Altán Redes, la empresa que ya es controlada por el Estado mexicano

El pasado 10 de junio de 2022, anunció Andrés Manuel López Obrador que el Estado mexicano es el nuevo socio mayoritario de Altán Redes y mencionó que con ello se garantiza internet gratuito para todos.  En un...

15 de junio, 2022

El pasado 10 de junio de 2022, anunció Andrés Manuel López Obrador que el Estado mexicano es el nuevo socio mayoritario de Altán Redes y mencionó que con ello se garantiza internet gratuito para todos. 

En un comunicado, Altán Redes señaló que se mantiene como una Asociación Público-Privada, ejemplificando la importancia de la sinergia y cooperación entre el sector privado y el Gobierno de México, en temas estratégicos del país, como lo es la transformación del sector de telecomunicaciones. 

Lo que es importante destacar es que Altán Redes concretó un acuerdo de financiamiento que le permite acceder a un crédito por 388.1 millones de dólares. Los recursos obtenidos son de un crédito DIP (Debtor in Possession, por sus siglas en inglés), que permiten a la empresa garantizar la continuidad y seguridad en sus operaciones. La banca mexicana de desarrollo le otorgó un crédito por 161 millones de dólares, es decir el 41% de los recursos, y el 59% restante proviene de la participación de los proveedores (166.6 millones de dólares) los accionistas (50.5 millones de dólares) y los clientes (10 millones de dólares). 

La empresa informó que con el apoyo de todos los acreedores se avanza para presentar ante el Poder Judicial un acuerdo dentro del proceso de Concurso Mercantil, con el objetivo de fortalecer la viabilidad y continuidad de sus operaciones. 

En este contexto es muy interesante la opinión de Irene Levy Mustri, presidenta de Observatel A.C., quien señaló en El Universal que el anuncio realizado por el presidente López Obrador del “rescate de Altán”, debe ser analizado de forma objetiva. 

La especialista menciona varios puntos para entender los efectos de esta decisión del gobierno. Para empezar, Altán y la Red Compartida no son lo mismo, es decir, el hecho de que esta empresa que ganó la licitación del proyecto haya fracasado hasta el momento, no significa que esta política pública nacida con la reforma constitucional del año 2013 sea mala; de hecho, tiene varias ventajas y debe ser juzgada dentro del entorno histórico del sector de telecomunicaciones en México. 

Por otra parte, la crónica del fracaso de Altán Redes se viene escribiendo desde hace al menos dos años. Pero este proyecto fue protegido con la creación de Promtel, el Organismo Promotor de Inversiones en Telecomunicaciones. En el contrato que Promtel tiene firmado con Altán Redes se establece un fideicomiso de mil millones de pesos, un fondo de reserva para la cobertura requerida y una garantía de cumplimiento de 5 mil millones de pesos, entre otros candados. La pregunta que se hace Irene Levy es: “¿dónde está todo eso, por qué no sabemos nada y por qué llegamos hasta el punto en que AMLO anuncia un “rescate” sin que antes se hayan activado los mecanismos de escrutinio y rendición de cuentas?” 

Por otra parte, la inyección de 166.6 millones de dólares que anunció el Gobierno de AMLO servirá quizás para evitar la quiebra de aquí a que termine el sexenio, pero no mucho más. 

Por último, menciona la especialista, la necesidad de un plan realmente estratégico para la conectividad y la competencia, que incluya a CFE, Telecom y a la industria, no para que Altán Redes se salve, sino porque, en efecto, en este momento no se va a ningún lado y el costo de oportunidad para el país está siendo altísimo. El sector de telecomunicaciones requiere urgentemente rumbo.

Comentarios


object(WP_Query)#18040 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79936) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-07-2022" ["before"]=> string(10) "16-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(16) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(79936) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "19-07-2022" ["before"]=> string(10) "16-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(19) "economia-y-negocios" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18038 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(16) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18007 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18005 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "19-07-2022" ["before"]=> string(10) "16-08-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-07-19 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-08-16 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (79936) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (16) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#18041 (24) { ["ID"]=> int(81702) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-02 10:52:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:52:51" ["post_content"]=> string(6395) "En la primera parte* dejamos en preclaro la visión populista y reacción a la vez ante la apertura que de inicio rechaza. También, tocamos la injerencia del actual gobierno en las dotaciones de ingreso ajeno a las cadenas productivas. La conclusión de la primera parte mencionaba una brecha que el populismo borra o intenta borrar entre la magnificencia y la precariedad y una aceptación tácita del ingreso que interrumpe órdenes productivos. Esto naturalmente tiene origen en la captura de voluntades: un ingreso que decide el gobierno para sufragar necesidades básicas y crear como fue apuntado anteriormente, estratos sociales ante una utópica igualdad. El modelo social de esta transición de gobierno en turno, al parecer da por descontada esta aceptación al grado de calificar con índices de penetración de hogares, una estadística que brinda un poder de concesión mayoritaria.  En consideración a lo anterior, daremos cuenta de un inicio de este movimiento que amparaba en supuesto paralelo la cobertura de las capas más necesitadas al tiempo de anunciar obra magnífica. La brecha referida anteriormente es intencional. La creación de un vacío entre las capas con asistencia premeditada y la obra monumental, presupone un afán de legado en demostración del mayor de los símbolos que puede enarbolar un gobierno populista: la posteridad. Desde luego que para instalar esta idea era preciso arrinconar todo estrato de la sociedad en ese último escalón de la supervivencia con el consecuente amarre de la dádiva para dejar un plano definido sin contestación posible. Esta intención perversa en todos sentidos explica la multiplicación de la pobreza en estos tres años de gestión del régimen. El enunciado de “primero los pobres” no era más que la introducción de un sistema de captura. No olvidemos que el populismo trabaja a base de símbolos. En el caso del gobierno actual se sentó la premisa de origen en una austeridad adjetivada como republicana, como suele hacerse en el esquema popular, adjetivar, sembrar eufemismos como bienestar, sembrando vida, jóvenes construyendo el futuro y muchas más. Acabar con la pobreza no sería parte de la agenda populista porque se eleva el nivel posible de respuesta y eso contradice la agenda que sitúa día con día una supuesta marcha de la nación que rescata privilegios que retenían unos cuantos. El proceso de rescate de valores nacionales toma tiempo siempre, el necesario para convencer de ese denuedo simbólico y arduo y naturalmente brinda el tiempo necesario para consolidar los valores olvidados y sepultos en trayectorias anteriores. El discurso populista siempre tendrá justificación porque la redención no se da en un amanecer. Aquí es donde aparece la obra monumental, la obra del legado, la insignia que marca el derrotero de toda etapa transcurrida. Tiene que ser monumental para significar la gallardía del rescate plenario y ahondar la brecha tendida a propósito para marcar la diferencia que debe existir entre el poderío del liderazgo y los seguidores. Esa gran distancia abre toda perspectiva de dominio en la admiración y el arrojo que recibirá el pueblo y generaciones futuras.  Pero no todo es tan simple; la obra monumental requiere de programas, planes de negocio, plazos de recuperación, vida útil probable y planeación, mucha planeación. A la distancia de cuatro años no se dio. La obra monumental está entrampada en la improvisación, en la corrupción desmedida, en esa vorágine presupuestal que no dimensiona horizonte de término y puesta en marcha. El equilibrio que alguna vez se pensó en esa avalancha sin precedente que inundaba el discurso de inicio, que situaba bienestar en las capas sociales, que atendía salud y educación y legaba el significado de la obra trascendente, se ha convertido en derroche singular, en metas interrumpidas todas y en tiempos traicioneros.  De inicio todo fue intencional. Se buscaba la excusa para desbocar el gasto público trastocando inversión pública en ese afán de interpretación que marcó el presidente para significar de la cosa pública negocios públicos. Lo hizo pensando en la cercanía y versatilidad para desmantelar concepciones de ahorro, de reservas y de recursos en encargo fiduciario. La dimensión de sus afanes constructores era la fórmula perfecta. Le era indispensable. Pero ahora estamos inmersos en trampas de tiempo. Los tiempos no dan y los recursos tampoco. Los descuidos de muchas áreas ya alcanzaron la calígine presupuestal del descuido y del abandono.  El eufemismo como salida ya no brinda el tiempo de conclusión de las tres obras insignia. La disciplina hasta ahora autónoma no ha comprado los bonos que ya se encuentran descontados de tiempo atrás en la inversión. Como la austeridad quedó trascendida, habría que buscar el sinónimo adecuado a la siguiente fase de pobreza. Se encontró el término pero no la solución. Sabemos de sobra que la austeridad jamás existió, como también sabemos que la pobreza anunciada será otra más de las maniobras a las que acude esta transición. Entonces vienen las etiquetas que justifican los desvíos presupuestales para seguir destinando recursos como los 45 000 millones a Sener y 20 000 al tren.  Siete billones de pesos no es más que la culminación de esta farsa llamada populismo y autonombrada transformación por su creador e impulsor. Nunca ningún presidente tuvo presupuesto semejante a su alcance, aún equiparando precios de uno y otro período. Nunca un presidente ha sido tan encumbrado en índices de popularidad ante un dispendio sin precedente en nuestra historia. Esta irresponsabilidad ha sido festinada y premiada. No por siempre, esperemos.  *https://ruizhealytimes.com/economia-y-negocios/siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-primera-parte/" ["post_title"]=> string(68) "Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (segunda Parte)" ["post_excerpt"]=> string(125) "Manuel Torres Rivera nos revela la irresponsabilidad en el gasto de las finanzas públicas del actual gobierno de México. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-segunda-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-02 10:52:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:52:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81702" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17944 (24) { ["ID"]=> int(81131) ["post_author"]=> string(2) "58" ["post_date"]=> string(19) "2022-07-19 10:08:32" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-07-19 15:08:32" ["post_content"]=> string(4765) "La desinformación y las opiniones poco objetivas que hay alrededor del fenómeno de la migración de mexicanos hacia Estados Unidos, da lugar a una serie de prejuicios y predisposiciones que en ocasiones resultan falsas y entorpecen la visibilidad de los análisis serios. Sin embargo, Ran Abramitzky y Leah Boustan, dos economistas, de las Universidades de Stanford y Princeton, respectivamente, publicaron un nuevo libro titulado “Calles de oro: la historia no narrada sobre el éxito de la migración”, donde desmienten algunos de los mitos sobre el tema de cara a las próximas elecciones en el mes de noviembre en Estados Unidos. En su estudio vincularon los registros de algunos censos para reunir lo que llaman “el primer conjunto de datos verdaderamente amplio sobre la inmigración”. Usando el conjunto de datos, los autores pudieron comparar las trayectorias de ingresos de los hijos de inmigrantes con las de las personas cuyos padres nacieron en los Estados Unidos. Los economistas encontraron que, en promedio, los hijos de inmigrantes son excepcionalmente exitosos para ascender en la escala económica. Concretamente, los hijos de inmigrantes tienen el doble de posibilidades de volverse ricos en comparación con las personas que tuvieron padres estadounidenses. Las historias de éxito de inmigrantes de segunda generación han sido parte de la historia de Estados Unidos durante mucho tiempo. Al observar los registros del censo de 1880, los investigadores encontraron que los hombres cuyos padres eran inmigrantes de bajos ingresos ganaban más dinero como adultos que los hijos de hombres de bajos ingresos nacidos en los Estados Unidos. No obstante, observaron el mismo patrón un siglo después. Los niños nacidos alrededor de 1980 de padres de México, India, Brasil y casi todos los demás países ganaron más que los hijos de hombres nacidos en Estados Unidos.  Una vez que los economistas encontraron abundante evidencia sobre la movilidad ascendente de los inmigrantes de segunda generación, trataron de averiguar por qué a esos niños les fue tan bien. Llegaron a dos respuestas. En primer lugar, a los niños les resultó fácil superar a los padres cuyas carreras se veían inhibidas por las malas habilidades lingüísticas o la falta de credenciales profesionales para ejercer su profesión. El ejemplo clásico es el de un médico inmigrante que acaba conduciendo un taxi en Estados Unidos. En segundo lugar, los inmigrantes tendían a establecerse en partes del país que experimentaban un fuerte crecimiento de empleos, productividad y crecimiento económico. Eso les dio una ventaja sobre los estadounidenses nativos que estaban firmemente arraigados en lugares con economías tambaleantes.  Pero, si los inmigrantes son tan móviles hacia la parte de arriba de la pirámide social, ¿por qué no lo parece? Una de las razones es que hay más recién llegados de los que ha habido en décadas anteriores y la mayoría aún no ha tenido tiempo de salir adelante. Otra razón es que la mayoría de los inmigrantes llegan muy por debajo del nivel socioeconómico de los estadounidenses nativos. Abramitzky y Boustan descubrieron que es más probable que provengan de países significativamente más pobres que Estados Unidos, incluidos El Salvador, India y Vietnam, que los inmigrantes del pasado (italianos, alemanes, irlandeses, asiáticos, por ejemplo). Pero los inmigrantes que empiezan desde abajo son los que más ascienden. Los inmigrantes ricos y educados tienden a ser los que tienen menos movilidad ascendente, simplemente porque ya están en la cima o cerca de ella. De esta manera, Abramitzky y Boustan cuestionan y se oponen al argumento de que los inmigrantes toman trabajos de los estadounidenses nativos y que empobrecen a las comunidades en donde se establecen. Los inmigrantes menos calificados gravitan hacia trabajos para los que hay relativamente poca competencia de los estadounidenses nativos, como la recolección de cultivos, mientras que los inmigrantes altamente calificados a menudo crean más empleos para los estadounidenses nativos al iniciar sus propios negocios. *La nota se basa en la publicación del The New York Times “Why so many children of immigrants rise to the top”. Disponible en: https://www.nytimes.com/interactive/2022/07/11/opinion/immigrants-success-america.html?referringSource=articleShare " ["post_title"]=> string(49) "El éxito de los migrantes de segunda generación" ["post_excerpt"]=> string(133) "Las historias de éxito de inmigrantes de segunda generación han sido parte de la historia de Estados Unidos durante mucho tiempo. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(47) "el-exito-de-los-migrantes-de-segunda-generacion" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-07-19 10:08:32" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-07-19 15:08:32" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81131" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#18041 (24) { ["ID"]=> int(81702) ["post_author"]=> string(2) "12" ["post_date"]=> string(19) "2022-08-02 10:52:51" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:52:51" ["post_content"]=> string(6395) "En la primera parte* dejamos en preclaro la visión populista y reacción a la vez ante la apertura que de inicio rechaza. También, tocamos la injerencia del actual gobierno en las dotaciones de ingreso ajeno a las cadenas productivas. La conclusión de la primera parte mencionaba una brecha que el populismo borra o intenta borrar entre la magnificencia y la precariedad y una aceptación tácita del ingreso que interrumpe órdenes productivos. Esto naturalmente tiene origen en la captura de voluntades: un ingreso que decide el gobierno para sufragar necesidades básicas y crear como fue apuntado anteriormente, estratos sociales ante una utópica igualdad. El modelo social de esta transición de gobierno en turno, al parecer da por descontada esta aceptación al grado de calificar con índices de penetración de hogares, una estadística que brinda un poder de concesión mayoritaria.  En consideración a lo anterior, daremos cuenta de un inicio de este movimiento que amparaba en supuesto paralelo la cobertura de las capas más necesitadas al tiempo de anunciar obra magnífica. La brecha referida anteriormente es intencional. La creación de un vacío entre las capas con asistencia premeditada y la obra monumental, presupone un afán de legado en demostración del mayor de los símbolos que puede enarbolar un gobierno populista: la posteridad. Desde luego que para instalar esta idea era preciso arrinconar todo estrato de la sociedad en ese último escalón de la supervivencia con el consecuente amarre de la dádiva para dejar un plano definido sin contestación posible. Esta intención perversa en todos sentidos explica la multiplicación de la pobreza en estos tres años de gestión del régimen. El enunciado de “primero los pobres” no era más que la introducción de un sistema de captura. No olvidemos que el populismo trabaja a base de símbolos. En el caso del gobierno actual se sentó la premisa de origen en una austeridad adjetivada como republicana, como suele hacerse en el esquema popular, adjetivar, sembrar eufemismos como bienestar, sembrando vida, jóvenes construyendo el futuro y muchas más. Acabar con la pobreza no sería parte de la agenda populista porque se eleva el nivel posible de respuesta y eso contradice la agenda que sitúa día con día una supuesta marcha de la nación que rescata privilegios que retenían unos cuantos. El proceso de rescate de valores nacionales toma tiempo siempre, el necesario para convencer de ese denuedo simbólico y arduo y naturalmente brinda el tiempo necesario para consolidar los valores olvidados y sepultos en trayectorias anteriores. El discurso populista siempre tendrá justificación porque la redención no se da en un amanecer. Aquí es donde aparece la obra monumental, la obra del legado, la insignia que marca el derrotero de toda etapa transcurrida. Tiene que ser monumental para significar la gallardía del rescate plenario y ahondar la brecha tendida a propósito para marcar la diferencia que debe existir entre el poderío del liderazgo y los seguidores. Esa gran distancia abre toda perspectiva de dominio en la admiración y el arrojo que recibirá el pueblo y generaciones futuras.  Pero no todo es tan simple; la obra monumental requiere de programas, planes de negocio, plazos de recuperación, vida útil probable y planeación, mucha planeación. A la distancia de cuatro años no se dio. La obra monumental está entrampada en la improvisación, en la corrupción desmedida, en esa vorágine presupuestal que no dimensiona horizonte de término y puesta en marcha. El equilibrio que alguna vez se pensó en esa avalancha sin precedente que inundaba el discurso de inicio, que situaba bienestar en las capas sociales, que atendía salud y educación y legaba el significado de la obra trascendente, se ha convertido en derroche singular, en metas interrumpidas todas y en tiempos traicioneros.  De inicio todo fue intencional. Se buscaba la excusa para desbocar el gasto público trastocando inversión pública en ese afán de interpretación que marcó el presidente para significar de la cosa pública negocios públicos. Lo hizo pensando en la cercanía y versatilidad para desmantelar concepciones de ahorro, de reservas y de recursos en encargo fiduciario. La dimensión de sus afanes constructores era la fórmula perfecta. Le era indispensable. Pero ahora estamos inmersos en trampas de tiempo. Los tiempos no dan y los recursos tampoco. Los descuidos de muchas áreas ya alcanzaron la calígine presupuestal del descuido y del abandono.  El eufemismo como salida ya no brinda el tiempo de conclusión de las tres obras insignia. La disciplina hasta ahora autónoma no ha comprado los bonos que ya se encuentran descontados de tiempo atrás en la inversión. Como la austeridad quedó trascendida, habría que buscar el sinónimo adecuado a la siguiente fase de pobreza. Se encontró el término pero no la solución. Sabemos de sobra que la austeridad jamás existió, como también sabemos que la pobreza anunciada será otra más de las maniobras a las que acude esta transición. Entonces vienen las etiquetas que justifican los desvíos presupuestales para seguir destinando recursos como los 45 000 millones a Sener y 20 000 al tren.  Siete billones de pesos no es más que la culminación de esta farsa llamada populismo y autonombrada transformación por su creador e impulsor. Nunca ningún presidente tuvo presupuesto semejante a su alcance, aún equiparando precios de uno y otro período. Nunca un presidente ha sido tan encumbrado en índices de popularidad ante un dispendio sin precedente en nuestra historia. Esta irresponsabilidad ha sido festinada y premiada. No por siempre, esperemos.  *https://ruizhealytimes.com/economia-y-negocios/siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-primera-parte/" ["post_title"]=> string(68) "Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (segunda Parte)" ["post_excerpt"]=> string(125) "Manuel Torres Rivera nos revela la irresponsabilidad en el gasto de las finanzas públicas del actual gobierno de México. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(63) "siete-billones-de-presupuestoy-se-decreta-pobreza-segunda-parte" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-08-02 10:52:51" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-08-02 15:52:51" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=81702" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(20) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "5e5145b1081890e4f5bddf25d100a111" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

Siete billones de presupuesto…y se decreta pobreza (segunda Parte)

Manuel Torres Rivera nos revela la irresponsabilidad en el gasto de las finanzas públicas del actual gobierno de México.

agosto 2, 2022
El éxito de los migrantes de segunda generación

El éxito de los migrantes de segunda generación

Las historias de éxito de inmigrantes de segunda generación han sido parte de la historia de Estados Unidos durante mucho tiempo.

julio 19, 2022




Más de categoría
La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La niñez desfavorecida, el reto que debemos afrontar

La desigualdad empieza desde la infancia. Los gobiernos deben generar soluciones para que la falta de acceso a salud,...

agosto 16, 2022
El discurso del Poder y la Economía

El discurso del Poder y la Economía

Como cada lunes, Manuel Torres Rivera reflexiona sobre el impacto de las políticas populistas del gobierno en la economía...

agosto 15, 2022
Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Inflación y reduflación: impacto en el gasto de la población

Los hogares más pobres, los más vulnerables, son quienes sufren los mayores estragos de la inflación.

agosto 12, 2022
El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

El T-MEC: una posición envidiable en el mundo energético

México está en una posición territorial de intercambios comercial, tecnológico e inversiones, envidiable. Ahora todo depende de la buena...

agosto 11, 2022