H.P Lovecraft: 130 años del nacimiento del príncipe macabro

Autor de una mitología poblada por extraterrestres primigenios, dimensiones ignotas, viajes en el tiempo y monstruosidades psicológicas, H.P. Lovecraft es considerado el padre del horror cósmico, un subgénero del terror que rompió con muchos paradigmas. Howard Phillips...

20 de agosto, 2020 H.P Loveccraft

Autor de una mitología poblada por extraterrestres primigenios, dimensiones ignotas, viajes en el tiempo y monstruosidades psicológicas, H.P. Lovecraft es considerado el padre del horror cósmico, un subgénero del terror que rompió con muchos paradigmas.

Howard Phillips Lovecraft nació el 20 de agosto de 1890 en Provience, Rhode Island, en el seno de una familia tradicional de Nueva Inglaterra; sus ancesos, de acuerdo con el portal Mistery Planet, habían llegado al Nuevo Continente en el periodo colonial.

Debido a la crianza tan peculiar que recibió de sus padres, la escolaridad y habilidades sociales de Lovecraft se resintieron. T.S Joshi, su mejor biógrafo, ha sugerido que el hecho pudo deberse a que las dificultades de Lovecraft con las matemáticas le imposibilitaron seguir estudios de astronomía, lo que él fervientemente deseaba. En vez de eso pasó los cinco años siguientes en un estado de semi reclusión junto a su madre, mayormente escribiendo poesía.

El título de mayor originalidad de la obra de Lovecraft reside, sin embargo, en la creación de una compleja y personal mitología monstruosa en el centro de la cual están los old ones, divinidades horribles expulsadas de la Tierra en los tiempos prehistóricos y en lucha para tomar posesión de ella. Estos seres monstruosos y malolientes aparecen primero de forma esporádica y luego cada vez más orgánicamente en cuentos como Las ratas en las paredes (1924), Los mitos de Cthulhu (1926) y El horror de Dunwich (1927), y en novelas como El caso de Charles Dexter Ward (1927).

Tal mitología tomó forma gradualmente; se enriqueció con divinidades menores con esferas de influencia distintas y se sostuvo con el recurso a los libros ficticios malditos, como el Necromicón. Partiendo de sugestiones góticas, a través de pesadillas cada vez más angustiosas, el terror en Lovecraft se convierte en cósmico, cifra extrema de su pesimismo filosófico.

La evolución literaria de Lovecraft experimentó tres fases. Una primera etapa gótica, que fue desde 1905 a 1920; la segunda, una etapa onírica que abarcó desde 1920 a 1927, y una etapa final que tuvo como base la filosofía cosmicista (desde 1927 a 1937), en la que el cosmos es visto como un todo inmenso y hostil. Su obra es un reflejo de su vida, que fue de todo menos fácil: vivió aislado, concentrado en sus particulares mundos literarios, casi extravagantes, y entregado a la creación y disfrute de mundos paralelos.




H.P. Lovecraft murió en 1937 a los 46 años, de un cáncer intestinal en el hospital Jane Brown Memorial, de Providence, el 15 de marzo de 1937, en el anonimato y en la pobreza más absoluta. Este escritor revolucionario fue enterrado tres días después en el panteón propiedad de su abuelo Phillips en el cementerio de Swan Point, donde descansa desde entonces.

En la época de su muerte, su nombre era completamente desconocido; no obstante, a su alrededor surgió un grupo de escritores que bajo la denominación común de Círculo de Lovecraft intentarían mantener vivo el legado de su maestro, el cual tendría un impacto colosal en la cultura popular del siglo XX y cuya influencia llega hasta nuestros días.

Comentarios
object(WP_Query)#17834 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27761) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-05-2021" ["before"]=> string(10) "17-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(27761) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "20-05-2021" ["before"]=> string(10) "17-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#17817 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#17815 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#17808 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "20-05-2021" ["before"]=> string(10) "17-06-2021" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(463) "SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2021-05-20 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2021-06-17 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (27761) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish') GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2" ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#17821 (24) { ["ID"]=> int(65623) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-21 07:53:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 12:53:35" ["post_content"]=> string(4955) "Querida Tora1: Tuvimos un problema bastante grave en la vecindad, el otro día que llovió. Es que las coladeras no se daban abasto, y el agua subió hasta metro y medio, inundando todas las viviendas de la planta baja. Con decirte que algunos muebles andaban flotando en el patio, y los vecinos se los peleaban: unos porque decían que eran suyos, y otros afirmando que ya les pertenecían por derecho de conquista. Imagínate la que se armó. Yo enseguida me dije: otra hazaña del portero. Pero no encontraba por dónde ni cómo ni por qué. Por eso mismo, me puse a investigar, mientras el portero y sus guaruras encarcelaban a los vecinos más rijosos. Sí, dije “encarcelaban”. Pero a falta de cárcel los metían en la vivienda 59, al fondo de la vecindad, que está totalmente deteriorada y llena de animales de muchas patas, con la intención de que se sosegaran. Eso lo lograron con  creces, porque el del 37 llevaba un pomo, y se puso a invitar a todos, y al rato ya estaban abrazándose y cantando “La Negra”. No cabe duda que el procedimiento fue bueno. Pero a lo que iba. Tuve que esperar unos días a que bajara el agua, para poder examinar las coladeras, porque estaba seguro de que ahí encontraría la explicación. Lo primero que encontré, en la coladera más grande del patio, fue un libro. Así como lo lees: un libro completo, con muchas páginas y cubiertas duras que, aunque deteriorado por el agua, había tapado ese desagüe. Me extrañó, porque el portero no es muy afecto a los libros (por lo menos, yo no he visto ninguno en la portería; y, mucho menos “Don Quijote de La Mancha”). Había que investigar más. Entonces, me fui metiendo a diversas viviendas. Y en el 38 oí a la señora discutiendo con  su hijo mayor, que lo habían  reprobado porque no podía entregar un trabajo de Literatura. Y el muchacho se defendía diciendo que cómo iba a leer un libro de más de mil páginas, que trataba de cosas sucedidas hace muchos años. Eso me llamó la atención, y me quedé un rato en el 38. Luego oí que el chavo hablaba con un cuate, y le decía que él había tirado el libro a la coladera para no tener siquiera la tentación de leerlo. ¿Te imaginas? Con lo que le debe haber costado el libro a la mamá. Y además, contribuyó a la inundación de la vecindad, porque no sabes el trabajo que costó a los guaruras sacarlo de la coladera. Luego me di cuenta de que muchos tiraban a las coladeras cosas grandes y duras, que seguramente se quedaban atoradas en los tubos. Pero lo peor fue en el 43. Ahí, a la chava más joven le habían regalado un  vestido para su cumpleaños. Pero a la chica no le gustó, ¿y qué crees que hizo? Lo tijereteó todo y lo echó al excusado. Claro que el vestido no se fue, por más que le jalara a la manija: se hizo una bola allá en el fondo, y no lo podían sacar, por lo que tuvieron  que empujarlo y gastar un titipuchal de agua, para que se fuera por el caño. Pero se atoró en el drenaje, junto con todas las demás porquerías, y formó un verdadero tapón en el punto donde se junta con el drenaje principal de la vecindad. El vestido no lo pudieron sacar, porque estaba hecho garras, atorado en cuanta saliente encontró a su paso. La única solución que se les ocurrió fue echar al drenaje muchos litros de destapacaños. Pero ni eso logró deshacerlo, y tuvieron que echar algunas botellas de ácido sulfúrico. “Eso lo deshace todo”, dijo un chavo que estudia química.  Sí, lo deshizo; pero también deshizo parte del tubo de drenaje, así que a ver cómo les va cuando vuelva a llover. Eso de que deshicieron parte del tubo se lo callaron, para que así, cuando llegue el problema (que llegará, no tengas la menor duda) puedan culpar al portero. Con esas letras lo dijo el del 28, que no se puede ver con el portero. Y todos estuvieron  de acuerdo (salvo los guaruras; pero esos nunca dicen nada, ni en un sentido ni en otro). Las viviendas de la planta baja tardaron varios días en secarse, y los que viven ahí tuvieron que acomodarse en otras viviendas mientras tanto. Pero todos se mostraron solidarios, y los ayudaron con gusto. Por primera vez, no se puede culpar al portero de nada. Lo que hay que ver. Te quiere, Cocatú 1 Contexto: Un alienígena llega a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 225" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-225" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-21 07:54:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 12:54:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65623" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#17775 (24) { ["ID"]=> int(65923) ["post_author"]=> string(3) "154" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-26 13:24:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-26 18:24:35" ["post_content"]=> string(5227) "El 20 de mayo se celebró el quinto centenario de la conversión de san Ignacio de Loyola. Hubo una celebración solemne de la apertura del Año Ignaciano 2021-2022, coincidiendo con el quinto centenario del episodio histórico que da comienzo a la conversión del santo, cuando el 20 de mayo de 1521 Ignacio de Loyola cae herido en la defensa del castillo de Pamplona. Asistió el Padre General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa SJ En México, la Provincia mexicana de la Compañía de Jesús llevó a cabo una misa solemne de Apertura del Año Ignaciano, desde el Templo del Verbo Encarnado y la Sagrada Familia (Col. Roma, CDMX). Presidió el P. Provincial Luis Gerardo Moro Madrid, S.J. (El evento se transmitió por www.facebook.com/jesuitasenmexico). La Compañía de Jesús es la orden católica masculina más numerosa en el mundo. Alberga a casi 16 000 miembros en el planeta, repartidos en 69 Provincias, cinco regiones independientes y seis dependientes. América Latina cuenta con 1056 jesuitas en las seis Provincias de la Asistencia Meridional y 1058 en las Provincias de la Asistencia Septentrional, totalizando 2114 miembros, 13% del total de la Compañía. La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús se distribuye en 56 comunidades a lo largo del país, con más de 300 jesuitas. La Compañía de Jesús fue fundada en 1540 por San Ignacio de Loyola, con la aprobación del Papa Pablo III. Ignacio de Loyola había reunido a su alrededor a un grupo de hombres dinámicos y bien educados, que no deseaban más que ayudar a otros a encontrar a Dios en sus vidas. El plan original de Ignacio era que los jesuitas fueran misioneros itinerantes, que predicaran y administraran los sacramentos allí donde hubiera esperanzas de lograr el bien mayor. Los apostolados más distintivos de la Compañía son el trabajo “en los lugares de frontera” (con indígenas, obreros, presos, refugiados), la promoción de los derechos humanos (que ha implicado la persecución y el asesinato de algunos de sus miembros), el apostolado intelectual y la educación. Educación La Compañía de Jesús ha conformado el más grande proyecto global de educación universitaria de la historia. Actualmente, alrededor de un millón y medio de estudiantes acuden a más de 230 universidades de la red jesuita en todos los continentes. Hoy se cuenta con más de 2300 colegios en la red jesuita, en colaboración con un gran número de laicos y con otros compañeros religiosos. Se educan a más de 2 millones de estudiantes procedentes de contextos religiosos, culturales, sociales y lingüísticos de todo tipo, en los cinco continentes y en más de 70 países. En México se cuenta con seis colegios y el Sistema Universitario Jesuita que agrupa