Se encuentra usted aquí

Y Usted, ¿qué opina...?

Lunes, 02 de Octubre 2017 - 17:00

Autor

federico-cabrera.jpg
Federico Cabrera

Compartir

tenochtitlan.jpg

Entrevista de “El Viene Viene” –enviado especial de Ruiz Healy Times- con la Madre Naturaleza.

 

Viene Viene: Gracias Señora por concederme esta entrevista.

Madre Naturaleza: Te diría que “a tus órdenes” pero ¡ya estuvo bueno! Hablando al chile, te diré que “A mis Órdenes” estás tú y todos los de tu especie. ¿Qué quieres saber?

Viene Viene: ¿Cómo ve lo sucedido?

Madre Naturaleza: ¡Del carajo!

V.V.: Una vez más, parece que se ensañó. No contenta con el 85, otra vez volvió a la carga. Como que se pasó de lanza, ¿no cree? Ya bastante teníamos “sin autoridad”, sin líderes ni rumbo y a expensas de una serie de pillos y criminales en prácticamente todo el país; y Usted vuelve a aventarnos la pelota del “auto-gobierno” por parte de la sociedad civil “desorganizada” pero “organizada” por sus propios huevos a la hora de las tragedias. ¿Pu’s qué le hemos hecho?

M.N.: Ni me han hecho “nada” ni me van a “hacer”. Y no me toques ese vals porque yo solo bailo zapateado. Sigan haciendo sus jaladas y retándome por todos lados y a ver quién gana. Yo no me ocupo de cosas menores. Es más, ni me ocupo. Yo sólo me “manifiesto”. Y no me echen la viga. Primero sáquense las pajas de la cabeza y pónganse a jalar ¡en serio! No están tratando con su idiota, ni me traten como si yo fuese partido de oposición. No ando buscando hueso ni protagonismos.

Mira mijito: Pa’que te eduques y me entiendas. Nomás ubica al Valle de Anáhuac –ese que los ocurrentes han venido a llamar la CEDEMEQUIS-. Ahí han estado mis terrenos desde antes de que cualquiera de Ustedes existieran. Como míos son todos los confines del Planeta.

En el caso del Valle se aperraron y se atascaron. Creyeron que donde habitaba uno, podrían habitar “todos”: la familia, los compadres, allegados, acarreados, las y los concubinas y concubinos, y toda la carga institucional del centralismo. Y así –por siglos- cuantos más cuantos millones se apiñaron como les vino en gana. Pero aquí NO papá. Aquí “se forman”. Así como tú “apartas los lugares” de estacionamiento en la calle con tu pinche bote, yo ya tenía apartado el lugar del Valle desde la Eternidad. ¿Me captas?

V.V.: “No pu’s sí”

M.N.: Entonces, pa’ empezar no chilles. Ancestralmente vieron que el Valle estaba de poca madre. Y comenzaron a llamar con campana para que vinieran a asentarse decenas, centenas, miles y luego “millones”.

V.V.: Bueno Señora, la migración hacia los centros urbanos ha sido conducta centenaria en todo el mundo. Con “estricto apego a Derecho…” nos protege no sólo la Comisión Nacional de Derechos Humanos, sino hasta la “Interamericana”. Como dicen los más dilectos políticos y los más exquisitos “intelectuales” y “comentócratas” esgrimistas del idioma: ¡HOY POR HOY!, ¡AL FINAL DE DÍA!, ¡ME QUEDA CLARO! que poseemos la “prerrogativa”  -entre otros logros emanados de la Revolución- del “Libre tránsito”, la “Libertad de Asociación y manifestación”. Y sobre todo el “Derecho a la Vivienda”. Hoy el INFONAVIT con Penchina está que rechina con el mega-business político y económico que se va a dejar venir. No podemos dar marcha atrás y regresar al México rural. Con todo respeto, Señora Mía, pero ¡no la joda!

M.N.: NO, ¡no la jodas tú! A mí no me vas a marear con tu grilla de quinta. La “migración” hacia los centros urbanos y la sobrepoblación ha sido el resultado del “acomodamiento” por conveniencia, fodonguez y suma de insondables cochupos, por no estimular ni planificar concentraciones humanas en diversas áreas que ustedes mismos han despreciado. Llegaron, invadieron y saturaron regiones y zonas que por un lado nunca les pertenecieron ni les pertenecerán. Lo que yo llamaría una auténtica ¡“invasión” de terrenos! Amparándose en “derechos” que ¡YO NO OTORGUÉ!, sino que Ustedes se los auto-otorgaron; escudándose en una serie de “quesque principios de Derecho” que Ustedes mismos establecieron en desafío a Fuerzas cuya magnitud ignoraron; y han venido burlando por sus purititos huevos. Todo desde tiempos inmemorables, desde épocas prehispánicas hasta la fecha. Pero ni soy maistra de historia, ni tengo tiempo de pormenorizarte época tras época. Ya estás suficientemente crecidito como para saberlo y si tu ignorancia es tal ¡googueléatela! Y en lugar de ver páginas porno ponte a indagar cómo era el Valle de Anáhuac en los tiempos en que Cortés le andaba por las enaguas a Marinita. En el Valle ya había ¡de todo! Desde plazas comerciales hasta Ejes Pluviales. Don Goyo ya se daba sus toques y se le escurría el magma al imaginarse lo que cubren las nieves que tapan a Ixta la dormilona. Y desde entonces ya se vivían inundaciones, terremotos, caídas de edificaciones y muertes.  

V.V.: Pero madame, a qué viene tanto rollo. No me diga que nos culpa por los imponderables del 9-85 o del 9-17. ¡No me ching….(piiiip)!

M.N.: Mira, pa’que me entiendas. Así como hubo quienes en los años 50’s y 60’s se hicieron de los llanos de Satélite en el norte de la CEDEMEQUIS o Santa Úrsula en el sur de la misma capirucha; y los lotificaron y luego vendieron, revendieron –quesque “urbanizaron” y construyeron a lo bruto; secaron el Lago de Texcoco entre otras lindezas; otros se dedicaron a entubar cuanto río y arrollo encontraron a su paso. De ahí se siguieron poniéndole en su madre a los mantos acuíferos a partir de la deforestación y la extracción indiscriminada de agua y contribuyendo a la extensión del subsuelo arcilloso y la formación de grandes oquedades subterráneas por donde las ondas sísmicas buscan camino y corren como el agua. Eso sin hablar de la “red” de agua y drenaje con tramos casi centenarios desangrándose bajo tierra, gota a gota, y que ha venido formando sus propios canales de erosión de manera silenciosa y constante. ¿Socabones? Más bien ¡socabrones! Parafraseando al “este puño sí se ve” de los pseudo izquierdistas, ¡esa mierda no se ve!

V.V.: ¡En la madre, Madre! Y como pa’dónde quería que nos fuésemos, si “aquí nos tocó vivir”.

M.N.: Pues unos habrán llegado por casualidad –porque aquí los parieron- otros por necesidad, otros por gusto, otros por engaño y otros por oportunismo; pero ese no es mi pe… (piiiip).

V.V.: ¡Ah! ¿O sea que Usted se lava las manos?

M.N.: ¡A weblito, Berners-Lee! Y tus nietos de la WEB. Yo no me ando por las redes. ¿Qué querías… que me responsabilice de las trapacerías humanas? No señalo a los humanos como “responsables”. Los acuso por “irresponsables” por no atender a una buena parte de mis advertencias: llámense terremotos, huracanes, inundaciones, sequías, etc. Hace tiempo que debieron de haber hecho mucho y prácticamente no han hecho nada; más allá de ver cómo se agandallan unos a otros.  

V.V.: ¡Pa’su madre, Madre! Nomás no se pase. Conforme al nuevo Sistema Penal Acusatorio ¡todos somos inocentes!, como Pepe El Toro. Y si Usted nos acusa sin pruebas, está violando el Debido Proceso y se le puede caer el caso…

M.N.: A Ustedes son a los que se les van a caer pero “las nalgas” si cuando me vuelva yo a acomodar no han hecho “algo” más allá de tanta ¡campaña de saliva!

V.V.: ¡Pruebas, pruebas… Madre desnaturalizada!

M.N.: ¡Pruébense a ustedes mismos! ¿No has escuchado las “campañas” que se traen? No sólo falsas, insulsas, ridículas y hasta insultantes. Ni ante el dolor, la tragedia y la impotencia de los afectados doman su avidez “disfrazada de altruismo”.

V.V.: ¡Pruebas vetusta dama!

M.N.: Desde el “México sigue en pie” del 85, cuando se dedicaron a perorar desde el gobierno, mientras gran parte de la población no sólo estaba “de rodillas”, sino semienterrada en vida o resucitada de entre los muertos. Ni las manos metió el entonces “gobierno” y la “reconstrucción” sirvió –como en el caso del Plan Marshall con Europa después de la guerra- para hacer “el negocio de los negocios”. Solapando o tapando las porquerías y permitiendo que se volvieran a ocupar predios y edificaciones que debieron haberse desocupado y dinamitado.

V.V.: Eran “otros tiempos”. Nadie hubiese cargado con el “costo político” de dejar a tantos sin casa. Sin embargo, ¡México “despertó”! Se establecieron nuevas y más seguras “normas de construcción”.

M.N.: ¡Despertaron, madres! Despertó una clase de vivales y oportunistas. Y si se dieron nuevas “normas de construcción” fue precisamente porque las existentes hasta entonces eran una mierda y afloró lo inocultable.

V.V.: Pero ya no es así. De no haber sido por esos cambios, estos últimos terremotos habrían causado mucho más muertes. Llegó el chavo del Ocho Punto Dos y ¡nos hizo lo que el aigre al peje!

M.N.: Sí cómo no… ¿Y a los doce días?

V.V.: ¡Bueno! “Lo que pasa…” es que ya nos agarró “sentidos”. ¡Ni que fuésemos supermanes!

M.N.: Sí, ¡tan sentidos! como el edificio de la SCT desde el 85 y que hasta la fecha lo han mal tenido “en pie”. Al igual que tantos otros edificios “tocados”, pero vueltos a ocupar. El Ocho Dos sólo aflojó algunas tuercas. ¡Primera llamada, Primera! El Siete Uno ¡Segunda llamada, Segunda! Botó algunos birlos y tiró lo que estaba colgado con alfileres.

V.V.: Y si es Usted ¡tan ching…(piiip)! ¿Qué podemos esperar?

M.N.: ¡Mira güey!, yo no soy como tus politiquillas y politiquillos. Yo no me manejo por “encuestas” ni ando “cantando” lo que hago, ni lo que voy a hacer. Ni cacaraqueo por adelantado: ¡Voy a ganar!, ¡Voy a ganar! Cuando “toque”, tocará: ¡Tercera llamada, Tercera….! ¡Comenzamos! Y cuando yo comience, ¡van a volver a chiflarme y a burlarse como siempre lo han hecho! A que no vuelve a suceder ¡Lo peor ya pasó! “Tenemos que volver a la ¡normalidad!”.

¿Normalidad…? Si se han pasado precisamente “las normas” por el ángulo de la entrepierna. ¡Fuerza México! ¿Fuerza? ¡Madres! ¡REFUERZA! ¡REFUERZA LO REFORZABLE!, ¡TIRA LO ENDEBLE Y AMENAZANTE! Y ¡NO EMITAN UNA SOLA NUEVA LICENCIA DE CONSTRUCCIÓN EN EL VALLE DE MÉXICO, EXCEPTO LO DEMOSTRABLEMENTE IMPRESCINDIBLE Y SUJETO A NORMAS “INVIOLABLES”!

V.V.: Y dale contra las campañas. ¿En qué le incomodan?

M.N.: Nada me incomoda, pero me insulta el cinismo, el tiradero y desperdicio de recursos; la “cortedad” de miras; el “oportunismo y la pérdida de tiempo”. ¿Por qué no utilizar todo ese tiempo, todos esos medios, todas las redes para ponerse a DIFUNDIR CÁPSULAS Y TÉCNICAS DE ACCIÓN, REACCIÓN Y PROTECCIÓN? En lugar de repetir hasta el asco tanta estupidez. A los pobres descerebrados “Obligados y Pagados” para brindar “Protección Civil” a la población, ¡todo! se les ha ido en repetir “cifras” inconsistentes del número de muertos, edificaciones afectadas, o en tomarse la foto o agarrar el micrófono. En lucir su estupidez y pequeñez.

¿Ya escuchaste una campaña vergonzante con “Locutor en Off” con voz engolada y afectadamente falsa que ni él se la cree: “….unidos, como sólo los mexicanos sabemos hacerlo….”?

