede, desde Ciudad de México, trabajar en cualquier parte del mundo. Qué decir de la tecnología. El mundo del año 2020 es objetivamente más complejo, más diverso, más cambiante, con un sin número de variables que emergen y desaparecen a cada momento y con infinitas posibilidades de combinación entre ellas. Y este campo inmenso de posibilidades, potencialidades y riqueza sin límites se experimenta como un mundo concreto, donde cualquier cosa puede ocurrir en cualquier momento. Campos profesionales emergen mientras otros desaparecen de un día a otro. Mientras que el chico nacido en el año 2000 no tendría idea de en qué consiste la labor de un ascensorista, de una secretaria mecanógrafa, de un fogonero de ferrocarril o de un operador telegráfico, no habría manera de que éste les explicara a sus pares del pasado lo que hace un influencer, un desarrollador de software, un coach de vida, un community mannager, un ingeniero en nanotecnología o un analista de internet. 

También en el campo de la ética y de las costumbres las cosas son muy distintas para los tres. Mientras que en los primero dos casos existían sólo dos géneros posibles y una sola combinación aceptable, para el último existe una gama inmensa de posibilidades. Mientras para los primeros dos chicos los roles sociales y de pareja estaban plenamente establecidos, para el nacido en el año 2000 requieren una construcción personal y dinámica. Podríamos explorar las diversas formas de consumo, las posibilidades de ocio, el avance en los medios personales de comunicación y un sin fin de ámbitos más y en cada caso las diferencias en la manera de experimentar la propia vida serían monumentales. 

Como se ve, no se trata de una apreciación subjetiva, sino que objetivamente la civilización humana ha tendido a complejidad, a la diversidad, a la especialización, a la pluralidad, a la maleabilidad y al cambio, pero, en todos los casos, imposibles de conducir o predecir. Y, tal como ha ocurrido hasta ahora, estas dinámicas de evolución humana avanzan sin cesar, pero sin que quede claro hacia dónde nos llevan. Esa es la semilla de la incertidumbre. 

Pero no todo es miel sobre hojuelas, abundan estudios que aseguran que el incremento desmesurado de posibilidades y la velocidad del cambio incrementan también la ansiedad y la angustia. Esta combinación es la que conduce a un mundo incierto. Podríamos simplificarlo al máximo en una especie de fórmula:

 

Posibilidades potenciales crecientes + Cambio acelerado e Imprevisible = Incertidumbre = Angustia existencial 

 

No podemos hablar de incertidumbre sin mencionar al físico teórico alemán Werner Heisenberg, quien en 1927, articuló el que, en el campo de la física cuántica, se le conoce como el Principio de Indeterminación de Heisenberg. 

Intentando poner este concepto físico-matemático en términos que nos resulten útiles para esta exposición, podríamos simplificar diciendo que para reducir la incertidumbre e incrementar la certeza acerca de algún fenómeno que intentemos predecir necesitamos eliminar variables. Es decir, poniéndolo en términos opuestos: entre más variables interactúen en un fenómeno dado, mayor será la incertidumbre acerca de su comportamiento y resultado. Esto es exactamente lo que está ocurriendo con la evolución humana: cada vez hay más variables económicas, sociales, culturales, políticas, tecnológicas, etc., en interacción permanente y, por lo tanto, resulta cada vez más difícil pronosticar con precisión hacia dónde nos dirigimos. Desde luego que esta dinámica, absolutamente real y objetiva, si produce algo, es incertidumbre, siempre escoltada por sus compañeras inseparables: angustia y ansiedad. 

Es con esto con lo que hay que lidiar tanto en lo individual como en lo colectivo y asumir la incertidumbre como una compañera cotidiana es una de las tareas más difíciles y a la vez indispensables para ejercer el liderazgos en el siglo XXI. Es, entonces, la incertidumbre otra de las caras ineludibles de la auténtica <nueva normalidad>. 

 

En la siguiente entrega abordaremos las últimas de las propiedades indispensables para los liderazgos que aspiren a gestionar con éxito la esperada Era Post-Covid: consciencia de Ejemplaridad. 

 

Web: www.juancarlosaldir.com

Instagram:  jcaldir

Twitter:   @jcaldir   

Facebook:  Juan Carlos Aldir

 

1 Cabe aclarar que, aun cuando la palabra líder suele llevar antes el artículo “el”, no planteo de ningún modo el liderazgo como un tema exclusivamente masculino, por lo cual todas las veces la palabra sea utilizada en este texto se usa con la intención de que represente un concepto neutro en el que pueden encajar indistintamente mujeres y hombres.

