Se encuentra usted aquí

Reporte 79

Martes, 04 de Diciembre 2018 - 14:15

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

reporte.jpg

El esperado y ansiado día llegó, el pasado 1 de diciembre se realizó el protocolo que oficializó la toma de poder de quien ya es el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos para el periodo 2018-2024 (o lo que suceda primero) y el mar de información no se hizo esperar. El día domingo los principales diarios de circulación nacional e internacional se inundaron de imágenes, frases y coberturas especiales; sin duda, un hecho histórico que marca un cambio de paradigma sin juzgar que sea para bien o para mal, simplemente lo es y como tal, deberemos adaptarnos a las nuevas circunstancias o morir en el intento (sí, ya lo dije en otra colaboración) porque ese es el fundamento del cambio y por eso también considero que no se puede ir hacia adelante mirando al pasado, tal como creo que lo hace nuestro nuevo dirigente al incluir en su imagen institucional de gobierno a célebres personajes históricos que representan tan sólo una parte de la historia de nuestro país pero dudo que eso le quite el sueño al titular del ejecutivo.

Siguiendo con el reporte del “día después” quiero decir que mi señor padre es absolutamente seguidor del señor López Obrador, en familia tuvimos extensas diferencias cuando él se proponía defender su posición aunque nunca nos costó el vínculo familiar ni mucho menos (y si, también hay priístas y panistas); el asunto es que sí me causó un poco de ternura (por llamarlo de alguna forma) que a pesar de la circunstancia de salud mental por la que atraviesa y de que su cerebro ya no registra los hechos con exactitud, haya tenido la posibilidad de ver en televisión en vivo (por la transmisión simultánea) y a todo color, recibir la banda presidencial a quien él ha considerado el Presidente del cambio desde hace muchos años, porque al margen de que su afiliación sea errónea o acertada la vida nos permite darnos el gusto de presenciar ciertos hechos que nos marcan y sin duda, esto lo ha marcado para el tiempo que le quede en este mundo y sí, lo disfruté tanto como él (a pesar de no estar convencida) tanto como disfruté ir en busca de sus periódicos para “tener por escrito e impreso” (palabras suyas) el acontecimiento pero también motivada por esa inercia que me dieron los años de estudio universitario de recopilar información, revisar distintas fuentes, analizar los discursos y crear un criterio propio; así que fue fácil ir en busca de lo que no representara “pan de lo mismo” y esto fue lo que encontré:

Pablo Hiriart - “Ni Peña Nieto ni Felipe Calderón pudieron asumir el mando en condiciones de normalidad” haciendo alusión a las violentas protestas que se dieron en su momento por la oposición (léase López Obrador) y por supuesto que hubo algo diferente en esta sucesión que llamó la atención de todos en México y en el mundo, por los distintos mensajes enviados no sólo en los discursos sino en los actos públicos.

Enrique Krauze – “Todos los mexicanos, los que votaron y no votaron por él, serán quienes juzguen su desempeño como presidente. Pero una cosa es clara: por sus hechos lo conocerán. La altura moral de un gobernante no se mide por la belleza abstracta de una ideas o principios. La altura moral de un gobernante se mide por la traducción concreta de sus ideas y principios.” Mucho fue lo que se comentó respecto a las frases de nuestro gobernante: “Me canso ganzo”, “Yo ya no me pertenezco”, “El cambio será profundo y radical, estamos ante un cambio de régimen político” entre otras.

Juan E. Pardinas – “Faltan cifras y espacio editorial para enunciarlas (estadísticas). No son datos neoliberales o neoecheverristas, son sólo un primer inventario de estrellas para seguir la ruta de navegación del nuevo sexenio.” Los números fríos y tajantes como son, ocupan el primer pensamiento de quienes desmenuzan desde campaña, la realidad en la que está inmerso el país y en consecuencia, todos los ciudadanos. ¿Seis años de mandato lograrán transformar las cifras para bien?

Tatiana Clouthier – “A los que están en contra les pedimos paciencia, que nos den oportunidad” ¿Cuánto tiempo de paciencia será lo correcto: ¿seis meses tal vez, un año o un sexenio? Todo cambio requiere de tiempo para implementarse y arrojar resultados pero los mexicanos ¿seremos lo suficientemente pacientes para verlo llegar, el país lo resistirá?

Termino con una frase para reflexionar: “Populista es la persona que predica ideas que sabe falsas, entre personas que sabe idiotas” – Henry Louis Mencken / Periodista, Editor y Crítico Social (1880 – 1956)

 


Leer también


Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis