“ObradorVirus”… ¿Genera Confianza?

Virus: La palabra proviene del latín virus, que hace referencia al veneno o alguna sustancia nociva. Solo puede multiplicarse dentro de las células de otros...

5 de marzo, 2020

Virus: La palabra proviene del latín virus, que hace referencia al veneno o alguna sustancia nociva. Solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos. 

Los virus infectan a todo tipo de organismos, desde animales, hongos, plantas, hasta bacterias y arqueas. También infectan a otros virus y tienen capacidad para reproducirse a expensas de las células que invaden.

Parece que es un hecho que los virus se diseminan de muchas maneras diferentes y cada tipo de virus tiene un método distinto de transmisión. 

De acuerdo con la información recibida en los medios de información y en las benditas redes sociales, los efectos de la nueva cepa del mentado Coronavirus han generado miedo —pánico— y sobre todo mucha desconfianza. ¡Ya ni besos le doy a mis novias!

De forma similar, quiero imaginar que la estrategia de comunicación de Andrés Manuel López Obrador es como un virus: tiene la característica de propagarse sin pedir permiso —ni perdón—. Sin duda, logra infectarnos a todos los comentaristas que estamos al pendiente de lo que dice —y se le ocurre—. Nosotros, a la vez, infectamos a quien se atreve a leernos y así se genera, como con el mentado virus, una incertidumbre gigante. Por ese efecto de cascada, cada vez más muchas personas no le creen nadita y ha bajado su popularidad. 

Así, el presidente ha creado un ObradorVirus que no le ayuda en nada, pues con esa forma de comunicar produce cada vez más desconfianza. Sin confianza, no hay gobierno que pueda progresar. Es el momento de cambiar la forma de comunicar.




El ObradorVirus tiene básicamente dos formas de propagarse:

1) Por medio de las mañaneras y sus diálogos circulares en donde no parece haber mucha circulación, pues participan algunos paleros como el pseudoperiodista Marco Olvera, del diario digital Bajo Palabra, que al decir de Federico Arreola, no debería participar por fascista.

2) En los discursos que pronuncia en sus reuniones convocadas —a modo— en los pueblos que visita los fines de semana, en donde hasta la voz le cambia. Se vuelve fluido y le regresa el acentito costeño. Así, según él, permanece en contacto con los problemas reales de las regiones del país… ¡Todos conocemos esos problemas de memoria! Inseguridad, corrupción, y los ancestros problemas que tiene gran parte de la provincia mexicana: falta de luz, agua, drenaje, escuelas, caminos intransitables… producto, eso sí, de los gobiernos corruptos que hemos padecido en el pasado y que han quedado impunes a lo largo y ancho del país. 

El domingo en Macuspana (Tabasco) —su tierra natal— lo hicieron enojar. La masa reunida exprofeso empezó a chiflar, no al presidente, sino al séquito que lo acompañaba, a las autoridades locales, que no quieren o no pueden solucionar los problemas. El presidente compró innecesariamente el boleto, se enojó y se vio muy mal. ¿Para qué se expone? ¿Qué necesidad? Por ello el ObradorVirus se necesita erradicar.

Otra anécdota. El pasado sábado 29 de febrero, lo escuché decir cuando exponía los beneficios de sus programas de bienestar, que “900 mil jóvenes que se están capacitando para el trabajo, van a tener cuando menos un año asegurado el empleo con salario mínimo, pues van a estar capacitándose en talleres, en empresas”. 

Y declaró enfático:

“Ya estoy firmando los primeros certificados de los que iniciaron desde el principio del gobierno y que ya cumplieron el año. Estoy firmando un certificado, no estoy usando facsímil, no es un sello, es mi firma; aunque tengo que firmar como mil certificados diarios, ahí estoy en los tiempos libres, firma y firma, porque no es nada más un certificado, es también una carta de recomendación para que les den trabajo a esos jóvenes”.

¿En serio, el presidente de México ocupa su tiempo de descanso para firmar “cartas de recomendación”? ¿Qué en Palacio Nacional existe una agencia de colocaciones? Mejor podría ocupar su tiempo en pensar cómo recomponer su estrategia de comunicación y así, el ObradorVirus desaparecer y de paso, ganarse la confianza de una gran parte del sector productivo de este país.

Decía Walt Disney que “La confianza es un edificio difícil de construir, fácil de demoler y muy difícil de reconstruir”. 

¿Creen, estimados lectores, que el presidente de México me haga caso?

 

Comentarios

Virus: La palabra proviene del latín virus, que hace referencia al veneno o alguna sustancia nociva. Solo puede multiplicarse dentro de las...

enero 1, 1970

Virus: La palabra proviene del latín virus, que hace referencia al veneno o alguna sustancia nociva. Solo puede multiplicarse dentro de las...

enero 1, 1970




Más de categoría

El Hipódromo de las Américas… ¡Una Historia de Impunidad y Corrupción!

“Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques. Todo lo demás son relaciones públicas”. –George Orwell Desde...

julio 23, 2020

El Hipódromo de las Américas, ¡Ahora resulta que…!

El diario Esto , uno de los diarios deportivos de mayor tradición y de circulación nacional, fundado en 1941...

julio 9, 2020

¡Una Industria Moribunda…! El Hipódromo de las Américas!

El Bienestar es la base de la paz y la justicia . -Andrés Manuel López Obrador La principal “bandera”...

julio 2, 2020

¿Corrupción en la Ciudad de México? Cuajimalpa

La principal bandera del gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador es el combate a la corrupción, así...

junio 26, 2020