2 Innerarity, Daniel, Pandemocracia. Una filosofía de la crisis del coronavirus, Primera Edición, España, Galaxia Gutemberg, 2020, P. 42

Comentarios

Google-news
object(WP_Query)#18557 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63578) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-04-2022" ["before"]=> string(10) "20-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(15) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(63578) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "22-04-2022" ["before"]=> string(10) "20-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "opinion-y-analisis" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18555 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(15) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18565 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18566 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "22-04-2022" ["before"]=> string(10) "20-05-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(467) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-04-22 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-05-20 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (63578) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (15) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18552 (24) { ["ID"]=> int(78874) ["post_author"]=> string(2) "61" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-12 13:16:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:16:11" ["post_content"]=> string(7205) "Con la venia del Respetable: ¡Mi amor está por los suelos! Este Viene, Viene trae “corre, corre que te alcanzo” ¡Me han hecho pegar unos entripados..!  No contentos con haberme mandado a  los “Yunaites” como “agregado laboral”  -a donde hemos caído millones de paisas, cansados de no encontrar rumbo seguro en nuestro México Lindo- ahora me quieren quitar mi chamba de “franelero-acomodador”. El Andy Man y su pandilla quieren hacerla de “Viene-viene” en el espacio aéreo la CEDEMEAKISS. (¡Súbale, súbale… ay lugar! Pa´ Santa Lucía ¡El de atrás va pa´l Peñón!)   Componendas políticas, trastupijes sindicales y embarradas declarativas, estuvieron a punto de ocasionar una tragedia de inimaginables consecuencias. ¡Pruebas, pruebas!, hocicón Viene, Viene. ¡Ay voy!, del verbo “ya mero”. ¡Ay’stán!, los videos en el yutú. Dos aviones de Volaris: uno aterrizando (XA-VRV Extra-Alfa-Victor-Romeo-Victor) y otro –no me sé las placas- en la cabecera de la pista y en la trayectoria del que llegaba. A los pilotos del VRV no les quedó otra más que “irse al aire”. ¡Al aigre! O ¡A la chin0)&/%da! (Derechos Reservados de Expresión) Pa’ empezar el twitazo del Kike Beltranena, director de Volaris:  “…ningún pasajero o tripulante estuvo en riesgo…” (Sic. Y Re-Sic.) Bla, bla, bla… ¡Ah! Qué Kike ¡qué huevos! (los de la nena en su canastilla)  Ahora resulta que un “irse al aire” no implica “riesgo”. (¡Terrain, terrain!) Se ve que el Kike no ha volado ni en los avioncitos de la ex-feria de Chapultepec. Hasta un “volador de Papantla” sabe lo que implica que se te atore la riata. Si te vas “al aire” de jalón, falta ver si tienes suficiente potencia/combustible luego de abortar el aterrizaje para levantarte debidamente y dar la vuelta.  Deja que lo logres, y ¿los obstáculos, edificios, etc?   Sobre todo a la altura de la Ciudad de México. Un accidente en el aeropuerto hubiese sido catastrófico; pero ¿sobre la ciudad…? Y luego amanece desmañanado el “Capi López”, que no solo dice haber “dominado la pandemia” y ahora quiere dominar el espacio aéreo a puro lengüetazo. Cito y recito: “Ya lo están viendo en la secretaría de gobernación. (¡Ah! Shingá!!) Todo lo estamos haciendo a partir de ¡acuerdos! ¡Bolas! (Acuérdense que El Estado soy yo) Este “incidente” no pasó a mayores. Son ¡resistencias! –aguanten- muy alentadas por el neoliberalismo… ¡En la mátere! ¡Detente, detente! ¡Císcale, císcale, diablo panzón! (Dice La Madre: Ciscar, de Cisco, Evacuar el vientre) ¡Cualquier parecido con la coincidencia, es pura realidad!  Siguiendo con la misma sinfonía de estulticias (Coros de La Madre: de stultitia, necedad, tontería) aparece haciendo “solitos”, el arqui Jiménez (a) Arquímenes quien cobra como subse punto com., quien la tuvo, la hizo suya y la zurró diciendo: “Nunca hubo un peligro real para nadie…”  Y al ser cuestionado por José Cárdenas sobre si el “incidente” –bella figura literaria, vulgo: “pendejada”- habrá tenido algo que ver con el “rediseño” del espacio aéreo; se salió por peteneras (¡Ah! Qué La Madre: “Desviar el discurso con una incongruencia”) diciendo: “Fue Gracias a Dios y a la destreza de los pilotos…” (El que no conoce a Dios, a cualquier ganso se le hinca.) Y en cuanto al mentado rediseño del espacio aéreo choreó: “Es un proceso natural, es una cuestión dinámica…” ¡Tan natural y dinámico como el proceso que lo parió! Y que sobre ese tema, ya lo está “viendo”, Navblue –y dice el dicente- que “…es una empresa europea (Francesa) Estamos hablando de una verdadera institución…” ¡Voooy! ¿Tan europeas, institucionales y guinchonas como DNV la contratada por “la consentida del profe” que la puso a parir con el dictamen sobre la línea 12 del metro? ¿Pu´s no que los extranjeros, y que nomás vienen a jeringarnos y a saquearnos? ¡Al diablo con sus instituciones!  Y pa' volarla y aterrizar embarrándola, se avienta al ruedo Monsieur Covarrubié líder del sindicato de trabajadores de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano; probable aspirante a machuchón del SENEAM e impulsor de la renuncia de Víctor Hernández, director de la misma entidad, diciendo que: “Los trabajadores se ven amenazados por relaciones laborales ásperas. Y que El Vitor, se iba a encargar de desaparecer al sindicato de controladores aéreos...” ¡Qué lindo ambiente! Pa´no hacer el cuento más largo, el arquimenes, Jiménez lo secunda diciendo que: “A pesar de las fallas en los equipos y en las frecuencias (¿Nomás?) ¡nuay peligro!  Y que “hay que calmar los ánimos” y que el “incidente” (Y dale) sólo fue una “alarma”. ¡Ah! Bueno, “nuay tos”. ¡Qué tranquilidad!  ¡Podemos volar bajito!                        (Sólo ocho palabras) ¡Viene, viene! ¡Yo se lo cuidé mi jefazo! Parece que a Andy Man y “cola-obradores” no les gustó que yo haya publicado que el aeropuerto de Texcoco no lo “secaron” ellos, sino los poderes fácticos y tácticos del sector aéreo y aeroportuario norteamericano. Un  Super “Hub” (Nodo concentrador aéreo) en el corazón Tenochca iba a poner a parir a toda la infraestructura aeroportuaria de Atlanta, Dallas-Fort Worth, Houston, Miami, Los Ángeles y anexas. Lo que sea de cada quién, Andy Man “no se dobló”; México ya se había doblado desde la época de Santana.  El Andy nomás  “se empinó” como han tenido que hacerlo todos los presidentes desde el siglo XIX. Al no poder hacer “graciosa huida”, sólo les ha quedado la “apasionada entrega”  Nomás entre nos: ¡Houston, Houston! Tenemos un problem: al Andy le pegó duro el trópico cubano. ¡Y eso que es macuspano! Pónganle más pista, porque se va a ir “al aigre” Recordadas y mejores deseos: (Lunes a viernes de 9 a 2  y de 4 a 6) Viene, Viene: “La única columna que permite que sus ojos le abran la boca” [email protected] @nomasentrenos " ["post_title"]=> string(35) "Viene, Viene | ¡Ando volando bajo!" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "viene-viene-ando-volando-bajo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-12 13:16:11" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:16:11" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78874" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#18482 (24) { ["ID"]=> int(78685) ["post_author"]=> string(2) "84" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-06 10:30:03" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-06 15:30:03" ["post_content"]=> string(6113) "Una de las grandes disyuntivas que nos han movido como humanidad a lo largo de los milenios consiste en discernir cuál de las tres posibilidades –destino, azar o libre albedrío– gobiernan nuestra existencia.  Por un lado, la primera opción consiste en la posibilidad de que desde antes de nuestro nacimiento una especie de inteligencia cósmica haya decidido a priori nuestra vida, lo cual significaría que nos asignó una serie de propósitos, metas y objetivos de aprendizaje preestablecidas y por las que debemos pasar de forma inevitable.   Una segunda opción consiste en abrazar la idea de que todo lo que nos ocurre es producto del azar, que desde la existencia del ser humano, hasta nuestro propio nacimiento y cada segundo de nuestra vida no es otra cosa que una concatenación de acontecimientos contingentes que carecen de causa, propósito y sentido.  Y una tercera postura que, a la manera de Sartre, considera que “estamos condenados a ser libres” y que todo lo que nos ocurre es el resultado del ejercicio individual de nuestro libre albedrío.   Por supuesto que se trata de posibilidades que al ser humano le han quitado el sueño desde siempre y desde luego que no habrán de resolverse del todo en unos pocos artículos. De lo que se trata con este texto, y los que se publicarán las semanas siguientes, es poner el tema sobre la mesa con la intención de hacer evidente que no es baladí tener una postura a este respecto, porque aquello de verdad creemos termina por condicionar nuestra forma de estar en el mundo.  Las convicciones internas que tenemos sobre la relación que existe entre destino, azar y libertad condicionan de forma muy importante la manera en que encaramos nuestra vida y proyectamos nuestro futuro al determinar qué tanto, y en qué forma, somos capaces de influir en los resultados que obtenemos a partir de nuestras acciones, decisiones y omisiones.  Pero, antes de profundizar en las posibilidades y posturas, me gustaría empezar hablando un poco de cada una de las tres para puntualizar a qué nos referimos con cada una. El azar  En tanto posibilidad de motor existencial, el azar está relacionado con suponer que la vida es una sucesión de casualidades y eventos fortuitos que no están relacionadas entre sí, que carecen de sentido de dirección y de propósito.  Es decir, pueden existir causas y efectos a nivel material o físico que expliquen cada uno de los episodios de la vida, pero ninguno de ellos está relacionado con los demás desde el punto de vista de formar un patrón coherente y previsible que tenga en sí una intención o un plan que pretenda llevarnos a ningún sitio en particular.  Cuando decimos que la vida se compone de una sucesión de azares significa que los acontecimientos, las oportunidades o los inconvenientes que nos van ocurriendo no responden a ningún propósito que vaya más allá de los accidentes circunstanciales del propio devenir.   La elección libre y consciente  El ejercicio de la libertad para diseñar y desarrollar la propia existencia está estrechamente relacionada con la voluntad que nos habilita para construirnos nosotros mismos un propósito existencial que estamos en posibilidad de concretar a partir de llevar a cabo acciones deliberadas.  Nos trazamos una meta, una serie de objetivos, diseñamos estrategias, llevamos a cabo acciones, adquirimos hábitos, sorteamos inconvenientes inesperados y, eventualmente conseguimos (o no) lo que nos propusimos,  En este caso, ya sea que logremos los objetivos como si no, se trata de un enfoque centrado en la idea de que tenemos un alto grado de autonomía y libertad y que nuestras decisiones son producto de nuestra voluntad consciente. Por lo tanto, lo que nos ocurra será el resultado de nuestras acciones y decisiones, con lo cual tendremos un altísimo grado de responsabilidad en aquello que nos ocurra.  El destino Cuando hablamos de destino nos referimos a la convicción de que todo aquello que nos sucede, desde el sitio en que nacimos, hasta el momento de nuestra muerte, forma parte de un patrón o plan preestablecido del cual ni podemos escapar ni tenemos el menor control, con independencia de nuestras intenciones o deseos. Dependiendo en la tradición espiritual a la que pertenezcamos dependerá a quien se le asigne como ese gran arquitecto, causa eficiente o inteligencia metafísica superior que lo define, lo dirige y lo controla. Dependiendo de cuál de las tres posibilidades consideremos la verdadera, o en su caso, la preponderante, dependerá la percepción que tengamos acerca de cómo funciona la existencia y de la influencia que somos capaces de ejercer sobre nuestra propia vida. La gran pregunta es, entonces: ¿hay un destino trazado, todo es producto del azar o cada uno construimos nuestra existencia según nuestra voluntad? En las próximas semanas exploraremos diversas perspectivas acerca de este tema.  Web: www.juancarlosaldir.com Instagram:  jcaldir Twitter:   @jcaldir    Facebook: Juan Carlos Aldir" ["post_title"]=> string(58) "¿Libre elección, azar o destino?: un primer acercamiento" ["post_excerpt"]=> string(220) "¿Estamos presos en un destino predeterminado? ¿Aquello que nos ocurre es una concatenación de casualidades donde nada tenemos que ver? ¿O la existencia es un espacio donde gobierna la voluntad y el libre albedrío? " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(52) "libre-eleccion-azar-o-destino-un-primer-acercamiento" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-06 10:30:03" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-06 15:30:03" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78685" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18552 (24) { ["ID"]=> int(78874) ["post_author"]=> string(2) "61" ["post_date"]=> string(19) "2022-05-12 13:16:11" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:16:11" ["post_content"]=> string(7205) "Con la venia del Respetable: ¡Mi amor está por los suelos! Este Viene, Viene trae “corre, corre que te alcanzo” ¡Me han hecho pegar unos entripados..!  No contentos con haberme mandado a  los “Yunaites” como “agregado laboral”  -a donde hemos caído millones de paisas, cansados de no encontrar rumbo seguro en nuestro México Lindo- ahora me quieren quitar mi chamba de “franelero-acomodador”. El Andy Man y su pandilla quieren hacerla de “Viene-viene” en el espacio aéreo la CEDEMEAKISS. (¡Súbale, súbale… ay lugar! Pa´ Santa Lucía ¡El de atrás va pa´l Peñón!)   Componendas políticas, trastupijes sindicales y embarradas declarativas, estuvieron a punto de ocasionar una tragedia de inimaginables consecuencias. ¡Pruebas, pruebas!, hocicón Viene, Viene. ¡Ay voy!, del verbo “ya mero”. ¡Ay’stán!, los videos en el yutú. Dos aviones de Volaris: uno aterrizando (XA-VRV Extra-Alfa-Victor-Romeo-Victor) y otro –no me sé las placas- en la cabecera de la pista y en la trayectoria del que llegaba. A los pilotos del VRV no les quedó otra más que “irse al aire”. ¡Al aigre! O ¡A la chin0)&/%da! (Derechos Reservados de Expresión) Pa’ empezar el twitazo del Kike Beltranena, director de Volaris:  “…ningún pasajero o tripulante estuvo en riesgo…” (Sic. Y Re-Sic.) Bla, bla, bla… ¡Ah! Qué Kike ¡qué huevos! (los de la nena en su canastilla)  Ahora resulta que un “irse al aire” no implica “riesgo”. (¡Terrain, terrain!) Se ve que el Kike no ha volado ni en los avioncitos de la ex-feria de Chapultepec. Hasta un “volador de Papantla” sabe lo que implica que se te atore la riata. Si te vas “al aire” de jalón, falta ver si tienes suficiente potencia/combustible luego de abortar el aterrizaje para levantarte debidamente y dar la vuelta.  