Se encuentra usted aquí

Una oposición “Fifi” y muy chiquita

Martes, 09 de Octubre 2018 - 15:00

Autor

israel2.jpg
Israel Aparicio

Compartir

oposicion.jpg

El internet se inundó de opiniones airadas por la boda de Cesar Yáñez, excoordinador de comunicación social durante las campañas del ahora presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO), debido a que su ostentosa boda, contrariaba el discurso de austeridad republicana del futuro gobierno. Las redes sociales y su tradicional virulencia, sumada a los memes, tuvieron días de bonanza. Incluso AMLO debió salir a justificar que era un evento privado y que los adversarios políticos solo lo usaban para denostar el proyecto político que encabezará.

Si bien la propaganda de la cuarta transformación pregona la austeridad de los funcionarios y su actuar, las portadas de las revistas “fifís” sobre el pomposo evento social contradicen dicho discurso. Sin embargo, la boda tipo celebridad del futuro coordinador de política y gobierno fue pagada con recursos privados, y por más incongruente que sea el hecho, al no estar financiado por fondos públicos termina siendo un chisme más de la farándula. Aunque existe la posibilidad de que le cueste el puesto al iluso socialié de Yáñez.

La oposición, ese mito genial que sobrevive del erario y la memoria ciudadana de los “desencantados” del primero de julio, obtuvo un poco de pólvora para aventar algunos juegos pirotécnicos sobre el nuevo régimen que les aplastó de forma contundente en las urnas. Unos días todo mundo se dio gusto en las redes sociales tan afines a los fenómenos virales de los políticos y sus contradicciones innatas.

Muy lejos de las páginas centrales de la revista española del corazón, está la oposición reducida a su mínima expresión alimentándose de pequeños “chismes”, pifias declarativas de exactores y strippers advenedizos a la política, o de la reversa de promesas de campaña que no son factibles de realizar por el futuro gobierno. La oposición de los partidos políticos representados en las cámaras legislativas, gobiernos locales y estatales, no han hilvanado una sola idea propia que les diferencie del gobierno de Morena, no han realizado propuestas nuevas o defendido alguna reforma estructural de las que fueron constructores.

La debilidad de la oposición es tan visible, que las crisis al interior de cada partido no resistirían el mínimo ejercicio de autocrítica y análisis de sus respectivas debacles electorales. Sobreviven de los pequeños escándalos que va protagonizando el régimen de AMLO, se incrustaran como invitados secundarios en la agenda nacional, donde el gobierno de eso que llaman la izquierda, tiene ideas claras sobre algunos temas, y en otros literalmente solo tienen ocurrencias demagógicas irrealizables.

La oposición parece un virus inoculado que espera pacientemente que el futuro gobierno baje sus defensas naturales y lo invadan como una enfermedad oportunista que le provoque una gripa, alguna alergia, pero que en definitiva será insuficiente para causarle un mal crónico o la muerte.

En el caso del Partido Acción Nacional (PAN), se dice es la única oposición real al lopezobradorismo, sin embargo su bancada es apenas un poco mayor a otras bancadas en el congreso y el senado. Si bien cuenta con gubernaturas y algunos municipios importantes en el país, su fuerza política esta mermada desde que el fallido candidato presidencial, Ricardo Anaya, demolió las estructuras del partido cuando se “agandalló” todo el botín político. Este grupo que se apoderó incluso de los pocos espacios de poder que se rescataron, mantiene secuestrado al PAN, y un ejemplo claro es el expresidente nacional, Damián Zepeda, impuesto por Anaya, y que a su vez se impuso a sí mismo en la coordinación de la bancada panista en el senado.

El caso más patético e ilustrativo de la profunda crisis del PAN ocurrió cuando el senador Ismael García Cabeza de Vaca fue “balconeado” cuando en plena sesión, chateaba sobre su deseo de contratar servicios sexuales, además de manchar la horna de una influencer a la que confundió con escort. El grupo parlamentario, secundado por las senadoras panistas, muchas de ellas con historia en la lucha de igualdad de género, tuvieron que tragarse el sapo de apoyar la insuficiente disculpa pública del senador misógino que literalmente “padroteo” a su bancada.

En el Partido Revolucionario Institucional la crisis es más profunda por su conformación histórica construida siempre al amparo del poder político. Al ser una bancada apenas arriba de las “chiquilladas”, su gen político “negociador” le llama más a “vender caro su amor” que a disciplinarse y luchar desde la oposición para recuperar la “confianza ciudadana” a la que históricamente siempre ha defraudado. Al interior del partido se dijo que habría un llamado a la reflexión y la autocrítica para analizar los resultados electorales que le condenaron casi a la extinción política, pero la comisión revisora está encabezada por los mismos cuadros que llevaron a la debacle electoral al otrora todo poderoso partidazo. Las siglas del partido parecen estar condenadas a ser fierros viejos de un simple valor simbólico.

Además de cargar con el histórico estigma de la corrupción, la impunidad y la represión, sobre todo después de la inscripción del movimiento del 68 en el muro de honor del congreso de la unión. Si algo hiciera falta en la desacreditada marca política, el oprobioso sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, puede pasar a la historia como el peor presidente de la era moderna, con los negativos históricos que le perseguirán de por vida, así como a lo que queda de su partido político que paga el karma de la desgracia infringida a México.

Para finalizar el Partido de la Revolución Democrática está en la línea de la supervivencia política y se convirtió en una rémora del poder, ya es oficialmente un partido más de la chiquillada. Con inexistente fuerza política, continua secuestrado por esas sanguijuelas que son “Los Chuchos”, que sin lugar a dudas terminaran por darle los santos oleos, a lo que fue un partido de izquierda con presencia nacional.



Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis