Se encuentra usted aquí

Un fin de semana tranquilo

Martes, 13 de Noviembre 2018 - 17:15

Autor

jaime_guerrero.jpg
Jaime Guerrero Vázquez

Compartir

un_fin_de_semana_1.jpg

Una marcha, una renuncia (en realidad fueron dos) y una grabación podrían ser el resumen de este pasado fin de semana. Como se había convocado, el día de ayer se llevó a cabo la marcha a la que los allegados de López Obrador calificaron de fifí, un calificativo salido de una mentalidad propia de los años 40 y que revela mucho de la “cultura” de quien lo acuñó (cabe preguntarse si en algún momento utilizarán los calificativos catrín y fufurufo para correr a poner de nuevo a Sara García en el nicho de abuela oficial de México).

Se calcula que asistieron entre 5 y 7 mil personas no acarreadas, algo sumamente raro en estos días. Más allá de la pretensión de los convocantes, los medios destacaron la petición de que se construya el nuevo aeropuerto en Texcoco. En segundo término, su oposición al método consultas patito. En realidad, nada que pueda preocupar a López Obrador o a MORENA. Habrá que estudiar el porqué una serie de actos que denotan la centralización del poder político en una figura, el presidente electo, no ha causado más preocupación en las y los mexicanos. Por si fuera poco, los llamados superdelegados estatales estarán bajo el mando directo de López Obrador. Décadas de quitar el poder a la Presidencia para que en unos meses se retroceda con la indiferencia o complacencia de amplios sectores de la sociedad.

No fueron una sorpresa ni la renuncia de Felipe Calderón ni el triunfo de Marko Cortés. Tampoco lo es la pertinaz destrucción de la oposición panista, la única que por el momento puede hacerle frente al discurso lopezobradorista. ¿Cuál es la apuesta de Felipe Calderón y Margarita Zavala? Es posible que traten de hacer un partido para obtener el registro dentro de tres años y competir en 2024. Esto sería posible suponiendo dos cosas: que el gobierno que iniciará el próximo 1° de diciembre sufra un desgaste o bien que las reglas electorales actuales sigan vigentes. Ambas cosas difíciles de garantizar. Por otro lado, la tarea de Marko Cortés, luego de una elección muy cuestionada, parece cuesta arriba: unir a un partido derrotado, sin proyecto y dividido. No se equivoca Fernández de Ceballos cuando dice que la salida de Calderón fortalece a AMLO. Este no tendrá que tomarse la molestia de destruir la oposición, esta lo hará por sí misma. La segunda renuncia no es sorpresiva tampoco ni trascendente: se va Alejandro Sánchez Camacho del PRD. En realidad, su renuncia lo incorporará a las filas de MORENA, en donde sus jefes ya lo esperan.

Cierra el fin de semana una supuesta grabación de Tomás Ruiz, en un tiempo titular del SAT y en otro funcionario de Javier Duarte. En la grabación señala Ruiz que hay preocupación entre los banqueros (y otros) porque los funcionarios del próximo gobierno no saben hacer las cosas. El lenguaje usado hace suponer que se trata de una falsa noticia. Por lo demás, no es necesario que Ruiz o cualquier otro diga que los seguidores del Peje en su gran mayoría no saben hacer las cosas, ¿o sí?


Leer también


Número 23 - Noviembre 2018
revista-portada.png
Descargar gratis