Se encuentra usted aquí

Reporte 79

Martes, 06 de Noviembre 2018 - 18:05

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

reporte-79_1.png

Nos acercamos a la recta final para cambio de titular en el poder ejecutivo y el panorama no parece muy alentador, los expertos en finanzas y economía ya nos alertan sobre los desajustes que sufriremos; a nivel de cancha, entre el desabasto de agua, el mega puente y el inminente fin de año, hay suficientes distractores flotando en el aire como para ignorar la transición que ya se está dando por debajo de la mesa. Lo anterior, sumado a la incertidumbre sobre el futuro que nos depara como nación.

Como siempre digo, este espacio no pretende hacer un análisis sesudo de la situación política pues para eso hay plumas mucho más expertas que la mía; sin embargo, mi visión como ciudadana es de que estamos viviendo tiempos que no dudo que otras generaciones hayan experimentado, al fin y al cabo todo es un ciclo pero este momento es diferente porque hay diversos temas en el tintero: feminicidios, corrupción, impunidad, consultas ciudadanas, estafas maestras y un largo etcétera. ¿Qué nos depara el destino?

Por salud mental y física, una buena opción es guardar la serenidad, no entrar en pánico y seguir haciendo lo que nos corresponde desde el entusiasmo y con buen ánimo, enfocados en resultados pues a final de cuentas, el bienestar integral en primera persona es una labor de todos los días y se consigue como resultado del esfuerzo, lo demás no depende de nosotros.

Mientras el cambio ocurre, sigamos padeciendo o agradezcamos las reparaciones de última hora que se están realizando en diversos puntos de la ciudad y área conurbada, apostemos para que en verdad los altos índices de inseguridad se vayan a la baja, que regrese la paz y tranquilidad en las plazas y espacios públicos y aunque parezca sueño guajiro: que  nos alcance el dinero porque no me dejará mentir cuando digo que todo empieza a subir como la espuma y deberemos pensar aún más en qué y cómo gastamos nuestros ingresos pues aunque no lo crea, ir al mercado popular del barrio siempre será más barato que ir al supermercado y en algunos, hasta aceptan tarjetas de crédito, débito y la tarjeta de pensiones de Sedesol y el Inapam. Así que un buen ejercicio para el cierre de año fiscal y empezar el que viene, es sanar las finanzas y analizar bien antes de comprar porque frente a lo que nos depara el destino hay que estar preparados y tener de donde echar mano por si los tiempos se ponen realmente difíciles porque además, si lo pensamos detenidamente, todo cuanto compramos va a parar a cuentas extranjeras, estamos rodeados de marcas que no son mexicanas ¿recuerda usted la campaña que se realizó a inicios del años para consumir lo hecho en México como protesta ante los ataques del mandatario de aquél lado? Sería buena idea retomarla con más fuerza.

La intención es que de verdad hagamos una reflexión y realicemos acciones a nuestro favor porque se avecinan tiempos difíciles en los que será necesario redoblar esfuerzos; en lo particular y como ya he escrito en colaboraciones anteriores, es necesario que regresemos la mirada a otras formas de consumo que nada tienen que ver con ir cada semana a las plazas comerciales, vestir ropa de marca o viajar en primera clase y si lo pensamos más a fondo, los pequeños comerciantes no tienen grandes expectativas porque todo se vende enlatado o empacado con fecha de caducidad, dejando de lado la comida que se prepara en las grandes cocinas o fondas y que representa ingresos para quienes la producen. Tenemos tarea por delante, los políticos, economistas y financieros deberían considerar que para algunos, el ingreso familiar depende sí y sólo sí del consumo local y un micro empresario no podrá prosperar si tiene por delante una enorme lista de impuestos por pagar, requisitos que cumplir, rentas que pagar, etc.

Los tiempos de crisis son oportunidades y no lo digo yo, de lo contrario, la humanidad ya se abría extinguido hace décadas.

¡Se los dejo de tarea!

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar