Los Nibelungos: la saga vikinga de sangre y traición

En la saga de los Nibelungos, una amistad entre hombres conduce a una siniestra alianza y, finalmente, al ocaso de todo un pueblo. Así son los hombres, parece. Pero las mujeres tampoco salen bien paradas: una reina...

4 de agosto, 2020 Anillo de los nibelungos

En la saga de los Nibelungos, una amistad entre hombres conduce a una siniestra alianza y, finalmente, al ocaso de todo un pueblo. Así son los hombres, parece.

Pero las mujeres tampoco salen bien paradas: una reina orgullosa ofende tanto a su igualmente orgullosa cuñada, que esta planea el asesinato del marido de su rival. La mujer se llama Krimilda, y el hombre, Sigfrido. Este es fuerte y valiente, y posee una espada muy especial, con la que mata a un dragón. La sangre de la bestia lo vuelve invencible. Pero ahí aparece Brunilda, reina de Islandia, y la cuestión se complica. 

https://youtu.be/5Z9bSeKPkB0

El Cantar de los Nibelungos es un cantar de gesta germánico, de autor desconocido, que consta de 2 mil 400 estrofas y data de los años 1200 hasta 1205. Eso se sabe con bastante exactitud, ya que el texto contiene indicios claros de esa época. Y aun cuando la trama tiene lugar, en gran parte, a orillas del río Rin, referencias más precisas revelan que surgió probablemente en el valle del Danubio, entre Passau (Alemania), Viena (Austria) y Estrigonia (Hungría).

Hay diferentes versiones textuales del Cantar de los Nibelungos, así como poemas y narraciones en prosa que están presentes en todo el ámbito cultural germánico antiguo. Estas expresiones se diferencian, sobre todo, en los detalles, ya que la narración se basa en hechos históricos que no sucedieron en absoluto en el siglo XIII, sino ya en el siglo V, y que fueron transmitidas exclusivamente de manera oral durante 800 años.

En Alemania es común toparse con las huellas de la epopeya de los Nibelungos. En Hesse, por ejemplo, se puede viajar en el tren Nibelungenbahn, que une algunos de los pueblos mencionados en la saga. En Worms, Renania-Palatinado, donde se desarrolla la mayor parte de la historia, se realiza todos los años, desde 2003, el Festival de los Nibelungos. Pero esta temporada fueron cancelados debido a la pandemia del nuevo coronavirus. También muy lejos de Alemania, en algún lugar de la Antártida, hay un “Valle de los Nibelungos”, libre de hielo.

La agencia alemana de noticias DW explica que la leyenda de los Nibelungos también se eternizó en el lenguaje. En alemán existe la expresión “Lealtad de Nibelungo” (Nibelungen-Treue), es decir, la lealtad sin límites de un señor hacia sus vasallos.

La versión más conocida del texto épico es El anillo de los Nibelungos, del compositor Richard Wagner. Su obra narra nada menos que la historia del mundo, desde su nacimiento hasta su ocaso. Una nueva puesta en escena del ciclo wagneriano de cuatro óperas estaba planeada para el Festival de Bayreuth de 2020, pero una fuerza más poderosa que el anillo mágico se extendió por el planeta: el coronavirus hizo que se cancelara.

