Se encuentra usted aquí

Los ciudadanos sí podemos

Jueves, 02 de Agosto 2018 - 15:30

Autor

mauricio_tejeda-foto.jpg
Manuel Tejeda

Compartir

ciudadanos-proactivos.jpg

Esta es una propuesta para ser reflexionada. Todos los mexicanos nos quejamos y criticamos que los diferentes gobiernos, tanto federales, estatales y municipales nos roban y dejan a este país en bancarrota cada sexenio y que todos los políticos son miembros del clan de Alí Babá.

La mayoría de los ciudadanos piensan que no podemos hacer nada porque estamos en manos de los políticos. Con esta idea, tendríamos una buena parte del mango del sartén.

Lo que propongo es que todas las obras de infraestructura media o de baja densidad que se lleven acabo en cualquier ciudad la de la república mexicana (como ejemplo, la obra del ecoducto en la CDMX), las lleve a cabo un organismo social o la iniciativa privada desde su inicio hasta su terminación.

Porque el proyecto del ecoducto inició como propuesta ciudadana que se presentó ante las autoridades de la CDMX, donde fue estudiada y evaluada para ver si era viable, y qué beneficios traería para la ciudad. Después de varios años, el gobierno de la CDMX aprobó dicha obra y se realizó.

El detalle es que el mismo gobierno se encargó de la realización de esta obra. Ésto conlleva a que todos empezaron a decir que cuánto dinero se robaron y se están robando, porque una obra que dijeron se llevaría dos años, ahora dicen que la terminación llevará más tiempo y por consecuencia, más dinero; ¿y de dónde creen que van a salir estos recursos? Pues de nuestros impuestos.

Por lo cual, si una obra de mejoramiento o de remodelación a la infraestructura urbana fuera supervisada y a cargo de alguna organización civil o de la iniciativa privada, éstos solo recibirían el recurso que está presupuestado para su realizacióny tendrían las mismas obligaciones y condiciones que “se impone el mismo gobierno”, con la diferencia de que aquí sí se tendría que cumplir en tiempo y forma, sin dejar de tener supervisión del mismo gobierno y teniendo que rendir cuentas de lo gastado, y de igual manera reportarlo al IFAI para que sea totalmente trasparente. Quedando entendido que si la obra necesita más recursos para su terminación, éstos los tendrían que conseguir por medio de donaciones o de aportaciones de la misma ciudadanía o de la iniciativa privada –que no tendría que costar más, ya que se supone que está todo contemplado–.

Pienso que de esta forma, la ciudadanía participaría y se involucraría más en su entorno de vida y procuraría más estas obras.

Posteriormente, el mantenimiento o mejoramiento de esta obra seguiría a cargo de la organización que la llevó a cabo. Y se repetiría la forma en la cual el gobierno aporte del presupuesto asignado y el resto serían de aportaciones privadas. Estoy consciente que el mecanismo de todo esto no es fácil, pero considero que tampoco es imposible.

Basta con el compromiso de las partes involucradas y planificar bien las cosas para que se pueda llevar a cabo una situación así. En este sentido, hay muchas más cosas en las cuales los ciudadanos podemos ser más participativos y proactivos para hacer un de este un mejor país. Involucrándonos más, seremos mejores cuidadanos y seres humanos.

No hay que dejar que los políticos o funcionarios públicos sigan con el libertinaje que nosotros mismos les hemos otorgado.

Es momento de ser proactivos, esperando que en algún momento, estas buenas intenciones se conviertan en una realidad.

Saludos a todos.

acrord32_2018-09-18_14-50-29.jpg
Número 21 - septiembre 2018
Descargar