Se encuentra usted aquí

Todo por un maldito muro

Martes, 19 de Junio 2018 - 15:00

Autor

stephanie-henaro.jpg
Stephanie Henaro Canales

Compartir

captura_de_pantalla_2018-06-19_13.20.48.png

 

Cuando pienso que Donald Trump no podría llegar a un punto más bajo para lograr todo aquello, que le pueda conseguir ser reelecto en el 2020, siempre consigue sorprenderme. Estamos viviendo una crisis humanitaria sin precedentes en la historia de la frontera norte que fue creada como estrategia de negociación para que los demócratas accedan a darle lo que necesita para construir su maldito muro y que este pueda sonreír victorioso a sus electores para decir que esta es otra promesa de campaña más cumplida.

Con esta cero tolerancia que está construida sobre el sufrimiento de familias desmembradas y niños inocentes que son puestos en jaulas, sin deberla ni temerla, el magnate pone en marcha otro engrane más de su maquinaria malvada para perpetuarse en el poder. Pudiendo decir na sus electores que esta es otra promesa de campaña más cumplida para así poder salir favorecido en las elecciones de medio término en noviembre y que así pueda cumplir con su gran ambición de quedarse en el poder hasta el 2024.

Lo peor del caso es que lo que esta pasando no es un hecho aislado. Porque en primera, hay que aceptar, que las acciones de Trump son el reflejo de un sector de la población estadounidense que, aun después de tantos siglos, mantiene una “mentalidad de isla” y pretenden sentirse más seguro rechazando a los que han llegado en “el último barco.” Por lo que Trump lo único que ha hecho es capitalizarlo. Mientras que en segunda, va acorde con las políticas mundiales basada en la xenophobia y políticas de extrema derecha que han empezado a manifestarse al rededor del mundo. Sobretodo en Europa en donde Roma, Berlín, y Viena han comenzado a formar el eje más ofensivo. 

Las prácticas de la “política de cero tolerancia” de la administración Trump ciertamente recuerdan a las de los campos de concentración durante la época del nazismo y este ha usado justamente  a Europa para impulsar su “cero tolerancia” diciendo que la cultura de estos países ha sido violentamente alterada al aceptar a los refugiados.  Para el magnate Estados Unidos no será un campo de inmigrantes, y no será un complejo para mantener refugiados”.

Sosteniendo que “entre los inmigrantes que buscan entrar al país hay personas “que pueden ser asesinos y ladrones, y que un país seguro empieza por la frontera.” Declaraciones que además de duras y burdas me hacen preguntarme si es que el magnate desconoce la historia de su país o viven en una rotunda negación de lo que es. Porque desde su origen Estados Unidos ha sido un complejo para mantener refugiados ¿ o ya se le olvidó lo que eran los peregrinos ?

De acuerdo con un informe del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos , entre el 5 de mayo y el 9 de junio, dos mil 342 niños han sido separados de sus padres para ser encerrados en jaulas, donde duermen en colchonetas en el piso, comen o juegan. Sin embargo,  de acuerdo con la Secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, “el gobierno no pedirá disculpas” - por esta bajeza humana con fines electorales- y aseguró que “las acciones ilegales tienen consecuencias”.

Todo por un maldito muro.

revista_octubre.png
Número 22 - Octubre 2018
Descargar