Deja que lo logres, y ¿los obstáculos, edificios, etc?   Sobre todo a la altura de la Ciudad de México. Un accidente en el aeropuerto hubiese sido catastrófico; pero ¿sobre la ciudad…? Y luego amanece desmañanado el “Capi López”, que no solo dice haber “dominado la pandemia” y ahora quiere dominar el espacio aéreo a puro lengüetazo. Cito y recito: “Ya lo están viendo en la secretaría de gobernación. (¡Ah! Shingá!!) Todo lo estamos haciendo a partir de ¡acuerdos! ¡Bolas! (Acuérdense que El Estado soy yo) Este “incidente” no pasó a mayores. Son ¡resistencias! –aguanten- muy alentadas por el neoliberalismo… ¡En la mátere! ¡Detente, detente! ¡Císcale, císcale, diablo panzón! (Dice La Madre: Ciscar, de Cisco, Evacuar el vientre) ¡Cualquier parecido con la coincidencia, es pura realidad!  Siguiendo con la misma sinfonía de estulticias (Coros de La Madre: de stultitia, necedad, tontería) aparece haciendo “solitos”, el arqui Jiménez (a) Arquímenes quien cobra como subse punto com., quien la tuvo, la hizo suya y la zurró diciendo: “Nunca hubo un peligro real para nadie…”  Y al ser cuestionado por José Cárdenas sobre si el “incidente” –bella figura literaria, vulgo: “pendejada”- habrá tenido algo que ver con el “rediseño” del espacio aéreo; se salió por peteneras (¡Ah! Qué La Madre: “Desviar el discurso con una incongruencia”) diciendo: “Fue Gracias a Dios y a la destreza de los pilotos…” (El que no conoce a Dios, a cualquier ganso se le hinca.) Y en cuanto al mentado rediseño del espacio aéreo choreó: “Es un proceso natural, es una cuestión dinámica…” ¡Tan natural y dinámico como el proceso que lo parió! Y que sobre ese tema, ya lo está “viendo”, Navblue –y dice el dicente- que “…es una empresa europea (Francesa) Estamos hablando de una verdadera institución…” ¡Voooy! ¿Tan europeas, institucionales y guinchonas como DNV la contratada por “la consentida del profe” que la puso a parir con el dictamen sobre la línea 12 del metro? ¿Pu´s no que los extranjeros, y que nomás vienen a jeringarnos y a saquearnos? ¡Al diablo con sus instituciones!  Y pa' volarla y aterrizar embarrándola, se avienta al ruedo Monsieur Covarrubié líder del sindicato de trabajadores de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano; probable aspirante a machuchón del SENEAM e impulsor de la renuncia de Víctor Hernández, director de la misma entidad, diciendo que: “Los trabajadores se ven amenazados por relaciones laborales ásperas. Y que El Vitor, se iba a encargar de desaparecer al sindicato de controladores aéreos...” ¡Qué lindo ambiente! Pa´no hacer el cuento más largo, el arquimenes, Jiménez lo secunda diciendo que: “A pesar de las fallas en los equipos y en las frecuencias (¿Nomás?) ¡nuay peligro!  Y que “hay que calmar los ánimos” y que el “incidente” (Y dale) sólo fue una “alarma”. ¡Ah! Bueno, “nuay tos”. ¡Qué tranquilidad!  ¡Podemos volar bajito!                        (Sólo ocho palabras) ¡Viene, viene! ¡Yo se lo cuidé mi jefazo! Parece que a Andy Man y “cola-obradores” no les gustó que yo haya publicado que el aeropuerto de Texcoco no lo “secaron” ellos, sino los poderes fácticos y tácticos del sector aéreo y aeroportuario norteamericano. Un  Super “Hub” (Nodo concentrador aéreo) en el corazón Tenochca iba a poner a parir a toda la infraestructura aeroportuaria de Atlanta, Dallas-Fort Worth, Houston, Miami, Los Ángeles y anexas. Lo que sea de cada quién, Andy Man “no se dobló”; México ya se había doblado desde la época de Santana.  El Andy nomás  “se empinó” como han tenido que hacerlo todos los presidentes desde el siglo XIX. Al no poder hacer “graciosa huida”, sólo les ha quedado la “apasionada entrega”  Nomás entre nos: ¡Houston, Houston! Tenemos un problem: al Andy le pegó duro el trópico cubano. ¡Y eso que es macuspano! Pónganle más pista, porque se va a ir “al aigre” Recordadas y mejores deseos: (Lunes a viernes de 9 a 2  y de 4 a 6) Viene, Viene: “La única columna que permite que sus ojos le abran la boca” [email protected] @nomasentrenos " ["post_title"]=> string(35) "Viene, Viene | ¡Ando volando bajo!" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(29) "viene-viene-ando-volando-bajo" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-05-12 13:16:11" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-05-12 18:16:11" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=78874" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(43) ["max_num_pages"]=> float(22) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "6eee8a9ec3bf2d631bec96a829b86445" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Viene, Viene | ¡Ando volando bajo!

Con la venia del Respetable: ¡Mi amor está por los suelos! Este Viene, Viene trae “corre, corre que te alcanzo” ¡Me han...

mayo 12, 2022

¿Libre elección, azar o destino?: un primer acercamiento

¿Estamos presos en un destino predeterminado? ¿Aquello que nos ocurre es una concatenación de casualidades donde nada tenemos que ver? ¿O la...

mayo 6, 2022




Más de categoría
De Frente Y Claro | RETROCESO EN EL ESTADO DE DERECHO

De Frente Y Claro | RETROCESO EN EL ESTADO DE DERECHO

Sin Estado de Derecho es muy difícil que un gobierno pueda hacer cumplir las leyes.

mayo 19, 2022

Colectivo “Rescatemos al Río Pesquería” de Nuevo León exigen a CONAGUA intervenir en el saneamiento  

Raymundo Hernández Alvarado mencionó que el Colectivo integrado por un grupo de ciudadanos se formó en los albores del...

mayo 19, 2022

IMPERTURBABLE

El horror es tanto y tan cotidiano que llega a pasar desapercibido, a grado tal, de considerarlo natural.

mayo 19, 2022

El Dr. Leonardo Curzio y su insoportable levedad

Hace unos días escuchaba un programa del doctor Leonardo Curzio, comunicador inteligente y preparado como pocos, pero por lo...

mayo 18, 2022