Se encuentra usted aquí

Reporte 79

Martes, 08 de Mayo 2018 - 15:00

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

cultura-politica.jpg

“A río revuelto, ganancia de pescadores” reza el refrán popular y en tiempos pre-electorales cae como anillo al dedo pues los candidatos buscan llevar agua a su cantarito traducidos en votos y los vivaces, aprovechan la incertidumbre política para hacerse de un lugar en la escalera burocrática. Esto, ocurre lo mismo en el contexto nacional que en el local y es que, si ocupar un puesto político o burocrático no tuviera algún tipo de ventajas, nadie se pelearía por estar “al servicio de los ciudadanos” o al menos, eso es lo que proyectan peleándose como mujeres en oferta departamental.

El lugar en el que vivo, una unidad habitacional con una población de 8,000 habitantes aproximadamente y dividida en tres secciones, existe una administración por sección que desde siempre ha tenido la fama de ser mal gestionada porque eventualmente, han ido vendiendo pequeñas fracciones de áreas verdes o abriendo estacionamientos en donde antes había jardines. La elección de administrador se da por Asamblea y elección pero también es común que asistan los seguidores de tal o cual candidato y sea el que gane por “mayoría”. El tema es que durante años, dichas elecciones pasaban de largo entre los habitantes pues las reglas no cambiaban: los condóminos pagan su cuota de mantenimiento y a cambio reciben servicios tales como: recolección de basura, limpieza de áreas comunes, poda, lavado de escaleras y entradas, desazolve de tuberías principales y mantenimiento en general de infraestructura. Con el surgimiento de los estacionamientos, este servicio fue adicional y con cuota propia, así funcionaron las cosas por muchos años hasta que de pronto, la Delegación empezó a poner el ojo en una zona que asegura una buena cantidad de votos y tras algunas negociaciones, han ido haciendo aportaciones comunitarias a través de campañas sociales.

La ley señala que el administrador sólo puede reelegirse un periodo pero no es clara en cuanto a dejar pasar uno o dos periodos y volver a postularse, de tal suerte que se han repetido más de dos veces en diferentes momentos; es decir, se van alternando y ocupan parte en los Comités o Comisiones. Este año, el cambio de administrador estuvo tanto o más álgido que el cambio de Presidente en México, hubo desacreditaciones, demandas al anterior, chismes, boicoteos, etc. La nueva administración ocupó el cargo a finales del mes de abril, una figura conocida, de la vieja guardia pero con el “colmillo retorcido” en cuanto a gestiones y enlaces políticos que ha traído ya a algunos candidatos a realizar actos propagandísticos; todo esto, en un ambiente de división entre los habitantes que no la querían por sus antecedentes de malos manejos, los que deseaban ocupar el cargo con “ayuda de los vecinos” al estilo de una comuna y los que sólo esperaban “barajar” los puestos para mover a los mismos de siempre entre las diferentes secciones. ¿Por qué tanto interés en una zona que adolece de una falta de pago de cuotas del 45% aproximadamente, con adeudos de seguro social y luz? ¿Con una población que en su mayoría corresponde a personas mayores de 70 años? Saque sus conclusiones. Y así como han llegado los candidatos a recolectar adeptos, la delincuencia se ha posicionado del lugar entre robo de autopartes, asalto a transeúnte y casa habitación, llegando al extremo del homicidio al interior de lo que se supone debería ser una zona privada sin presencia de personas extrañas y ajenas a la comunidad.

El efecto mariposa de las elecciones presidenciales en México, es palpable en todos los niveles y en todos los rincones del país. No tenemos una cultura política pero todo es un buen pretexto para politizar. El puente vehicular que se construye desde el año pasado no sólo no se ha entregado sino que está inconcluso, amenazando la desaparición de los estacionamientos que hace años se adaptaron en los camellones y que hoy, se han convertido en estandarte político porque representan “votos” para quien logre la mejor negociación con los usuarios. Todo cuenta, todo sirve, todo se puede convertir en un voto ¿quién da más?

2018-04-27_15-36-58.jpg
Número 17 - abril 2018
Descargar