a ocho instituciones de educación superior. Los jesuitas administran las siguientes Obras Internacionales: Apostolado de la Oración, Vatican News, Servicio Jesuita a Refugiados, Comunidad de Vida Cristiana (CVX), Observatorio Vaticano. Compañía de Jesús en México Enviados por san Francisco de Borja, tercer superior general de la Compañía de Jesús, los jesuitas llegan a tierras mexicanas el 9 de septiembre de 1572. Es un grupo de 15 religiosos bajo las órdenes del padre Pedro Sánchez, primer superior provincial de la Provincia Mexicana de la Compañía. Ya establecidos en la capital del virreinato novohispano, Sánchez promueve la fundación de un colegio-seminario en 1573. Ese mismo año comienzan a recibirse a los primeros novicios. Para finales del siglo XVI, los jesuitas ya estaban establecidos en Ciudad de México, Pátzcuaro, Oaxaca, Puebla, Valladolid (actual Morelia), Zacatecas y Guadalajara, en donde han fundado colegios e iniciado ministerios pastorales. También han iniciado misiones en regiones de Sinaloa, Durango, Coahuila, Zacatecas y San Luis Potosí. Durante el siglo XVII y XVIII los jesuitas en la Nueva España amplían su presencia misionera en Chihuahua (Sierra Tarahumara), Sonora, Baja California y Nayarit. En 1767 el monarca español Carlos III decretó la expulsión de los casi 5000 jesuitas que se encontraban en todos los territorios bajo su autoridad, medida que se fue ejecutando en la América española y las Filipinas durante los meses siguientes. En ese momento había 680 jesuitas en la Nueva España.  En la actualidad, los jesuitas en México desarrollan su misión en Tijuana, Nogales, Chihuahua, Sierra Tarahumara, Torreón, Parras, Monterrey, Tampico, Guadalajara, Puente Grande (Jalisco), Ciudad Guzmán, León, Ciudad de México, Puebla, Oaxaca, Jaltepec (Oaxaca), Tatahuicapan (Veracruz), Huayacocotla (Veracruz), Mérida, Arena (Chiapas), Bachajón (Chiapas), Frontera Comalapa (Chiapas)." ["post_title"]=> string(39) "La conversión de San Ignacio de Loyola" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(38) "la-conversion-de-san-ignacio-de-loyola" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-26 13:24:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-26 18:24:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65923" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#17821 (24) { ["ID"]=> int(65623) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2021-05-21 07:53:35" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 12:53:35" ["post_content"]=> string(4955) "Querida Tora1: Tuvimos un problema bastante grave en la vecindad, el otro día que llovió. Es que las coladeras no se daban abasto, y el agua subió hasta metro y medio, inundando todas las viviendas de la planta baja. Con decirte que algunos muebles andaban flotando en el patio, y los vecinos se los peleaban: unos porque decían que eran suyos, y otros afirmando que ya les pertenecían por derecho de conquista. Imagínate la que se armó. Yo enseguida me dije: otra hazaña del portero. Pero no encontraba por dónde ni cómo ni por qué. Por eso mismo, me puse a investigar, mientras el portero y sus guaruras encarcelaban a los vecinos más rijosos. Sí, dije “encarcelaban”. Pero a falta de cárcel los metían en la vivienda 59, al fondo de la vecindad, que está totalmente deteriorada y llena de animales de muchas patas, con la intención de que se sosegaran. Eso lo lograron con  creces, porque el del 37 llevaba un pomo, y se puso a invitar a todos, y al rato ya estaban abrazándose y cantando “La Negra”. No cabe duda que el procedimiento fue bueno. Pero a lo que iba. Tuve que esperar unos días a que bajara el agua, para poder examinar las coladeras, porque estaba seguro de que ahí encontraría la explicación. Lo primero que encontré, en la coladera más grande del patio, fue un libro. Así como lo lees: un libro completo, con muchas páginas y cubiertas duras que, aunque deteriorado por el agua, había tapado ese desagüe. Me extrañó, porque el portero no es muy afecto a los libros (por lo menos, yo no he visto ninguno en la portería; y, mucho menos “Don Quijote de La Mancha”). Había que investigar más. Entonces, me fui metiendo a diversas viviendas. Y en el 38 oí a la señora discutiendo con  su hijo mayor, que lo habían  reprobado porque no podía entregar un trabajo de Literatura. Y el muchacho se defendía diciendo que cómo iba a leer un libro de más de mil páginas, que trataba de cosas sucedidas hace muchos años. Eso me llamó la atención, y me quedé un rato en el 38. Luego oí que el chavo hablaba con un cuate, y le decía que él había tirado el libro a la coladera para no tener siquiera la tentación de leerlo. ¿Te imaginas? Con lo que le debe haber costado el libro a la mamá. Y además, contribuyó a la inundación de la vecindad, porque no sabes el trabajo que costó a los guaruras sacarlo de la coladera. Luego me di cuenta de que muchos tiraban a las coladeras cosas grandes y duras, que seguramente se quedaban atoradas en los tubos. Pero lo peor fue en el 43. Ahí, a la chava más joven le habían regalado un  vestido para su cumpleaños. Pero a la chica no le gustó, ¿y qué crees que hizo? Lo tijereteó todo y lo echó al excusado. Claro que el vestido no se fue, por más que le jalara a la manija: se hizo una bola allá en el fondo, y no lo podían sacar, por lo que tuvieron  que empujarlo y gastar un titipuchal de agua, para que se fuera por el caño. Pero se atoró en el drenaje, junto con todas las demás porquerías, y formó un verdadero tapón en el punto donde se junta con el drenaje principal de la vecindad. El vestido no lo pudieron sacar, porque estaba hecho garras, atorado en cuanta saliente encontró a su paso. La única solución que se les ocurrió fue echar al drenaje muchos litros de destapacaños. Pero ni eso logró deshacerlo, y tuvieron que echar algunas botellas de ácido sulfúrico. “Eso lo deshace todo”, dijo un chavo que estudia química.  Sí, lo deshizo; pero también deshizo parte del tubo de drenaje, así que a ver cómo les va cuando vuelva a llover. Eso de que deshicieron parte del tubo se lo callaron, para que así, cuando llegue el problema (que llegará, no tengas la menor duda) puedan culpar al portero. Con esas letras lo dijo el del 28, que no se puede ver con el portero. Y todos estuvieron  de acuerdo (salvo los guaruras; pero esos nunca dicen nada, ni en un sentido ni en otro). Las viviendas de la planta baja tardaron varios días en secarse, y los que viven ahí tuvieron que acomodarse en otras viviendas mientras tanto. Pero todos se mostraron solidarios, y los ayudaron con gusto. Por primera vez, no se puede culpar al portero de nada. Lo que hay que ver. Te quiere, Cocatú 1 Contexto: Un alienígena llega a la Ciudad de México y, convertido en gato, llega a vivir a una vecindad. Le escribe a Tora, en su planeta natal, sus impresiones sobre lo que ve en ese lugar. Su correspondencia tiene algo de crítica social y toques de humor" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 225" ["post_excerpt"]=> string(0) "" ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(4) "open" ["ping_status"]=> string(4) "open" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-225" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2021-05-21 07:54:35" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2021-05-21 12:54:35" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=65623" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(17) ["max_num_pages"]=> float(9) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "b22f03bb4201455c0ab06fa3df48db53" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }
CARTAS A TORA

CARTAS A TORA 225

Querida Tora1: Tuvimos un problema bastante grave en la vecindad, el otro día que llovió. Es que las coladeras no se daban...

mayo 21, 2021

La conversión de San Ignacio de Loyola

El 20 de mayo se celebró el quinto centenario de la conversión de san Ignacio de Loyola. Hubo una celebración solemne de...

mayo 26, 2021




Más de categoría

No me esperes despierta... 

De pronto, patria, vértigo y angustia, Miedo, distancia, huecos y vacíos, De pronto lágrimas… Todo se disipa al ver...

junio 17, 2021
CARTAS A TORA 228

CARTAS A TORA 228

Querida Tora 1: Fíjate que en el King’s el servicio está de lo peor y los empleados, cada día...

junio 11, 2021
LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR 

LOS ROSTROS DEL ARTE POPULAR 

Tantoyuca, Ver.- Flaviana, mujer generosa, entre canastos coloridos y grillos pintados sueña con una casa de block, pero todo...

junio 10, 2021

¿Quién fue Ernesto Blunac?

Desfallecientes se mostraban ya las postreras ventiscas invernales de 1875, cuando se hallaba de regreso en La Paz el...

junio 9, 2021