EL REGRESO A LA “NUEVA NORMALIDAD” 

Rafael Mongrut, profesor de la EGADE, en un reciente informe de “Euromonitor International” publicado en la revista Caretas, indica tres grandes cambios como producto de la pandemia: mayor distanciamiento social, mayor preocupación por la salud física y...

15 de octubre, 2020

Rafael Mongrut, profesor de la EGADE, en un reciente informe de “Euromonitor International” publicado en la revista Caretas, indica tres grandes cambios como producto de la pandemia: mayor distanciamiento social, mayor preocupación por la salud física y mental y una mayor tendencia hacia un trabajo flexible y remoto. Esto implica que va a ser más difícil establecer relaciones de confianza con nuevas personas y por lo tanto el círculo de referencia más cercano y las redes sociales se tornarán mucho más importantes en la formación de actitudes y en los comportamientos subsecuentes de los individuos.

En este contexto, ¿qué es la normalidad? Las normas pueden ser descriptivas o prescriptivas. Las normas descriptivas se refieren a lo que ocurre en la realidad, a lo que la mayoría de las personas en un grupo piensan, sienten o hacen. Por su parte, las normas prescriptivas se refieren a lo que debería ser, suceder o sentirse, pensarse o hacerse. Por lo tanto el término normalidad se refiere a la descripción de lo que es y el término “normatividad” se refiere a lo que debería ser.

En los países emergentes, la “normalidad” se busca establecer a través de una fuerte “normatividad” del Estado, mientras que en países desarrollados, la “normalidad” se busca establecer a través de un proceso mixto donde una parte es “normativo” y otra gran parte es “consensuado” por los individuos. 

Según Mongrut, todo cambio empieza por un estímulo externo (normas actuales u observación de comportamientos de individuos), eventos externos (pandemia) y actitudes (creencias y normas) y comportamientos (acciones) de terceros que constituyen el grupo de referencia del individuo. Estos detonantes son reforzados vía tres importantes factores sociales: la media (Radio, TV, etc.) que comunican las normas sociales del Estado y líderes de opinión (usualmente escogidos por sus cargos para hacer noticia y no por sus ideas), los líderes de opinión sociales (muchos de los cuales operan en redes sociales en búsqueda de notoriedad y/o de expresar genuinamente sus ideas) y las redes sociales, que permiten evaluar qué tan aceptadas son las “normas” en el círculo de referencia de cada individuo.

Los individuos evalúan con herramientas de contraste estos nuevos estímulos externos reforzados. Para ello utilizan, consciente o inconscientemente, estándares de orientación sobre cómo comportarse en normas anteriores inculcadas en la familia, los grupos de referencia; la educación y el compartir ideas y valores con otros sujetos relevantes (intersubjetividad) y la normatividad o leyes dadas por el Estado o entidades públicas. Esta evaluación está influenciada por la incongruencia de muchas normas del Estado (que no hacen sentido a los individuos) y terminan por considerarse como optativas, en el mejor de los casos, por el hecho de que los individuos tienden a inferir lo prescriptivo de lo descriptivo (de lo que su grupo de referencia hace, siente o piensa); y también por el hecho de que los individuos tienden a interpretar y a ajustar nueva información a su percepción ya concebida de normalidad y por lo tanto esta última se perpetúa, se autosostiene y se autopromueve.

La evaluación de nuevas normas, concluye nuestro autor,  que realizan los individuos debe ser consciente y es un proceso, existe mayor posibilidad de aceptar nuevas normas siempre que se reflexione sobre ellas y perciba que éstas se comparten con el círculo de referencia. El resultado es que estas nuevas normas se traducen en la internalización de nuevas actitudes y estas a su vez en nuevas acciones o comportamientos y una “nueva normalidad”. Sin embargo, si los individuos no se cuestionan e ignoran los cambios, éstos suelen llevar a muchos actos inmorales que muchas veces son justificados mediante el “efecto del falso consenso” que es la tendencia a percibir que nuestras acciones son más comunes y compartidas por una gran proporción de nuestro grupo de referencia que opciones alternativas.  Como se puede observar, la sola declaración de un estado de emergencia, o cualquier norma del Estado, es insuficiente para lograr que los individuos cumplan la norma; esta visión es muy estrecha y no ve que este mecanismo no sea el único, ni el más importante para lograr un cambio de actitud. 




El evento de la pandemia nos presenta un gran oportunidad para activar los otros mecanismos de “empuje” (nudge) para la creación y/o cumplimiento de normas, tales como como la creación de grupos de referencia más diversificados a través de la educación en todos los estratos sociales, la existencia de una media más abierta a escuchar la opinión de líderes diversos estratos sociales en función de sus ideas y no sus cargos, la generación de más movimientos cívicos que puedan constituirse en grupos de referencia de muchos más individuos y que ello los lleve a una reflexión personal para lograr una internalización de las nuevas normas y un cambio en la “normalidad”.

Gobierno de Miguel Barbosa firma convenio “Puebla Resiliente Ante Desastres 2020-2022” con PNUD

– Mi gobierno tiene una visión moderna y da importancia al medio ambiente: MBH   -Buscamos que la parte sísmica de Puebla...

·

La polarización le funciona a AMLO en encuestas, pero sigue urgido de distractores

De nuevo el aumento de tres décimas en la popularidad, para montarse en 57.3% en el Tracking Poll de la encuesta “que...

·




Más de categoría

Elecciones en Estados Unidos. Debate en la recta final de la campaña

El último debate entre Donald Trump y Joe Biden, con miras a la elección del próximo 3 de noviembre,...

·

Se desfondó el Fonden

El Senado tuvo una amplia discusión para definir el destino de 109 fideicomisos que fueron señalados como corruptos por...

·

Matrimonio Homosexual e Iglesia Católica: ¿Qué dijo el papa?

En un documental grabado recientemente, el papa expresó que “La gente homosexual tiene derecho a estar en una familia. Son...

·

Disculpas al “Chapo” en la mañanera enfrenta más a AMLO con la DEA y aumenta la crisis del Ejército 

El inesperado ofrecimiento de disculpas de AMLO a Joaquín Guzmán Loera por llamarlo “El Chapo”, exhibe la rabia del...

·