‘Birth Wars’, documental que retrata la partería en México

Birth Wars (2019) es un documental que retrata la dificil labor de las parteras en Mexico y los retos que enfrentan para asegurar que las mujeres tengan un parto digno. La película estará disponible sin costo en...

27 de octubre, 2020 Partería

Birth Wars (2019) es un documental que retrata la dificil labor de las parteras en Mexico y los retos que enfrentan para asegurar que las mujeres tengan un parto digno.

La película estará disponible sin costo en México del cinco al 12 de noviembre en FilminLatino y Cinépolis Klic, y posteriormente mediante pago bajo la modalidad video on demand.

La difusión de Birth Wars forma parte de la apuesta de Ambulante, el festival mexicano de documentales, por promover trabajos de este tipo que hablen sobre la maternidad deseada, elegida y empoderada como parte de su nueva programación.

A través del seguimiento de parteras y de personal médico en cuatro estados de México —Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Chiapas— Birth Wars contrasta dos mundos encargados del mismo objetivo: proteger la salud de las madres y dar a luz a sus hijos.

Parteras

La película explora cómo tender puentes entre estos dos mundos podría mejorar la experiencia de embarazo y de parto de las mujeres, reducir intervenciones quirúrgicas inecesarias y salvar vidas.

Janet Jarman, directora y productora del documental, comentó para Ambulante que hay evidencia en todo el mundo de que “las parteras —ya sea que trabajen dentro o fuera de un hospital— generan un gran beneficio tanto para las mujeres como para los médicos, desde ofrecer una experiencia más humanizada del parto hasta contribuir a bajar la mortalidad materna y neonatal”.

Documental de Greta Thunberg llegará al FICM

Comentarios


object(WP_Query)#16256 (51) { ["query"]=> array(5) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31317) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-09-2022" ["before"]=> string(10) "01-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } } ["query_vars"]=> array(65) { ["cat"]=> int(14) ["posts_per_page"]=> int(2) ["orderby"]=> string(4) "rand" ["post__not_in"]=> array(1) { [0]=> int(31317) } ["date_query"]=> array(1) { [0]=> array(3) { ["after"]=> string(10) "03-09-2022" ["before"]=> string(10) "01-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) } } ["error"]=> string(0) "" ["m"]=> string(0) "" ["p"]=> int(0) ["post_parent"]=> string(0) "" ["subpost"]=> string(0) "" ["subpost_id"]=> string(0) "" ["attachment"]=> string(0) "" ["attachment_id"]=> int(0) ["name"]=> string(0) "" ["pagename"]=> string(0) "" ["page_id"]=> int(0) ["second"]=> string(0) "" ["minute"]=> string(0) "" ["hour"]=> string(0) "" ["day"]=> int(0) ["monthnum"]=> int(0) ["year"]=> int(0) ["w"]=> int(0) ["category_name"]=> string(18) "cultura-para-todos" ["tag"]=> string(0) "" ["tag_id"]=> string(0) "" ["author"]=> string(0) "" ["author_name"]=> string(0) "" ["feed"]=> string(0) "" ["tb"]=> string(0) "" ["paged"]=> int(0) ["meta_key"]=> string(0) "" ["meta_value"]=> string(0) "" ["preview"]=> string(0) "" ["s"]=> string(0) "" ["sentence"]=> string(0) "" ["title"]=> string(0) "" ["fields"]=> string(0) "" ["menu_order"]=> string(0) "" ["embed"]=> string(0) "" ["category__in"]=> array(0) { } ["category__not_in"]=> array(0) { } ["category__and"]=> array(0) { } ["post__in"]=> array(0) { } ["post_name__in"]=> array(0) { } ["tag__in"]=> array(0) { } ["tag__not_in"]=> array(0) { } ["tag__and"]=> array(0) { } ["tag_slug__in"]=> array(0) { } ["tag_slug__and"]=> array(0) { } ["post_parent__in"]=> array(0) { } ["post_parent__not_in"]=> array(0) { } ["author__in"]=> array(0) { } ["author__not_in"]=> array(0) { } ["ignore_sticky_posts"]=> bool(false) ["suppress_filters"]=> bool(false) ["cache_results"]=> bool(true) ["update_post_term_cache"]=> bool(true) ["lazy_load_term_meta"]=> bool(true) ["update_post_meta_cache"]=> bool(true) ["post_type"]=> string(0) "" ["nopaging"]=> bool(false) ["comments_per_page"]=> string(2) "50" ["no_found_rows"]=> bool(false) ["order"]=> string(0) "" } ["tax_query"]=> object(WP_Tax_Query)#16260 (6) { ["queries"]=> array(1) { [0]=> array(5) { ["taxonomy"]=> string(8) "category" ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" ["operator"]=> string(2) "IN" ["include_children"]=> bool(true) } } ["relation"]=> string(3) "AND" ["table_aliases":protected]=> array(1) { [0]=> string(21) "rt_term_relationships" } ["queried_terms"]=> array(1) { ["category"]=> array(2) { ["terms"]=> array(1) { [0]=> int(14) } ["field"]=> string(7) "term_id" } } ["primary_table"]=> string(8) "rt_posts" ["primary_id_column"]=> string(2) "ID" } ["meta_query"]=> object(WP_Meta_Query)#16258 (9) { ["queries"]=> array(0) { } ["relation"]=> NULL ["meta_table"]=> NULL ["meta_id_column"]=> NULL ["primary_table"]=> NULL ["primary_id_column"]=> NULL ["table_aliases":protected]=> array(0) { } ["clauses":protected]=> array(0) { } ["has_or_relation":protected]=> bool(false) } ["date_query"]=> object(WP_Date_Query)#16259 (5) { ["queries"]=> array(4) { [0]=> array(6) { ["after"]=> string(10) "03-09-2022" ["before"]=> string(10) "01-10-2022" ["inclusive"]=> bool(true) ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["column"]=> string(9) "post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["relation"]=> string(3) "AND" } ["relation"]=> string(3) "AND" ["column"]=> string(18) "rt_posts.post_date" ["compare"]=> string(1) "=" ["time_keys"]=> array(14) { [0]=> string(5) "after" [1]=> string(6) "before" [2]=> string(4) "year" [3]=> string(5) "month" [4]=> string(8) "monthnum" [5]=> string(4) "week" [6]=> string(1) "w" [7]=> string(9) "dayofyear" [8]=> string(3) "day" [9]=> string(9) "dayofweek" [10]=> string(13) "dayofweek_iso" [11]=> string(4) "hour" [12]=> string(6) "minute" [13]=> string(6) "second" } } ["request"]=> string(503) " SELECT SQL_CALC_FOUND_ROWS rt_posts.ID FROM rt_posts LEFT JOIN rt_term_relationships ON (rt_posts.ID = rt_term_relationships.object_id) WHERE 1=1 AND ( ( rt_posts.post_date >= '2022-09-03 00:00:00' AND rt_posts.post_date <= '2022-10-01 00:00:00' ) ) AND rt_posts.ID NOT IN (31317) AND ( rt_term_relationships.term_taxonomy_id IN (14) ) AND ((rt_posts.post_type = 'post' AND (rt_posts.post_status = 'publish'))) GROUP BY rt_posts.ID ORDER BY RAND() LIMIT 0, 2 " ["posts"]=> array(2) { [0]=> object(WP_Post)#16257 (24) { ["ID"]=> int(83427) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content"]=> string(4533) "Querida Tora: El otro día me pegó muy fuerte la nostalgia, y me fui a ver la nave en la que llegué a este planeta. Te acuerdas de que tuve problemas al final del viaje y que aterricé en un museo de arte moderno, ¿verdad? Pues allí quedó la nave, y era la primera vez que iba a verla. Ya la pusieron en un lugar de honor en los jardines del museo, de manera que se ve en cuanto entras. Yo la vi muy bonita, no te voy a mentir. Pero lo que de verdad me sorprendió es que tiene un rótulo que dice “Elevación  del Alma al Abandonar el Cuerpo, Desde el Punto de Vista Ateo”. Eso me hizo pensar, y pronto concluí que la han tomado por una escultura moderna de cierta importancia; porque, si no, la habrían arrumbado por ahí, en algún almacén. El título lo entiendo (Más o menos), pero me sorprende que le hayan dado un sentido esotérico; sobre todo, porque los funcionarios públicos (Y casi todos los que exponen allí son, en el fondo, funcionarios públicos) deben ser (De hecho, aunque no de derecho) irreligiosos. Así que me quedé en el museo, para pensar detenidamente en el asunto. Allí se está muy bien al sol, con poca gente (En ese momento no hay exposiciones de ninguno de los artistas taquilleros del país). Estuve pensando mucho rato, pero no llegué a ninguna conclusión. Sin embargo, oí una conversación de los empleados de limpieza, que me resultó muy ilustrativa. Una de ellas, una mujer por cierto, que parecía muy enterada de todo lo que pasaba ahí, dijo que el director del museo había visto la “escultura” en una ocasión, y que se mostró muy impresionado. Preguntó por el autor, y le contestaron que nadie lo conocía, que no sabían cómo la escultura había llegado allí ni por qué. Entonces, el director se encerró con los principales miembros del Consejo Directivo, y estuvieron varias horas hablando. Y cuando salieron, el director anunció que el museo tenía una invitación para enviar esculturas a un concurso que se iba a celebrar en un país muy lejano, que tiene muy buena prensa en cuanto a arte se refiere, y que el museo no contaba con ninguna pieza digna de entrar al concurso; y que, por lo tanto, había decidido enviar la pieza incógnita (Así le llamó a la nave, figúrate). Pero como no podía enviar una pieza de autor desconocido, iba a decir que era suya. Todos le aplaudieron. Y luego, en privado, lo felicitaron por esa muestra de desprendimiento y de amor al arte y a su país al firmar con un nombre tan importante una pieza desconocida. Enviaron la nave tal como estaba, sucia por el viaje y hasta un poco oxidada. Y la “pieza” participó en el concurso, ganó el Primer Premio, el Segundo y el Tercero, y varias asociaciones artísticas de aquel país le entregaron reconocimientos y medallas. Y acababa de regresar aquí después de un viaje por varios museos importantísimos de todo el mundo. El director no había regresado todavía. El país anfitrión le envió dos boletos para que él y su esposa asistieran al evento; pero él exigió boletos para sus tres hijos, porque quería que los niños presenciaran el “emotivo momento” que se daría si la obra obtenía algún premio. Le dieron los tres boletos. Pero luego, el director logró que el gobierno de este país le otorgara una extensión para que durante el viaje de regreso pudiera visitar algunos importantes países como emisarios culturales de alta categoría (Eso de la “alta categoría” no sé cómo se lo creyeron, porque el mentado director no ha producido ni una sola obra de arte digna de tal nombre. Pero el presupuesto de este país da para eso y para mucho más). Total, que el museo está esperando al director y su corte para hacerle un recibimiento digno del embajador cultural tan importante en que se ha convertido, y ya están haciendo los preparativos para el evento. Yo no pienso asistir a la celebración, porque temo enfermarme al oir los discursos y presenciar el besamanos. Algún día se descubrirá la verdad y, como se dice vulgarmente, al freir será el reir. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 282" ["post_excerpt"]=> string(182) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-282" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83427" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } [1]=> object(WP_Post)#16224 (24) { ["ID"]=> int(83062) ["post_author"]=> string(3) "194" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-08 10:41:54" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-08 15:41:54" ["post_content"]=> string(5981) "Joe Eszterhas, nacido en Hungría en 1944, escribió varios guiones cinematográficos en la década de los ochenta; uno de ellos el de Flashdance, estelarizada por la morena de fuego Jennifer Beals. Fruto de esa exitosa producción fue que el también autor de Jagged Edge y Music Box, sacudió al mundo Hollywoodense en 1991 con los tres millones de dólares que cobró por un libreto llamado Basic Instinct. Aquel era el sueldo más alto jamás pagado a un guionista, hecho que cambió más de una cosa en el séptimo arte norteamericano, ya que de ahí en adelante los escritores disfrutaron de un protagonismo que no poseían. Basic Instinct quizá sea la cinta más vista del popular director holandés Paul Verhoeven (Robocop y Total Recall), galardonado en 2017 con el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera. Este superestreno de 1992, que está cumpliendo treinta años, presenta al gran Michael Douglas personificando a Nick Curran, un detective en plena pesquisa para localizar a la culpable de cometer el asesinato sexual de un famoso músico. La principal sospechosa de tan misterioso y brutal crimen es Catherine Trammel (Sharon Stone), una manipuladora y bisexual escritora, novia de la víctima, que no pierde tiempo en seducir a su acosador policiaco; ubicándolo, así, como protagonista de su próxima novela, al igual que lo hiciera con el ya extinto cantante de rock.           El detective Curran, dueño de un turbulento pasado, se dedica a acechar como perro bramante a la presunta criminal: en su mente adivina que esa rubia deslumbradora, que esa mítica bomba sexy de cara con gesto de “estoy dispuesta a todo”, es una auténtica asesina, pero las lujuriosas actividades amatorias que sostienen le impiden alejarse de ella. Este par de inestables y fogosos personajes que convirtieron la cama en un verdadero campo de maniobras eróticas, escandalizaron a la censura y a parte de la militancia feminista y homosexual del mundo noventero. La gota que derramó aquel vaso fue esa emblemática escena en la cual está contenido casi todo el éxito del filme; una imagen que pobló las más cachondas ensoñaciones juveniles de finales del siglo pasado; los escasos dos segundos (que se antojaban eternos), en los que la hermosa Sharon Stone, enfundada en un vestido blanco, cruza las piernas durante el interrogatorio policial enseñando generosa que no portaba ropa interior.          Basic Instinct fue una película revolucionaria, sin lugar a dudas; Eszterhas y Verhoeven le demostraron a la industria gringa, en ese tiempo aún más conservadora, que el sexo vende, y vende bien. Cosa en la que fallaron en su siguiente colaboración de nombre Showgirls      Protagonizada por Elizabeth Berkley (no pocos la recordarán cómo Jessie Spano  en la popular serie juvenil Saved By The Bell de la cadena NBC) y con el siempre antipático Kyle MacLachlan y la ardiente Gina Gershon en papeles secundarios, la película narra la historia de Nomi Malone, una impulsiva y ambiciosa joven provinciana recién llegada a Las Vegas, que pasa de ser una simple bailarina exótica de tugurio a convertirse –recurriendo a las mentiras y a los juegos sucios para lograr sus objetivos– en la atracción principal del espectáculo de un prestigioso casino. Con una trama improbable y torpe, saturada de escenas de alto voltaje erótico en las cuales la señorita Berkley (despojada de todo atuendo, simulando coitos y sosteniéndolos acuáticamente) mostraba que era dueña de un voluptuoso cuerpo que hipnotizaba, esta sex- travaganza que le costó 45 millones de dólares a la United Artist, fue diseñada para ser la primera superproducción hollywoodense con clasificación NC -17. Un proyecto francamente arriesgado, una idea que era, en sí, bastante descabellada. Lamentablemente la misma semana de su estreno, ese fervor, toda la excitación se derrumbó a tal nivel que resultó un severo fracaso en taquilla; aunque con el paso del tiempo, curiosamente, gozó de una aureola de película de culto, produciendo muy buenas ganancias en el mercado del DVD y el Blu Ray.      Hasta hoy, 27 años después de su estreno, circulan historias de que Joe Eszterhas culpa del rotundo fracaso del filme a su director, ya que según él, éste echó a perder todo por el vínculo sentimental, por la aventura amorosa que sostuvo con su estrella femenina. Nunca se confirmó el romance, Paul Verhoeven solo declaró que la cinta fue mero entretenimiento: "No plantea temas profundos”, concluyó en una entrevista. ​Ellos dos ya no volvieron a trabajar juntos…   " ["post_title"]=> string(60) "Verhoeven y Eszterhas: del éxito total al rotundo fracaso" ["post_excerpt"]=> string(134) "A 30 años de su estreno, “Bajos instintos” es un filme que sigue impactando en el imaginario erótico de miles de espectadores. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(56) "verhoeven-y-eszterhas-del-exito-total-al-rotundo-fracaso" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-08 10:41:54" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-08 15:41:54" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83062" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } } ["post_count"]=> int(2) ["current_post"]=> int(-1) ["in_the_loop"]=> bool(false) ["post"]=> object(WP_Post)#16257 (24) { ["ID"]=> int(83427) ["post_author"]=> string(1) "9" ["post_date"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_date_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content"]=> string(4533) "Querida Tora: El otro día me pegó muy fuerte la nostalgia, y me fui a ver la nave en la que llegué a este planeta. Te acuerdas de que tuve problemas al final del viaje y que aterricé en un museo de arte moderno, ¿verdad? Pues allí quedó la nave, y era la primera vez que iba a verla. Ya la pusieron en un lugar de honor en los jardines del museo, de manera que se ve en cuanto entras. Yo la vi muy bonita, no te voy a mentir. Pero lo que de verdad me sorprendió es que tiene un rótulo que dice “Elevación  del Alma al Abandonar el Cuerpo, Desde el Punto de Vista Ateo”. Eso me hizo pensar, y pronto concluí que la han tomado por una escultura moderna de cierta importancia; porque, si no, la habrían arrumbado por ahí, en algún almacén. El título lo entiendo (Más o menos), pero me sorprende que le hayan dado un sentido esotérico; sobre todo, porque los funcionarios públicos (Y casi todos los que exponen allí son, en el fondo, funcionarios públicos) deben ser (De hecho, aunque no de derecho) irreligiosos. Así que me quedé en el museo, para pensar detenidamente en el asunto. Allí se está muy bien al sol, con poca gente (En ese momento no hay exposiciones de ninguno de los artistas taquilleros del país). Estuve pensando mucho rato, pero no llegué a ninguna conclusión. Sin embargo, oí una conversación de los empleados de limpieza, que me resultó muy ilustrativa. Una de ellas, una mujer por cierto, que parecía muy enterada de todo lo que pasaba ahí, dijo que el director del museo había visto la “escultura” en una ocasión, y que se mostró muy impresionado. Preguntó por el autor, y le contestaron que nadie lo conocía, que no sabían cómo la escultura había llegado allí ni por qué. Entonces, el director se encerró con los principales miembros del Consejo Directivo, y estuvieron varias horas hablando. Y cuando salieron, el director anunció que el museo tenía una invitación para enviar esculturas a un concurso que se iba a celebrar en un país muy lejano, que tiene muy buena prensa en cuanto a arte se refiere, y que el museo no contaba con ninguna pieza digna de entrar al concurso; y que, por lo tanto, había decidido enviar la pieza incógnita (Así le llamó a la nave, figúrate). Pero como no podía enviar una pieza de autor desconocido, iba a decir que era suya. Todos le aplaudieron. Y luego, en privado, lo felicitaron por esa muestra de desprendimiento y de amor al arte y a su país al firmar con un nombre tan importante una pieza desconocida. Enviaron la nave tal como estaba, sucia por el viaje y hasta un poco oxidada. Y la “pieza” participó en el concurso, ganó el Primer Premio, el Segundo y el Tercero, y varias asociaciones artísticas de aquel país le entregaron reconocimientos y medallas. Y acababa de regresar aquí después de un viaje por varios museos importantísimos de todo el mundo. El director no había regresado todavía. El país anfitrión le envió dos boletos para que él y su esposa asistieran al evento; pero él exigió boletos para sus tres hijos, porque quería que los niños presenciaran el “emotivo momento” que se daría si la obra obtenía algún premio. Le dieron los tres boletos. Pero luego, el director logró que el gobierno de este país le otorgara una extensión para que durante el viaje de regreso pudiera visitar algunos importantes países como emisarios culturales de alta categoría (Eso de la “alta categoría” no sé cómo se lo creyeron, porque el mentado director no ha producido ni una sola obra de arte digna de tal nombre. Pero el presupuesto de este país da para eso y para mucho más). Total, que el museo está esperando al director y su corte para hacerle un recibimiento digno del embajador cultural tan importante en que se ha convertido, y ya están haciendo los preparativos para el evento. Yo no pienso asistir a la celebración, porque temo enfermarme al oir los discursos y presenciar el besamanos. Algún día se descubrirá la verdad y, como se dice vulgarmente, al freir será el reir. Te quiere Cocatú" ["post_title"]=> string(17) "CARTAS A TORA 282" ["post_excerpt"]=> string(182) "Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas a Tora, su amada, quien lo espera en una galaxia no muy lejana. " ["post_status"]=> string(7) "publish" ["comment_status"]=> string(6) "closed" ["ping_status"]=> string(6) "closed" ["post_password"]=> string(0) "" ["post_name"]=> string(17) "cartas-a-tora-282" ["to_ping"]=> string(0) "" ["pinged"]=> string(0) "" ["post_modified"]=> string(19) "2022-09-16 11:37:41" ["post_modified_gmt"]=> string(19) "2022-09-16 16:37:41" ["post_content_filtered"]=> string(0) "" ["post_parent"]=> int(0) ["guid"]=> string(35) "https://ruizhealytimes.com/?p=83427" ["menu_order"]=> int(0) ["post_type"]=> string(4) "post" ["post_mime_type"]=> string(0) "" ["comment_count"]=> string(1) "0" ["filter"]=> string(3) "raw" } ["comment_count"]=> int(0) ["current_comment"]=> int(-1) ["found_posts"]=> int(19) ["max_num_pages"]=> float(10) ["max_num_comment_pages"]=> int(0) ["is_single"]=> bool(false) ["is_preview"]=> bool(false) ["is_page"]=> bool(false) ["is_archive"]=> bool(true) ["is_date"]=> bool(false) ["is_year"]=> bool(false) ["is_month"]=> bool(false) ["is_day"]=> bool(false) ["is_time"]=> bool(false) ["is_author"]=> bool(false) ["is_category"]=> bool(true) ["is_tag"]=> bool(false) ["is_tax"]=> bool(false) ["is_search"]=> bool(false) ["is_feed"]=> bool(false) ["is_comment_feed"]=> bool(false) ["is_trackback"]=> bool(false) ["is_home"]=> bool(false) ["is_privacy_policy"]=> bool(false) ["is_404"]=> bool(false) ["is_embed"]=> bool(false) ["is_paged"]=> bool(false) ["is_admin"]=> bool(false) ["is_attachment"]=> bool(false) ["is_singular"]=> bool(false) ["is_robots"]=> bool(false) ["is_favicon"]=> bool(false) ["is_posts_page"]=> bool(false) ["is_post_type_archive"]=> bool(false) ["query_vars_hash":"WP_Query":private]=> string(32) "9d1d05d060a9257000778b33b4a053bd" ["query_vars_changed":"WP_Query":private]=> bool(false) ["thumbnails_cached"]=> bool(false) ["stopwords":"WP_Query":private]=> NULL ["compat_fields":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(15) "query_vars_hash" [1]=> string(18) "query_vars_changed" } ["compat_methods":"WP_Query":private]=> array(2) { [0]=> string(16) "init_query_flags" [1]=> string(15) "parse_tax_query" } }

CARTAS A TORA 282

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Todos los días le escribe cartas...

septiembre 16, 2022

Verhoeven y Eszterhas: del éxito total al rotundo fracaso

A 30 años de su estreno, “Bajos instintos” es un filme que sigue impactando en el imaginario erótico de miles de espectadores. 

septiembre 8, 2022




Más de categoría
CARTAS A TORA 270

CARTAS A TORA 284

Cocatú, un alienígena en forma de gato, llega a vivir a una vecindad de la CDMX. Diario le escribe...

septiembre 30, 2022

Ar Gorle, occidente de Bretaña

“Aunque uno sepa que hasta los remotos / confines de los piélagos ignotos / le seguirá el cortejo de...

septiembre 29, 2022

Un domingo común

Breve cuento de terror.

septiembre 29, 2022