Se encuentra usted aquí

Las pequeñas cosas

Jueves, 29 de Noviembre 2018 - 14:50

Autor

foto-elizabeth_cruz.jpg
Elizabeth Cruz Ramírez

Compartir

las_pequenas_cosas.png

“Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad”. - Winston Churchill (1874-1965)

Ese momento o circunstancia oportunos o convenientes para algo llamado oportunidad implica estar alertas, presentes en el aquí y en el ahora para saber detectar una oportunidad aún ante lo que puede parecer la peor experiencia en la vida. Así como un hombre o mujer de negocios le encuentran el signo de pesos a todo, un hombre o mujer con atención plena pueden identificar una oportunidad o crearla aún en las peores circunstancias.

Las oportunidades no crecen en los árboles pero sí que pueden crearse y si sabemos aprovecharlas en el momento preciso se convierten en “un garbanzo de a libra”, el wlmwmdwmgropmgrp está en saber darle vuelta a la página o como diría célebre personaje: “verlo por el lado amable” y convertir un mal momento en la punta de lanza para una idea genial. El asunto es que no somos formados para crear oportunidades o aprovecharlas sino para ser oportunistas (en un sentido peyorativo) y de ahí surge otra frase célebre: “El que no tranza, no avanza.”

El próximo sábado 1º. de diciembre tomará posesión el presidente 67 de México, Andrés Manuel López Obrador, es un hecho histórico no sólo por sus implicaciones políticas y sociales sino porque implica un cambio para bien o para mal; quienes dieron su voto a favor celebrarán el triunfo por todo lo alto, el resto, tiene dos opciones: aprovechar la ola y detectar las oportunidades o morirse en el intento. Este suceso, que impacta a todo un país y que incluso tiene repercusiones internacionales, cae como anillo al dedo para echarle coco a eso de las oportunidades porque pensándolo bien: ¿Qué oportunidad puede existir en plena coyuntura, con tanta incertidumbre y ante las advertencias de lo que está por venir? Eso, depende de cada uno y de su capacidad para ver más allá de la superficie. El mundo ha funcionado y sigue girando a pesar de las múltiples traiciones políticas, de las guerras, de las hambrunas, de los genocidios, de los exilios, de los éxodos. La historia ha juzgado a ciertos personajes como vencedores y a otros como vencidos pero en realidad, unos y otros no han hecho otra cosa que ser oportunistas (en el buen sentido) y sacar el mejor provecho de las circunstancias o los acontecimientos y han resultado beneficiados de ellas. Convertir una situación determinada en una oportunidad también requiere de información, ¿Qué es lo que escuchamos o leemos en los medios, de las personas cercanas a nosotros? ¿Cuáles son los temas que platicamos con los demás? Eso que nos repetimos a diario también influye en desarrollar una visión oportunista o no.

Así que el primer paso para identificar una oportunidad, es mirar diferente a las circunstancias y tratar de detectar cómo puedo convertir eso que sucede en algo favorable para mí; no es fácil, se requiere de práctica, experiencia y un poco de intuición ¿Difícil? En unos días veremos ante nuestros ojos un hecho histórico que creímos nunca sucedería y si eso fue posible, seguro que muchas otras cosas en la vida también son realizables si las vemos a través del cristal de las oportunidades. ¡A buscar oportunidades!


Leer también


Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis