Se encuentra usted aquí

Un yerno chamaqueado

Jueves, 01 de Marzo 2018 - 15:30

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

videgaray-kushner.png

Ayer por la tarde cundió una información proveniente del Washington Post (WP). Según ésta, fuentes de alto nivel en la Casa Blanca revelaron que enviados del gobierno mexicano intentaron manipular al yerno de Trump, Jared Kushner. En esta tarea, no están solos los perversos mexicas, también enviados de Israel, China y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) habrían hecho lo mismo. Se precisa en la nota que los enviados mexicanos habrían discutido cómo manipular al susodicho. Por esta razón, le han negado a Kushner el acceso a información clasificada.

Hay que reconocer que esas habilidades no se le conocían a Luis Videgaray, de quien se sabe tiene una buena relación con Kushner. Gracias a esto, incluso en los peores momentos de la relación México-Estados Unidos (EUA), el canciller mexicano ha tenido acceso a la Casa Blanca. Aquella situación en que Trump visitó México como candidato, que provocó muchos excesos verbales de los analistas nativos, se hizo gracias a la buena relación del yerno y el aquel entonces secretario de Hacienda.

De acuerdo a lo difundido por el Post, Videgaray se habría entrevistado con el yerno en una docena de ocasiones durante el año pasado, porque veían en Kushner falta de experiencia, ingenuidad, entre otras lindezas. Se aprovecharon, como quien dice. Estas entrevistas se habrían efectuado sin pasar por el Departamento de Estado y sin la presencia de funcionarios más avezados.

Apresuradamente, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) ha informado que los encuentros fueron “estrictamente profesionales” (¿había la duda de que fueran de otra forma?). Por supuesto, las fuentes del WP no están cuestionando que las reuniones fueran personales, sino que habían tenido como meta manipular para hacer avanzar los intereses de México. Todo este asunto parece salido de la mano de Ibargüengoitia y no de una relación seria entre gobiernos formalmente amigos. ¿Comparar a México con China e Israel? Qué honor.

Al parecer, lo que está detrás de todo esto es una pugna interna al interior del gobierno norteamericano por acotar a los cercanos de Trump y ganar más espacios para hacer las cosas diferentes al champurrado del magnate. Ya se verá cómo termina este circo, pero lo relevante es cómo afectará las relaciones entre ambos países, ahora gravemente tocadas. Por lo demás, no debe reprochársele nada a Videgaray, su trabajo es empujar los intereses de México tocando las puertas que le permitan hacerlo. En este batidillo que es la administración Trump, había que acceder a aquellos que estuvieran dispuestos a escuchar al gobierno mexicano. Por otro lado, acusar a Kushner de ingenuo o algo peor parece más bien una táctica sucia para sacarlo de la jugada política. Hay que preguntarse si este trascendido al Post se dio con el pleno conocimiento de Trump. Algo dudoso. Lo más probable es que se hizo a espaldas del ocupante de la Casa Blanca. Si esto es así, en estos días se verá como truena contra integrantes de su propio gobierno. Rodarán cabezas. Más allá de esto, lo malo es que entorpecerá los acercamientos mexicanos que están en un  momento crucial. Los adversarios de Peña estarán de plácemes.

revista_mayo_2018.jpg
Número 18 - mayo 2018
Descargar