Se encuentra usted aquí

Viejos Lobos de la Corrupción

Viernes, 02 de Marzo 2018 - 15:30

Autor

carlos-sagaon.jpg
Carlos Sagaón Ruiz

Compartir

politicos.jpeg

México tiene una enorme lista negra de corrupción a lo largo de su historia. No obstante, muchos de los enlistados intentan alejar su pasado dudoso y continuar con su trayectoria política, suponiendo que la memoria histórica de los ciudadanos no recordará los daños provocados a nuestra nación. En este periodo electoral, han salido a la luz nombres de funcionarios con historial cuestionable que inician una nueva y ambiciosa búsqueda de poder dentro de las filas de algún nuevo gabinete. Lo más lamentable son las fuertes probabilidades que tienen de ocupar un puesto clave en las altas filas de la política mexicana.

El Gobierno priísta actual tiene ya muchas manchas de corrupción, impunidad y actos ilícitos. Basta mencionar que nuestro Presidente actual, Enrique Peña Nieto, cuenta con un desalentador 12% de aprobación nacional. Lograron, hasta cierto punto, enmendar su historial al designar a un candidato Presidencial con aparente perfil de honestidad al cual, hasta el momento, no se le ha encontrado ningún movimiento irregular. Sin embargo, la decadencia de la fachada pulcra del PRI fue casi inmediata, pues en el recién nombrado equipo de campaña de José Antonio Meade si figuran nombres que no producen confianza por su pasado controvertido. Por un lado, Manlio Fabio Beltrones, quien llegó a desempeñar la dirigencia del Partido, fungirá como su coordinador de los trabajos de campaña en la primera circunscripción. Beltrones recibió acusaciones de alianzas con el narcotráfico en una nota del periódico The New York Times en 1997. Poco después se fortalecieron los presuntos nexos entre el político y Amado Carrillo. Por otro lado, bajo su administración, el PRI sufrió una de sus peores derrotas electorales en 2016, por lo que Beltrones tuvo que renunciar al cargo.

Por otra parte, una de las más allegadas al candidato tricolor, Rosario Robles, fue Secretaria de Desarrollo Social de 2012 hasta 2015. Su gestión fue acusada de desvió de recursos que suman una cantidad de más de 1,700 millones de pesos. Hoy en día, la oposición acusa al propio Meade de encubrir dicho fraude, aunque, como mencioné anteriormente, no se ha comprobado su participación.

En el caso del PAN, las acusaciones más severas de la presente campaña apuntan directamente al aspirante a la Presidencia, Ricardo Anaya. El queretano es acusado de desviar recursos de un terreno de su propiedad, el cuál vendió a una supuesta empresa fantasma. Las imputaciones han cobrado fuerza preocupantemente, aunque no han logrado concretar una prueba fehaciente del ilícito. Cabe destacar que no es la primera vez que Anaya se ve envuelto en polémica por sus finanzas personales. Recordemos que sostuvo, durante varios meses, un conflicto legal con el periódico El Universal, quienes lo señalaban de mantener un estilo de vida inconmensurable, pagando escuelas privadas a sus hijos en Atlanta y financiando vuelos en primera clase para visitarlos semanalmente. La demanda legal favoreció al candidato panista, pero su reputación si quedó pringada. En “El Frente” figuran también otros personajes que ponen en tela de juicio la transparencia del Partido, no sólo por la polémica, sino por el nepotismo. En Veracruz, el hijo del Gobernador Miguel Ángel Yúnez (quien ha sido cuestionado varias veces) es candidato para suceder a su padre. En Puebla, la esposa del ex Gobernador, Rafael Moreno Valle, será quien compita para la Gubernatura de su Estado.

MORENA, el Partido que cuestiona “La Mafia del Poder”, es el que más ha sido criticado por la incorporación de políticos corruptos en la presente contienda. Por un lado, López Obrador postuló como candidato plurinominal al Senado al líder del sindicato de mineros, Napoleón Gómez Urrutia, fichado de la Interpol por fraude de 55 millones de pesos a sus trabajadores. Hoy en día, es un refugiado político en Canadá. Otro de los nominados al Senado es Germán Martínez “El Nazi”, el cuál evidencia la dicotomía del Partido. El antiguo Presidente del PAN fue de los mayores opositores de Obrador. Incluso lo acusó de tener un título profesional falso. Marcelo Ebrard, ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal, “resurgió de las cenizas” para fungir como uno de los operadores políticos de la campaña de AMLO, tras las irregularidades en la construcción de la línea 12 del metro, donde estuvo implicado directamente. Tenemos también al ex futbolista Cuauhtémoc Blanco, hoy alcalde de Cuernavaca por el Partido Encuentro Social. Será el candidato de MORENA a la Gubernatura de Morelos a pesar de su evidente falta de preparación y las innumerables controversias personales y políticas. Creo que Andrés Manuel López Obrador se tomó muy en serio su papel de “Mesías” y su facultad de otorgar amnistía, ¿No?

Lo que sí tienen en común las tres coaliciones que compiten por la Presidencia de la República es que todas se jactan de tener un equipo transparente, libre de corrupción y con la mejor preparación… Y los tres mienten. Estos son sólo algunos de los ejemplos más descarados, pero si indagamos en el pasado político de cada uno de los funcionarios que buscan un lugar en la elección venidera, seguramente encontraremos muchos más datos decepcionantes.

Si con estas cartas buscan hacerse del cargo político más importante de nuestro país, no sé qué podemos esperar del próximo sexenio…

2018-04-27_15-36-58.jpg
Número 17 - abril 2018
Descargar