Comentarios


object(WP_Query)#17998 (52) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(26828) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(66) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(26828) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["update_menu_item_cache"]=> bool(false) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#18002 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#18000 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#18001 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "05-11-2022" ["before"]=> string(10) "03-12-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-11-05 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-12-03 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (26828) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17999 (24) { ["ID"]=> int(85820) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-18 10:24:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-18 15:24:25" ["post_content"]=> string(4570) "Querida Tora: Hay una chamaca, en el 18, que está rete loca. Alguien le dijo que se parece mucho a una cantante popular llamada Melissa, y se lo creyó. Entonces, se viste igual que ella, se maquilla para acentuar sus rasgos, se pone lentes de contacto para que sus ojos sean azules, como los de ELLA; y se pega las orejas al cráneo con cinta adhesiva para que no se le vean tan paradas. El brassiere lo rellena con algodón y trapos para alcanzar las dimensiones de Melissa; y lo mismo hace con las caderas y las piernas. Total, que si se mueve de repente se le desconchinfla algo y el parecido se echa a perder. Por eso, ahora habla con la boca cerrada y mirando hacia arriba, para que el peso de las pestañas no le haga cerrar los ojos. Las chavas de la vecindad están igual de locas, y la tratan como si fuera la verdadera Melissa, la imitan en todo y están convirtiéndose en sus sirvientas (de gratis). Y ya le han pedido que en la próxima fiesta que se haga en la vecindad (Se avecinan dos fiestas de quince años y un aniversario de matrimonio) cante sus canciones. Eso no le gusta mucho a la imitadora, porque si abre mucho la boca se le ven los frenos de los dientes y se le rajan las 27 capas de maquillaje que se tiene que poner; pero está estudiando la manera de hacer “playback” y abrir la boca solamente un poquito. Pero resulta que la verdadera Melissa se echó un novio, un muchacho bastante guapito que también  sale en televisión cantando. Entonces, la chamaca se puso a buscar un muchacho que se pareciera al tal Nepomuceno (Con ese nombre, no sé cómo piensa que va a llegar a ser estrella), pero al que no le faltaba le sobraba, y no encuentra a nadie. Ya a la desesperada puso un anuncio en las redes sociales, y se presentaron muchos que decían parecerse a él; pero a todos los rechazó y hasta los insultó (imitando a su ídolo) por hacerle perder el tiempo. Entonces entró al quite su mamá, harta de oírla gritar y exigir, y se lanzó a la búsqueda. ¿Y qué crees? Tuvo éxito. El muchacho que le llevó a la niña se parece bastante al tal novio. Pero al muchacho le faltaba mucho para tener la personalidad de Nepo, y tuvo que educarlo. Le costó mucho trabajo, porque el chico es algo lento para todo menos para comer; pero con el tiempo y un ganchito, como se dice vulgarmente, logró hacer de él un muñeco articulado parecido al novio de su ídolo. Pero le faltaba lo más difícil: convencerlo de que se cambiara el nombre, pues el chico decía que el nombre se lo había dado su madre y que era lo único que le quedaba de ella,; y menos para tomar un nombre tan feo como Nepomuceno (¿Pero sabes cómo se llama el chico? Azuceno, como su abuelita, que en paz). Tuvo que prometerle comprarle un coche en cuanto ganara lo suficiente (que no sé cuándo será, porque hasta la fecha no ha ganado un peso, ni cantando ni haciendo nada). Pasó varias semanas entrenándolo para que respondiera al nombre de Nepomuceno. Y cuando lo logró, ¿qué crees? Melissa y su novio tronaron  como ejotes, y ahora tiene que buscar a un güero como de dos metros de altura, con estómago de lavadero de clase alta y que responda al nombre de Wolfgang, porque es alemán. Ni su santa madre ha podido localizar a un muchacho con  todas esas cualidades, por lo que chava ya está viendo quién le paga un viaje a Alemania para traerse un muchacho así (Se dice que el portero le ha hecho alguna insinuación de que él podría ayudarla; pero es una insinuación sucia, y la madre no quiere que la acepte). Total, que la chava se desesperó y un domingo se quitó todos los rellenos que usaba, se arrancó las 27 capas de maquillaje y anunció en el patio, a voz en cuello, que dejaba la carrera de cantante. El portero se acercó y le dijo en voz baja (No tan baja que yo no pudiera oírla) que su ofrecimiento seguía en pie, siempre y cuando accediera a visitarlo los martes en la noche en la portería. Ella respondió que iba a consultar con la almohada (Léase mamá), y el martes siguiente fue a tocar a la portería. Menos mal que el portero estaba con la Flor, que si no… Y es que no es posible duplicar la vida de otra persona. ¿O qué dices tú? Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 290" ["post_excerpt"]=> string(171) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-290" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-18 10:24:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-18 15:24:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85820" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17971 (24) { ["ID"]=> int(86350) ["post_author"]=> string(3) "180" ["post_date"]=> string(19) "2022-12-02 12:25:38" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 17:25:38" ["post_content"]=> string(5443) "Este noviembre terminó con una noticia triste para los fanáticos del rock clásico, ya que se dio a conocer la noticia de que Christine McVie (1943 - 2022), miembro de la legendaria banda Fleetwood Mac, falleció el 30 de noviembre de 2022, a los 79 años.  Nacida como Christine Perfect en 1943, la tecladista, vocalista y compositora tomó el apellido de John McVie (bajista de la banda), quien fue su esposo de 1968 a 1976 y comenzó a tocar con la agrupación desde el álbum Kiln House de 1970. Sin embargo, lo más probable es que la mayoría del gran público la recuerde como la tercera gran compositora de Fleetwood Mac durante los años de gloria, desde el álbum homónimo de 1975 hasta el álbum Tango in the Night de 1987.  El periodo de 1975 a 1987 coincidió con la llegada de Stevie Nicks y Lindsey Buckingham, quienes inyectaron vida a una banda que estaba a punto de colapsar. Con ambos músicos estadounidenses, la banda, que inició como una conjunto hardcore de blues (y luego tuvo una época más cercana al folk), se convirtió en el grupo de pop rock que el mundo ama y conoce. Sin embargo, ante los talentos innegables de Nicks y Buckingham, Christine McVie fue a Mac lo que Harrison fue a los Beatles: una integrante más bien modesta, un tanto en el fondo, pero como contrapunto perfecto a la expresividad roquera de Buckingham y a la extravagancia mística de Nicks. Las aportaciones de Christine McVie ayudaron a moldear el sonido definitivo del grupo en  la misma medida que las composiciones de sus compañeros.  Para todos aquellos interesados en McVie, los álbumes Fleetwood Mac (1975), Rumours (1977), Tusk (1979), Mirage (1982) y Tango in the Night (1987) es donde se pueden encontrar se pueden encontrar sus mejores aportaciones al mundo de la música. Aunque tampoco se debe dejar de lado el menospreciado Behind the Mask (1990) y sus álbumes solistas (Christine Perfect de 1970, Christine McVie de 1984, In the Meantime de 2004) y la última colaboración que tuvo con su antiguo compañero de banda en el álbum que se conoce como Buckingham McVie de 2017. Dichos álbumes, aunque no son tan esenciales como la saga de Fleetwood Mac, son dignas adiciones a la colección de todo melómano.  Las aportaciones de McVie al catálogo de la agrupación no palidecen y muchas de ellas han llegado al proverbial museo dorado del rock. Esto, en gran parte, se debe a que Christine era capaz de componer canciones que expresan un amplio rango de emociones. ¿Cómo resistirse al optimismo y vitalidad de la melodía de Don’t Stop (la cual incluso fue utilizada por Bill Clinton en su campaña presidencial)? ¿Cómo no sentir el anhelo de amor en Oh Daddy? ¿O la nostalgia de la hermosa balada Wish You Were Here? Tener tantos clásicos merecidos en el mismo grupo en el que están Buckingham y Nicks es un logro que no debe ser ignorado.    Otra leyenda más del rock que nos deja este año 2022. Aunque podríamos seguir platicando de la obra de Christine McVie, lo que procede en estos casos es dejar que la música hable por sí sola. Así que a darle play, estimable lector, a los álbumes mencionados en este texto. En las inmortales palabras de ABBA, thank you for the music, Christine McVie, esa que, de alguna forma u otra, ha formado parte del soundtrack de la vida de muchos de nosotros. " ["post_title"]=> string(39) "Gracias por la música, Christine McVie" ["post_excerpt"]=> string(91) "Homenaje a Christine McVie por su reciente fallecimiento el 30 de noviembre de este año. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(37) "gracias-por-la-musica-christine-mcvie" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-12-02 12:25:38" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-12-02 17:25:38" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=86350" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17999 (24) { ["ID"]=> int(85820) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-11-18 10:24:25" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-11-18 15:24:25" ["post_content"]=> string(4570) "Querida Tora: Hay una chamaca, en el 18, que está rete loca. Alguien le dijo que se parece mucho a una cantante popular llamada Melissa, y se lo creyó. Entonces, se viste igual que ella, se maquilla para acentuar sus rasgos, se pone lentes de contacto para que sus ojos sean azules, como los de ELLA; y se pega las orejas al cráneo con cinta adhesiva para que no se le vean tan paradas. El brassiere lo rellena con algodón y trapos para alcanzar las dimensiones de Melissa; y lo mismo hace con las caderas y las piernas. Total, que si se mueve de repente se le desconchinfla algo y el parecido se echa a perder. Por eso, ahora habla con la boca cerrada y mirando hacia arriba, para que el peso de las pestañas no le haga cerrar los ojos. Las chavas de la vecindad están igual de locas, y la tratan como si fuera la verdadera Melissa, la imitan en todo y están convirtiéndose en sus sirvientas (de gratis). Y ya le han pedido que en la próxima fiesta que se haga en la vecindad (Se avecinan dos fiestas de quince años y un aniversario de matrimonio) cante sus canciones. Eso no le gusta mucho a la imitadora, porque si abre mucho la boca se le ven los frenos de los dientes y se le rajan las 27 capas de maquillaje que se tiene que poner; pero está estudiando la manera de hacer “playback” y abrir la boca solamente un poquito. Pero resulta que la verdadera Melissa se echó un novio, un muchacho bastante guapito que también  sale en televisión cantando. Entonces, la chamaca se puso a buscar un muchacho que se pareciera al tal Nepomuceno (Con ese nombre, no sé cómo piensa que va a llegar a ser estrella), pero al que no le faltaba le sobraba, y no encuentra a nadie. Ya a la desesperada puso un anuncio en las redes sociales, y se presentaron muchos que decían parecerse a él; pero a todos los rechazó y hasta los insultó (imitando a su ídolo) por hacerle perder el tiempo. Entonces entró al quite su mamá, harta de oírla gritar y exigir, y se lanzó a la búsqueda. ¿Y qué crees? Tuvo éxito. El muchacho que le llevó a la niña se parece bastante al tal novio. Pero al muchacho le faltaba mucho para tener la personalidad de Nepo, y tuvo que educarlo. Le costó mucho trabajo, porque el chico es algo lento para todo menos para comer; pero con el tiempo y un ganchito, como se dice vulgarmente, logró hacer de él un muñeco articulado parecido al novio de su ídolo. Pero le faltaba lo más difícil: convencerlo de que se cambiara el nombre, pues el chico decía que el nombre se lo había dado su madre y que era lo único que le quedaba de ella,; y menos para tomar un nombre tan feo como Nepomuceno (¿Pero sabes cómo se llama el chico? Azuceno, como su abuelita, que en paz). Tuvo que prometerle comprarle un coche en cuanto ganara lo suficiente (que no sé cuándo será, porque hasta la fecha no ha ganado un peso, ni cantando ni haciendo nada). Pasó varias semanas entrenándolo para que respondiera al nombre de Nepomuceno. Y cuando lo logró, ¿qué crees? Melissa y su novio tronaron  como ejotes, y ahora tiene que buscar a un güero como de dos metros de altura, con estómago de lavadero de clase alta y que responda al nombre de Wolfgang, porque es alemán. Ni su santa madre ha podido localizar a un muchacho con  todas esas cualidades, por lo que chava ya está viendo quién le paga un viaje a Alemania para traerse un muchacho así (Se dice que el portero le ha hecho alguna insinuación de que él podría ayudarla; pero es una insinuación sucia, y la madre no quiere que la acepte). Total, que la chava se desesperó y un domingo se quitó todos los rellenos que usaba, se arrancó las 27 capas de maquillaje y anunció en el patio, a voz en cuello, que dejaba la carrera de cantante. El portero se acercó y le dijo en voz baja (No tan baja que yo no pudiera oírla) que su ofrecimiento seguía en pie, siempre y cuando accediera a visitarlo los martes en la noche en la portería. Ella respondió que iba a consultar con la almohada (Léase mamá), y el martes siguiente fue a tocar a la portería. Menos mal que el portero estaba con la Flor, que si no… Y es que no es posible duplicar la vida de otra persona. ¿O qué dices tú? Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 290" ["post_excerpt"]=> string(171) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana." ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-290" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-11-18 10:24:25" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-11-18 15:24:25" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=85820" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "8a7fdd592141dbf843877ec4b545dceb" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["allow_query_attachment_by_filename":protected]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

CARTAS A TORA 290

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe cartas a Tora,...

noviembre 18, 2022
Gracias por la música, Christine McVie

Gracias por la música, Christine McVie

Homenaje a Christine McVie por su reciente fallecimiento el 30 de noviembre de este año.

diciembre 2, 2022




Más de categoría
Gracias por la música, Christine McVie

Gracias por la música, Christine McVie

Homenaje a Christine McVie por su reciente fallecimiento el 30 de noviembre de este año.

diciembre 2, 2022
cartas

Cartas a Tora - 292

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

diciembre 2, 2022

Atonement

Nominada a siete premios de la Academia, entre ellos mejor película, Atonement este año celebra su quinceavo aniversario.

diciembre 1, 2022

Somos lo que leemos – “La mujer de tu prójimo”, un explosivo libro sobre la liberación sexual

Título: La mujer de tu prójimo. Autor: Gay Talese. Editorial: Debate. 538 páginas. Mi calificación: 4 de 5 estrellas.

noviembre 25, 2022