¡Ahora sí! Llamado a la “unidá” intercalando expresiones “sobreactuadas” del “presidente” diciendo: ¡Y aquí me van a ver…! ¡Voooy! ¿Cómo tragarse patrañas como esa luego de enterarse del gasto superior a los TREINTA Y CUATRO MIL MILLONES  de pesos destinados a la promoción del presidente y su partido? Mensajes firmados con la pifia gestada desde el sexenio pasado de “….este mensaje es ¡PÚBLICO! Ajeno a cualquier partido político…" (Sí cómo ño). Ajeno a cualquier partido pero “RUBICADOTE” –quesque subliminalmente- por el partido en el poder. El pecado es venial en el caso del imbécil que lo genera, pero “mortal” por parte de quien se traga esas mentiras.  

Por su parte el INE –sin decir con cuánto se va a caer- gastando recursos y OCUPANDO tiempo vital de las ondas de radiodifusión, emitiendo “radio-gemidos” en el mismo sentido. Ni qué decir de la campaña demente de “los pajaritos que desaparecen” firmada por la “Cámara de Diputados”. ¡No tienen madre!

¡Unidos tienen los “esos” de donde los deberían colgar!   

Por todas partes aparecen “los colgados” del tendedero del dolor.

¡Por cada uno que pongas, yo pongo 2, 3, 5…! Pero eso sí, ¡CON EL PODER DE MI FIRMA! Y mi presencia por delante.

Si son tan “altruistas” las cadenas de autoservicio, ¿por qué no promueven “campañas Marca Libre”, donde “NADIE” NINGUNA EMPRESA O PERSONA LAS FIRME? ¿Por qué no llamar a que NO COMPREN DESPENSAS CON BENEFICIO MULTIMILLONARIO PARA LAS TIENDAS Y TODO RECURSO MONETARIO, TODO DONATIVO EN DINERO SEA DIRECTAMENTE INGRESADO A LA HACIENDA PÚBLICA, CON MONITOREO “POR SEGUNDO” AUDITADO POR FIRMAS DIVERSAS DE AUDITORIA Y RENDICIÓN DE CUENTAS LAS 24 HORAS, “ETIQUETANDO” TODO ESE DINERO PARA DESTINARLO EXCLUSIVAMENTE PARA LA “RECONSTRUCCIÓN”?

V.V.: No, Doña. Ahí sí que ya se pasó Usted de “naturista”. Con todo respeto de Usted y la finísima, docta, selecta e intelectual Clase Lectora de esta Columna de Ruíz Healy, pero ¡“se chingan” la lana!

M.N.: Es posible. Aunque se podría “obligar” por ¡mandato popular! a las y los bolsonas y bolsones legisladores a expedir “Leyes Express” –como si estuviesen bajo condiciones de guerra- para emitir DECRETOS y LEYES en el sentido de que -quien malverse un solo centavo de los FONDOS PARA LA RECONSTRUCCIÓN- se le someterá a proceso por Delitos equivalentes a ¡Traición a la Patria! ¡Secuestro! ¡Trata de Personas! y ¡Crímenes de lesa Humanidad! al “medrar” de hecho, palabra, omisión o colusión con el dolor y la necesidad de la población. Instituyendo, ahí sí, NO LA PENA DE MUERTE; simplemente la PRISIÓN PERPETUA en penales –ahora sí- de ¡máxima seguridad!

Por la “emisión de Decretos al vapor”, ustedes ¡se la saben de todas, todas! ¿Ya no te acuerdas cómo el Jolopo de un plumazo y en un arranque de histeria –chillando- se amachinó a toda la banca del país para luego dar paso a que la subastaran en el extranjero para acabar donde acabó?

V.V.: ¿Y ya que Usted me está saliendo tan visionaria; por dónde comenzaríamos con la “reconstrucción”?

M.N.: “Reclutar, Formar y Consolidar” –con urgencia y en tiempo contra reloj como en caso de guerra- grupos TÉCNICOS para la evaluación de predios y construcciones. En lugar de tanta “quesque educación media superior”, formar auténticas “guerrillas” de técnicos formados y probados a manera de “colegio notarial” para realizar esas evaluaciones. Determinar de manera puntual e “inmisericorde” qué predios y edificaciones quedan sujetas a “reforzamiento y apuntalamiento”; cuáles destinadas a su demolición y “determinar” zonas –como las definidas “santuarios” o “zonas ecológicas inafectables”- donde NO se podrá edificar ¡nunca más! Y desarrollar “programas de verificación de construcciones anuales”. Así como inventaron el “Hoy No Circula”, aplicar el “Aquí No Se Habita” por obsolescencia o caducidad de las construcciones, y supervisión permanente del “peso” y “sobrecarga” a los inmuebles.

V.V.: ¡No se la jale, Doña! Con todo respeto a su condición de “género”. Eso le partiría su madre al desarrollo inmobiliario, al Sector de la Construcción y a toda la cadena productiva derivada de allí…¡Ay! No jale…

M.N.: Por respeto a tu “imbecilidad”, no te respondo como mereces. ¡Nada de eso! No seas bruto. Al contrario, sería el sector más estimulado e impulsado. Estaríamos hablando de la “reubicación”, y eso sí que generaría una macro actividad económica y social. Fueron muy fregones para construir como y donde NO se debe; pueden ser igual de fregones para hacerlo en otra parte y como sí se debe.

V.V.: ¡Ay, Vieja! eso convertiría a la CEDEMEQUIS en un “mausoleo”. La mayoría de la población se vería obligada a emigrar. ¿En qué acabaríamos...?

M.N.: Mira, si no eres tan pen…(piiiip), de eso se trataría. De REVERTIR en la mayor medida lo que nunca se debió de dar. Así como paso a pasito se promovió la migración hacia el “centro”, paso a pasito promover “el éxodo”. Pero con “ESTRATEGIA”, ¡NO A LO “VIENE-VIENE”!, es decir a lo pend...(piiip), como en el 85 cuando la chilangada se desparramó hacia ciudades como Guadalajara, Monterrey, Cuernavaca, Querétaro, etc., donde acabaron odiando a los ñeros de la capirucha. Se trataría de “detonar” “Ciudades, polos de desarrollo Satélite” donde la población encuentre nuevas opciones de vida.

Date cuenta. Aún no acaban de construir el nuevo aeropuerto de la CEDEMEQUIS y ya comenzó a revolotear la zopilotera sobre los terrenos del actual aeropuerto e irse ¡sobres! ¡Listos pa’ hincarle el diente a lo que quede!

V.V.: ¡No M&M! Madrecita Nuestra. Su propuesta llevaría años, décadas, tal vez ¡Siglos! Los “actuales” ya no estaríamos aquí para verlo. ¡Y a nosotros nos URGEN soluciones a la de ya!

M.N.: Sí. Puede que lleve un poco más de tiempo del que les llevó darle en la madre al Valle de Anáhuac. Yo, como La Naturaleza, no tengo prisa. Como dijera el carpintero que barnizaba el confesionario a aquél confesado quien llegó a acusarse de que “se la jalaba mucho” y le dijo: ¡Por mí arráncatela!, yo sólo estoy barnizando el confesionario…” Igual en el triste caso de Ustedes, ¡por mí, arránquense lo que tengan, pelos o vida! Ustedes sólo están de paso. Yo aquí permanezco y permaneceré porque son ¡Mis Dominios!   

V.V.: ¡inchi vieja! ¡’tas bien pirada...! Mejor aquí cortamos la entrevista antes de que Don Lalo y Madame nos manden al carajo.

M.N.: ¡No te apures mijito! ¡Tómate tu tiempo! Y acuérdate que acá seguiré para “acogerte” –sin albur- en cualquier momento y cuando menos te lo esperes o imagines. Obviamente, a quienes se los va a volver a cargar será como siempre a “los jodidos” en turno. Y no me vayan a querer aplicar la Ley anti-discriminación. Yo no discrimino. Agarro parejo. Aunque como siempre, las pulgas tienen preferencia por el perro más flaco. La jodidencia no la inventé yo. La han generado y promovido entre Ustedes. Y tu entrevista, te la puedes guardar por la vía que mejor te acomode.

¡Que tengas un excelente día!

(Esta entrevista es pública; ajena a cualquier partido político; queda prohibido su uso para fines distintos a los establecidos por la conciencia y la progenitora de quien la firma).

chrome_2018-07-24_16-51-35.jpg
Número 19 - Julio 2018
Descargar